E. H. Lightbourne

E. H. Lightbourne
     
Expat / Technically a Lawyer / Ocassional Blogger / Movie Lover / Music Aficionado / Competitive Drinker
SHARE THIS PAGE View Viral Dashboard ›
  • Orgullo? De qué?

    Desde el año pasado (específicamente para el pride del año pasado, por ahí por julio) estoy escribiendo éste post y debo decir que es muy fácilmente el post más difícil que he tenido que escribir en toda mi vida. La República Dominicana no es exactamente el bastión de las libertades públicas del caribe, ni cerca. Nuestro país está agobiado de todas las historias de corrupción, abusos, corrupción, desencuentros, corrupción, desgracias y demás hierbas características del tercermundo que a veces dudo estamos como país (una amiga dice que es el octavo, estoy por creerle) y el tema de las libertades y derechos de las minorías es simplemente la guinda en el pastel. No obstante, como país para poder avanzar en otras áreas de nuestro desarrollo, el respeto a las libertades fundamentales de cada ser humano es intrínseco a cualquier otra reivindicación social: Sin derechos humanos no hay sociedad, sin libertad de expresión y sentimiento no hay democracia. Es por esto que cuando una institución que históricamente ha tomado todas las decisiones mentalmente insanas que ninguna institución ha podido tomar sale a hablarme de si yo tengo o no calidad de vivir u opinar o actuar como entienda, me hierve la sangre de formar inimaginables. La separación de la Iglesia y el Estado es una necesidad y no un invento de un grupo subversivo. El hecho de que nuestro país aún cuente con un Concordato vigente es una mala señal, pero aún más preocupante es el involucramiento que tiene el Cardenal López Rodríguez sobre la vida cotidiana y política de nuestro país. Es increíble que en pleno siglo 21, aún se busque a los representantes de la iglesia católica (en particular a éste representante) para la solución de conflictos que por falta de interés, hipocrecía social o hasta por falta de pantalones no podemos tomar nosotros mismos. Pleitos políticos, deportes, criminalidad, parece que no hay temas en los que algún obispo de turno no sepa qué advertir. Si tan solo fueran objetivos. Nuestro país necesita urgentemente darse cuenta que mientras sigamos asomados a la sombra de la iglesia para cuanto “quítame esta paja” se nos ocurra, no alcanzaremos nunca ese desarrollo en el que supuestamente estamos en vía desde que yo me acuerdo. La comunidad homosexual ya (en el closet o fuera de él) debe dejar de ser el objeto de todas las críticas de una institución de cobija voluntaria y deseosamente a violadores de menores, pervertidos pedófilos, ladrones y demás semejantes. Debe terminarse ya el ataque hacia una comunidad que trabaja y paga impuestos y vive su vida privada como tal y como la Constitución y los tratados internacionales así lo permiten: en respeto a los demás. El problema, muy a desgusto de la iglesia, es que ese respeto se lleva de forma pública, como cualquier ciudadano pleno debe hacerlo, consciente de que por su particupación en la comunidad a través de sus talentos, su esfuerzo y su trabajo, sólo se le debe juzgar cuando viole los principios constitucionales que caracterizan una sociedad supuestamente libre. La teoría de que “amo al pecador, no al pecado” (whatever that means) no es más que una excusa para acabar en privado y en público con un grupo de ciudadanos responsables, cuya vida privada no es problema de nadie. Esto de que “amamos al prójimo, pero no a todos los prójimos” no es más que una versión adulterada de lo que Orwell ya dijo en su obra “La Granja de Animales”: “Todos los animales son iguales, pero unos animales son más iguales que otros” y lamentablemente para la iglesia ya no estamos en 1578, sino que las cosas se hacen por el bien común de todos los ciudadanos, no sólo de los que se dignen propios conforme a las definiciones sociales que vengan de la catedral. A mi me preocupan hechos como lo que sucede en todo áfrica y en particular, lo que sucede ahora en Rusia, donde las leyes anti-propaganda (ahora resulta que uno vivir su vida tranquilo es una ‘propaganda’) sólo son escritos fotocopiados de las Leyes de Nüremberg, actualizados a la fecha y todos sabemos cómo fue aquello. Lo que está pasando hoy en Rusia y en Uganda (entre otros paises) es lo que puede suceder aquí si permitimos el estado actual de las cosas en República Dominicana, basados en una falsa religiosidad y moralidad pública no existente. Y por eso, los ciudadanos responsables (gays o no) que están conscientes de su rol como tal en una democracia, deben oponerse totalmente a comentarios que vayan en detrimento de cualquier minoría en nuestro país, simplemente por que es INACEPTABLE. El no decir nada y quedarnos callados e indiferentes ante el cambio sistemático desde el poder es lo que produjo los horrores que hoy en dia supuestamente luchamos porque no sucedan de nuevo, aunque la historia reciente dice otra cosa. Ser indiferente ante lo mal hecho, nos hace testigos del acto y por tanto somos tan culpables como el que los cometió. No permitamos que la indiferencia nos consuma y nos deje pasmados ante la injusticia, sentados, muy lindos y recogidos, en un banco en una iglesia como si nada está pasando. UPDATE: Then this happens, Epic.

    E. H. Lightbourne 2 months ago respond

  • The Importance Of Being Dominican: A Trivial Comedy For (not So) Serious Citizens

    Just recently, the Constitutional Court of the Dominican Republic issued controversial opinion (to describe it politely) establishing and regulating the concept of nationality in the country. Opinions have been polarizing, and the future is bleak at best for those affected by the decision. First off, my family (The Lightbourne’s) are a set of cocolos from the Turks and Caicos (or The Bahamas, im really not sure yet) who probably came to the country at the turn of the century when high migration numbers were registered by citizens of other islands due to the sugar cane industrial boom in the 1900s. Given that my grandfather was born around 1913, and his mother was already here by then, I’ll go ahead and play it safe to say that my family is, in fact, dominican by blood and land right, given that none of us remember anyone in the family NOT being dominican. But that’s just it: I might not be Dominican enough. The Courts decisions establishes that a registry for foreigners is to be established for people born as far back as 1929, thus enforcing the Constitutional rule that people in transit who give birth during said time do not get citizenship rights for their newborns. The effects of enforcing such a rule within such an absurd period of time are mind-boggling to anyone who has spent whatever time studying law in any language, where the first thing they teach you is that laws (much less a Constitution) cant be dictated for the past, except when it benefits the subject affected by the new rule. Imagine waking up any given day and being informed that you do not have a legal citizenship status anymore. Fun stuff, right? I’m not gonna go all into the legal implications or analyze every bit of detail of the 147 page abomination (you’d have to provide an unknown amount of alcohol to me, so there is a slight chance i Might do it if your offer is attractive) but as a citizen of a country where immigration is a very sought after fact of life (In many cases an impossible dream that is highly costly and deadly to fulfill) I am amused by the idea of somebody giving more than one fuck about people crossing over here for a better life… its ironic at best. Politicians have made it so that all the statistics show how prosperous and well off our country is doing on paper, but have been incapable of translating said wealth onto real living, breathing humans, making the richer much more richer and the poor more fucked up. So even with all of this going all, people should feel flattered someone wants to walk into your fucked up country and make a living here, working for you in your homes, building your luxury towers, plowing the land you eat from and taking care of you while you sleep. Instead we get a so called “nationalist” attitude which seeks to promote the idea that these people cannot be here because they are illegals, take our welfare and overload the provision of our own public services. Which is bullshit if you consider services are fucked up beyond whomever uses them, indistinct of they nationality. Not to mention most of those services are being denied to these people anyways because of their racial background in some (most) communities. The sole idea that we are being invaded and that these people want to take over is absurd. I understand the sentiment given that we haven’t always (never) seen eye to eye with Haitians, but they are a very necessary part of our own development and to deny them access to our country is to acknowledge and consolidate all of the weaknesses and the corruption that stands behind the Haitian issues that the Dominican Republic currently faces. I’m not saying we should open the borders, but i think closing them is definitely not an option. The Dominican establishment has to come up with a solution that is not exclusive to those who already have rights under international law. To strip someone of their identity and to throw them into a state of legal limbo with no choices only reminds me of a certain set of laws dictated by a certain country a few years back. I think we should be talking about a more constructive nationalism, one that foresees the necessities of the nation and is inclusive to those who want to (legally) benefit from the development of the country and contribute to everyone having a better life. The building of a country in the XXIst century cannot be planned thinking only of the people who are born to a certain group of a specific ethnic origin, the migratory movement is a reality we need to accept and explore and find ways to benefit from. Instead, we are now breaking hearts and stealing dreams of people who just want to make themselves better in life, in the country they were born in, just because they belong to the wrong family. Also it would help if us Dominicans stopped thinking of ourselves as european imports: grow up and get over it. I seriously hope things in my country will start being properly debated. sigh Ehl.

    E. H. Lightbourne 2 months ago respond

  • 10 Razones Por Las Que Usted NO Debe Ir A Cabarete, RD.

    En la agencia de Viajes lo primero que me informaron fue que “Lo que pasa en Cabarete, se queda en Cabarete”. Partiendo de ahí, no puedo escribirles lo súper bien que me fue, lo súper que goce y lo aaaaaaapero que es Cabarete. Asi que he decidido tomarme el tiempo para escribir el siguiente blog delineando a todo aquel que aun no ha ido a Cabarete (hermano, no pierda el tiempo y coja la primera Metro pa’ ‘lla!) las mejores 10 razones de porque usted no debe ir a perder su tiempo en este pueblito perdido en el norte del país. Razón No. 10: “No vaya a Cabarete, si no le gusta la playa”. Eh…un poco obvio, pero hay gente que se van a hoteles dizque a bañarse en la piscina. Unju, que perla. Sin embargo, esta playita de Cabarete es BELLA! Yo me imaginaba eso como un chinchorrito de playa, una Boca Chica llena de jevitos, peor no es asi: esta llena de jevitos y sankys! Realmente toda una experiencia. Razón No. 9: “No vaya a Cabarete, si es alérgico a los Mariscos”. No es por nada, pero este pueblo es el único que vende Camarones y Langostas al mismo precio que un dorado. O sea, mátese el deseo y venga a comer mucho bueno, bonito y barato. Si como yo usted se queda en un Hotel all-inclusive, saque una comida de las 3 diarias y salga a caminar por los 294,852,086,034 restaurantitos, tarantines y bares que hay en el tirito de pueblo. Una nota, en José O’Shays hacen todo bueno… Razón No. 8: “No vaya a Cabarete, si usted va a pasear lo que se compro con la tarjetita de papi”. Si, es una pulla para los jevitos, pero caramba herman@ cójalo variado, es un pueblito de playa, t-shirts y shorts-baggies es suficiente. Tank tops are welcome y flip flops are thanked. Yo, personalmente, preferí andar descalzo…. De casualidad no me encontré con una panita en tacos… pa eso esta Romana carajo! Razón No. 7: “No vaya a Cabarete, si usted tiene problemas de actitud”. Ahí se ven cosas, se hacen cosas y se oyen cosas que no son realmente para cogerlas en serio. Personalmente yo tenia un jumo de 36 horas y un panita que es dizque amigo mío se molesto por eso. Hermano, recoja sus problemas y complejos y métalos en un paquete a Abu-Dhabi, aquí se viene a gozar, no a privar en fino. También puede ser que un jovencito borracho, sudao, bien parecido y con muy buenas intenciones se acerque a saludarlo. Cójalo a coro, salude y siga su camino, el NYC bitchyness, plis, dejelo en NYC. Aquí se conoce gente que por los próximos 4 días y tres noches serán tus mejores amigos, en mi caso, janguie con puertorriquenos, dominicanos, austriacos, franceses, alemanes, africanos, jevitos, joes, sankys, pajaros, maricones, drag queens, bar tenders, seguridad, gerentes de hotel, borrachos y demas hierbas aromáticas. Y todos éramos compadres. Que viva stoli! Razón No. 6: “No vaya a Cabarete, si usted no tiene para condones!”. Este es mi public service announcement del mes. Señores, 36 horas ajumao es pa tirarse en una piscina y quedar embarazado! Yo me porte bien (un chin), pero hay gente que no aguanta dos horas sin tener donde ponerlo… Cuídese y llévese par de cajas, que eso es muy fuerte y es gratis, lo que lo hace más irresistible. Esas francesas no juegan y por una gorra de Presidente le hacen cosas que usted no se imagina existen! Play hard, go safe! Razón No. 5: “No vaya a Cabarete, si usted cree que los huevos sancochados sacan”. En ese sitio simple y sencillamente uno hace todo lo que no hace aquí abajo. Déjese de cuentos. Cualquier cosa usted dice que no se acuerda y que fue el alcohol. En mi caso, no recuerdo anda que haya pasado el viernes, salvo que me entre en una piscina con MUY poca ropa y de forma no muy cristiana… Razón No. 4: “No vaya a Cabarete, si usted no tiene un nivel considerable de tolerancia”. Tolerancia hacia todo lo que usted no tolera. Si, no tiene sentido, pero ahí todo se vale y todo se puede. Respete las locuras de los demás. Si no le gusta, voltee la cara y mire que lindo se ven los demás tratando de jugar volleyball borrachos….worked for me… Razón No. 3: “NO vaya a Cabarete si no puede correr rápido, o reaccionar en el agua con cierta eficiencia”. Recuerde que esta playa es “World Class Kyteboarding Beach” eso esta lleno de tigueres acabando con esas jodiendas, muy bonito de lejos, pero si usted se mete en la playa, recuerde que no es a jugar domino en el parque que va. Si se descuida, viene un moreno de esos y les lleva el alma con una tabla de esas… Razón No. 2: “No vaya a Cabarete, si a usted no bebe”. La única forma de llegar vivo es prendiéndose, coja nota. Razón No. 1: “No vaya a Cabarete, si usted ta’ cogio”. O por lo menos sea un poco hipócrita, y vaya solo.

    E. H. Lightbourne 2 months ago respond