back to top
Community

Por Qué El Éxito De Wonder Woman Es Un Triunfo Para Todas Las Mujeres

Tanto críticos como espectadores están adorando la nueva película de Wonder Woman y eso es muy positivo para el feminismo.

Posted on

Porqué Que Wonder Woman Sea Un Éxito Es Un Triunfo Para Todas Las Mujeres

Warner Bros

Wonder Woman es la última apuesta de DC Comics y Warner Bros en el cada vez más poblado género de superhéroes, convirtiéndose en la cuarta película del DCEU (DC Extended Universe) después de Man of Steel, Batman V Superman y Suicide Squad.

Al contrario que sus antecesoras, Wonder Woman está consiguiendo buenas críticas, tanto por parte de la crítica especializada como por parte de los espectadores que ya han tenido la oportunidad de verla (se estrenó en Estados Unidos el pasado 2 de junio, en España tendremos que esperar hasta el día 23), y se estima que recaudará más de 100 millones de dólares en su primer fin de semana en cartel. Estas son muy buenas noticias para el estudio, por supuesto, pero también son muy buenas noticias para las mujeres. ¿Por qué?

Antes que nada, echemos un vistazo a cifras generales. En toda la historia de DC Comics, se han realizado un total de 29 películas acerca de sus personajes. De esas 29, sólo dos películas tenían como protagonistas a mujeres: Supergirl en 1984 y Catwoman en 2004. Su competidor directo, Marvel, tiene aún peores cifras: de las 46 películas que tiene a sus espaldas, sólo una, Elektra (2005), está liderada por una mujer.

Ninguna de estas tres películas triunfó ni en crítica ni en recaudación. Disgustaron tanto a la prensa como al público, y tan solo Elektra consiguió recuperar el dinero invertido, y a duras penas. Esto se ha utilizado durante años para justificar la falta de superheroínas en el cine: “las películas de superhéroes protagonizadas por mujeres no interesan al público, no salen rentables”.

Pero todo eso cambia con la llegada de Wonder Woman.

Con el éxito de Wonder Woman estas excusas ya no sirven. La película va en camino de convertirse en una de las películas de superhéroes mejor valoradas de los últimos años, y en una de las producciones con más recaudación de 2017. Y ya no sólo hablamos del género de superhéroes, sino que también desmonta el, por suerte en decadencia, extendido mito de que “las mujeres no sirven para liderar una peli de acción”.

Además, la importancia del éxito de la Mujer Maravilla no radica sólo en el hecho de que la protagonista sea una mujer, sino en qué mujer es, y qué representa. Wonder Woman, también conocida por su alter ego, Diana Prince, es la princesa de Themyscira, una isla habitada por amazonas, mujeres guerreras de todas las edades que se apoyan las unas a las otras y pelean tan bien o mejor que cualquier hombre. Estamos hablando de una mujer que decide dejar todo lo que conoce para ir a salvar el mundo. De una mujer que de pronto se encuentra en un mundo machista, en plena Primera Guerra Mundial, y no entiende porqué se la considera menos por ser mujer, porque ella se considera una igual. De una mujer que se tiene que hacer pasar por secretaria para justificar su presencia en un mundo de hombres pero que acaba salvándoles a todos. Y estamos hablando de las millones de mujeres, adolescentes y niñas que verán en la gran pantalla una película protagonizada por esa mujer.

Quizá puede parecer que estoy exagerando, pero la realidad es que los superhéroes están más presentes que nunca. Sólo en 2016 se estrenaron 6 películas de este género. Este año, 6 más. Y de 2018 a 2020 están programadas 14, sin contar las que aún no tienen fecha de estreno definida. A todo esto, además, habría que sumarle las más de diez series de televisión basadas en cómics actualmente en nuestras pantallas (de las cuales, no está de más mencionar, sólo dos tienen como protagonista a una mujer). Los superhéroes son, por definición, ídolos, modelos a seguir. Representan eso que queremos pensar que seríamos si tuviéramos poderes. Por eso es tan importante que, entre tanta testosterona, exista una película en la que la protagonista es una mujer fuerte e independiente a la que las niñas puedan conocer, admirar e idolatrar, de la que se puedan disfrazar y que puedan jugar a ser ella. Que sueñen con ser una mujer que puede salvar el mundo.

Pero las repercusiones que puede tener esta película no se quedan ahí. Que Wonder Woman funcione da seguridad a los grandes estudios de cine de que las películas centradas en superheroínas, puede funcionar. Por supuesto, ya hay unas cuantas de esas películas en desarrollo; Capitana Marvel, Gotham City Sirens, Batgirl… pero esto puede abrir la veda a más producciones de este tipo. Quién sabe, quizá hasta le den a Black Widow la película que se merece desde hace años.

Además, hay otro punto a tener en cuenta en todo este tema, un factor esencial en que Wonder Woman esté teniendo el éxito que tiene. Y ese factor es Patty Jenkins.

Patty Jenkins es, o mejor dicho era, una directora bastante poco conocida. Comenzó trabajando en multitud de anuncios y videoclips en Nueva York antes de mudarse a Los Ángeles para estudiar dirección. Después, hizo un par de cortometrajes que utilizó para conseguir financiación, 8 millones de dólares, para su primera película, Monster (2003), con la que ganó Charlize Theron su Oscar. Jenkins se centró entonces en dirigir capítulos de series (entre ellos el piloto de The Killing, que le supuso una nominación a Mejor Dirección en los Emmys de 2011) hasta que en 2015 la contrataron para dirigir Wonder Woman, lo que le ha significado romper una serie de récords. Por ejemplo, el de ser la primera mujer directora de una película de superhéroes, o el de ser la mujer que ha contado con mayor presupuesto para la realización de su film. O, si todo va según parece, el de ser la directora que más dinero ha recaudado con una sola película en la historia del cine.

¿Y qué significa esto para las mujeres directoras? Sólo cosas buenas. Si Wonder Woman hubiera fracasado, seguro que más de uno y más de dos hubieran dicho a, más o menos claramente, que quizá una mujer no es la mejor elección para dirigir una película de este tipo. La propia Jenkins debió pensar lo mismo hace años, cuando le ofrecieron encargarse de otra película de superhéroes, Thor: The Dark World. Al parecer, no le acababa de convencer el proyecto que le proponía el estudio, y sintió que, si lo hacía, haría más daño que otra cosa a las mujeres. Según le dijo a The Hollywood Reporter: “Si hubiera hecho la película sabiendo que puede fallar y parece que es mi culpa, sería un problema. Si la hacen con un hombre, será solo otro error del estudio. Pero si la hago yo, parecerá que no he sabido hacerlo y eso enviaría un mensaje erróneo. Por eso, he sido muy cuidadosa eligiendo mis proyectos.”

Pero no ha fallado. Según parece, Patty Jenkins y su Wonder Woman han conseguido lo que otros grandes nombres de los cómics como Batman y Superman no han conseguido: enamorar a la crítica y el público y, con ello, abrir la puerta a más películas de acción protagonizadas por mujeres, más directoras y más superheroínas con las que las niñas y mujeres de alrededor mundo se puedan identificar, y con las que puedan soñar y admirar.

This post was created by a member of BuzzFeed Community, where anyone can post awesome lists and creations. Learn more or post your buzz!

Every. Tasty. Video. EVER. The new Tasty app is here!

Dismiss