Skip To Content
Paid Post

Así es como el gym se empeña en humillarte

"AYYYY, ¡ES QUE ME VIÓ A LOS OJOS!”

1. Toparte con tu compañera de trabajo encuerada en los lockers del gym.

2. Hacer contacto visual con alguien mientras gruñes por el esfuerzo en la máquina de abductores.

3. Darte cuenta, súper tarde, que no estás bien metida a la bicicleta de spinning.

4. Acuérdate nomás la próxima vez: a veces las toallas pueden dejar muy poco a la imaginación.

5. Dejar el banco todo pegajoso con marcas de tus pompis sudadas y ver que alguien se sienta antes de poder limpiarlo.

6. Consultar tu celular en la caminadora y tener que agarrarte dcomo desesperada a la barra porque casi no vives para contarla. Enfrente de todosss.

7. Que te cachen modelando tus bíceps en el vestuario.

8. Cuando tus mejores movimientos dizque "coordinados" se quedan muy atrás de los que todos los demás en la clase.

9. Querer usar una máquina al mismo tiempo que otra persona y entrar en el jueguito de decir una y otra vez, "no, tú primero".

10. Ver a tus compañeros en tu clase de fitness y --horror-- ¡comprobar que solo tú estás roja como nariz de payaso!

11. Que te vean tocando una batería imaginaria con toda la pasión del mundo al compás de tu canción favorita.

12. Cuando saltas de la elíptica muy atlética según tu y te das cuenta que tus audífonos todavía están conectados... pero es demasiado tarde y --¡bolas!-- te vas para atrás.

13. A todas nos ha pasado: dejar artículos vitales en tu casa y estando en el gym nos hacen mil falta.

14. Darte cuenta, súper tarde, que pusiste tu mat de yoga demasiado cerca de la de tu vecina.

Hacer ejercicio puede ser horribleee. Pero no te preocupes, todas hemos vivido momentos así. Lo bueno es que ponerte en forma siempre es positivo al final. Déjate inspirar por la nueva serie de NikeWomen: Margot vs Lily. Una producción de Better For It.

View this video on YouTube

youtube.com

Encontrar más en nike.com/betterforit