go to content

17 razones por las que Pablo Escobar es el antihéroe definitivo

Todos estamos hechos de luces y sombras. Post inspirado por Narcos, disponible en Netflix España.

Posted on

1. Fue un niño muy inteligente que nació pobre...

Wikimedia Commons (Public Domain) / Via commons.wikimedia.org

Escobar nació en el seno de una familia numerosa de origen presuntamente humilde. Su madre era profesora de primaria y su padre, campesino. Tenía seis hermanos. Ya desde niño, mostró una gran inteligencia y astucia: empezó traficando diplomas escolares y cigarrillos para después pasarse al robo de coches. Las matemáticas se le daban tan bien que llegó a matricularse en la universidad para estudiar economía, pero acabó dejando la carrera por los negocios.

2. …sin embargo, acabó convirtiéndose en uno de los hombres más ricos del mundo gracias al tráfico de drogas a escala mundial.

Eric Vandeville / Getty Images / Via gettyimages.co.uk

En 1989, Escobar había amasado tal fortuna que había conseguido colarse en la lista Forbes durante siete años consecutivos. Por entonces, el narco ganaba 420 millones de dólares a la semana gracias al tráfico ilegal de cocaína en Latinoamérica, Estados Unidos y algunos países de Europa. Y toda esta riqueza le convirtió en una figura extravagante que llegó a construir una hacienda espectacular: tenía 10 casas, helipuertos, pistas de aterrizaje, un taller, un parque jurásico con figuras de dinosaurios a escala real, tres zoológicos repletos de animales exóticos…, y hasta una pista de motocross que se convirtió en la más grande del continente.

3. Asesinó a 107 inocentes que viajaban en un avión comercial.

Marcelo Salinas / AFP / Getty Images / Via gettyimages.co.uk

Durante su época más violenta, Escobar y sus sicarios no dudaron a la hora de asesinar civiles. En 1989, los narcos hicieron explotar una bomba en la sede del departamento de seguridad administrativa (DAS), matando a decenas de personas e hiriendo a cientos. Pero hubo un ataque que conmocionó a todo el país: el atentado en el vuelo 203 de Avianca de ese mismo año. Con el objetivo de matar al candidato presidencial, César Gaviria, el cártel de Medellín colocó una bomba en el depósito de la nave, asesinando en el acto a 107 inocentes. Gaviria nunca llegó a subir al avión.

4. En total, Escobar estuvo detrás de más de 5,000 muertes, incluyendo la de un candidato presidencial.

Wikimedia Commons (CC BY 3.0) / Via commons.wikimedia.org

El cártel de Medellín conspiró para asesinar a políticos, ejecutivos, jueces, periodistas y miembros de clanes rivales. Según informes de las propias autoridades colombianas, fue Escobar el que dio la orden de matar al ministro de Justicia Rodrigo Lara Bonilla en 1984 y al senador y candidato presidencial del partido liberal Luis Carlos Galán en 1989. ‘El Patrón’ también recurrió al secuestro para presionar a los más poderosos: llegó a raptar al fiscal general del estado, Carlos Maura Hoyos, y a políticos como Andrés Pastrana.

5. Sin embargo, su familia también fue objeto de la violencia.

Str / AFP / Getty Images / Via gettyimages.co.uk

En enero de 1988, el cártel de Cali hizo explotar un coche bomba en el edificio Mónaco como venganza por el asesinato de varios de sus miembros por parte de sus rivales de Medellín. Escobar no se encontraba ahí, pero sí su mujer y sus hijos. Aunque todos sobrevivieron, el edificio acabó completamente destrozado y el narco interpretó el ataque como una amenaza a su familia, lo que desencadenó una larga y violenta guerra interna entre ambas facciones.

6. Siempre cuidaba muy bien de los suyos...

B / AFP / Getty Images / Via gettyimages.co.uk

La familia era uno de los pilares vitales de Escobar. El narco tenía una relación muy cercana con su madre, Hermilda de los Dolores Gaviria, y con su primo y socio, Gustavo Gaviria. Tanto su mujer durante 20 años, María Victoria Henao, como sus dos hijos, Juan Pablo y Manuela, solían fugarse con él cuando era necesario. Los años más prósperos del negocio de la cocaína llenaron el hogar de motocicletas, jirafas, un unicornio falso y hasta reliquias históricas; y durante los peores, Escobar solía pintar bigotes en la cara de su hija pequeña para simular que la familia huía de unos malvados gatos.

En una entrevista reciente en Yorokobu, Sebastián Marroquín -el nuevo nombre que el hijo mayor de Escobar adoptó en el exilio- rememoró unas palabras que le dijo su padre cuando se estrechaba el cerco sobre él: “La mayor fortuna que tenemos y que no hemos perdido somos nosotros, la familia. Lo que bombardean son cuestiones materiales que van y vienen [...] estamos unidos y eso vale más que todo el oro del mundo”.

7. ...mientras entrenaba a un ejército de sicarios adolescentes en las calles.

Eric Vandeville / Getty Images / Via gettyimages.co.uk

A comienzos de los 70, el cártel de Medellín empezó a reclutar sicarios muy jóvenes en los barrios pobres de la ciudad. Eran adolescentes que necesitaban dinero y que convirtieron el asesinato en su oficio. Según relata el periodista Timothy Ross, trabajar e incluso dar la vida por Escobar aseguraba una vida cómoda para tu familia, que contaría con la protección del cártel. Esta tendencia social todavía sigue vigente hoy en Colombia, donde el violento legado del narco más conocido del mundo persiste entre los jóvenes de orígenes humildes.

8. Su cártel sobornaba o mataba a prácticamente cualquier persona que no cooperase con ellos...

Patrick Chauvel / Getty Images / Via gettyimages.co.uk

Escobar chantajeó a los más poderosos con un lema muy sencillo: “plata o plomo”. Si un político, policía, juez o periodista no hacía la vista gorda, simplemente se le asesinaba. Esta filosofía condujo a Colombia hacia la corrupción institucionalizada, convirtiendo el soborno en la norma durante los años de dominio del cártel de Medellín.

9. …pero Escobar era extremadamente generoso con los más pobres.

Chris Buroncle / AFP / Getty Images / Via gettyimages.co.uk

Cuando la fortuna de Escobar engordó a finales de los 70, el narco colombiano comenzó a invertir en obras de caridad. Sea cual fuese su objetivo -bien lavar dinero, bien colaborar de forma genuina-, lo cierto es que realizó donaciones a iglesias y hospitales, construyó un barrio nuevo en Medellín, inauguró colegios y estadios de fútbol y creó un programa de alimentación para los más desfavorecidos. Escobar se convirtió así en el ‘Robin Hood paisa’, un héroe popular al que los más pobres idolatraban y al que (dicho sea de paso) ayudaban a la hora de eludir el control de las autoridades.

10. De hecho, intentó meterse en política para representar a las clases trabajadoras...

Raul Arboleda / AFP / Getty Images / Via gettyimages.co.uk

En 1982, tras crear el movimiento Alternativa Liberal, Escobar se hizo con un escaño como suplente en la cámara de representantes de Colombia, consiguiendo así una inmunidad política que le protegía de la extradición. Pero su aventura duró poco: una investigación periodística, probada por el propio ministro de justicia y por la policía colombiana, reveló su relación con el negocio del narcotráfico. Escobar acabó perdiendo su escaño y repudiando la política durante el resto de su vida.

11. ...y para conseguirlo silenció a los periodistas que desmintieron su propaganda.

Timothy Ross / The LIFE Images Collection / Getty Images / Via gettyimages.co.uk

Ningún periodista podía librarse del escrutinio de Escobar. Algunos, como Virginia Vallejo, ayudaron a construir su imagen caritativa; mientras que otros acabaron siendo secuestrados o asesinados tras denunciar sus métodos. Guillermo Cano, director del diario El Espectador, y Diana Turbay, periodista e hija del expresidente Julio César Turbay, fueron algunas de sus víctimas.

12. Ofreció al gobierno pagar la deuda nacional de Colombia a cambio de que aboliese la extradición.

Carlos Lema / AFP / Getty Images / Via gettyimages.co.uk

Si había algo que preocupaba enormemente a Escobar y sus socios era ser extraditados a los Estados Unidos, donde podrían pasar el resto de su vida entre rejas. Para evitarlo, el narco llegó a ofrecerse para pagar la deuda externa del gobierno colombiano, que ascendía a 10.000 millones de dólares, a cambio de que el ejecutivo de César Gaviria acabase con esta medida. La propuesta fue rechazada.

13. Y se encerró en su propia prisión de lujo.

Timothy Ross / The LIFE Images Collection / Getty / Via gettyimages.co.uk

En 1991, la estrategia del gobierno contra los narcos estaba empezando a dañar el negocio de Escobar. En conversaciones en torno a la extradición, el cártel de Medellín y el gobierno llegaron a un acuerdo sorprendente: ‘El Patrón’ iría a la cárcel, pero sólo si él la construía. Gaviria aceptó. El complejo en el que Escobar permaneció encerrado durante un año fue bautizado como ‘La Catedral’... y era básicamente una prisión de lujo en la que el traficante vivió cómodamente junto a sus socios mientras seguía violando la ley.

14. Llegó a prender fuego a 2 millones de dólares para que su hija no pasara frío...

Dirck Halstead / The LIFE Images Collection / Getty / Via gettyimages.co.uk

La familia de Escobar vivía perseguida constantemente. A pesar de todo, el narco utilizaba todos los recursos disponibles a su alcance para protegerles. Según su primogénito, en una ocasión Escobar prendió fuego a 2 millones de dólares para calentar a su hija pequeña, que estaba al borde de la hipotermia; y con esa misma fogata preparó comida para los niños.

15. ...pero le era infiel a su mujer constantemente.

Wikimedia Commons (CC BY 3.0) / Via en.wikipedia.org

Escobar era conocido por su carácter mujeriego. A lo largo de su vida fue infiel a su mujer -‘La Tata’, con la que se casó cuando ella sólo tenía 15 años- con varias amantes, entre ellas Virginia Vallejo (en la imagen). Vallejo era una periodista de la alta sociedad que se enamoró de su faceta caritativa y que le acompañó durante su campaña política. Los encuentros sociales y sexuales del narco con prostitutas, reinas de la belleza y presentadoras de televisión eran también frecuentes. Incluso se ha llegado a afirmar que le atraían las menores de edad y que fue él el que comenzó con la perturbadora tradición de subastar vírgenes.

16. Ejecutó a dos de sus socios más importantes.

Eric VANDEVILLE / Gamma-Rapho / Getty Images / Via gettyimages.co.uk

Durante su estancia en La Catedral, Escobar recurrió a la extorsión entre los suyos. Y cuando dos de sus socios más antiguos, Fernando Galeano y Gerardo Moncada, fueron acusados de robar 20 millones de dólares del cártel, ‘El Patrón’ no dudó y los mató en el interior de la prisión, ordenando después el asesinato de sus empleados y familiares más cercanos. Pero el gobierno descubrió los hechos e intentó trasladarlo a otro centro penitenciario. Escobar reaccionó rápido: sobornó a varios agentes y consiguió escapar del edificio. El narco viviría en un permanente estado de fuga hasta su último aliento.

17. Miles de personas asistieron a su funeral.

Guillermo Tapia / AFP / Getty Images / Via gettyimages.co.uk

El 2 de diciembre de 1993, el Bloque de Búsqueda colombiano arrinconó a Escobar en el barrio de Los Olivos, en Medellín. Tras un intenso tiroteo, el narco acabó muerto sobre el tejado por el que intentaba escapar. Todavía hoy no se sabe con certeza quién disparó la última bala: en algunas versiones lo hizo el agente Hugo Martínez Abarca; en otras, los responsables fueron miembros de cárteles rivales que cooperaron con las autoridades. Incluso se ha llegado a especular que Escobar se suicidó. Lo que sí es un hecho es que miles de personas lloraron su muerte.

¿Te has quedado con ganas de saber más sobre la vida de Pablo Escobar? Sumérgete en la Temporada 2 de Narcos, disponible en exclusiva en Netflix España.

Every. Tasty. Video. EVER. The new Tasty app is here!

Dismiss