Ir directo al contenido
  • Viral badge
Posted on 26 ago. 2016

17 Malas experiencias de mujeres embarazadas que te harán sentir pena ajena

"Mi papá me vio sin sostén, con las tetas sacudiéndose al aire libre y los gigantescos pezones oscuros".

Les pedimos a los miembros de la Comunidad de BuzzFeed que nos compartieran los momentos más terroríficos que sufireron durante el embarazo:

1. "Mi obstetra terminó siendo el papá de mi novio de la secundaria. En medio del examen cervical, dijo: 'Así que aquí era donde se estaba metiendo mi hijo'".

2. "Me comí algo que no me sentó bien, así que traté de hacer popó, pero no podía. De repente, aún con los pantalones abajo, me di la vuelta y vomité en el inodoro. Vomité con tanta fuerza que a la vez me hice popó por todo el piso".

Paramount

—Kayla Davis, Facebook

3. "Estaba haciendo fila en el banco cuando los dos tirantes de mi vestido se rompieron al mismo tiempo y el vestido se cayó por completo".

Oxygen

"Los más o menos 25 clientes trataban de fingir que yo no estaba allí parada con mi sostén de embarazada y mis enormes calzones. Una cajera corrió a llevarme una grapadora para ayudarme a arreglarlo".

evilashe

4. "Trabajo en un Starbucks y, cuando me estaba acercando a mi fecha, un cliente habitual me dijo que me veía 'rica' y que el embarazo me sentaba bien. ¡Qué desagradable!".

United Artists / Via Creative Commons

5. "Tenía nueve meses de embarazo y decidí tener relaciones sexuales para tratar de entrar en trabajo de parto".

Universal

"Cuando estaba encima de mi esposo, me di cuenta de que lo había orinado un poco. Avergonzada, le conté lo sucedido y se empezó a reír, luego yo me empecé a reír ¡y lo volví a orinar! De más está decir que no volvimos a tratar de tener relaciones sexuales para inducir el trabajo de parto".

tristar423557d9e

6. "No podía ni hablar, estaba tan enojada".

TTV

"Escribí —si puedo decirlo así— notas lindas, las metí en sobres, les puse la dirección, pagué los gastos de envío, luego mandé TODAS las tarjetas de agradecimiento del 'baby shower'. Desafortunadamente, mi cerebro de embarazada me hizo olvidar completamente que debía poner los nombres de los destinatarios. Mientras las metía en el buzón, pensé: '¿Por qué todos tienen el mismo código postal que yo tengo?'.

No podía ni hablar, estaba tan enojada cuando mi esposo sacó un montón de sobres blancos de nuestro apartado postal una semana después".

emmac466b6f773

7. "Me hice pis haciendo fila en una tienda de Nike llena de gente. Asentía con la cabeza y sonreía mientras que todo el mundo me miraba fijamente. Ahogada por dentro, pagué, salí y lloré todo el camino hasta el auto y por tres días más".

8. "Me tenían que inducir el parto, así que pusieron a un estudiante de medicina durante el proceso a ver qué tan dilatada estaba. La primera vez que trató de hacerlo, ¡terminó con los dedos atascados en mi ano!".

Lions Gate

9. "Decidí tener un hijo yo sola y por eso utilicé un banco de semen y la clínica de fertilidad local para la inseminación".

20th Century Fox

"Mi primer intento fue en agosto, ¡y resultó! Unas semanas más tarde, me invitaron a una comida y resulta que también invitaron a una familia que estaba en la ciudad, ya que el esposo tenía una beca de investigación en el hospital donde está la clínica. Llegaron y... era el doctor que me inyectó el semen. Frenéticamente, nos aseguramos de no sentarnos cerca el uno del otro y básicamente evitamos todo contacto con los ojos durante toda la noche".

—Muriel Abraham, Facebook

10. "Se me escapó un pedo mientras me duchaba. Fue tan atroz que vomité y me oriné. Y para completar, terminé llorando".

11. "En el tercer trimestre, me dieron migrañas oculares. Básicamente, de la nada, empecé a ver manchas y destellos de luz que me cegaban temporalmente entre 30 minutos y una hora".

Vh1

"Un día me quedé varada en la zona de comidas del centro comercial y otro día tuve que parar al lado de la carretera interestatal. Después de dar a luz, desaparecieron. ¡Las hormonas hacen cosas extrañas!".

leahlantryh

12. "Tenía 30 semanas de embarazo cuando me dio una horrible gastroenteritis viral y terminé en la sala de urgencias con deshidratación".

BBC

"Tenía electrodos por todo el pecho y el torso —me estaban haciendo un electrocardiograma— cuando escuché la voz de mi padre afuera. La enfermera le dijo cortésmente que me estaban haciendo algunas pruebas y que tenía que esperar afuera, pero él dijo: 'Está bien, yo soy su papá' y corrió la cortina de aislamiento. Mi papá me vio sin sostén, con las tetas sacudiéndose al aire libre y los gigantescos pezones oscuros. Absolutamente vergonzoso".

laurac4c624a9a1

13. "Tenía náuseas matinales mientras mi esposo manejaba a casa, así que le dije que se detuviera a un lado de la carretera. Salí rápidamente del auto y vomité tan duro que me oriné y me hice popó".

Universal

"Me volví a subir al auto y no dije nada. Mi esposo comenzó a insistir en parar a comprar un burrito para el desayuno. Le dije que solo quería ir a casa, pero siguió insistiendo en el maldito burrito. Finalmente le grité: '¡Al diablo con el burrito! ¡Me acabo de cagar, orinar y vomitar!'. Y me llevó a casa".

angiegraceb2

14. "Soy camarera y, cuando estaba embarazada, una clienta se emborrachó tomando vino Zinfandel blanco y se puso a jugar con mi panza".

Screen Gems

"Yo estaba tomando la orden de la mesa cuando me levantó la camisa, me frotó el estómago desnudo, luego puso su cara contra mi barriga y empezó a hablarle al bebé, todo mientras yo estaba parada allí preguntándole si quería sopa o ensalada".

—Sam Thompson, Facebook

15. "Tenía ocho meses de embarazo de mi tercer hijo y tuve que dar una muestra de orina en el consultorio del médico".

NBC

"El baño era compartido por dos consultorios, así que tenía dos puertas. Mientras yo trataba de llevar una pequeña taza hasta por debajo de mi gigantesca panza, mi hija de 18 meses (que no se había separado de mí) decidió ser claustrofóbica y empezó a dar golpes. Se dirigió hacia la puerta opuesta, la abrió de un tirón y cayó gritando, para el horror de la mujer que estaba recibiendo su citología en ese momento.

Por supuesto, mi hija estaba fuera de mi alcance mientras trataba de agarrarla del tobillo y seguía sentada en el inodoro sosteniendo la pequeña taza entre mis piernas. Al final, pude agarrarle el pie, la arrastré de nuevo al baño entre gritos y cerré la puerta".

lauradigiseb

16. "Mi ombligo era algo salido antes del embarazo, pero cuando quedé embarazada, realmente se salió. Un poco sofisticado vendedor de autos, compañero mío, pasó por mi escritorio y me dijo que mi ombligo era sexi. Todavía me produce escalofríos cuando lo recuerdo".

Disney Channel

kalie

17. "Mi esposo salió con sus amigos una noche y terminó vomitando cuando llegó a casa y se encerró solo en el único baño que tenemos".

NBC

"Tenía ocho meses de embarazo y tenía que orinar. Mientras estaba afuera del baño esperando a entrar, el gran hedor de mierda del gato invadió mi cavidad nasal (teníamos un gato en ese entonces que sufría de ansiedad y le daba diarrea cuando se estresaba). Mi único escape era la puerta principal.

Cuando salí, terminé vomitando tan violentamente que perdí el control de la vejiga y los intestinos justo en el porche frontal. La mejor parte es que yo solo llevaba un tanga de encaje. Si alguno de mis vecinos me vio, ninguno dijo nada. Toda la experiencia fue más vergonzosa que el trabajo de parto".

kelliegriffint

Las respuestas han sido modificadas para ajustar la longitud o dar claridad.

BuzzFeed Daily

Keep up with the latest daily buzz with the BuzzFeed Daily newsletter!

Newsletter signup form