back to top

30 Cosas que los expertos en sexo quieren que sepas acerca del sexo anal

Básicamente todo.

publicado

Estamos dispuestos a apostar que tus maestros de educación sexual ni siquiera intentaron hablar del sexo anal.

Paramount Pictures / Via rebloggy.com

Lo cual...parece una oportunidad perdida en un currículo de solamente abstinencia, para ser sincera.

El sexo anal es un tipo de intimidad sexual que la gente siempre ha explorado, pero los consejos sobre cómo hacerlo y cómo disfrutarlo siempre han sido insuficientes; especialmente cuando se les compara con los consejos acerca del sexo vaginal u oral. Así que BuzzFeed Health habló con los siguientes educadores sexuales y terapeutas sexuales para educarnos sobre el sexo anal que probablemente le faltaba a tu vida:

Logan Levkoff, PhD, educadora sexual y autora de Third Base Ain't What It Used To Be

Charlie Glickman, PhD, educador sexual y autor de The Ultimate Guide to Prostate Pleasure

Emily Morse, PhD, sexóloga y presentadora del programa de radio y podcast Sex with Emily

Kat Van Kirk, PhD, terapeuta sexual y autora de The Married Sex Solution

1. En primer lugar, el sexo anal puede ser disfrutado por cualquiera. Definitivamente no es para una identidad sexual o de género específica.

"La gente asume que aquellos que prueban el sexo anal tienen que ser gay o que solo a los hombres les gusta el sexo anal o que practicar el sexo anal es raro, vergonzoso y está mal porque se supone que el trasero es solo una "salida"", le dice Van Kirk a BuzzFeed Health. "Pero no es verdad para nada. Cualquiera puede experimentar con el sexo anal y disfrutarlo. De hecho, el sexo anal es la principal forma de sexo en algunos países donde el control de la natalidad no está disponible". Así que definitivamente no te avergüences o avergüences a tu pareja u otras personas por querer probar el sexo anal o disfrutarlo. "De hecho hay muy poca materia fecal en esa área del recto y el aseo es similar al del sexo vaginal", dice ella. "El problema es que muchas personas han tenido malas experiencias cuando han intentado el juego anal, porque no saben qué están haciendo, así que eso les quita las ganas. Muchísimas personas se sorprenderán de lo mucho que lo disfrutarán si lo hacen bien".Esa área de tu trasero tiene muchas terminaciones nerviosas, dice Van Kirk, lo cual es la razón de que esto pueda ser placentero para cualquiera, independientemente de si tiene o no próstata; a lo cual entraremos después.
Lolostock / Getty Images

"La gente asume que aquellos que prueban el sexo anal tienen que ser gay o que solo a los hombres les gusta el sexo anal o que practicar el sexo anal es raro, vergonzoso y está mal porque se supone que el trasero es solo una "salida"", le dice Van Kirk a BuzzFeed Health. "Pero no es verdad para nada. Cualquiera puede experimentar con el sexo anal y disfrutarlo. De hecho, el sexo anal es la principal forma de sexo en algunos países donde el control de la natalidad no está disponible".

Así que definitivamente no te avergüences o avergüences a tu pareja u otras personas por querer probar el sexo anal o disfrutarlo. "De hecho hay muy poca materia fecal en esa área del recto y el aseo es similar al del sexo vaginal", dice ella. "El problema es que muchas personas han tenido malas experiencias cuando han intentado el juego anal, porque no saben qué están haciendo, así que eso les quita las ganas. Muchísimas personas se sorprenderán de lo mucho que lo disfrutarán si lo hacen bien".

Esa área de tu trasero tiene muchas terminaciones nerviosas, dice Van Kirk, lo cual es la razón de que esto pueda ser placentero para cualquiera, independientemente de si tiene o no próstata; a lo cual entraremos después.

2. No permitas que tu primera vez sea estando borracho/a o sin planificación. Tiene que implicar consentimiento explícito.

giphy.com / Via Instagram: @plannedparenthood

"Debido a que es un tema incómodo, muchas personas lo experimentan por primera vez estando intoxicadas o de manera no planificada, cuando ~accidentalmente~ entra allí", dice Van Kirk. "Si vas a practicar sexo anal debes conversar al respecto y ambos miembros de la pareja deben estar en la misma página acerca de querer intentarlo".

3. El lubricante es tu mejor amigo. Opta por uno más denso que durará más.

"El ano no proporciona su propio lubricante como la vagina", dice Van Kirk. "Por eso necesitas tener disponible un lubricante muy bueno o la penetración no se hará suavemente y resultará dolorosa". Ella recomienda probar un lubricante a base de silicona o un lubricante más denso a base de agua que durará más y no se secará sobre ti. Y mantente alejado de los lubricantes a base de aceite si estás usando condones, puesto que estos pueden causar que el látex se rompa y se vuelva menos efectivo.
popkey.co

"El ano no proporciona su propio lubricante como la vagina", dice Van Kirk. "Por eso necesitas tener disponible un lubricante muy bueno o la penetración no se hará suavemente y resultará dolorosa".

Ella recomienda probar un lubricante a base de silicona o un lubricante más denso a base de agua que durará más y no se secará sobre ti. Y mantente alejado de los lubricantes a base de aceite si estás usando condones, puesto que estos pueden causar que el látex se rompa y se vuelva menos efectivo.

4. La pornografía es una fuente horrible para aprender sobre sexo anal.

"La pornografía es como mirar un programa de cocina donde el chef está cortando cebollas y mágicamente aparecen perfectamente picadas sobre la mesada, sin cortezas de cebolla en el piso, sin tablas de cortar sucias o gente llorando por los vapores", le dice Glickman a BuzzFeed Health. "En lo porno no ves los preliminares del sexo anal, no ves cuando están usando el lubricante, no los ves hablando acerca de si ambos consienten en probarlo y simplemente no es realista"."Puedes verlo para excitarte, pero nunca aprendas nada de eso", le dice Morse a BuzzFeed Health. "No hay manera en que las posiciones, el ritmo o la profundidad de la penetración que están haciendo sean agradables. Sinceramente, siento como que me duele solo de verlo".
Ben Henry / Via buzzfeed.com

"La pornografía es como mirar un programa de cocina donde el chef está cortando cebollas y mágicamente aparecen perfectamente picadas sobre la mesada, sin cortezas de cebolla en el piso, sin tablas de cortar sucias o gente llorando por los vapores", le dice Glickman a BuzzFeed Health.

"En lo porno no ves los preliminares del sexo anal, no ves cuando están usando el lubricante, no los ves hablando acerca de si ambos consienten en probarlo y simplemente no es realista".

"Puedes verlo para excitarte, pero nunca aprendas nada de eso", le dice Morse a BuzzFeed Health. "No hay manera en que las posiciones, el ritmo o la profundidad de la penetración que están haciendo sean agradables. Sinceramente, siento como que me duele solo de verlo".

5. Independientemente de tu situación, probablemente querrás usar un condón.

Los condones son altamente efectivos en la prevención de las ETS y del VIH, por eso obviamente aquí son increíblemente importantes. E incluso si tú y tu pareja son mutuamente monógamos y han sido examinados recientemente, la persona que penetra probablemente quiera usar un condón de todas maneras. Levkoff le dice a BuzzFeed Health: "Ponerse un condón minimiza el aseo y la propagación de bacterias a otras superficies, reduce el riesgo de diseminar o adquirir una ETS, reduce el riesgo de problemas de próstata en los hombres a causa de las bacterias que puedan llegar a la uretra y puede evitar el embarazo". Síp, embarazo. Para que alguien quede embarazada, el semen debe llegar a la vagina (y entonces atravesar la cérvix y al útero, etc.) y eso podría ser posible (aunque improbable) dependiendo de la posición en la que estés, explica ella. Así que eyacular en el trasero de alguien probablemente no sea la mejor idea si no estás usando también otra forma de control de la natalidad.
instagram.com / Via Instagram: @plannedparenthood

Los condones son altamente efectivos en la prevención de las ETS y del VIH, por eso obviamente aquí son increíblemente importantes. E incluso si tú y tu pareja son mutuamente monógamos y han sido examinados recientemente, la persona que penetra probablemente quiera usar un condón de todas maneras.

Levkoff le dice a BuzzFeed Health: "Ponerse un condón minimiza el aseo y la propagación de bacterias a otras superficies, reduce el riesgo de diseminar o adquirir una ETS, reduce el riesgo de problemas de próstata en los hombres a causa de las bacterias que puedan llegar a la uretra y puede evitar el embarazo".

Síp, embarazo. Para que alguien quede embarazada, el semen debe llegar a la vagina (y entonces atravesar la cérvix y al útero, etc.) y eso podría ser posible (aunque improbable) dependiendo de la posición en la que estés, explica ella. Así que eyacular en el trasero de alguien probablemente no sea la mejor idea si no estás usando también otra forma de control de la natalidad.

6. También, podrías querer usar un condón en tus juguetes sexuales o dedos.

instagram.com / Via Instagram: @plannedparenthood

"Debes usar un condón, ya sea en un cuerpo humano real o en un consolador con arnés u otro mejorador", dice Levkoff. "Algunas personas tienen más de una pareja y a veces usan el mismo juguete con diferentes personas. Por eso debes ir a lo seguro siempre y obviamente cerciorarte de que también tus juguetes estén aseados. No todos se examinan y aquí quieres hacer lo inteligente".

Y si usas las manos para el juego anal, considera usar un condón o un guante para eso, también.

7. Y puede que quieras usar sábanas oscuras o poner una toalla antes de empezar.

Old Spice / Via reddit.com

De esa manera, si el lubricante o los fluidos corporales gotean, puedes fácilmente tirarlos en la colada y no tendrás que preocuparte por limpiar el área, dice Glickman.

Él también dice que si usas guantes o condones, no los dejes a un lado. Mejor, tíralos inmediatamente y lávate las manos cuando termines.

8. Aléjate de las cremas insensibilizadoras.

"Nunca uses cremas insensibilizadoras", dice Glickman. "Es como que el odontólogo te inyecte Novocaína y darte cuenta de que cuando estás comiendo no puedes sentir la cara. Hay personas que se han lastimado gravemente porque no pudieron sentir qué estaba pasando allá atrás".
jackflacco.com

"Nunca uses cremas insensibilizadoras", dice Glickman. "Es como que el odontólogo te inyecte Novocaína y darte cuenta de que cuando estás comiendo no puedes sentir la cara. Hay personas que se han lastimado gravemente porque no pudieron sentir qué estaba pasando allá atrás".

9. Comienza con algún preliminar y con tus manos haz que el receptor se vaya excitando antes de que ocurra cualquier tipo de penetración.

imgur.com

La mayoría de las personas requiere algunos juegos preliminares antes de que la penetración vaginal sea cómoda y no es diferente con la penetración anal, dice Glickman.

"Acaricia alrededor de la parte exterior del recto mientras lames a tu pareja, porque mientras más te dediques a la estimulación anal erótica más placer le podrás dar a esa parte del cuerpo con el tiempo", dice Glickman. "Eso le facilitará al receptor relajarse y disfrutar lo que están haciendo".

Él recomienda usar tus dedos para hacer círculos profundos y lentos alrededor de la abertura del trasero, como si estuvieras dando un masaje de cuello. También puedes usar un vibrador alrededor de esta área, si se siente bien, (solo no lo metas en el trasero).

10. El receptor siempre debe ser el que tenga el control.

Sony Pictures / Via reddit.com

"El receptor va a querer controlar la velocidad, la profundidad de penetración y la posición para que la experiencia pueda ser tan cómoda como sea posible, así como sin lesiones", dice Van Kirk. "Si el receptor está cómodo y lo está disfrutando eso solo hará que sea una mejor experiencia para las dos personas involucradas".

Para evitar que se griten caóticamente las instrucciones, probablemente es mejor haber hablado de antemano para estar en la misma página, dice ella.

11. Comienza con posiciones que faciliten la penetración anal y la hagan más cómoda.

Glickman recomienda comenzar con tu cara mirando hacia la cama y colocarte sobre tus codos y rodillas, en vez de tus manos y rodillas, porque quieres que la cadera esté más alta que tus hombros, así el que hace la penetración tiene mejor acceso. Él también recomienda probar la posición donde el receptor está de pie e inclinado sobre la cama o haciendo la posición de vaquera/vaquero con el receptor a horcajadas para que pueda controlar la profundidad y el ritmo. "Si decides probar una posición boca arriba, pon una almohada pequeña o una toalla doblada bajo tu cadera, porque eso elevará tu cadera y hará más fácil acceder a ella y aplanará la columna vertebral y así será más cómodo", dice Glickman.
youtube.com / Via giphy.com

Glickman recomienda comenzar con tu cara mirando hacia la cama y colocarte sobre tus codos y rodillas, en vez de tus manos y rodillas, porque quieres que la cadera esté más alta que tus hombros, así el que hace la penetración tiene mejor acceso. Él también recomienda probar la posición donde el receptor está de pie e inclinado sobre la cama o haciendo la posición de vaquera/vaquero con el receptor a horcajadas para que pueda controlar la profundidad y el ritmo.

"Si decides probar una posición boca arriba, pon una almohada pequeña o una toalla doblada bajo tu cadera, porque eso elevará tu cadera y hará más fácil acceder a ella y aplanará la columna vertebral y así será más cómodo", dice Glickman.

12. Si estás recibiendo, trata de masturbarte durante la penetración para relajarte y hacer la experiencia más agradable.

"No es que las mujeres no puedan disfrutar el juego anal", dice Van Kirk. "Pero es inteligente estimular el clítoris o masturbarte al mismo tiempo que te penetran porque eso confundirá a los receptores de dolor/placer en tu sistema nervioso, ayudándote a concentrarte en el placer, una sensación familiar, lo cual te ayudará a relajarte y a disfrutar la experiencia en general".
New Line Cinema / Via imgur.com

"No es que las mujeres no puedan disfrutar el juego anal", dice Van Kirk. "Pero es inteligente estimular el clítoris o masturbarte al mismo tiempo que te penetran porque eso confundirá a los receptores de dolor/placer en tu sistema nervioso, ayudándote a concentrarte en el placer, una sensación familiar, lo cual te ayudará a relajarte y a disfrutar la experiencia en general".

13. Usar juguetes sexuales puede hacer divertido al juego anal, también. Solo acerciórate de que están específicamente hechos para entrar en tu trasero.

"Los juguetes facilitan mucho el juego anal", dice Glickman. "Te dan más opciones, lo cual significa más maneras de disfrutar la experiencia".Él recomienda comenzar con un juguete que esté hecho con un material fácil de limpiar, como la silicona (la cual es no porosa e hipoalergénica), por el lado de los menos voluminosos y suaves, sin bordes rugosos o bultos. También debe tener una base ensanchada que no se escurra completamente hasta adentro y se pierda dentro de tu trasero (por lo cual en efecto la gente va a la sala de emergencia todo el tiempo).
Comedy Central / Via newnownext.com

"Los juguetes facilitan mucho el juego anal", dice Glickman. "Te dan más opciones, lo cual significa más maneras de disfrutar la experiencia".

Él recomienda comenzar con un juguete que esté hecho con un material fácil de limpiar, como la silicona (la cual es no porosa e hipoalergénica), por el lado de los menos voluminosos y suaves, sin bordes rugosos o bultos. También debe tener una base ensanchada que no se escurra completamente hasta adentro y se pierda dentro de tu trasero (por lo cual en efecto la gente va a la sala de emergencia todo el tiempo).

14. Y no hay razón para que no puedas experimentar con el juego anal por tu cuenta.

reddit.com

"Entender qué te excita antes de participar en el sexo anal solo ayudará a que tu experiencia sea mejor", dice Morse. "Comienza por tener un orgasmo para que te sientas bien y después mira en un espejo, toma un dedo lubricado y examina el área. Eso te ayudará a entender el tipo de presión y ritmo que te gusta".

15. Sí, de verdad te puedes rasgar y lesionar el ano, así que ve despacio y no fuerces la penetración.

funnyjunk.com

El tejido cerca de tu trasero es muy sensible, dice Morse, por eso es importante ir despacio para que no termines con abrasiones o fisuras en la piel.

"Hay tantas terminaciones nerviosas en la abertura del ano que podría sentirse muy bien el solo pasar un rato en la abertura", explica ella. "No tiene que ser ir hasta adentro la primera vez, de hecho yo recomendaría no entrar por completo la primera vez".

Incluso puedes comenzar con un meñique y avanzar desde allí. "No apresures la penetración anal", dice ella. "Tómala un paso a la vez, hasta que comiences a sentir más comodidad. Acumulamos tanta tensión en nuestros traseros, que quieres calentarlo de cualquier manera que puedas.

16. Es físicamente posible que las mujeres cisgénero lleguen al orgasmo por penetración anal.

Sony Pictures / Via popkey.co

Síp, puedes tener orgasmos anales por la estimulación del punto G a través del trasero, dice Van Kirk. Dicho eso, tampoco hay nada malo en ti si no llegas al orgasmo de esta manera.

"Es normalmente un asunto de azar, porque anatómicamente el punto G, dependiendo de la mujer, podría estar más presente a lo largo de esa pared y en otras no estar", dice ella.

"En la mayoría de los casos las personas se ponen nerviosas, se tensan y no disfrutan el placer, por eso no llegan al orgasmo, incluso si ellas fueran unas de las afortunadas".

17. Y los hombres cisgénero pueden llegar al orgasmo a través de la estimulación de la próstata.

Warner Bros. / Via photobucket.com

La próstata es muy parecida al punto G, dice Glickman y la razón por la que a los hombres les gusta la próstata es porque, cada vez que es tocada, se siente como el comienzo de un orgasmo. Pero, en lugar de que esa sensación dure solo un segundo, dura mientras esté siendo tocada.

"La próstata esta a unos 7,5 a 10 cm del interior del recto y mide alrededor de 2,5 cm", explica Glickman. "Para una pareja es más fácil encontrarla después de un poco de caricias o preliminares porque cuando la próstata es estimulada comienza a producir fluido que la hace llenarse como un globo de agua". Las mujeres transgénero también tienen próstatas, dice Glickman, pero si estás usando hormonas para hacer la transición, puede encogerse y volverse menos sensible.

Cuando la encuentres, Glickman recomienda estimularla de la misma manera que lo harías con el punto G. Así que toma las técnicas para el punto G como el movimiento de aquí para allá, los círculos pequeños, los limpiaparabrisas y pulsaciones. Él dice que te asegures de "acariciar no hincar", usa la yema de tu dedo, no la uña y hazlo lenta y constantemente, comenzando con una presión más suave.

18. Sincronizar tu respiración con la penetración podría ayudar mucho a hacer más cómodas las cosas.

20th Century Fox / Via popkey.co

"La respiración profunda reduce la ansiedad y también relaja el músculo del esfínter, lo cual es clave en el sexo anal", dice Morse. "Cada vez que el receptor inhala, puedes empujar un poco más y cuando exhala puedes sacarlo. El receptor siempre debe estar dando señales y dejando saber a su pareja cuando está listo para más o no".

19. Nunca debes pasar del sexo anal al vaginal sin cambiar de condón y/o sin asearte por completo.

"Asegúrate de que no estés pasando del ano a la vagina porque no quieres pasar las bacterias de aquí para allá; así es como contraes una infección como una ITU", dice Levkoff. "También debes asegurarte de no usar demasiado lubricante, de manera que no esté goteando de tu trasero a tu vagina; dependiendo de la posición en la que estés, eso también propagará las bacterias".
giphy.com

"Asegúrate de que no estés pasando del ano a la vagina porque no quieres pasar las bacterias de aquí para allá; así es como contraes una infección como una ITU", dice Levkoff.

"También debes asegurarte de no usar demasiado lubricante, de manera que no esté goteando de tu trasero a tu vagina; dependiendo de la posición en la que estés, eso también propagará las bacterias".

20. Antes de practicar el sexo anal, mejor omite los alimentos que te hagan sentir como una mierda (el juego de palabras es intencional).

dreams-are-hidden-nightmares.tumblr.com

"La gente debe comprender que el sexo es sucio y que cosas como los derrames van a suceder a veces", dice Morse. "Pero si tienes una dieta saludable, un movimiento intestinal sano y estás con una pareja con quien te sientes seguro/a, no hay necesidad de preocuparse o descontrolarse".

Ella recomienda comer una dieta saludable y conocer cómo reacciona tu cuerpo a ciertos alimentos. Algunas personas pueden comer frijoles y no tienen problemas. Otras personas se comen un burrito y dicen este es el peor momento posible para practicar el sexo anal. Escucha a tu cuerpo.

Dicho eso, puede haber trazas de materia fecal en el recto en cualquier momento, dice Morse, así que simplemente tendrás que superarlo si estás interesado en el juego anal.

21. Y podrías sentir que tienes que hacer popó. De hecho, podrías realmente necesitar hacer popó.

"La probabilidad es que no harás popó durante el sexo anal", dice Levkoff. "Pero si sientes que necesitas ir al baño, puedes decir 'espera siento algo incómodo', excúsate y ve al baño".El sexo anal no necesita ser una actividad sexual que terminas de una vez. Tómate tu tiempo, haz pausas si las necesitas y no temas expresar tus necesidades.
FOX / Via reactiongifs.com

"La probabilidad es que no harás popó durante el sexo anal", dice Levkoff. "Pero si sientes que necesitas ir al baño, puedes decir 'espera siento algo incómodo', excúsate y ve al baño".

El sexo anal no necesita ser una actividad sexual que terminas de una vez. Tómate tu tiempo, haz pausas si las necesitas y no temas expresar tus necesidades.

22. Y sí, es posible que dejes salir algunos ruidos raros mientras estás en eso.

youtube.com / Via tenor.co

Independientemente del tipo de sexo que estés practicando, los cuerpos van a hacer ruidos y eso es algo que debes admitir y tratar de tomártelo a broma, dice Levkoff.

"La penetración de cualquier tipo va a impulsar aire hacia el cuerpo y el aire hace ruidos graciosos cuando está saliendo", dice ella. "Va a pasar. Si todos estuvieran constantemente preocupados por peerse nadie estaría en la intimidad con alguien nunca. Es difícil hacer placentero el sexo si no estás de buen ánimo".

23. Al respecto, la preparación mental es tan importante (si no más importante) que la preparación física.

"La verdad es que nuestras mentes tienen una manera increíble de hacer las cosas menos placenteras para nosotros, si es algo que no nos encanta por completo", dice Levkoff. "Si estamos nerviosos o incómodos nuestro cuerpo lo demuestra: nuestros músculos se tensan, comenzamos a contraernos, nos sentimos ansiosos, ya no estamos relajados y dispuestos y eso significa que es menos probable que sintamos placer".
Disney

"La verdad es que nuestras mentes tienen una manera increíble de hacer las cosas menos placenteras para nosotros, si es algo que no nos encanta por completo", dice Levkoff. "Si estamos nerviosos o incómodos nuestro cuerpo lo demuestra: nuestros músculos se tensan, comenzamos a contraernos, nos sentimos ansiosos, ya no estamos relajados y dispuestos y eso significa que es menos probable que sintamos placer".

24. Está bien tomar una copa de vino antes de empezar, pero trata de que no se te pase la mano.

ABC / Via giphy.com

"Una copa de vino puede ayudar a relajar los nervios, pero a veces la gente lleva esto demasiado lejos, se emborrachan mucho y después todo lo que saben es que el sexo es muy doloroso", dice Morse. "Es mucho más productivo hacer algo como las técnicas de respiración, los juegos preliminares o escuchar una buena lista de reproducción para ayudar a relajarte".

25. Es normal sentirse incómodo al hablar sobre el sexo anal. Simplemente trata de aceptarlo y asegúrate de comunicarte sinceramente con tu pareja.

imgur.com

"la incomodidad no significa que no tengas cercanía con tu pareja o que no estás en una relación sana, es porque nos enseñan desde una temprana edad que el sexo es un tema tabú", dice Levkoff. "Plantearle a una pareja una cosa potencial que tu quieres intentar va a ser incómodo independientemente de lo que sea. Creo que olvidamos que parte de la intimidad sexual significa ser vulnerable y poder tener esas conversaciones. Eso es algo humano. Es parte de ser sexualmente maduro".

Así que sigue adelante y admite por adelantado la incomodidad, dice ella. Di algo como: "Mira, hay algo que siempre he querido probar. Sé que no debería sentirme incómoda/o plateándotelo, pero lo estoy. Aquí va..."

26. Toma una ducha y límpiate por adelantado para hacer la experiencia más limpia y segura para ambas partes.

Cartoon Network / Via pandawhale.com

Si no tienes tiempo de tomar una ducha, Morse dice que puedes solo limpiarte con toallitas húmedas para bebés (solo asegúrate de que sean de las que no tienen alcohol).

Y aunque algunas personas prefieren quitarse los vellos de alrededor del ano (porque algunos dicen que así es más sensible), ten cuidado

27. También puedes aplicarte un enema con anticipación si eso te hará sentir más confiado/a y cómodo/a.

"Si tienes intestinos sanos y sabes que defecaste un par de horas antes, entonces no deberías preocuparte", dice Morse. "Pero si vas a estar más cómodo/a después de aplicarte un enema, entonces hazlo". Ella recomienda comprar las botellas plásticas desechables en las farmacias, pero vaciar la solución que viene con ellas porque realmente no necesitas un laxante químico. Una vez que tengas la botella, enjuágala varias veces, llénala con agua tibia (el agua fría puede causar cólicos) y sigue las instrucciones de cómo usarla. Entonces, hazlo algunas veces antes del sexo anal. Si no quieres aplicar un enema, pero quieres limpiar el área, Morse sugiere usar un jabón suave, no irritante o una toallita para bebés. Puedes insertar suavemente la punta de un dedo si realmente quieres limpiar ~ahí dentro~.
MIC / Via giphy.com

"Si tienes intestinos sanos y sabes que defecaste un par de horas antes, entonces no deberías preocuparte", dice Morse. "Pero si vas a estar más cómodo/a después de aplicarte un enema, entonces hazlo".

Ella recomienda comprar las botellas plásticas desechables en las farmacias, pero vaciar la solución que viene con ellas porque realmente no necesitas un laxante químico. Una vez que tengas la botella, enjuágala varias veces, llénala con agua tibia (el agua fría puede causar cólicos) y sigue las instrucciones de cómo usarla. Entonces, hazlo algunas veces antes del sexo anal.

Si no quieres aplicar un enema, pero quieres limpiar el área, Morse sugiere usar un jabón suave, no irritante o una toallita para bebés. Puedes insertar suavemente la punta de un dedo si realmente quieres limpiar ~ahí dentro~.

28. Y si vas a usar los dedos, por favor asegúrate de tener las uñas cortas y limadas.

Las uñas limpias, cortas y manos enguantadas son lo ideal, dice Morse, porque el tejido alrededor del recto es muy delicado y puede ser lesionado fácilmente. Definitivamente no quieres que tus uñas causen el caos allá abajo.
youtube.com / Via giphy.com

Las uñas limpias, cortas y manos enguantadas son lo ideal, dice Morse, porque el tejido alrededor del recto es muy delicado y puede ser lesionado fácilmente.

Definitivamente no quieres que tus uñas causen el caos allá abajo.

29. Si tu cuerpo no tiene ganas, no lo fuerces.

"Incluso gente que tiene mucha experiencia con el juego anal tendrá días en los cuales simplemente no tiene ganas", dice Glickman. "Escucha a tu cuerpo, porque si estás tenso/a, estresado/a, disgustado/a, cansado/a o simplemente no estás de humor, tu cuerpo no estará receptivo al sexo anal y el sexo no va a ser placentero".También deberías manejar por anticipado las expectativas con tu pareja. "Puedes decir: 'Mira, quiero probar esto contigo, pero si no me gusta entonces quiero que estemos de acuerdo con que esto sea algo de una sola vez'", dice Levkoff. "Es importante admitir eso por adelantado. Si alguien dice: 'Bueno si me gusta mucho entonces voy a querer hacerlo más', entonces eso es una señal obvia de que podría no ser una relación en la que quieras estar".
pinterest.com

"Incluso gente que tiene mucha experiencia con el juego anal tendrá días en los cuales simplemente no tiene ganas", dice Glickman. "Escucha a tu cuerpo, porque si estás tenso/a, estresado/a, disgustado/a, cansado/a o simplemente no estás de humor, tu cuerpo no estará receptivo al sexo anal y el sexo no va a ser placentero".

También deberías manejar por anticipado las expectativas con tu pareja. "Puedes decir: 'Mira, quiero probar esto contigo, pero si no me gusta entonces quiero que estemos de acuerdo con que esto sea algo de una sola vez'", dice Levkoff. "Es importante admitir eso por adelantado. Si alguien dice: 'Bueno si me gusta mucho entonces voy a querer hacerlo más', entonces eso es una señal obvia de que podría no ser una relación en la que quieras estar".

30. Un poco de nerviosismo es completamente normal; solo asegúrate de que estás lista/o y que lo estás haciendo porque quieres.

Warner Bros. Pictures / Via tenor.co

Estar un poco nervioso/a es de esperarse, dice Levkoff. ¡Algo está a punto de subirse a tu trasero! Pero si estás haciendo esto para apaciguar a una pareja o viceversa entonces no se va a sentir bien o no a salir tan bien.

Hazlo porque quieres hacerlo. Y para si quieres parar.

Recuerda, se paciente y reláááájate. ¡Todo requiere práctica!

Ben Henry / Via buzzfeed.com

Este post fue traducido del inglés.