go to content

19 personas que odiaban a los niños nos cuentan por qué decidieron ser padres

Nunca se sabe si uno se convertirá en mamá o papá.

publicado

1. “Odiaba a los niños y todo lo que tuviera que ver con niños…”

United Artists

“Los niños son desordenados, ruidosos y dependientes. Nunca quise uno. Además, estaba segura que sería una madre horrible.

Al terminar la secundaria, comencé a cuidar el bebé de una amiga. Al principio no me gustó, pero con el tiempo me terminé por encariñar con su hijo de un año. Era adorable, muy dulce e inteligente. Como un mejor amigo en miniatura que me amaba en forma incondicional. Luego de eso, supe que debía tener un hijo.

Ahora tengo dos bebés hermosos que no cambiaría por nada”.

alysondaniellec

2. “Mi mamá sabía que nunca tendría un hijo”.

"Mi mamá solía decir en broma que mis perros eran sus nietos, ya que sabía que yo nunca tendría un hijo. El día en que mi madre murió, tuve una fuerte sensación de que debería ser madre, porque ella ya no lo sería. Ahora que tengo una hija, me hubiera gustado poder llamar a mi mamá para que me de consejos".

PettyBage

3. “...y durante toda nuestra relación, nunca quise tener hijos”.

Paramount

“Estuve en pareja durante mucho tiempo, y durante toda nuestra relación nunca quise tener hijos. Un día, me di cuenta que la razón era que estaba en pareja con un niño. Él jugaba videojuegos varias horas por día, estaba desempleado por meses, hasta debía recordarle que se cepille los dientes.

Luego de haber terminado esa relación, me enamoré de un HOMBRE. Tenía su vida en orden y era totalmente independiente, lo que me atrajo mucho. Ahora, espero dar a luz a nuestro primer hijo en cualquier momento. Fue una decisión que ambos tomamos como adultos y que tuvo sentido para nosotros”.

kittenkay23

4. “Fue por el gato”.

"Murió nuestro gato. Estábamos tristes".

snoball2

5. “La gente se dio por vencida con nosotros”.

VH1

“Luego de siete años de matrimonio, estoy esperando mi primer hijo. La gente se había dado por vencida con nosotros. Pero lo tomamos como un tema de madurez y saber esperar el momento adecuado. Vivimos nuestros veintes haciendo lo que quisimos, viajamos, pasamos tiempo con amigos, y compramos nuestra primera casa.

Finalmente, cuando yo tenía 29 y mi pareja 30, sentimos que estábamos listos. El deseo creció lentamente, los hijos de otras personas no me interesaban, pero quería formar una familia con el hombre que amo. Tardé un tiempo en quedar embarazada, de modo que el deseo se hizo más fuerte. Ahora no puedo esperar a diciembre para conocer a nuestro pequeño”.

Mcfly7719

6. “No quería hijos…”

"No quería hijos, y estaba muy segura de esa decisión hasta que enfermé, a fines de mis veintes. Entre en una perimenopausia (entre otros problemas) y me dijeron que no podría quedar embarazada. Al lidiar con otros problemas de salud, me di cuenta que soy una persona fuerte que tiene mucho que transmitir a otra persona, y tomé la decisión de que sí quería ser madre.

Mi chico especial nació el 10/10/10 y ahora espero mi segundo hijo.

tiffanyt430b081c7

7. “Los niños son pegajosos y olorosos”.

Flickr: jbird / Via Creative Commons

“Nunca quise hijo. Odio a los niños. Son pegajosos y huelen a jarabe de maple incluso cuando no comen panqueques. Pero un día miraba a mi marido me dí cuenta que debería haber más gente como él en el mundo”.

Thisissterling

8. “Mirando hacia atrás, no cambiaría nada”.

"Conocí a la chica indicada, quedó embarazada, y las únicas razones para no tenerlo eran egoístas, y no eran lo suficientemente buenas como para negarle la vida a esta persona. Hicimos cambios, crecimos, nos sacrificamos, aunque mirando hacia atrás, no cambiaría nada. Ser responsable de esta personita puso todo en perspectiva. La vida ya no se trataba de lo que yo haga, sino de ayudarla a alcanzar lo que se proponga."

— Kevin Averill, Facebook

9. “De un día para el otro, cambié de opinión”.

Flickr: 124588601@N06 / Via Creative Commons

“Simplemente cambié de opinión de un día para el otro, sin una razón específica. Vi a una niña muy linda en el parque y pensé ‘Guau, sería genial tener una de esas’”.

— Danielle Fala Regan, Facebook

10. “No quería hijos hasta que me dijeron que era estéril”.

"Nunca quise hijos hasta que me dijeron que era estéril. Ahora tengo cuatro (los doctores se equivocaron)".

tonii

11. “No quería convertirme en ESE TIPO de mamá”.

Similac / youtube.com

“No quería ser el tipo de madre en la que se convirtieron todas mis amigas: gordas, mal vestidas, y siempre subiendo posts moralistas sobre lo malas que eran las otras madres. Todas se convirtieron en amas de casa resentidas, huecas y sin identidad.

Pero luego descubrí que una mujer que admiraba mucho tenía hijos. Ella era segura de sí misma, amable, y siempre tenía puntos de vista interesantes. Me hizo darme cuenta que si quedaba embarazada no DEBÍA ser como esas otras madres. Mi hijo ahora tiene 14 meses, y si bien a veces salgo de mi casa sin lavarme el pelo y con una remera de mi esposo, soy la persona que deseo ser”.

— Emmay Friedenson, Facebook

12. “Con el tiempo, fuimos felices para siempre”.

"Al principio de mi matrimonio, la verdad es que no quería hijos. Y luego, a pesar de usar múltiples métodos anticonceptivos, quedé embarazada. Sin embargo, el feto murió dentro mío. Tuve que operarme para sacarlo.

Mi esposo y yo quedamos destrozados. Sabíamos que debíamos seguir adelante e intentar tener un bebé en nuestros propios términos. Luego de la cirugía tuve dos abortos, lo cual empeoró la situación. Comencé a pensar que nunca tendríamos nuestro final feliz. Pero ahora tenemos a nuestro bebé de 14 meses y lo amamos más que a nada en el mundo".

cordeliaab

13. “Mi esposo y yo nos pusimos de acuerdo en no tener hijos”.

BBC

“Cuando mi esposo y yo comenzamos a salir, ambos decidimos que no queríamos hijos, pero a pocos meses de habernos casado, me diagnosticaron un cáncer cervical. Mi doctor me recomendó una histerectomía, y nos dijo que si queríamos hijos necesitábamos decidirlo cuanto antes. Lo discutimos y decidimos tener uno. Nos llevó un año y medio, pero ahora somos padres de un hermoso bebé de 17 meses… y el cáncer no regresó”.

melanieh4d6281026

14. “Quería tener versiones mías en miniatura”.

"Decidí que quería un escuadrón de versiones en miniatura de mí y animales para que me sigan a todos lados".

hayleymay420

15. “Había decidido ligarme las trompas…”

New Line Cinema

“Cuando mi esposo y yo estábamos recién casados, le dije que no quería hijos y que había decidido ligarme las trompas de falopio. Me sugirió pensarlo mejor, ya que quizás más adelante querría hijos. ¡Y estuvo muy en lo cierto! Ambos somos hijos mayores, y tuvimos que ayudar a criar a nuestros hermanos, por lo que pensaba que no desearía criar hijos propios. Aún así, esperé.

Ahora, luego de 19 años de matrimonio tomamos la decisión y tenemos una bebita llamada Alice."

hannahb406b3c066

16. “El camino que comienzas en tu vida no siempre es el mismo que en el que terminas”.

"Mi futuro esposo y yo salimos durante cinco años antes de casarnos, y durante todo ese tiempo, yo tenía en claro que no quería hijos, y él estaba seguro de que sí quería hijos. Luego de muchas conversaciones sobre el tema, él seguía insistiendo en que algún día cambiaría de opinión. Yo sabía que no quería concebir, pero también podía ver que a él le rompía el corazón pensar en una vida sin hijos. También comencé a pensar si, cuando fuera demasiado tarde, no me arrepentiría de no tener hijos. Eso, sumado a la presión social y la insistencia de mi madre y mi suegra me hizo cambiar de opinión. Accedí a dejar de tomar anticonceptivos y lo puse en manos del destino. Un mes después, estaba embarazada.

Eso fue hace cuatro años, y amo a mi hijo. Fue un hermoso viaje verlo despertar al mundo a su alrededor y desarrollar su personalidad. Sin embargo, sigo anhelando nuestra vida anterior, más simple, con más aventuras y espontaneidad, en la que podíamos quedarnos despiertos hasta tarde, dormir de más, y decidir irnos de viaje porque sí.

El camino que comienzas en tu vida no siempre es el mismo en el que terminas. Y como dije, a veces anhelo el viejo camino, pero sé que no iba a conducir hasta donde estoy hoy, que es un lugar en el que amo estar. Hay caprichos y pañales, pero también los mejores abrazos y sonrisas de bebé".

17. “En ese momento supe que sería madre algún día”.

Flickr: abardwell / Via Creative Commons

“Fue mi sobrina la que me hizo cambiar de opinión. Cuando nació, sentí un amor inmenso como nunca antes. En ese momento supe que sería madre algún día. Cuando nació mi hijo, el amor se multiplicó por millones”.

— Kate Miller, Facebook

18. “No estaba lista…”

Flickr: saumag / Via Creative Commons

“Tengo 34 años y estoy embarazada por primera vez. Creo que primero quise madurar, alcanzar mis objetivos educativos y profesionales, casarme con mi mejor amigo. Ahora pienso que oponerme a tener hijos era un modo inconscientes de aceptar que no estaba lista”.

kristino470292c95

19. “Mis instintos maternales estaban más ocultos en mí que en otras personas, pero estaban presentes”.

"Nunca quise hijos. Cuando mis amigas jugaban con muñecas bebés, yo soñaba con actuar en Broadway. La maternidad no era un deseo intrínseco en mí. Cuando descubrimos con mi esposo que esperábamos un bebé sin buscarlo, quedamos en shock.

Al nacer mi hija, me costó relacionarme con ella. Sin embargo, cuanto más ejercitaba mi maternidad, y pasaba más y más tiempo con ella, más creció mi amor. Aprendí que mis instintos maternales estaban más ocultos en mí que en otras personas, pero estaban presentes".

Mazebright

Every. Tasty. Video. EVER. The new Tasty app is here!

Dismiss