back to top

Las 23 mejores películas musicales desde el año 2000

Porque La La Land no ha inventado las películas musicales modernas.

publicado

23. God Help the Girl (2014)

God Help the Girl es un musical maravilloso, sutilmente oscuro y caótico. Esto último a veces lo favorece y a veces no tanto. Sus defectos fueron los suficientes para que God Help the Girl no tuviera público, pero aun así hay mucho de lo que disfrutar en la partitura de Stuart Murdoch, de Belle & Sebastian, y un reparto tremendamente encantador (Emily Browning, Olly Alexander, and Hannah Murray), que lo eleva a otro nivel.
Amplify

God Help the Girl es un musical maravilloso, sutilmente oscuro y caótico. Esto último a veces lo favorece y a veces no tanto. Sus defectos fueron los suficientes para que God Help the Girl no tuviera público, pero aun así hay mucho de lo que disfrutar en la partitura de Stuart Murdoch, de Belle & Sebastian, y un reparto tremendamente encantador (Emily Browning, Olly Alexander, and Hannah Murray), que lo eleva a otro nivel.

22. Hairspray (2007)

Vamos a aclarar esto en primer lugar: la atroz incorporación de John Travolta, que se negó a interpretar a Edna como drag queen sino como una "verdadera mujer" con unas prótesis horrorosas, casi arruina toda la película. Por eso es por lo que el relanzamiento de Hairspray, ampliamente considerada una de las mejores películas musicales modernas, no está en un puesto más alto de la lista. En general, es una adaptación muy bien hecha de uno de los musicales más innegablemente divertidos. El reparto (quitando a John Travolta) es carismático y vital, lo cual en cualquier otro lugar sería exasperante pero aquí es absolutamente imprescindible.
New Line Cinema

Vamos a aclarar esto en primer lugar: la atroz incorporación de John Travolta, que se negó a interpretar a Edna como drag queen sino como una "verdadera mujer" con unas prótesis horrorosas, casi arruina toda la película. Por eso es por lo que el relanzamiento de Hairspray, ampliamente considerada una de las mejores películas musicales modernas, no está en un puesto más alto de la lista. En general, es una adaptación muy bien hecha de uno de los musicales más innegablemente divertidos. El reparto (quitando a John Travolta) es carismático y vital, lo cual en cualquier otro lugar sería exasperante pero aquí es absolutamente imprescindible.

21. Burlesque (2010)

Burlesque no es buena; Burlesque es genial. Vale, es como una Showgirls suavizada que solo es ligeramente más competente, pero es un gran musical, estúpido y lleno de lentejuelas, protagonizado por Cher y Christina Aguilera; y, si eso no te atrae, estás en el lado equivocado de la historia. Burlesque es la historia de una chica de pueblo (a la que Kristen Bell se refiere como "una zorra con pulmones mutantes") que se muda a Los Ángeles y aprende cómo hacer el Wagon Wheel Watusi, junto con una valiosa lección sobre los derechos del aire. Es ridícula. ¡Disfrútala!
Screen Gems

Burlesque no es buena; Burlesque es genial. Vale, es como una Showgirls suavizada que solo es ligeramente más competente, pero es un gran musical, estúpido y lleno de lentejuelas, protagonizado por Cher y Christina Aguilera; y, si eso no te atrae, estás en el lado equivocado de la historia. Burlesque es la historia de una chica de pueblo (a la que Kristen Bell se refiere como "una zorra con pulmones mutantes") que se muda a Los Ángeles y aprende cómo hacer el Wagon Wheel Watusi, junto con una valiosa lección sobre los derechos del aire. Es ridícula. ¡Disfrútala!

20. Enredados (2010)

Enredados no llega a la altura de otras ofertas recientes de Disney. Sin embargo, es un giro juguetón sobre la historia de Rapunzel que incluye algunas adiciones sólidas al canon musical de Disney: la canción estándar "Algo así quiero yo", "Cuando mi vida va a comenzar"; el dulce dúo, "Por fin ya veo la luz"; y la destacada (porque es la canción de la villana y la canta Donna Murphy): "Madre sabe más". Enredados no se amolda tanto a la fórmula clásica de las películas musicales como las películas del renacimiento de Disney en los años 90, pero se acerca lo suficiente como para cumplir los requisitos.
Walt Disney Studios Motion Pictures

Enredados no llega a la altura de otras ofertas recientes de Disney. Sin embargo, es un giro juguetón sobre la historia de Rapunzel que incluye algunas adiciones sólidas al canon musical de Disney: la canción estándar "Algo así quiero yo", "Cuando mi vida va a comenzar"; el dulce dúo, "Por fin ya veo la luz"; y la destacada (porque es la canción de la villana y la canta Donna Murphy): "Madre sabe más". Enredados no se amolda tanto a la fórmula clásica de las películas musicales como las películas del renacimiento de Disney en los años 90, pero se acerca lo suficiente como para cumplir los requisitos.

Publicidad

19. ¡Mamma Mia! La película (2008)

De forma similar al musical en el que se basa, la fantasía tocadiscos de ABBA ¡Mamma Mia! es tonta de forma agresiva y despiadada. Es mejor cuando no se toma muy en serio a sí misma y se apoya en el hecho de que, sí, esa es Meryl Streep cantando a grito pelado "The Winner Takes It All" a Pierce Brosnan. (Cuanto menos se diga sobre cómo canta él, mejor). Es difícil establecer la posición correcta de ¡Mamma Mia! en una clasificación de películas musicales modernas, porque es a la vez bastante horrible y lo mejor de todos los tiempos. Lo expresaré así: si estás en un avión bebiendo alcohol, no hay mejor elección.
Universal Pictures

De forma similar al musical en el que se basa, la fantasía tocadiscos de ABBA ¡Mamma Mia! es tonta de forma agresiva y despiadada. Es mejor cuando no se toma muy en serio a sí misma y se apoya en el hecho de que, sí, esa es Meryl Streep cantando a grito pelado "The Winner Takes It All" a Pierce Brosnan. (Cuanto menos se diga sobre cómo canta él, mejor). Es difícil establecer la posición correcta de ¡Mamma Mia! en una clasificación de películas musicales modernas, porque es a la vez bastante horrible y lo mejor de todos los tiempos. Lo expresaré así: si estás en un avión bebiendo alcohol, no hay mejor elección.

18. Dando la nota (2012)

Olvídate de Dando la nota, la franquicia superexitosa. Olvídate del número aparentemente infinito de canciones imitadoras de "Cup Song" que has sufrido. Olvídate de "aca-perdona". Vuelve al momento en el que viste aquel riff-off mágico, las chispas entre Anna Kendrick y Skylar Astin, el arranque de Ben Platt cantando "Magic"... Dando la nota fue, y aún es, una película musical agradable y poco convencional que se basa en la amistad femenina y en (de un modo bastante literal) voces fuertes.
Universal Pictures

Olvídate de Dando la nota, la franquicia superexitosa. Olvídate del número aparentemente infinito de canciones imitadoras de "Cup Song" que has sufrido. Olvídate de "aca-perdona". Vuelve al momento en el que viste aquel riff-off mágico, las chispas entre Anna Kendrick y Skylar Astin, el arranque de Ben Platt cantando "Magic"... Dando la nota fue, y aún es, una película musical agradable y poco convencional que se basa en la amistad femenina y en (de un modo bastante literal) voces fuertes.

17. Frozen: El reino del hielo (2013)

La sobreexposición a Dando la nota no es nada en comparación a Frozen, que se convirtió en tan insoportablemente popular que es fácil olvidar la sólida adaptación de la línea de Disney que es. No carece de defectos, sobre todo en cuanto al ritmo (un hecho que descubrirás probablemente si tus hijos te han obligado a verla 37 veces seguidas) pero tiene una partitura maravillosa, incluyendo las geniales "Suéltalo", "La puerta hacia el amor" y "Por primera vez en años" (también incluye "Sólo tiene que mejorar un poco"; pero, eh, nadie es perfecto).
Walt Disney Studios Motion Pictures

La sobreexposición a Dando la nota no es nada en comparación a Frozen, que se convirtió en tan insoportablemente popular que es fácil olvidar la sólida adaptación de la línea de Disney que es. No carece de defectos, sobre todo en cuanto al ritmo (un hecho que descubrirás probablemente si tus hijos te han obligado a verla 37 veces seguidas) pero tiene una partitura maravillosa, incluyendo las geniales "Suéltalo", "La puerta hacia el amor" y "Por primera vez en años" (también incluye "Sólo tiene que mejorar un poco"; pero, eh, nadie es perfecto).

16. La La Land (2016)

Y llegamos aquí a la película musical más comentada en años, una película tan popular que la gente parece haber olvidado que se han hecho otras películas musicales durante las últimas dos décadas. Eso no es culpa de La La Land y, en su defensa, muchas de las críticas contra ella tienen más que ver con las alabanzas que recibe (y el Óscar que probablemente reciba) que con nada más. Por sí misma, es un homenaje bastante simple pero admirablemente conmovedor a las películas musicales clásicas. "Audition (The Fools Who Dream)" vale el precio que se paga por la entrada.
Summit Entertainment

Y llegamos aquí a la película musical más comentada en años, una película tan popular que la gente parece haber olvidado que se han hecho otras películas musicales durante las últimas dos décadas. Eso no es culpa de La La Land y, en su defensa, muchas de las críticas contra ella tienen más que ver con las alabanzas que recibe (y el Óscar que probablemente reciba) que con nada más. Por sí misma, es un homenaje bastante simple pero admirablemente conmovedor a las películas musicales clásicas. "Audition (The Fools Who Dream)" vale el precio que se paga por la entrada.

Publicidad

15. High School Musical 3: Fin de curso (2008)

¡Hola, haters! Antes de acusarme de ser un troll, investigad un poco: Tengo un historial bien documentado de declarar High School Musical 3: Fin de curso como una de las mejores películas musicales de nuestro tiempo. Sí, de verdad. High School Musical era un entretenimiento divertido y High School Musical 2 es una secuela olvidable (excepto, obviamente, "Bet on It"), pero High School Musical 3 destaca por ser legítimamente buena. Es un desfile de improvisaciones de jazz realizadas con auténtico talento y, lo más importante, sabe exactamente qué es y se apoya en su estado de película original de Disney Channel con una autoconciencia admirable.
Walt Disney Studios Motion Pictures

¡Hola, haters! Antes de acusarme de ser un troll, investigad un poco: Tengo un historial bien documentado de declarar High School Musical 3: Fin de curso como una de las mejores películas musicales de nuestro tiempo. Sí, de verdad. High School Musical era un entretenimiento divertido y High School Musical 2 es una secuela olvidable (excepto, obviamente, "Bet on It"), pero High School Musical 3 destaca por ser legítimamente buena. Es un desfile de improvisaciones de jazz realizadas con auténtico talento y, lo más importante, sabe exactamente qué es y se apoya en su estado de película original de Disney Channel con una autoconciencia admirable.

14. Across the Universe (2007)

Para apreciar Across the Universe tienes que apreciar a Julie Taymor, la directora visionaria y conflictiva de la película. Para algunos no siempre es fácil, lo que probablemente es el motivo por el que Across the Universe tiene al menos tantos detractores vocales como seguidores acérrimos. Y, para ser justos, la película a veces se concede demasiado a sí misma (La escena del doctor Robert provocada por el LSD podría ser eliminada completamente). Aun así, muestra una actuación genial tras otra sobre clásicos de los Beatles, con un aspecto visual magnífico y una sensibilidad específica de Taymor. Ríndete.
Columbia Pictures

Para apreciar Across the Universe tienes que apreciar a Julie Taymor, la directora visionaria y conflictiva de la película. Para algunos no siempre es fácil, lo que probablemente es el motivo por el que Across the Universe tiene al menos tantos detractores vocales como seguidores acérrimos. Y, para ser justos, la película a veces se concede demasiado a sí misma (La escena del doctor Robert provocada por el LSD podría ser eliminada completamente). Aun así, muestra una actuación genial tras otra sobre clásicos de los Beatles, con un aspecto visual magnífico y una sensibilidad específica de Taymor. Ríndete.

13. Los miserables (2012)

A veces, la adaptación de Tom Hooper parece que se encalla un poco debido al material en el que se basa: al hacer que todos los actores cantaran en directo y contratar a algunos actores que en realidad no saben cantar, se perdió el esplendor asociado a la fastuosa producción escénica. Pero, cuando se eleva, es abrumadora en el mejor de los sentidos. Y para cualquiera que se enamorara del espectáculo musical de Los miserables, eso es exactamente lo que tenía que ser la película. El visceral "I Dreamed a Dream" de Anne Hathaway es un momento verdaderamente emotivo y, aunque su campaña por la temporada de premios puede haber enfriado el entusiasmo de la gente, se merecía ese Óscar.
Universal Pictures

A veces, la adaptación de Tom Hooper parece que se encalla un poco debido al material en el que se basa: al hacer que todos los actores cantaran en directo y contratar a algunos actores que en realidad no saben cantar, se perdió el esplendor asociado a la fastuosa producción escénica. Pero, cuando se eleva, es abrumadora en el mejor de los sentidos. Y para cualquiera que se enamorara del espectáculo musical de Los miserables, eso es exactamente lo que tenía que ser la película. El visceral "I Dreamed a Dream" de Anne Hathaway es un momento verdaderamente emotivo y, aunque su campaña por la temporada de premios puede haber enfriado el entusiasmo de la gente, se merecía ese Óscar.

12. Vaiana (2016)

Disney mostró su compromiso por hacer más musicales auténticos al estilo de sus clásicos de los años 90 cuando contrató a Lin-Manuel Miranda para escribir las canciones de Vaiana. Su voz característica, que ayudó a transformar a Hamilton en un fenómeno mundial, se muestra aquí en todo su esplendor: "How Far I'll Go" es una canción que parece 100 % Lin-Manuel Miranda y 100 % canción "Quiero" de Disney. En general, la película es un agradable desvío de la tradicional historia de princesas de Disney: hola, ausencia de interés amoroso. Pero es la música la que la convierte en mágica.
Walt Disney Studios Motion Pictures

Disney mostró su compromiso por hacer más musicales auténticos al estilo de sus clásicos de los años 90 cuando contrató a Lin-Manuel Miranda para escribir las canciones de Vaiana. Su voz característica, que ayudó a transformar a Hamilton en un fenómeno mundial, se muestra aquí en todo su esplendor: "How Far I'll Go" es una canción que parece 100 % Lin-Manuel Miranda y 100 % canción "Quiero" de Disney. En general, la película es un agradable desvío de la tradicional historia de princesas de Disney: hola, ausencia de interés amoroso. Pero es la música la que la convierte en mágica.

Publicidad

11. Sweeney Todd: El barbero diabólico de la calle Fleet (2007)

La reciente obra de Tim Burton no ha inspirado mucha confianza, pero era la elección perfecta para adaptar el macabro musical de Stephen Sondheim sobre un barbero homicida en busca de venganza por la injusticia perpetrada contra él y su familia con navajas muy afiladas. De nuevo, hay inconvenientes al incorporar a celebridades en lugar de a cantantes: Johnny Depp está bien, pero Helena Bonham Carter en realidad no tiene una voz que haga justicia al material. Y, aun así, es una película que logra ser tanto una adaptación bastante fiel como una obra sólida por derecho propio.
Paramount Pictures

La reciente obra de Tim Burton no ha inspirado mucha confianza, pero era la elección perfecta para adaptar el macabro musical de Stephen Sondheim sobre un barbero homicida en busca de venganza por la injusticia perpetrada contra él y su familia con navajas muy afiladas. De nuevo, hay inconvenientes al incorporar a celebridades en lugar de a cantantes: Johnny Depp está bien, pero Helena Bonham Carter en realidad no tiene una voz que haga justicia al material. Y, aun así, es una película que logra ser tanto una adaptación bastante fiel como una obra sólida por derecho propio.

10. Bailar en la oscuridad (2000)

Si te gustan las películas musicales con finales felices, debes evitar la despiadada y desoladora Bailar en la oscuridad completamente. ¡Es fácilmente una de las películas más deprimentes jamás realizadas y hay secuencias completas de canto y baile! Björk interpreta a la inmigrante checa Selma y la cara abierta y juvenil de la artista convertida en actriz hace que el horror infligido a su personaje sea mucho más difícil de presenciar. Catherine Deneuve es la coprotagonista, lo cual es un buen recordatorio de que ni siquiera Los paraguas de Cherburgo te hicieron llorar tanto.
Fine Line Features

Si te gustan las películas musicales con finales felices, debes evitar la despiadada y desoladora Bailar en la oscuridad completamente. ¡Es fácilmente una de las películas más deprimentes jamás realizadas y hay secuencias completas de canto y baile! Björk interpreta a la inmigrante checa Selma y la cara abierta y juvenil de la artista convertida en actriz hace que el horror infligido a su personaje sea mucho más difícil de presenciar. Catherine Deneuve es la coprotagonista, lo cual es un buen recordatorio de que ni siquiera Los paraguas de Cherburgo te hicieron llorar tanto.

9. Tiana y el sapo (2009)

Tiana y el sapo es tanto una de las mejores películas de Disney como una de sus películas más trágicamente infravaloradas. Aparte del hecho de que Tiana es la mejor princesa Disney de todas (no me importa debatir esto en cualquier otro sitio, pero es cierto), la película como conjunto captura la esencia del renacimiento de Disney mejor que cualquiera de sus otras ofertas recientes. Eso es mérito de la animación tradicional, pero también de la maravillosa partitura de Randy Newman, incluyendo la estándar canción "Quiero", la excelente "Almost There", y una gran canción de villano, "Friends on the Other Side".
Walt Disney Studios Motion Pictures

Tiana y el sapo es tanto una de las mejores películas de Disney como una de sus películas más trágicamente infravaloradas. Aparte del hecho de que Tiana es la mejor princesa Disney de todas (no me importa debatir esto en cualquier otro sitio, pero es cierto), la película como conjunto captura la esencia del renacimiento de Disney mejor que cualquiera de sus otras ofertas recientes. Eso es mérito de la animación tradicional, pero también de la maravillosa partitura de Randy Newman, incluyendo la estándar canción "Quiero", la excelente "Almost There", y una gran canción de villano, "Friends on the Other Side".

8. Sing Street (2016)

Si puedes ver Sing Street sin enamorarte de inmediato, puede que estés muerto por dentro. La historia en sí misma (un chico que forma una banda para seducir a una chica) no es exactamente como reinventar la rueda. Pero no importa. Es una oda a la autoexpresión que contagia felicidad, un cuento sobre crecer y sobre el primer amor, con una música increíble. (Nota: Es una burla que la canción destacada "Drive It Like You Stole It", que aparece en la mejor secuencia de la película, no obtuviera una nominación a los Óscar). Sing Street sabe qué quiere ser y toca cada nota de forma impecable.
The Weinstein Company

Si puedes ver Sing Street sin enamorarte de inmediato, puede que estés muerto por dentro. La historia en sí misma (un chico que forma una banda para seducir a una chica) no es exactamente como reinventar la rueda. Pero no importa. Es una oda a la autoexpresión que contagia felicidad, un cuento sobre crecer y sobre el primer amor, con una música increíble. (Nota: Es una burla que la canción destacada "Drive It Like You Stole It", que aparece en la mejor secuencia de la película, no obtuviera una nominación a los Óscar). Sing Street sabe qué quiere ser y toca cada nota de forma impecable.

Publicidad

7. Los últimos cinco años (2014)

A no todo el mundo le gusta cómo Richard LaGravenesse aborda Los últimos cinco años de Jason Robert Brown y es justo. Hace algunas elecciones que podrían no estar en consonancia con lo que los aficionados al musical esperaban. Al mismo tiempo, ¿qué otra cosa podría haber hecho? Era un musical casi imposible de adaptar y, teniendo eso en cuenta, es impresionante que la película consiguiera mantener el espíritu del espectáculo y ser tan impresionante y devastadora como el musical sobre el escenario puede ser. Anna Kendrick está muy bien, pero es Jeremy Jordan quien realmente demuestra ser una estrella.
Radius-TWC

A no todo el mundo le gusta cómo Richard LaGravenesse aborda Los últimos cinco años de Jason Robert Brown y es justo. Hace algunas elecciones que podrían no estar en consonancia con lo que los aficionados al musical esperaban. Al mismo tiempo, ¿qué otra cosa podría haber hecho? Era un musical casi imposible de adaptar y, teniendo eso en cuenta, es impresionante que la película consiguiera mantener el espíritu del espectáculo y ser tan impresionante y devastadora como el musical sobre el escenario puede ser. Anna Kendrick está muy bien, pero es Jeremy Jordan quien realmente demuestra ser una estrella.

6. Love Songs (2007)

La La Land tenía claras influencias de Los paraguas de Cherburgo, pero Love Songs lo hizo antes (y mejor). Afortunadamente tiene un final más feliz que la película clásica francesa, aunque incluye una muerte sorpresa que añade una sensación sombría a todo. La música de Christophe Honoré está repleta de hermosas melodías y estribillos pegadizos inmisericordes y la historia tiene giros inesperados, lo cual hace que se revele como una exploración progresiva y reflexiva sobre la no monogamia y el espectro de identidad sexual. Enamórate de esta gema desconocida.
Bac Films

La La Land tenía claras influencias de Los paraguas de Cherburgo, pero Love Songs lo hizo antes (y mejor). Afortunadamente tiene un final más feliz que la película clásica francesa, aunque incluye una muerte sorpresa que añade una sensación sombría a todo. La música de Christophe Honoré está repleta de hermosas melodías y estribillos pegadizos inmisericordes y la historia tiene giros inesperados, lo cual hace que se revele como una exploración progresiva y reflexiva sobre la no monogamia y el espectro de identidad sexual. Enamórate de esta gema desconocida.

5. Into the Woods (2014)

Into the Woods, otro musical muy complicado de llevar a la gran pantalla, finalmente logró la adaptación al cine que merecía con un guion original del escritor James Lapine y una dirección del profesional de las películas musicales Rob Marshall. Los puristas de Sondheim puede que se burlen de algunos de los cambios, pero es todo lo ágil que puede ser sin perder la complejidad moral que hace que la mezcolanza de cuento de hadas sea tan disfrutable para los adultos como para los niños. Y, aunque el reparto incluye muchos nombres, en su mayoría son nombres que saben cantar bastante bien, así que hay poco de lo que quejarse.
Walt Disney Studios Motion Pictures

Into the Woods, otro musical muy complicado de llevar a la gran pantalla, finalmente logró la adaptación al cine que merecía con un guion original del escritor James Lapine y una dirección del profesional de las películas musicales Rob Marshall. Los puristas de Sondheim puede que se burlen de algunos de los cambios, pero es todo lo ágil que puede ser sin perder la complejidad moral que hace que la mezcolanza de cuento de hadas sea tan disfrutable para los adultos como para los niños. Y, aunque el reparto incluye muchos nombres, en su mayoría son nombres que saben cantar bastante bien, así que hay poco de lo que quejarse.

4. Dreamgirls (2006)

Lo sentimos, Beyoncé; aquí la protagonista es Jennifer Hudson. "Listen" es una buena incorporación a la partitura, pero Dreamgirls siempre ha tratado sobre Effie y no solo porque tenga la mejor pieza central de todos los tiempos: "And I Am Telling You I'm Not Going". Effie es el centro emocional de la película y Hudson (que solo era conocido como un fallido concursante de American Idol cuando se estrenó la película) asesina su canción icónica junt con "I Am Changing" y "One Night Only". Todos los demás están genial y el musical se convierte en película a la perfección. Pero es el espectáculo de Hudson.
DreamWorks Pictures

Lo sentimos, Beyoncé; aquí la protagonista es Jennifer Hudson. "Listen" es una buena incorporación a la partitura, pero Dreamgirls siempre ha tratado sobre Effie y no solo porque tenga la mejor pieza central de todos los tiempos: "And I Am Telling You I'm Not Going". Effie es el centro emocional de la película y Hudson (que solo era conocido como un fallido concursante de American Idol cuando se estrenó la película) asesina su canción icónica junt con "I Am Changing" y "One Night Only". Todos los demás están genial y el musical se convierte en película a la perfección. Pero es el espectáculo de Hudson.

Publicidad

3. Once (Una Vez) (2007)

Alerta de spoilers: Once (Una Vez) es una historia de amor en la que el amor no llega a consumarse en absoluto. Es, en ocasiones, terriblemente triste y el final te deja con una sensación tan profunda de melancolía y pérdida que puede que necesites tomarte un momento de respiro. ¡Y hay canciones! Glen Hansard y Markéta Irglová utilizan su química en la vida real en beneficio de la película a medida que se encuentran y se enamoran, si bien de forma sutil, y cantan la excepcional partitura de Hansard. Once (Una Vez) revivió como musical de Broadway, pero la película original es imposible de superar.
Summit Entertainment

Alerta de spoilers: Once (Una Vez) es una historia de amor en la que el amor no llega a consumarse en absoluto. Es, en ocasiones, terriblemente triste y el final te deja con una sensación tan profunda de melancolía y pérdida que puede que necesites tomarte un momento de respiro. ¡Y hay canciones! Glen Hansard y Markéta Irglová utilizan su química en la vida real en beneficio de la película a medida que se encuentran y se enamoran, si bien de forma sutil, y cantan la excepcional partitura de Hansard. Once (Una Vez) revivió como musical de Broadway, pero la película original es imposible de superar.

2. Chicago (2002)

Chicago siempre encabeza las listas de las modernas películas musicales y con razón. Se aproxima a la perfección. No es la única responsable del resurgimiento del género, pero tuvo un impacto enorme, en especial mostrando a la industria lo exitosas financieramente y lo adoradas por la crítica que las películas musicales pueden llegar a ser. Chicago aún se mantiene tanto como una adaptación casi perfecta como un clásico reciente por sí misma. Al recontextualizar los números musicales, también esboza una aproximación nueva y más realista a los musicales en pantalla.
Miramax Films

Chicago siempre encabeza las listas de las modernas películas musicales y con razón. Se aproxima a la perfección. No es la única responsable del resurgimiento del género, pero tuvo un impacto enorme, en especial mostrando a la industria lo exitosas financieramente y lo adoradas por la crítica que las películas musicales pueden llegar a ser. Chicago aún se mantiene tanto como una adaptación casi perfecta como un clásico reciente por sí misma. Al recontextualizar los números musicales, también esboza una aproximación nueva y más realista a los musicales en pantalla.

1. Hedwig and the Angry Inch (2001)

No puedes exagerar el número de personas cuyo despertar sexual y de género fue provocado por Hedwig and the Angry Inch, incluyendo el musical fuera de Broadway, la película y el reestreno en Broadway. La película es una encapsulación excelente de lo que convirtió el musical de Cameron Mitchell y Stephen Trask en una obra tan profunda. En el papel protagonista, Mitchell surge como icono homosexual del siglo XXI y la partitura es la perfección del glam-rock. El hecho de que todo ello esté vivo en forma de película para que lo puedan descubrir los jóvenes del futuro es una bendición.
Fine Line Features

No puedes exagerar el número de personas cuyo despertar sexual y de género fue provocado por Hedwig and the Angry Inch, incluyendo el musical fuera de Broadway, la película y el reestreno en Broadway. La película es una encapsulación excelente de lo que convirtió el musical de Cameron Mitchell y Stephen Trask en una obra tan profunda. En el papel protagonista, Mitchell surge como icono homosexual del siglo XXI y la partitura es la perfección del glam-rock. El hecho de que todo ello esté vivo en forma de película para que lo puedan descubrir los jóvenes del futuro es una bendición.

Este artículo ha sido traducido del inglés.