back to top

14 Mujeres nos cuentan cómo es tener sexo con un micropene

SPOILER: No les importa el tamaño del pene, siempre y cuando el chico sea genial.

publicado

Micropene es el término para cuando el pene es 2.5 desviaciones del tamaño promedio del pene. Según el Dr. Joseph Alukal, profesor asistente de urología y director de salud reproductiva masculina en el Centro Médico Langone de la Universidad de Nueva York, esto significa 3 centímetros cuando se "estira" mientras se encuentra flácido.

"Un micropene puede deberse a otras anormalidades urológicas u hormonales, algunas de las cuales son de nacimiento", dijo Alukal. "Otros pacientes simplemente nacen con él (sin ninguna razón en particular). Los hombres con micropenes aún pueden tener una funcionalidad normal en términos de conseguir una erección u orinar".

Las 14 mujeres en esta publicación no son expertas médicas capaces de diagnosticar condiciones anormales del pene, así que toma sus historias como experiencias personales, no descripciones médicas de un micropene (hay otras condiciones como "pene inconspicuo" o "pene enterrado" que se pueden confundir con micropene. También, simplemente, como los realmente pequeños). Aunque la condición real es algo rara (alrededor de 1 de cada 200 hombres, dice el Dr. Alukal), una buena cantidad de mujeres han estado con un hombre que creía tener un micropene cuando se lo pregunté a amigos, colegas o extraños en Twitter.

El tema que surge una y otra vez en estas historias es que la única cosa que importa al final del día es si el chico es o no un imbécil, si él fue un chico bueno y atento y generoso en la cama, el tamaño no importó.

Publicidad

1.

Salí con un chico con un pene muy pequeño durante alrededor de un año. La primera vez que lo vi estaba sorprendida, pero no me afectó tanto. La primera vez que tuvimos sexo fue la única vez en la que realmente tuvimos sexo con penetración, el resto del tiempo que salimos nos ocupamos solamente del sexo oral. No me importaba del todo, ¡él era realmente bueno en lo que hacía! Y además, el sexo con penetración fue un poco raro para ambos, no encontramos un buen ritmo y, por lo tanto, ninguno de los dos lo disfrutó tanto.

Pienso que probablemente él se enfocó en aprender otras habilidades para compensar su falta de tamaño, pero nunca lo discutimos. En general, ¡fue una relación realmente satisfactoria para mí!

—Anónimo

2.

Mi encuentro sucedió este año, así que por supuesto, el contacto inicial fue en Tinder. Pensé que era extraño al principio (aunque ahora tiene sentido) que él quisiera que nos conociéramos y saliéramos en algunas citas antes de dormir juntos. Pero también tenía claro que quería una relación y no un acostón al azar, así que pensé que simplemente estaba siendo anticuado. Soy Escorpión y tiendo a saltar directo a la cama, así que encontré su insistencia en esperar frustrante, dulce, romántica y tonta. Pero funcionó.

También, la primera vez que dormimos juntos me hizo sexo oral primero y fue taaaaan fantástico que cuando le quité los pantalones, honestamente no me importó el micropene. Hubo como un segundo de "Ehh, ¿cómo va a funcionar esto?" pero teníamos química y me gustaba tanto y yo a él que lo resolvimos. El sexo-sexo fue un poco extraño por su tamaño pequeño, realmente sólo podíamos clavarla al estilo del perrito. Pero, Oh por Dios, él lo compensaba con serias habilidades en el pre y, como una chica con una vagina pequeña, para mi fue realmente un alivio que pudiera entrar y nunca tuve que preocuparme por el dolor.

En conclusión: Él era un amante generoso y dadivoso al que le importaba mi placer, le importaba que me viniera más seguido que él (!) y sabía llevarme así y, realmente, ¿qué más podría querer una chica? Así que mi consejo para las damas es: adopten los micropenes. Dar sexo oral nunca fue tan fácil y al menos este chico sabía que en el placer de una mujer no se trata todo acerca del pene.

No funcionó por un millar de razones, pero ninguna estuvo relacionada con su micropene.

—Anónimo

3.

Yo era un terrible chica en la universidad y apenas me presentaba a nada. Decidí ir a este intercambio (cuando una fraternidad y una hermandad se juntan y se visten de acuerdo a un tema) y simplemente divertirme. Fue una gran noche y conocí a este chico genial. Él era divertido, inteligente, un poco gordito, básicamente el chico de mis sueños.

Nos estuvimos besando y él decía justo todas las cosas (sexys) correctas. Fuimos a su casa y nos quitamos la ropa. Al principio pensé que no tenía una erección pero después comenzamos a tener sexo y me di cuenta de la verdad. Para mi, el sexo decente con alguien con quien tuve una conexión es mucho mejor que sexo alucinante con un idiota. Y prefiero por mucho estar con un chico genial con un pene pequeño que con un patán que tenga uno grande.

El sexo estuvo BIEN (quiero decir, sentí que alguien estaba tocando a la puerta pero no empujaba para entrar, ¿saben?), pero también hay otras tantas cosas que puedes hacerle al cuerpo del otro para que se sienta bien. El problema fue que él definitivamente se sintió inseguro al respecto y no pudo terminar. Él ni siquiera quiso que lo tocara para ayudarlo. Sólo puedo imaginarme lo que le había pasado con anterioridad para hacer que estuviera tan nervioso acerca de su virilidad, lo que apesta porque yo definitivamente no iba a ser una perra por eso. Oh, bueno.

-Anónimo

4.

Así que estaba en una fiesta de baile de rock 'n' roll mensual en un bar local cuando lo vi: el alto, moreno y guapo chico con el que tenía un ligero enamoramiento cuando estaba en la preparatoria. Comenzamos a hablar y a ponernos al día, después a bailar, después a besarnos. Resultó que es un camarógrafo para un grupo local de magos y el estudio de magia literalmente estaba al lado, así que estando ebrios y excitados de forma sexual mutuamente fue como, seguro, qué diablos. Vamos".

Llegamos y, por alguna razón, él pensó que sería ardiente que me sentara en su regazo y viéramos videos de trucos de magia. Como sea. Su técnica de seducción fue tan risible que pensé, Oh, qué diablos, está será una buena historia, vamos a hacerlo, así que nos dirigimos al sillón en la oscuridad.

Le quité los pantalones, puse mi mano en su verga y me di cuenta de que probablemente no era más grande que cuatro quintos de mi palma y yo tengo manos realmente pequeñas. Él notó mi confusión y de hecho me dijo, "No te preocupes, se pone más grande (no lo hizo). Suprimiendo la risa (no exactamente por el tamaño de su pene sino porque él realmente me advirtió acerca de él), continué besándolo.

Sin que yo lo supiera, se estaba masturbando en la oscuridad y se vino en mi vestido favorito. Estaba muy molesta. Hice que me comprara a mi y a mis amigos pizza después. Qué idiota, venirse en mi vestido.

-Anónimo

Publicidad

5.

Una vez salí con un chico con un micropene durante un año y medio. Estuvo... ¿bien? Era joven y supongo que no sabía que estaba en presencia de un verdadero micropene. El sexo estuvo bien porque el realmente lo intentaba y también él era RIDÍCULAMENTE GUAPO, así que eso compensaba las preocupaciones por el micropene.

En una nota adicional, hubo otro chico en mi ciudad natal que era bien conocido por tener un micropene, pero eso realmente no era un problema para él porque, al mismo tiempo que tenía un micropene también tenía una gran reputación por dar sexo oral realmente bueno. Así que eso es todo.

-Anónimo

6.

He tenido dos experiencias con penes real e impresionantemente pequeños. La primera fue con alguien que me gustaba mucho y con quien salí y él estaba bien consciente de sus deficiencias y fue más arriba y más allá en otras formas. Es decir, me hacía sexo oral durante horas y siempre me preguntaba si había algo que podía hacer y por lo general era grandioso en ello. Así que después de que terminamos por razones no relacionadas con su pene pequeño mantuve una mente abierta acerca de los pequeños.

Unos meses después estoy a punto de dormir con un chico con el que he salido en varias citas. El suyo es aún más pequeño que el primero pero yo no digo nada porque yo me moriría si alguien me dijera algo acerca de mis genitales durante el primer coito. Pero literalmente no sentí nada cuando cogimos. Y él no hizo nada para siquiera intentar ayudarme. Y cuando terminó él estaba como, ¿"te gustó?" Y yo estaba como, "En realidad no", y después le sugerí que quizá quisiera ayudarme.

Lo deje así y la siguiente vez estaba como, OK, de seguro él va a intentar provocarme un orgasmo de otra forma y no lo hizo. Lo detuve y le explique que él tal vez querría y él estaba confuso y entonces yo estaba como "Bueno, no sentí nada la última vez". "¿Me estás diciendo que tengo un pene pequeño?" "Bueno, es que lo tienes", le dije.

Y después el me gritó, "QUIZÁ TU SIMPLEMENTE TIENES UNA VAGINA ENORME" y después me fui.

(En cuanto al tamaño, el núm. 1 tenía quizá 7 centímetros cuando estaba erecto y el chico núm. 2 literalmente tenía 5 centímetros).

-Anónimo

7.

Era el 2006 y era el primer chico con el que salí después de iniciar mi divorcio. Yo tenía 26: él era unos cuantos años más joven, pero no los suficientes como para explicar lo muy, muy pequeño que era su pene, porque eso habría significado que estaba teniendo sexo con un niño pequeño, lo que, como cualquiera que vea Law & Order: SVU sabe, es super ilegal.

Estuvimos saliendo durante un par de meses. Tuvimos un montón de pijamadas que involucraban besarnos y tocarnos por encima de la cintura y acurrucarnos y cualquier cosa, pero yo me lo estaba tomando muy lentamente (bueno, lento para mí) porque me había separado recientemente. Comencé a tener sentimientos por el chico y eventualmente sentí que era tiempo de tener sexo.

Estábamos en su cama y se quitó la ropa interior por primera vez frente a mí. Y lo juro, lo primero que pensé cuando vi su pene fue, ¿defecto de nacimiento? Recuerdo claramente haber pensado exactamente ese fragmento de enunciado. Era del tamaño de mi pulgar.

Este es probablemente un buen momento para explicar que tengo pulgares chatos. Así que, para darles una idea clara: completamente erecto, el pene de este chico era del tamaño de uno de los pulgares de Megan Fox.

No es necesario decir que realmente no sentí mucho durante el coito real. Le di otra oportunidad unos cuantos días después, sólo para ver si mis ojos y mi vagina me estaban jugando una broma. No lo estaban. Pregunté en Jeeves acerca de penes especialmente pequeños y los resultados hicieron bastante claro que había experimentado al elusivo microfalo.

El micropene no fue la razón principal por la que dejé de verlo. Ni siquiera fue la segunda o la tercera razón. No es como que él pudiera hacer algo al respecto y por la forma en la que no lo mencionó casi me preguntó si el no estaba consciente de su tamaño relativo. En última instancia, nuestra diferencia de edades y su apego se volvieron un problema y decidí mudarme de Nueva York y volver a Florida durante un tiempo para estar cerca de mi familia después del divorcio.

Marci Robin

Publicidad

8.

El micropenne (mi propio nombre personal para este fenómeno) en cuestión pertenecía a una aventura. Este chico era alto, quizá de 1.90 y devastadoramente atractivo. Uno de esos chicos de los que definitivamente diría que estaban fuera de mi liga.

Tuvimos unos besos geniales en el bar la primera vez que nos fuimos a la cama y yo estaba esperando encontrarme después con in pene de decente a sustancial en mi casa, dada su altura, manos y pies grandes. Hasta ahí todo bien. Llegamos al momento de la revelación. Mi reacción fue una completa cara de póker. No juzgo el cuerpo de las personas con las que voy a la cama. ¿Calvo? Está bien. ¿Espalda peluda, trasero peludo? Seguro. Pezones extraños. No hay problema. Pene pequeño, lo mismo. No discutimos acerca de su pene. Él dijo cumplidos sobre mi cuerpo.

El acto en si no fue satisfactorio para mí de la forma usual, pero la experiencia de estar con él lo fue y regresé unas cuantas veces después. Funcionaba igual que cualquier otro pene, aunque los condones no iban mucho hacía abajo. Dicho eso, sentí muy poco. (sin juegos de palabras). Él me hizo sexo oral, lo que pudo haber sido un guiño a la falta se satisfacción con el sexo de P-en-V y, no recuerdo haberle hecho sexo oral, pero ciertamente lo habría hecho si me lo hubiera pedido.

Mi consejo para las damas es: no juzguen, sólo sigan la corriente. Los penes pequeños también necesitan amor. Esto terminó siendo sólo una aventura por razones completamente no relacionadas con el sexo, pero si hubiera sido posible para nosotros continuar, lo habría hecho.

—Mary

9.

Cuando me gradué de la universidad y me mudé de regreso a casa un chico con el que me había mantenido en contacto desde la preparatoria quiso que salieramos. Él había embarazado a una mujer y tuvo un bebé unos meses antes pero él y su ex ya no estaban juntos, dijo él, y como siempre me había gustado, accedí.

Después de salir unas cuantas veces, fuimos a su casa, donde se produjo el largamente esperado jugueteo. Nos quitamos la ropa y me dijo que me pusiera arriba... No mi primera elección, pero ok. Me subí en él y fue como... que... no podía encontrarlo. Cuando lo toqué estaba horrorizada. "¿Está erecto?" le pregunté. "Sí", dijo él. "Espera, ¿tienes un condón?", le pregunté. Su respuesta: "¡Nah! ¡Eso lo haría bajar!" "¡Ya está abajo!", le dije, seguido por, "Llévame a casa".

Yo estaba a) en shock de que fuera realmente tan pequeño (y flácido) y b) genuinamente confundida de cómo es que había embarazado a alguien. Así que eso fue todo, no más jugueteo, no más intentos. Para ser justa, su falta de interés en el sexo seguro incluso me quitó más las ganas.

[Ed.: los hombres que se niegan a usar condones deberían ser puestos en un cañón y disparados a la luna.]

-Anónimo

10.

Mi encuentro con el micropene ocurrió quizá hace seis o siete años, con mi antiguo novio del campamento de teatro con quien ocasionalmente jugueteaba cuando estaba en la ciudad. Una vez casi tuvimos sexo antes y esa fue la primera vez que lo vi y yo estaba como, "wow, eres realmente muy, muy pequeño". Pero creo que no había visto suficientes penes hasta ese momento como para tener una base de comparación.

Dos o tres años después yo había estado siendo un poco zorra durante un rato. Él regresó a la cuidad y fue a mi casa y comenzamos a tener sexo. En este punto ya TENÍA una base de comparación y estaba como, Siii, no solamente es inusualmente pequeño, pero probablemente médicamente califica como un micropene", una impresión que se cimentó cuando le pedí que lo metiera y el estaba como ".... Sí, ya está adentro". Lo que es tan SATC que probablemente pensarías que lo estoy inventando, pero tristemente no es así.

DE CUALQUIER FORMA, tuvimos sexo y fue horrible, pero principalmente debido a otros factores. Por un lado, se vino como en 2.5 segundos; por otro, no uso condón, lo que realmente me llevó a un extraño viaje de campo para procurarme un plan B después de eso, etc., etc. Todas esas cosas fueron mucho peores que el hecho de que tuviera un pene pequeño, como, mucho peores. En ese momento, él realmente me gustaba, así que si todas las demás cosas no hubieran sucedido, no creo que su pene hubiera sido un gran problema.

Además, él realmente no hizo mucho esfuerzo por compensar sus deficiencias en otras arenas, lo que significa que no me hizo sexo oral o me metió los dedos, en absoluto. Si fuera una vieja marchita sentada en una mecedora y le estuviera dando cálidos consejos maternales a alguien con un micropene (guau, nunca pensé que escribiría eso), creo que le diría que está totalmente bien y que no está condenado a una horrible y poco satisfactoria vida sexual, siempre que esté consciente de que tiene esta discapacidad y haga el trabajo que se requiere para sobreponerse a ella y hacer feliz a su pareja. He estado con otros chicos con penes pequeños y realmente hemos tenido sexo increíble porque parece que saben implícitamente esto, hasta cierto grado. Este chico (el que tenía el micropene) no lo sabía.

-Anónimo

11.

Era mi semestre de estudio en el extranjero. Él era LOCAMENTE SEXY y tenía un acento extranjero, lo que, obviamente, solamente lo hacía mucho más sexy. Estaba tan borracha que pensé que regatear con el taxista por UN DÓLAR en el idioma nativo impresionaría a este sexy hombre extranjero. Mientras lo hacíamos, descubrí su pequeño, diminuto minúsculo pene. No tuvimos sexo, pero él me dio placer de otras formas. (Mis entonces compañeras de cuarto pueden testificar el hecho de que fui complacida. Y no, la decisión de no tener sexo no fue debido a su pene pequeño. Yo sólo tenía 19 y no tenía sexo con los chicos la primera vez que los conocía).

No discutimos sobre el tamaño de su pene. Y sabes qué, él era tan apuesto e inteligente y encantador que no me arrepiento de nada. Él ahora está, de acuerdo con Facebook, felizmente casado y es padre. ¡Qué bueno por él y su pene pequeño!

-Anónimo

Publicidad

12.

Mi experiencia con el micropene en cuestión fue un amigo de un amigo y alguien con quién sólo lo hice dos veces. Su tamaño, por desgracia, nunca lo discutimos, sólo salíamos casualmente, así que discutir ese tipo de cosas no era exactamente lo que se esperaría, y yo me sorprendí un poco cuando se quitó el pantalón, principalmente porque nunca había visto uno así de pequeño y me asustó no saber qué hacer después. (También fue una sorpresa porque, por ignorante que esto suene, él también tenía una personalidad muy confiada, un poco arrogante, así que pensé que ¿podía estar escondiéndolo? No lo sé.)

Los detalles son un poco turbios, porque las dos veces que estuvimos juntos tenía un poco más que un poco de alcohol en mi sistema, pero me di cuenta que el sexo (¡y llegar al orgasmo) era algo que se podía hacer siempre y cuando estuviera arriba y me meciera hacia adelante y hacia atrás en él sin demasiado movimiento hacia arriba y hacia abajo, no fuera a ser que se saliera. Así que supongo que el truco está en realmente no moverse demasiado cuando estás lidiando con un micropene dentro tuyo, lo que es bueno cuando es verano y hace calor afuera (que era así en ese momento y él no tenía aire acondicionado) y no quieres sudar demasiado.

-Anónimo

13.

Había estado saliendo con este chico y fuimos a un par de citas y después un día regresamos a su casa por la ubicua cita "vamos a ver una película en mi casa". Muy pronto nos quitamos la ropa y vi esta pequeña protuberancia, quizá de alrededor de 1 pulgada en una escala generosa, en el área de la ingle. Además él estaba circuncidado, así que yo estaba super confundida sobre que estaba pasando ahí abajo. Comencé a sentirlo ahí abajo, pensando que era un pene de sangre y no uno de carne, ya que no había forma de que un pene literalmente fuera sólo una cabeza saliendo de la ingle (era de alrededor del tamaño de la mitad superior de mi pulgar y yo tengo manos pequeños, para comparar tamaños). Pienso que el volumen del prepucio puede haber sido mayor que el volumen total de la cabeza del mismo.

Después de unos 30 segundos de frotarlo en forma confusa y esperanzadora, él se vino y después hizo un comentario acerca de cómo la resistencia nunca fue su fuerte y nunca propuso que tuvieramos sexo, lo que fue amable de su parte, supongo. Sí, eso es todo.

Les dije a mis amigas que dejamos de vernos por varias otras razones porque me daba demasiada vergüenza admitir que le eché una mano a un chico con un micropene (también hubo otras cuantas razones, pero definitivamente fue un factor en mi decisión general).

Oh, los testículos eran de tamaño normal por lo que puedo decir.

-Anónimo

14.

Así que mi primer (y único) encuentro con un micropene ocurrió en mi segundo año en la universidad. Recientemente había tenido una ruptura y terminé en la habitación del amigo de un amigo. Las cosas comenzaron a calentase y moví mi mano hacia *allá abajo* y quedé completamente confundida/sorprendida con lo que encontré. Ya que el cerebro ebrio es estúpido, continué "buscando" más, pensando que tal vez estaba agarrando un tercer testículo. Hice lo mejor que pude para hacerle un trabajo manual (no es que eso fuera siempre demasiado genial) pero no lo llevamos más lejos que eso.

No me OPONDRÍA a hacerlo con alguien con un pene pequeño, pero este chico simplemente no compensaba su falta de tamaño de ninguna otra manera (él era totalmente egoísta en la cama y no era el más brillante).

-Anónimo

Este post fue traducido del inglés.

Patrocinado

Every. Tasty. Video. EVER. The new Tasty app is here!

Dismiss