back to top

18 cosas que entenderán los que se proponen ir al gimnasio en septiembre

Qué ganas de que llegue octubre para terminar con esta farsa.

publicado

1. Septiembre es un mes que siempre empieza cargado de buenas intenciones y grandes propósitos: a ti se te acaba de ocurrir ir al gimnasio.

Que se te podría haber ocurrido hacer un pastel de chocolate o regar tus plantas y habría menos víctimas pero bueno, ok, sigamos con esto. Se masca la tragedia.
Disney

Que se te podría haber ocurrido hacer un pastel de chocolate o regar tus plantas y habría menos víctimas pero bueno, ok, sigamos con esto. Se masca la tragedia.

2. Pronto descubrirás que no eres la única persona que ha tenido esta genial idea, así que tendrás que vértelas con un montón de desesperados como tú que se han pasado con el pescaíto frito y ahora quieren hacer su penitencia.

- ¿El último?- Servidora.
Twitter: @Dani28850

- ¿El último?

- Servidora.

3. Decidirás romper la hucha y pagar tres meses por adelantado para motivarte a ir...

4. ...y te arrepentirás justo después de haber marcado tu número PIN.

¿Sabes de qué no se arrepiente nadie nunca? De comprar donetes.
BuzzFeed

¿Sabes de qué no se arrepiente nadie nunca? De comprar donetes.

5. Te quedarás muy quietecito para enfrentarte a la peor fotografía de tu vida.

Los muertos de las fotos de 'Los otros' salían bastante más favorecidos que tú en tu foto del gimnasio.
Twitter: @TaboadaLucia

Los muertos de las fotos de 'Los otros' salían bastante más favorecidos que tú en tu foto del gimnasio.

6. Nada más entrar en el gimnasio verás que hay leones (personas que van al gimnasio los 12 meses del año) y gacelas (aquellos que se acaban de apuntar).

Slacktory / Via Giphy

Y tú eres una gacela muy pequeña. De hecho, eres un borreguito.

7. En menos de 5 minutos te darás cuenta de que todo el mundo está en mejor forma que tú.

8. Y que todo el mundo tiene unos conocimientos naturales sobre el uso y funcionamiento de unas máquinas que se parecen demasiado a los instrumentos de tortura que viste en aquel museo medieval.

9. Si se te ocurre entrar a alguna clase te plantearás si el monitor manda cada noche un videotutorial con los pasos a todo el mundo menos a ti.

10. Descubrirás, muy a tu pesar, que los gimnasios son ahora auténticas pasarelas de moda y tú llevas la pinta de un espantapájaros vestido a oscuras.

Y no, no eres precisamente como el espantapájaros de Cher.
Fox

Y no, no eres precisamente como el espantapájaros de Cher.

11. La primera vez que hagas ejercicio no entenderás cómo el resto de la humanidad puede soportarlo.

Marcos Chamizo / BuzzFeed

12. Y, por poco que hayas hecho, sufrirás las consecuencias al día siguiente.

Nathan Pyle / BuzzFeed

13. Odiarás al típico amigo experto que te dice eso de "la única cura para las agujetas es hacer más ejercicio".

14. Y empezarás a buscar excusas para empezar a saltarte tu recién adquirida rutina sin sentirte mal por ello.

15. Hasta que llegue un momento en el que no te curres las excusas.

Momento que se producirá entre el día 7 y el 14 de septiembre.
Twitter: @VictoriaBolzan

Momento que se producirá entre el día 7 y el 14 de septiembre.

16. Lo bueno es que aunque no vuelvas a pisar el gimnasio tampoco tienes dinero gracias a la cuota.

Vladimirfloyd / Getty Images

17. Por lo que no podrás comprar cantidades ingentes de comida ni dejarte esa parte del salario en bebidas alcohólicas.

Stokkete / Getty Images

18. De modo que solo me queda darte la enhorabuena: has conseguido reducir el consumo diario de calorías, beber menos alcohol y hacer algo de ejercicio en septiembre.

¡Nos volvemos a ver en enero!
Thinkstock

¡Nos volvemos a ver en enero!