back to top

18 cosas que entenderán los que se proponen ir al gimnasio en septiembre

Qué ganas de que llegue octubre para terminar con esta farsa.

publicado

1. Septiembre es un mes que siempre empieza cargado de buenas intenciones y grandes propósitos: a ti se te acaba de ocurrir ir al gimnasio.

Disney

Que se te podría haber ocurrido hacer un pastel de chocolate o regar tus plantas y habría menos víctimas pero bueno, ok, sigamos con esto. Se masca la tragedia.

2. Pronto descubrirás que no eres la única persona que ha tenido esta genial idea, así que tendrás que vértelas con un montón de desesperados como tú que se han pasado con el pescaíto frito y ahora quieren hacer su penitencia.

Publicidad

6. Nada más entrar en el gimnasio verás que hay leones (personas que van al gimnasio los 12 meses del año) y gacelas (aquellos que se acaban de apuntar).

Slacktory / Via Giphy

Y tú eres una gacela muy pequeña. De hecho, eres un borreguito.

Publicidad

10. Descubrirás, muy a tu pesar, que los gimnasios son ahora auténticas pasarelas de moda y tú llevas la pinta de un espantapájaros vestido a oscuras.

Publicidad

18. De modo que solo me queda darte la enhorabuena: has conseguido reducir el consumo diario de calorías, beber menos alcohol y hacer algo de ejercicio en septiembre.