Ir directo al contenido

    Las 71 etapas al correr media maratón con poco o ningún entrenamiento

    ¿En realidad... qué son 13.1 millas?

    liaokong/liaokong

    1. Levántate a las 6 a.m. Día de la carrera.

    2. Quédate en la cama alrededor de 10 minutos y entrar en pánico por no estar listo para esto.

    3. Piensa lo malo que sería enviarle un mensaje de texto a la amiga con el que vas a correr diciéndole: "¿sabes qué?, ya no quiero ir".

    4. Vístete a regañadientes.

    5. Camina sin rumbo por tu apartamento.

    6. Deja tu apartamento y regresa.

    7. Regresa a la cama con tus tenis puestos y abraza a tu novio diciéndole: "Creo que no voy a hacerlo".

    8. Cuando él no se levante para convencerte de lo contrario, escríbele a tu mamá un mensaje de texto y dile lo mismo. Recuérdale: "no he corrido en dos meses".

    9. Recibe una avalancha de inspiradores mensajes de texto de parte de tu mamá. ESTÁ BIEEEEN. Lo harás.

    10. Sal corriendo a conseguir un taxi. ¡Vas a llegar tarde!

    11. Atraviesa la zona seguridad y comienza a empaparte de LA EMOCIÓN DEL DÍA DE LA CARRERA.

    12. Envíale un mensaje de texto a tu amiga: "¿Estás aquí? Esto es INCREÍBLE", como si hubieras sido un corredor profesional todo el tiempo.

    13. Dirígete hacia el grupo de corredores y apretújate con el resto, tratando de parecer que encajas.

    14. Supones que podrías estirarte un poco. Eso es lo que todos parecen estar haciendo.

    15. Divaga en tu apreciación sobre los que te rodean: ¡Tú estás en tan buena forma como cualquiera de ellos! ¡Ellos no se ven TAN impresionantes! No, espera, es broma, todos ellos son unos atletas olímpicos y tú eres el diminuto Tim.

    16. Encuentra a tu amiga, en contra de cualquier probabilidad, y dile lo loco que es esto.

    17. Considera hacer una carrera de último minuto al baño, pero desiste. De todos modos ya fuiste al baño antes de salir. Lo que sea.

    18. Camina lentamente con el grupo hacia la línea de salida. ¡Ya casi llegó la hora!

    19. Date cuenta de que la línea de salida es básicamente cuando el grupo comienza a correr lentamente, y sospecha que todo esto podría ser un poco decepcionante.

    20. Pasa la primera milla COMO SI NADA. ¡Estás volando! ¡El flujo de adrenalina es real! ¡Terminarás esta carrera en tiempo récord!

    X-Filme Creative Pool / Via collection-of-gifs.tumblr.com

    21. Zigzaguea entre los corredores con tu amiga, sintiéndote en la cima del mundo.

    22. Choca las manos con los espectadores al lado y decide, con convicción, que estos son los verdaderos héroes .

    23. Agarra un poco de agua de las mesas y aférrate a ese vaso por más tiempo del que planificaste hacerlo. ¿Realmente es CORRECTO simplemente TIRARLO al suelo?

    24. Siente como tus piernas son básicamente una con el aire. En serio, ¿por qué estabas siquiera preocupada?

    25. Ábrete camino a través de la primera colina sin inmutarte. ¿Tal vez estás reduciendo la velocidad? Nah.

    26. Piérdele la pista a tu amiga en algún lugar entre la tercera y cuarta milla, y con nostalgia agita un adiós a su contraída figura en la distancia. "¡Que Dios te acompañe!", gritas en un susurro.

    27. Sucumbe ante la necesidad de música y colócate los audífonos a pesar de que el paquete de preguntas más frecuentes que te dan previo a la carrera te instruye y hace énfasis en que no hagas. Necesitas a Beyoncé en este momento.

    28. Solo tú y Beyoncé, arrasando con todo. ¿Quién corre esta carrera? Tú.

    29. Comienza a ponerte un poquiiiiiito nerviosa sobre cómo sientes que pierdes el aliento en la sexta milla. Háblate a ti misma diciéndote que te permitirás caminar un poco en la séptima milla si absolutamente en verdad lo necesitas.

    30. Milagrosamente, justo antes de la séptima milla, encuentra una pequeña niña que sostiene un letrero que dice: "Toca aquí para obtener poder". Toca el letrero, derrama unas cuantas lágrimas y continúa corriendo. NO HOY, MEDIA MARATÓN. NO. HOY.

    31. Abraza tu segundo aire mientras bajas volando por la carretera. Date cuenta de que en realidad es muy agradable correr carretera hacia abajo.

    32. Mira alrededor y tómalo: espera, ¿sabes qué?, esto es realmente hermoso.

    33. Considera tomar un Gatorade en vez de agua en las cabinas de rehidratación, pero decide rechazarlo cuando recuerdes el mantra de "nada nuevo el día de la carrera".

    34. Date cuenta en la novena milla que has entrado en el inexplorado territorio del "más allá de lo que nunca has corrido". Siéntete inmediatamente aplastada por esto. ¿Cómo es posible que puedas correr siquiera un paso más?

    35. Pero lo haces, durante otra milla.

    36. Deténte en los baños portátiles de la décima milla y arrepiéntete inmediatamente de esa decisión. ¿Los baños portátiles siempre han sido pequeños cubículos llenos de popó y nunca te habías dado cuenta o éstos son especiales para el día de la carrera?

    37. Entiende que una de las cosas más duras de correr diez millas es correr durante diez millas, parar, y luego disponerte para que tu cuerpo empiece de nuevo.

    38. Pregúntate si tu filtro solar se agotó, porque empiezas a sentir que te estás quemando.

    39. Excepto que apenas puedes saberlo, porque estás consumida por las punzadas en tus pies.

    40. De pronto, empieza a odiar cada una de las canciones en tu tonta lista de reproducción y cambia a "This American Life". Estas historias te llevarán a través de las siguientes 3.1 millas.

    41. De pronto, empieza a odiar a todas las personas que cuentan sus tontas historias. Ninguna de estas historias te hará dejar de pensar sobre el dolor en tus muslos que se intensifica rápidamente. Y en tus pies. Y en tu espalda. Y en todas partes.

    42. Quítate los auriculares. Te concentrarás en tus alrededores y obtendrás fuerza de esas veces que chocaste las manos.

    43. Jajajaja solo bromeo, todo es horrible, no hay alivio.

    NBC / Via gifbay.com

    44. Empieza a voltearte hacia los espectadores, cuyos letreros de repente parecen condescendientes. NO ESTÁS "CASI EN LA META", TODAVÍA TE QUEDAN DOS MILLAS. ¿¿¿¿CÓMO SABEN ELLOS QUE TÚ "PUEDES HACERLO"? ? ? ? ¡ELLOS NO TE CONOCEN EN ABSOLUTO!

    45. Empieza a caminar en la décimo segunda milla y ten un breve momento de compasión interna durante el cual le envías un mensaje de texto a tu novio: "PROBABLEMENTE NI SIQUIERA DEBAS PREOCUPARTE EN VENIR A LA META".

    46. Siente alivio inmediato cuando él ignora el mensaje texto y te dice que estará allí porque tú obviamente necesitas a alguien para comer un millón de hot dogs contigo cuando termines.

    47. Empieza un ciclo de caminar y correr, manteniendo un ojo en el sujeto que ha estado haciendo lo mismo durante la última milla o algo así. ¡Él se ve fuerte! ¡Todo está bien! ¡Lo estás haciendo increíble! Todo esta bieeeeen.

    48. Finalmente agarra un Gatorade y date cuenta que en realidad es el néctar de los dioses. "Nada nuevo" será el carajo.

    49. Mira la surrealista y hermosa visión del indicador del kilómetro 13 y corre mientras lloras durante el siguiente trecho de 0.1 de milla. TODO ESTÁ SUCEDIENDO.

    50. ¡Pasa la linea de meta! ¡Lo hiciste! ¡OH POR DIOS! ¡LO HICISTE!

    51. Jajajaja, ¿y ahora qué?

    52. Toma tu medalla y agarra la fotografia que te tomaron. Haz las paces con el hecho de que lucirás 100% como una rata mojada en esa foto.

    53. Toma cada pedazo de comida que la gente te esté ofreciendo. ¿Banano? Sí, por favor. ¿Pretzels? Obviamente sí. ¿Gatorade? Que me entierren en él.

    54. Intenta encontrar a tu amiga o a tu novio, pero rápidamente te das cuenta de que los teléfonos no sirven para nada mientras cada uno está peleando por publicar sus fotos en Instagram.

    55. Párate enfrente de Nathan's. Cualquiera que te conozca sabrá que estás allí.

    56. Empieza a sentirte un poco enferma. Ahh. Bueno. ¿Quizás no debiste haber comido tan rápido...? No hay problema, de seguro ya se te pasará.

    57. Jajaja bien, no pasa.

    58. Corre al baño. Está bien, ahora ya conoces cómo medirte (jajajaja) después de la carrera. ¡Pero te sientes mejor! Lección aprendida.

    59. Encuentra a tu novio. Ahora, por fin, ¡es el momento de una cerveza!

    60. Pero no, porque te está doliendo el estómago de nuevo. ¿Y te estás sintiendo débil?

    61. Decide ir a casa y celebrar allí. Probablemente la multitud es un poco intensa también.

    62. Cae en lo que solo puede ser descrito como un dolor debilitante en el camino a casa y encórvate en posición fetal en el piso del baño tan pronto como atravieses la puerta.

    63. Le pides a tu novio: "Google... morir... después.... medio maratón".

    64. Descubre, desde el baño, que probablemente no te estás muriendo sino que estás deshidratada, lo que tiene sentido, ahora que lo piensas. ¿Bebiste algo de agua ayer? ¿Probablemente? Bueno, lo hecho hecho está.

    65. Piensa acerca de las maravillas del cuerpo humano mientras tu estómago y tus intestinos se revuelven dentro de ti. ¡Increíble que tu cuerpo supiera que debía terminar la carrera antes de dejarte incapacitado! * ¡BIOLOGÍA! *

    66. Envíale un mensaje de texto a tus amigos diciéndoles que tu cena de celebración está cancelada, a menos que ellos quieran celebrar en tu baño, que por cierto es del tamaño de un armario.

    67. Pasa las siguientes dos horas dentro y fuera del baño hasta que finalmente te tragas tu orgullo y le lloriqueas a tu novio para te haga un favor, uno sobre el que nunca hablarás en el resto de tus días: correr a la farmacia para comprar toallitas de bebé.

    68. Arrástrate fuera del baño mientras el sol se pone y trata de beber un poco de agua, con los dedos cruzados para que se queda allí.

    69. Vete a la cama, con algunos lloriqueos adicionales para el efecto. ¡Has sufrido mucho! ¡Has sobrevivido! ¡La gente debería escribir libros acerca de ti!

    70. Agita tu puño contra la medalla que esta tirada en el lado opuesto de tu habitación y enciende la televisión y mira "Law and Order: SVU". Vaya noche la que te espera.

    71. Recibe un mensaje de texto de tu madre diciendo que está muy orgullosa de ti y date palmaditas en la espalda. Mañana te levantarás sin poder caminar pero por ahora, ah, no está tan mal.

    BuzzFeed Daily

    Keep up with the latest daily buzz with the BuzzFeed Daily newsletter!

    Newsletter signup form