back to top

7 datos totalmente aleatorios que te harán ser el más listo del bar

Las cacas del tejón australiano tienen forma de cubo (pero su ano no es cuadrado).

publicado

1. Las cacas del tejón australiano o wombat tienen forma de cubo.

Y, no, su ano no es cuadrado. Lo que sí es verdad es que a los tejones australianos, también conocidos como wombats, les lleva 14-18 días digerir la comida, lo que hace que sus heces sean secas y compactas. La rugosidad de sus intestinos moldea la materia seca en cubos. ¿El resultado? Caquitas de cantos planos que no ruedan, lo que ayuda mucho a los tejones australianos a marcar su territorio. Divertido, ¿eh?
Getty Images / Alice Mongkongllite / BuzzFeed

Y, no, su ano no es cuadrado. Lo que sí es verdad es que a los tejones australianos, también conocidos como wombats, les lleva 14-18 días digerir la comida, lo que hace que sus heces sean secas y compactas. La rugosidad de sus intestinos moldea la materia seca en cubos. ¿El resultado? Caquitas de cantos planos que no ruedan, lo que ayuda mucho a los tejones australianos a marcar su territorio. Divertido, ¿eh?

2. La familia real británica tiene prohibido jugar al Monopoly.

Todo el mundo sabe que jugar al Monopoly destroza amistades milenarias, y eso incluye a los mandatarios del Imperio Británico. Cuando al príncipe Andrés (el hermano pequeño del príncipe Carlos) le regalaron un tablero de Monopoly en 2008, dijo: «No nos dejan jugar al Monopoly en casa. Resulta muy violento». No dijo si fue la Reina la que instauró la norma, pero de todas maneras, ya ves, son realeza, pero son como nosotros.
Getty Images / Alice Mongkongllite / BuzzFeed

Todo el mundo sabe que jugar al Monopoly destroza amistades milenarias, y eso incluye a los mandatarios del Imperio Británico. Cuando al príncipe Andrés (el hermano pequeño del príncipe Carlos) le regalaron un tablero de Monopoly en 2008, dijo: «No nos dejan jugar al Monopoly en casa. Resulta muy violento». No dijo si fue la Reina la que instauró la norma, pero de todas maneras, ya ves, son realeza, pero son como nosotros.

3. Hasta la Gran Depresión, los cines odiaban las palomitas.

Los cines y las palomitas van juntos como uña y carne, pero cuando los cines eran todavía una cosa moderna a principios del siglo XX, los teatros se negaron a permitir que la gente comiera palomitas durante el espectáculo. No solo consideraban que el sonido de masticar era una distracción, sino que no se ajustaba con el tipo de clientela de clase alta que querían atraer. La Gran Depresión cambió todo eso: la gente de todo tipo de nivel social quería entretenimiento y comida baratos, y el cine y las palomitas se ajustaban a ambas necesidades. Los vendedores de palomitas empezaron a vender su aperitivo fuera de los abarrotados cines, lo que llevó a los cines a vender palomitas dentro, y el resto es historia.
Getty Images / Alice Mongkongllite / BuzzFeed

Los cines y las palomitas van juntos como uña y carne, pero cuando los cines eran todavía una cosa moderna a principios del siglo XX, los teatros se negaron a permitir que la gente comiera palomitas durante el espectáculo. No solo consideraban que el sonido de masticar era una distracción, sino que no se ajustaba con el tipo de clientela de clase alta que querían atraer. La Gran Depresión cambió todo eso: la gente de todo tipo de nivel social quería entretenimiento y comida baratos, y el cine y las palomitas se ajustaban a ambas necesidades. Los vendedores de palomitas empezaron a vender su aperitivo fuera de los abarrotados cines, lo que llevó a los cines a vender palomitas dentro, y el resto es historia.

4. Resulta que las bolsas de papel no son mejores para el medio ambiente que las de plástico.

¿Papel o plástico? Ninguno. La verdad es que ambos tienen desventajas medioambientales: las bolsas de papel también general contaminación y requieren energía para fabricarse no son tan fáciles de reciclar como deberían. Si de verdad quieres ser amable con la madre tierra, gasta un euro o dos en una bolsa reutilizable de tela.
Getty Images / Alice Mongkongllite / BuzzFeed

¿Papel o plástico? Ninguno. La verdad es que ambos tienen desventajas medioambientales: las bolsas de papel también general contaminación y requieren energía para fabricarse no son tan fáciles de reciclar como deberían. Si de verdad quieres ser amable con la madre tierra, gasta un euro o dos en una bolsa reutilizable de tela.

5. En el siglo XIX, los expertos advirtieron a las mujeres (solo a las mujeres) sobre los peligros de una enfermedad llamada cara de bicicleta, que consistía en quedarse para siempre con las caras raras que ponían mientras montaban en bicicleta.

DE VERDAD. «El sobreesfuerzo, la posición vertical de la rueda y el esfuerzo inconsciente de mantener el equilibrio tiende a producir 'cara de bicicleta' cansada y exhausta», publicaba el Literary Digest en 1895. Las mujeres aquejadas con esta horrible maldición estaban "normalmente enrojecidas, pero a veces pálidas, a menudo con labios más o menos demacrados, tenían un principio de sombras oscuras bajo los ojos y siempre tenían expresión de cansancio". Era, más o menos, el equivalente al típico "darte un aire" español.La realidad es que los hombres veían las bicicletas como un símbolo de feminismo: significaban que las mujeres tenían libre voluntad, fácil movilidad y no tenían que llevar vestidos. Los médicos al final se retractaron de la cara de bicicleta a finales de la década de 1890.
Getty Images / Alice Mongkongllite / BuzzFeed

DE VERDAD. «El sobreesfuerzo, la posición vertical de la rueda y el esfuerzo inconsciente de mantener el equilibrio tiende a producir 'cara de bicicleta' cansada y exhausta», publicaba el Literary Digest en 1895. Las mujeres aquejadas con esta horrible maldición estaban "normalmente enrojecidas, pero a veces pálidas, a menudo con labios más o menos demacrados, tenían un principio de sombras oscuras bajo los ojos y siempre tenían expresión de cansancio". Era, más o menos, el equivalente al típico "darte un aire" español.

La realidad es que los hombres veían las bicicletas como un símbolo de feminismo: significaban que las mujeres tenían libre voluntad, fácil movilidad y no tenían que llevar vestidos. Los médicos al final se retractaron de la cara de bicicleta a finales de la década de 1890.

6. Hasta la década de los 80, era ilegal que una mujer condujera por la calle principal de Waynesboro, Virginia (EE. UU.), a menos que su marido fuese andando delante del coche portando una bandera roja.

La extraña ley entró en vigor cuando los coches empezaron a hacerse populares, pero en 2013, el sargento Brian Edwards dijo que se había eliminado hacía 25-30 años. De todos modos... es mucho tiempo para tener una ley tan ridícula en vigor. ¿No? Sí.
Getty Images / Alice Mongkongllite / BuzzFeed

La extraña ley entró en vigor cuando los coches empezaron a hacerse populares, pero en 2013, el sargento Brian Edwards dijo que se había eliminado hacía 25-30 años. De todos modos... es mucho tiempo para tener una ley tan ridícula en vigor. ¿No? Sí.

7. Las voces de Mickey y Minnie Mouse se casaron en la vida real.

Russi Taylor, que le prestó su voz a Minnie desde 1986, y Wayne Allwine, que le dio voz a Mickey desde 1977 hasta su muerte en 2009, se conocieron en los pasillos de la oficina central de Disney después de que contrataran a Taylor. Los tortolitos fueron discretos con su matrimonio: «No queríamos que se convirtiera en la boda de Mickey y Minnie», contó Taylor al LA Times. «Era la boda de Wayne y Russi. Nos lo pasamos muy bien. Nos reímos un montón. Estábamos siempre cantando. Siempre teníamos música en la casa». <3
Getty Images / Alice Mongkongllite / BuzzFeed

Russi Taylor, que le prestó su voz a Minnie desde 1986, y Wayne Allwine, que le dio voz a Mickey desde 1977 hasta su muerte en 2009, se conocieron en los pasillos de la oficina central de Disney después de que contrataran a Taylor. Los tortolitos fueron discretos con su matrimonio: «No queríamos que se convirtiera en la boda de Mickey y Minnie», contó Taylor al LA Times. «Era la boda de Wayne y Russi. Nos lo pasamos muy bien. Nos reímos un montón. Estábamos siempre cantando. Siempre teníamos música en la casa». <3

Este artículo ha sido traducido del inglés.