back to top

Una niña de 13 años sufrió quemaduras de segundo grado presuntamente a causa de su teléfono celular

"Esto es algo que se les debe advertir a los padres".

publicado

Una mamá de Illinois se manifestó tras las recientes quemaduras de segundo grado que sufrió su hija cuando ella se encontraba usando el teléfono celular mientras se cargaba.

Jackie Fedro
Jackie Fedro

Jackie Fedro y su familia viven en Highland Park, un suburbio de Chicago. Ella le dijo a BuzzFeed News que su hija Gabbie, de 13 años, está muy involucrada en el deporte y siempre se mantiene activa.

Jackie Fedro

Este año, Fedro decidió que su hija ya estaba lo suficientemente grande para tener un teléfono, así que le dio un LG D500 de T-Mobile en Navidad.

"Uno de los motivos por los que finalmente cedimos a comprarle un teléfono celular fue para poder mantenernos en contacto con ella porque su horario de práctica es una locura", dijo.

A la semana siguiente, Gabbie estaba en su habitación usando su nuevo teléfono cuando Fedro oyó gritar a su hija.

Jackie Fedro

"Ella bajó las escaleras corriendo después de eso [que sucedió], agarrándose el cuello", dijo Fedro. "Tenía tanto dolor, que gritaba histéricamente".

Fedro dijo que se preocupo porque no sabía qué había pasado.

"Es la peor sensación del mundo cuando una madre ve a sus hijos gritar de dolor y no tiene idea de cómo ayudarlos", dijo. "Tardó unos cinco minutos en hablar y decirnos lo que había ocurrido".

Gabbie le dijo a su madre que ella estaba usando el teléfono mientras estaba conectado a un cargador de pared. La adolescente dijo que recibió una descarga eléctrica, que pasó del teléfono al collar y le quemó el cuello.

Jackie Fedro

"Sufrió dolorosas quemaduras de segundo grado y ahora tendrá una cicatriz en el cuello", dijo Fedro refiriéndose a su hija, quien entonces llevaba puesto un collar de metal de Claire's en ese momento.

Según lo que le dijo Scott Wolfson de la Comisión para la Seguridad de los Productos de Consumo de los Estados Unidos a BuzzFeed News, las lesiones a causa de los teléfonos celulares son muy raras, pero ocurren.

Solarseven / Getty Images

La mayoría de estas lesiones provienen de las baterías de ion de litio de los teléfonos que se sobrecalientan, causando explosiones o quemaduras.

"Esto es algo que nos preocupa hace mucho tiempo porque cuando ocurren los incidentes, pueden ser graves", dijo Wolfson.

Wolfson dijo que uno de los mayores factores de riesgo es comprar cargadores o baterías piratas de terceros.

"Hay que evitar ir a los quioscos de los centros comerciales a conseguir una batería o cargador de reemplazo", dijo Wolfson.

Wolfson dijo que una lesión por la carga eléctrica de un teléfono "sería única" y dijo que anima a la familia o a cualquier persona con una lesión similar a que se ponga en contacto con la agencia inmediatamente para presentar una denuncia.

Ingram Publishing / Getty Images

"Este es un incidente muy grave", dijo Wolfson refiriéndose a las fotos de Gabbie. "Las quemaduras son realmente terribles".

Ha habido un par de incidentes en los últimos años donde los teléfonos celulares han sido los culpables de causar lesiones por descarga eléctrica.

En 2010, un niño en Colorado sufrió quemaduras de tercer grado después de que, al parecer, recibió una descarga cuando se metió un cable USB de Apple en la boca. El cable estaba conectado a un computador portátil en ese momento, según informó The Denver Channel.

Un cargador USB defectuoso también causó la muerte de una mujer en Australia en 2014, según el Sydney Morning Herald. La mujer presuntamente se electrocutó mientras hablaba por teléfono. El cargador era pirata, informó el periódico.

Una mujer en China también murió supuestamente electrocutada mientras usaba un cargador defectuoso en 2013, según CNET. Apple dijo que investigaría y más adelante publicó un aviso en su sitio web chino instando a los consumidores a dejar de utilizar cargadores de terceros.

Fedri dijo el que teléfono de su hija lo compraron nuevo en T-Mobile con todos los accesorios originales.

Jackie Fedro

Ella dijo que se puso en contacto tanto con T-Mobile como con LG para reportar el incidente. LG no respondió, dijo, pero T-Mobile le envió a la familia un teléfono nuevo y se ofreció a pagar las facturas médicas de Gabbie.

Fedro dijo que T-Mobile le pidió también que devolviera el teléfono para someterlo a pruebas, y la familia ya envió el teléfono a la empresa.

Ni LG ni T-Mobile contestaron las varias solicitudes de información que hizo BuzzFeed News.

La mamá también está tratando de crear conciencia en las redes sociales tuiteando sobre las lesiones de su hija.

13 yr old burned! Necklace caught current from phone that was charging. #PhoneSafety #TeenSaftey #SafteyFirst

Fedro dice que decidió manifestarse porque la experiencia fue increíblemente traumatizante para su hija.

Jackie Fedro

"Con tantos niños que usan teléfonos hoy en día, debe advertirse a los padres del daño que pueden causar", dijo.