back to top

56 Cosas cotidianas que todos hacemos y que son verdaderamente asquerosas

Los seres humanos son raros.

publicado

1. Volver a usar jeans sucios durante semanas, sin lavarlos.

2. Ponerte la ropa de hacer ejercicio que ya usaste, cuando ~no tienes tiempo~ de lavar.

3. Usar el teléfono cuando estás sentado en el inodoro.

4. Y aceptar una llamada cuando... aún estás en el inodoro.

5. No tomar una ducha por muchos días consecutivos.

6. Sentarte con la mano debajo de tu ropa interior...

7. Y acariciarte despreocupadamente el vello púbico mientras estás en eso.

8. Oler tus dedos después de tocar diferentes partes de tu cuerpo.

9. Eliminar la mugre de tu piel.

10. Ver cuánta mugre puedes acumular debajo de las uñas...

11. Y después, sacar esa mugre de debajo de tus uñas y examinarla.

12. Limpiar tus axilas y después oler tus dedos para ver si tienes extrema necesidad de más desodorante.

Publicidad

13. Pellizcar y exprimir los barros y espinillas.

14. Y jugar con las espinillas una vez que has tenido éxito sacándolas.

15. Limpiarte los mocos en la parte interior de la camisa o en la manga.

16. Estornudar sin cubrirte la boca y dejar que se rocíe por todas partes.

17. O cubrirte la boca y después tratar de limpiarte furtivamente las manos en la ropa .

18. Expectorar flema y después tratar de escupirla en un solo pegote.

19. Pellizcar la piel muerta acumulada en tus pies.

20. Oler la ropa sucia a ver si puedes volver a usarla.

21. Quitarte las costras y tratar de romperlas pedazo a pedazo.

22. Jugar con la piel seca de tus labios y sacártela.

23. Escarbar la comida entre tus dientes sin lavar tus manos

24. Rascar tu cabeza y sacudir la caspa sobre tu ropa y el piso.

25. No lavar nunca los suéteres y chaquetas (especialmente los abrigos de invierno).

26. Arrancarte los vellos irregulares y lanzarlos a quién sabe dónde.

27. Eructar tan ruidosamente como puedas.

28. Limpiar las lagañas de tus ojos y después asombrarte de ellas.

29. Cortar las uñas de tus manos o pies y dejar que vuelen por todo el lugar.

30. Subir a la cama con la ropa que usaste todo el día.

31. Y después dormirte sin tomar una ducha.

32. Dejar comida fuera del refrigerador durante horas y después regresar a comerla.

33. Beber de una botella de agua que no ha sido lavada desde hace más de un mes.

34. Volver a usar audífonos intrauriculares que literalmente nunca han sido limpiados.

35. Compartir y pedir prestados desodorantes en barra.

36. Orinar estando en la ducha.

37. Usar la misma toalla por varias semanas (o incluso MESES) sin lavarla.

38. Usar la misma ropa interior varios días consecutivos.

39. Morder los padrastros de las uñas con tal precisión que evita que tus dedos se conviertan en un desastre sangriento.

40. Aplicar maquillaje a tu cara con pinceles que nunca han sido lavados.

41. No lavar las sábanas o fundas de almohada durante meses.

42. Ponerte zapatos sin calcetines y dejar que tus pies se conviertan en desastres sudorosos y malolientes.

43. Comer comida del piso (siempre que no tenga pelos).

44. Lavar la ropa solo cuando tu habitación comienza a oler mal o la cesta se está desbordando.

45. Hurgar tu nariz, admirar lo que encontraste y después lanzarlo de un capirotazo en alguna parte.
46. Entusiasmarte con la cantidad de cerumen que logras sacar de tus oídos.

47. Examinar tus propios excrementos.

48. Sacar la pelusa de tu ombligo.

49. No revisar la fecha de vencimiento de los condimentos y otros alimentos.

50. O ver que algo está vencido y comer un poco de eso de todas maneras.

51. Tirar la ropa al piso solo para usarla otra vez más tarde.

52. Hacer ejercicio y dejarte la ropa sudada todo el día.

53. Volver a meter en una salsa/dip una papa (o cualquier snack) que ya habías mordido.

54. Extraer los vellos encarnados y entusiasmarte porque son muy largos.

55. Oler tus propios pedos para ver qué tal mal huelen.

56. Revisar para ver qué quedó en el papel sanitario después de limpiarte.

Este post fue traducido del inglés.

Patrocinado