back to top

We’ve updated our privacy notice and cookie policy. Learn more about cookies, including how to disable them, and find out how we collect your personal data and what we use it for.

29 secretos que los nadadores no te contarán

Advertencia de información anticipada: Todo huele a cloro.

publicado

1. No te avergüenza en lo más mínimo estar prácticamente desnudo cuando estás con tus amigos y compañeros de equipo...

Cuando tienes cuerpo de nadador, ¿a quién le importa?

2. Aunque es algo difícil de creer, en realidad no hay límites cuando se trata de comer después del entreno..

Rafael Neddermeyer / Getty Images

Parafraseando la película "Mean Girls": "¡El límite no existe!"

3. Ponerte un traje de Fastskin te toma al menos el doble de lo que piensas que te debería tomar...

Si somos sinceros, te toma al menos unos 20 minutos.

Publicidad

5. Si eres un chico nadador, te gusta (pero no le dices a nadie) la sensación de rasurarte las piernas para la temporada de campeonatos...

6. Pero si eres una chica nadadora, tienes sentimientos MUY encontrados en cuanto al hecho de que no te puedes rasurar las piernas durante muchos meses...

Jeans y leggings todo el tiempo.

7. Sin importar qué tan viejo seas, "Sharks and Minnows" ("Tiburones y pececitos") siempre será tu juego de piscina favorito —y es una excelente excusa para terminar rápido el entrenamiento...

"¡PECECITOS, PECECITOS, CRUCEN MI OCÉANO!"

Publicidad

10. El incesto en la natación es algo muy, muy real...

Para ser honestos, los amoríos dentro del equipo están fuera de control.

Publicidad

13. Y te sientes como un completo desastre cuando tienes que nadar algo que no es tu especialidad. Ser un especialista en sprints de estilo libre y tener que nadar un set combinado de 400 m es una fórmula para el fracaso...

No hay final feliz para esta historia.

Publicidad
Publicidad

22. Hagas lo que hagas, SIEMPRE hueles a cloro...

Publicidad

26. Tener marcas extrañas de bronceado es algo a lo que ya estás acostumbrado...

Publicidad

28. Entrenar fuera de la piscina es una prueba de que naciste para nadar y no para competir en deportes que no se practiquen dentro de una piscina...

COMO QUE SI cualquiera pudiera ser nadador, ¿verdad?

29. Y finalmente, dalo casi por hecho de que tus compañeros de equipo se convertirán en tu familia...

¡Solo continúa nadando!