back to top

El Tribunal Supremo de Canadá acaba de dictaminar que cierto grado de zoofilia es legal

El Tribunal Supremo dictaminó que los actos sexuales con un animal sólo son un crimen si hay penetración involucrada.

publicado

La zoofilia es legal en Canadá siempre y cuando no haya penetración involucrada, según un impactante dictamen del Tribunal Supremo de Canadá este jueves.

Aunque la zoofilia es una ofensa criminal en Canadá, el Tribunal dictaminó que la definición legal es mucho más limitada de como ha sido interpretada por décadas. Todo se remonta a la iglesia de Inglaterra en 1800 tratando de prohibir cualquier acto sexual que fuera visto como innatural.

El crimen de zoofilia en Canadá nace del viejo crimen de "sodomía". Ambos fueron prohibidos en Inglaterra, de donde salen las primeras leyes de Canadá.

A lo largo de los años, el Código Criminal de Canadá ha cambiado, pero la definición de zoofilia nunca fue expandida de forma explícita. El Tribunal llegó a un dictamen 7-1 el jueves sobre la necesidad de que haya penetración involucrada para que un acto con un animal sea una ofensa criminal.

"No hay pruebas en ningún registro parlamentario de que haya habido intención de hacer cambios sustanciales a los elementos de la ofensa de zoofilia", dictaminó el Tribunal Supremo.

Descompusimos la extraña historia de estas leyes en noviembre.

El caso frente al Tribunal Supremo involucraba a un hombre que abusó sexualmente de sus hijastras adolescentes. En múltiples ocasiones las obligó a colocar mantequilla de maní sobre sus genitales para que el perro de la familia la lamiera.

El hombre fue declarado culpable de 14 cargos, incluyendo a dos por zoofilia, y fue sentenciado a 18 años de prisión. Los dos cargos de zoofilia fueron anulados.

El parlamento ahora tendrá que redactar nuevas leyes de zoofilia para que cubran el contacto sin penetración, si así lo decide.

Camille Labchuk del grupo Animal Justice dice que el gobierno debe moverse rápidamente para cerrar este "peligroso y perturbador tecnicismo".

"Pienso que la decisión del Tribunal Supremo es una señal de alerta de que las leyes criminales que protegen a los animales en este país están muy desactualizadas", dijo Labchuk.

Hay un proyecto de ley frente a la Cámara de los Comunes en este momento de parte del liberal Nathaniel Erskine-Smith que definiría al bestialismo como la "actividad sexual entre una persona y un animal."

Sin embargo, el gobierno hasta ahora se ha opuesto al proyecto de ley C-246, el que también prohibiría el cercenamiento de las aletas de tiburón, la venta de pieles de gatos y perros y que haría que fuera ilegal matar a un animal de forma "brutal o violenta".

El conservador Robert Sopuck lo llamó "un caballo de Troya a favor sólo de los derechos de los animales".

Un representante del gobierno dijo que se preocupa de que el proyecto inintencionadamente criminalice la caza y la pesca.

Erskine-Smit insiste en que este proyecto de ley está redactado de forma específica para evitar esto. Dijo que el gobierno puede corregir el proyecto para asegurarse aún más de que no sea el caso.

Rosalie Abella del Tribunal Supremo fue la única en disentir la decisión del jueves. Argumentó que ya que la penetración es físicamente imposible con muchos animales, va en contra del sentido común que la penetración sea un requisito para el crimen.

"Los actos con los animales que tienen un propósito sexual son inherentemente explotadores sin importar si hay penetración o no", escribió Abella.

Every. Tasty. Video. EVER. The new Tasty app is here!

Dismiss