Ir directo al contenido

    11 Formas extrañas en las que los animales tienen sexo

    Los pájaros machos no tienen pene y a los caracoles les gusta duro.

    1. Los pájaros machos no tienen pene.

    Ross Land / Getty Images

    La mayoría de pájaros tienen cloacas en lugar de genitales externos, las que esencialmente son orificios tres en uno. Defecar, orinar y realizar actividades sexuales se hace todo en esta útil apertura. Las cloacas de los pájaros machos se hinchan y exudan esperma cuando se sienten juguetones y frotan las cloacas hinchadas y con esperma contra las cloacas igual de hinchadas de los pájaros hembra, por donde la esperma viaja hasta los ovarios y fertiliza sus óvulos. La mayoría de pájaros no son muy experimentales y sólo usan una posición: el macho sobre la hembra frotando su cloaca contra ella y no hay nada de elegantes aeróbicos sexuales en mitad del aire.

    2. Las abejas lo hacen en una gran orgía con una abeja reina hembra y miles de zánganos machos que mueren inmediatamente después.

    Sebastian Willnow / AFP / Getty Images

    El único propósito de las abejas macho es tener sexo con la abeja reina y las otras abejas trabajadoras en una colmena son todas hembras estériles. Cuando está lista para aparearse, la reina vuela hasta un área y enjambres de zánganos se congregan a su alrededor. Uno a la vez, en mitad del aire, los zánganos tendrán su único momento de gloria con ella y luego caen al suelo y mueren, lo que probablemente resuelve cualquier duda sobre si llamar o no el siguiente día. Aunque hay miles de zánganos en el área de congregación, una reina se aparea sólo con un promedio de 12 a 14 zánganos y luego guarda su esperma por el resto de su vida, la usa para fertilizar sus óvulos cuando lo necesite y nunca tendrá sexo de nuevo. Los óvulos fertilizados sólo producen abejas hembras. Los zánganos nacen de huevos sin fertilizar, lo que significa que las abejas padres nunca tienen padres.

    3. Los caracoles se lanzan "dardos de amor" entre ellos.

    Marcello Paternostro / AFP / Getty Images

    Los caracoles son hermafroditas (tienen órganos sexuales femeninos y masculinos), por lo que su sexo es muy complicado. Tienen "poros genitales", los que básicamente son un agujero que da acceso a sus órganos sexuales masculinos y femeninos. El momento de hacer cosas sexys para los caracoles comienza con circundarse entre sí, tal vez acariciándose suavemente con un tentáculo. Luego se lanzan puntiagudas estructuras de calcio entre sí porque eso es lo que les gusta. Estos "dardos de amor" permanecen adheridos al lanzador, así que sirven para ~unir~ a los viscosos amantes. No es sorprendente que lanzarse cosas puntiagudas entre sí pueda ser peligroso y pueda perforar los órganos internos de su amante. Si ninguno de los dos está muerto en este punto, los caracoles transfieren esperma entre sí. Ya que son hermafroditas, la transferencia de esperma puede ser mutua o sólo de un caracol, dependiendo de la especie. También es importante señalar que no todos los caracoles son hermafroditas, aunque la mayoría lo son.

    4. A las serpientes garter les gusta hacerlo en "bolas de apareamiento".

    Juerpa / Getty Images

    Las serpientes garter hembras salen de la hibernación más tarde que las serpientes macho. Una vez que las hembras se despiertan, los machos se congregan a su alrededor y crean "bolas de apareamiento" en las que docenas de machos intentan aparearse con sólo una hembra. Algunos machos segregan una feromona femenina para engañar a los otros machos y distraerlos de aparearse con la hembra real. Las hembras a menudo intentan deslizarle lejos de estas pilas, ya que pueden ser increíblemente violentas. Los machos particularmente agresivos pueden liberar aire desoxigenado que puede sofocar a la hembra haciendo que responda por estrés abriendo su cloaca y dándole al macho la oportunidad de aparearse.

    5. Los delfines son bisexuales.

    C-foto / Getty Images

    Los delfines macho nariz de botella viven en grupos de sólo machos en los que el comportamiento homosexual es común. A menudo forman fuertes vínculos con otros machos y atraviesan periodos (o vidas) exclusivamente homosexuales. Los delfines, al igual que los humanos, tienen sexo por placer, no sólo para reproducirse. Y al igual que los humanos, los delfines pueden ser realmente horribles entre sí. Grupos de delfines machos seleccionan a una hembra y la "arrean". Si intenta escapar, la voltean hacia arriba, la golpean con sus aletas o la rasguñan con sus dientes hasta que obedezca.

    6. Las babosas banano son hermafroditas y tienen penes de la misma longitud de sus cuerpos y se los arrancan a mordiscos después de la copulación.

    Garykavanagh / Getty Images

    El ritual de apareamiento de una babosa banano comienza con añadir a la baba que deja detrás una feromona que hace que las otras babosas sepan que está lista para jugar. Las babosas interesadas se comen la baba. Las babosas insertan mutuamente penes entre sí y luego los arrancan a mordiscos después de la copulación.

    7. Los chinches machos directamente empalan a su contraparte hembra y depositan su esperma en sus cuerpos sin vida.

    John-reynolds / Getty Images

    El pene de una chinche es básicamente una espada y la usan para apuñalar a las chinches hembra en el abdomen y luego liberan su esperma en el sistema circulatorio de su pareja sexual/víctima. Lo que significa que ninguna chinche conocerá jamás a su madre :(

    8. La mantis religiosa hembra muerde la cabeza de su pareja después o durante la copulación.

    Kershawj / Getty Images

    Primero, el macho tiene que realizar un baile para la hembra y ella le dejará tener sexo con ella sólo si piensa que la merece. Si no, probablemente le arrancará la cabeza de un mordisco. El macho no está fuera de peligro incluso si supera esta etapa, ya que alrededor del 5% al 31% de los casos, la hembra le muerde la cabeza al macho después de que el acto haya terminado y a veces durante él. El resto consigue volar después, ¡así que no ~todas las mantis religiosas hembra~ son tan malas!

    9. El antechinus, un tierno marsupial parecido a un ratón, tiene sexo durante varias semanas seguidas hasta que literalmente colapsa y muere de agotamiento.

    Creative Commons / Via en.wikipedia.org

    Estas pequeñas criaturas sólo viven lo suficiente como para aparearse una vez. Este es el caso para los machos y a menudo también para las hembras de esta especie. Los machos concentran toda su energía en reproducirse durante dos o tres semanas hasta que sus órganos vitales fallan y mueren de agotamiento. Las hembras pueden vivir hasta tres años, pero usualmente mueren después de destetar a su primera camada (la que puede tener varios padres, ya que guardan todos sus óvulos para este frenesí y pueden ser fertilizados por varios machos a la vez). Puede que parezca una vida triste y dura, pero a decir verdad, por lo menos saben exactamente lo que quieren de la vida y se van de una forma bastante espectacular.

    10. En lugar de penes, los pulpos machos tienen un "brazo modificado" llamado hectocótilo.

    Richcarey / Getty Images

    Los pulpos machos tienen un brazo especial que transfiere "paquetes de esperma" a las hembras, los que la hembra puede guardar dentro de ella hasta que esté lista para poner huevos. Los verdaderos órganos reproductivos de los machos son internos. Tener un brazo especial simplemente significa que pueden tener sexo de lejos, ya que los pulpos hembra también tienen tendencia al canibalismo al igual que las mantis religiosas. La distancia del brazo les da a los machos la oportunidad de alejarse de su peligrosa pareja una vez que el acto haya terminado. A los pulpos de verdad les gusta mantenerlos a todos a ~un brazo de distancia~.

    11. Los argonautas (una especia de pulpo) no sólo tienen un ~brazo/pene~ especial, sino que además es desprendible.

    Creative Commons / Via en.wikipedia.org

    Las hembras (como la de la foto de arriba) son alrededor de 20 veces más grandes que los diminutos machos y tienen caparazones protectores. Los argonautas machos sólo crecen hasta alcanzar alrededor de un centímetro de longitud, lo que significa que tienen que ser creativos cuando se trata de aparearse con sus colosales parejas. Para reproducirse, un macho lanza su diminuto "brazo modificado" lleno de paquetes de esperma hacia la hembra. Luego, el brazo se arrastra hasta el caparazón de la hembra, en donde puede ser almacenado hasta que la hembra esté lista para ser fertilizada, lo que a decir verdad parece ser un enfoque realmente práctico sobre plan de vida y crianza de hijos.

    Este post fue traducido del inglés.

    BuzzFeed Daily

    Keep up with the latest daily buzz with the BuzzFeed Daily newsletter!

    Newsletter signup form