Updated on 4 de octubre de 2019. Posted on 4 de octubre de 2019

    15 Tips para todos los que les gusta viajar y cuidar el medio ambiente al mismo tiempo

    Viaja ecológicamente con estos tips para reducir el desperdicio de papel, plástico, comida y energía.

    Desde boletos y souvenirs de plástico, hasta la contaminación del aire, el impacto ambiental de viajar es enorme. Un estudio encontró que tan solo el turismo es responsable del 8% de las emisiones de gas de efecto invernadero.

    unsplash.com

    No te voy a decir que te olvides de tu sueño de viajar a Islandia este año (¡ la vida es muy corta!), y a veces viajar es inevitable cuando se trata de asuntos relacionados con la familia y los amigos, así que mejor, te diré cómo puedes hacer que ese viaje sea un poco más amigable con el medio ambiente.

    1. Si viajas en avión, intenta reservar vuelos directos.

    Lo sé, lo sé, volar no es exactamente óptimo para el ambiente (las aeronaves son responsables del 12% de todas las emisiones de gas de efecto invernadero en el transporte en Estados Unidos), pero a veces es la única opción, amigos. Cuando ese sea el caso, hazte a ti y al planeta un favor y reserva vuelos sin escalas, cuando sea posible. El despegue y el aterrizaje son lo que causa más emisiones, así que si puedes reducir el número de vuelos de tu viaje (es decir, eliminar conexiones), reducirás también tu huella de carbono.

    2. Y opta por boletos electrónicos

    Ya sea que viajes por avión, tren o autobús, debe existir la opción de recibir tu pase de abordar o boleto por mail. Esto no solo ahorra papel, sino que también facilita las cosas cuando llega la hora de viajar, todo lo que tienes que hacer es sacar el boleto en tu teléfono para que sea escaneado.

    3. Investiga cómo comprar créditos de compensación, lo que equilibra el costo de tus emisiones de carbono al viajar.

    Por una cantidad sorprendentemente pequeña, puedes comprar créditos de compensación mediante aerolíneas y terceros como Terrapass, que equilibran las emisiones de carbono asociadas con tu viaje. Básicamente, la empresa calcula el costo aproximado de la huella de carbono que tienes durante tus viajes y pagas el equivalente monetario, el cual es usado para financiar proyectos que destruyen los gases de efecto invernadero y producen energía renovable. Quién sabe, tal vez duermas un poco mejor en tu vuelo a casa sabiendo que equilibraste las cosas.

    4. Y usa un buscador de reservaciones ecológico para encontrar un lugar más amigable con el ambiente en donde hospedarte.

    Para ser honestos, los hoteles no son siempre los mejores en reducir el desperdicio, así que considera encontrar tu hospedaje a través de greenhotelworld.com o TripAdvisor's Green Leaders Program para asegurarte de que tu estancia sea en un lugar donde se toman en serio las iniciativas ecológicas.

    5. Desconecta todos lo que no es esencial, como tu TV, antes de irte.

    Incluso si tus dispositivos están apagados o en modo de espera, siguen usando energía. De hecho, hasta la electricidad equivalente a 50 plantas de energía grandes. Sin mencionar que la energía eléctrica es responsable de alrededor del 34% de todas las emisiones de dióxido de carbono en Estados Unidos. Así que tú y tus electrónicos deberán desconectarse en las vacaciones.

    6. También, come, congela, composta o regala los productos perecederos antes de irte.

    Cada año, los estadounidenses tiran 40% de los alimentos. Para ayudar a disminuir esa cifra alarmante, una cosa que puedes hacer fácilmente es organizar el contenido de tu refri antes de irte, en lugar de regresar a casa y tirar un montón de comida caducada. Usa tantos ingredientes como te sea posible en las comidas previas a tu salida, congela todo lo que puedas usar después o si sabes que no los consumirás nunca, composta ciertos productos.. Si nada de lo anterior funciona, debe haber algún amigo en tu vida que con gusto aceptaría algunos productos que le regales.

    7. Resiste la tentación de comprar todo un nuevo closet para tus vacaciones, y empaca ligero.

    Empacar ligero reduce el peso de tu equipaje, lo cual, a su vez, reduce la cantidad de energía que el planeta necesita usar. Y, a decir verdad, también reduce la cantidad de energía que necesitas usar para llegar al aeropuerto. Tampoco compres un montón de ropa nueva para tu viaje, esto con el fin de disminuir el impacto en desperdicio de textiles y evitar el papel y plástico en tus compras.

    8. Lleva una botella de agua reusable, termo o frasco.

    Necesitas un montón de agua y cafeína para viajar, así que evita esas botellas y vasos de plástico llevando tus propios envases reutilizables para el agua, café, té, o cualquier bebida que consumas a lo largo de tu viaje. Los frascos de vidrio con tapa también son útiles para bebidas, snacks e incluso para desperdicio de alimentos que sea compostable.

    9. Si vas a viajar en avión, lleva tus propios snacks, tu servilleta de tela y cubiertos (no solo el cuchillo).

    Rechaza amablemente los snacks que ofrecen en el vuelo para ahorrar papel y plástico (empaca algunos con alto contenido de proteínas en bolsas reutilizables de silicona), y si te servirán una comida completa, solo olvídate de las servilletas y cubiertos y usa los tuyos. Sí, puedes llevar un tenedor en tu equipaje de mano.

    10. Si puedes, considera usar una bicicleta o el transporte público como medio de transporte en tu destino.

    Olvídate de la renta de coches y usa bicicletas, trenes o autobuses para recorrer el lugar y reducir las emisiones de carbono. Si es indispensable usar un coche, ve si hay híbridos o eléctricos disponibles para rentar.

    11. Y lleva algunas bolsas de tela para los comestibles y los recuerdos.

    En mi opinión, nunca son demasiadas las bolsas de tela que puedes llevar a un viaje.

    12. Concéntrate en lo local yendo a mercados y con productores de alimentos artesanales en el lugar que estás visitando.

    Y hablando de comprar, cuando estés escogiendo alimentos o regalos durante tu viaje, una de las formas más sencillas de ser ecológico es comprar platillos típicos y productos locales directamente de la comunidad que estás visitando. Lo mismo aplica para comer en restaurantes locales (como si tuviera que convencerte de comer afuera).

    13. Lo siento, pero olvídate de esos mini champús y jabones gratis de tu hotel.

    Esos champús bebés son tan lindos, pero también son muy malos para el medio ambiente. Lo mejor que puedes hacer es llevar tus propios artículos de baño en contenedores reutilizables y aprobados para viajar. Si no puedes resistirte a esas ternuritas, puedes llevarte las minibotellas contigo y reutilizarlas para futuros viajes o donarlas a albergues y organizaciones que ayudan a personas sin hogar.

    14. Dile que no al servicio de aseo.

    La mayoría de los hoteles ahora te dan la opción de declinar el servicio de aseo lo que ahorra el uso de energía relacionada con la lavandería. Debes aprovecharlo al 100%, especialmente si solo te quedarás unas cuantas noches. Nadie necesita 8.000 toallas limpias en su baño todos los días.

    15. Y limita tu consumo de energía

    Disfruta al MÁXIMO de tu cuarto de hotel o tu Airbnb durante tu estancia, solo no te olvides de desconectar tu secadora o cargador, y apagar la TV y el aire acondicionado mientras sales a explorar.

    Zencreation / Getty Images

    Bon voyage!

    Este post fue traducido del inglés.

    ¿Quieres recibir contenidos para sentirte cada vez mejor?

    ¡Suscríbete a nuestro newsletter de Estilo y Bienestar!

    Newsletter signup form