17 muertes increíblemente trágicas de famosos en la historia de Hollywood

    Muertes que conmocionaron al mundo del espectáculo.

    1. River Phoenix

    Nancy R. Schiff / Getty Images

    En la década de los ochenta, River Phoenix era una rara combinación: un galán adolescente y un actor increíblemente talentoso que parecía estar destinado a convertirse en uno de los mejores actores de su generación. Dejó su huella en Cuenta conmigo, Indiana Jones y la última cruzada (donde interpretó al Indiana de joven) y Al filo del vacío. Por esta última película fue nominado al Óscar como mejor actor de reparto a sus 18 años.

    Lamentablemente, aunque ante el público River aparentaba llevar un estilo de vida sano, en secreto luchaba contra las drogas. El 30 de octubre de 1993, River fue junto con su novia, Samantha Mathis, y sus hermanos, Joaquin y Rain, al club nocturno Viper Room de Hollywood. Mientras estaba ahí, River consumió drogas y pronto se desvaneció afuera del club. Murió más tarde esa noche con solo 23 años. Un informe toxicológico encontró cocaína y morfina en su sangre.

    Aunque la trágica muerte de River no le permitió convertirse en un actor destacado de su generación, su hermano Joaquin sí lo hizo. En 2020, al recibir el Óscar como mejor actor por Guasón, Joaquin le rindió homenaje a su hermano mayor citando la letra de una de sus canciones. Luego, ese mismo año, él y su pareja, Rooney Mara, llamaron a su primogénito River.

    2. Sharon Tate

    MGM

    La hija de un oficial del ejército de Estados Unidos nacida en Texas había ganado concursos de belleza antes de mudarse a Los Ángeles y empezar una carrera como actriz y modelo. Al principio, la actriz tuvo papeles en series de televisión como Los Beverly ricos antes de pasar a papeles más importantes en películas como El valle de las muñecas (por la que recibió una nominación al Globo de Oro). A finales de los sesenta, era considerada una estrella en ascenso con talento tanto para la comedia como para el drama.

    El 8 de agosto de 1969, Sharon estaba embarazada de su primer hijo (el papá era su marido, el director Roman Polanski). Luego de cenar en el restaurante mexicano El Coyote, ella y tres amigos regresaron a su casa en Benedict Canyon. Poco después de medianoche, miembros de La Familia de Charles Manson irrumpieron en la casa y la mataron brutalmente, sus tres amigos corrieron la misma suerte. Ella tenía apenas 26 años.

    3. Chadwick Boseman

    Emma Mcintyre / Getty Images

    Chadwick Boseman se convirtió en una estrella del cine con su conmovedora interpretación de Jackie Robinson en la película 42 y pronto pasó a interpretar a otra leyenda, el cantante James Brown, en I Feel Good. Sin embargo, la carrera de Chadwick despegó realmente en 2016, cuando salió por primera vez como Pantera Negra en Capitán América: Civil War. Durante los siguientes cinco años, cautivó al público con películas como Marshall (donde interpretó a Thurgood Marshall), Nueva York sin salida, 5 sangres, La madre del blues y obviamente, el éxito en taquilla Pantera Negra.

    Desafortunadamente, el principio de esta increíble racha de éxitos coincidió con su diagnóstico de cáncer de colon. Chadwick no hizo pública su enfermedad mientras hacía todas esas increíbles actuaciones y el mundo se sorprendió cuando anunciaron que había muerto el 28 de agosto de 2020.

    4. Jean Harlow

    MGM

    Jean Harlow fue una de las estrellas del cine más importantes que surgieron en la era inmediatamente después del cine mudo y protagonizó éxito tras éxito en los años treinta. Célebre como un símbolo sexual por su cabello güero platinado (fue la primera en ser llamada "rubia despampanante"), también tenía grandes dotes para la comedia y lo demostró en éxitos como Reckless.

    La joven estrella tuvo problemas de salud en 1937 —tuvo influenza y desarrolló sepsis después de una extracción de muelas del juicio—, pero en mayo de ese mismo año ya pudo empezar a filmar Saratoga con Clark Gable. Durante el rodaje, ella dijo que se sentía enferma, pero siguió grabando porque el médico del estudio no se tomó su enfermedad muy en serio. Lamentablemente, se fue sintiendo cada vez peor, sobre todo cuando tuvo que hacer una escena donde tenía que actuar como si estuviera enferma, pero en realidad parecía mucho más enferma de lo que tenía que estar su personaje.

    Finalmente regresó a su casa a descansar el 30 de mayo, pero no mejoró. El 6 de junio, fue internada en el hospital, donde entró en coma y murió. Resultó que la causa de su muerte fue una insuficiencia renal, la cual pudo haber sido consecuencia de una escarlatina (una fiebre por estreptococo) que la había atacado una década antes. Ella tenía apenas 26 años.

    5. Chris Farley

    Paramount

    Si durante los noventa tuviste la oportunidad de ver a Chris Farley en Saturday Night Live o en sus películas, seguramente quedaste fascinado con él. Era una fuerza cómica —un huracán de energía que gritaba en el escenario actuando como Matt Foley, el orador motivacional que vivía en una camioneta junto al río—, pero también era un actor capaz de transmitir una vulnerabilidad entrañable, sobre todo en su exitosa película Tommy Boy. Adam Sandler, su compañero frecuente en la pantalla, lo llamó "el tipo más divertido que he conocido".



    Tristemente, detrás de las risas, Chris luchaba contra la adicción a las drogas y el alcohol y estuvo en rehabilitación varias veces. Sin embargo, los admiradores quedaron impactados el 18 de diciembre de 1997 cuando se enteraron de que su hermano John lo había encontrado muerto en su departamento debido a una sobredosis de cocaína y morfina. Él apenas tenía 33 años.

    6. Susan Peters

    Warner Bros. / Via en.wikipedia.org

    Susan Peters ya se había consolidado como una de las mejores actrices jóvenes de Hollywood cuando, con solo 21 años, fue nominada al Óscar como mejor actriz de reparto por su papel en el aclamado drama de 1942, En la noche del pasado. Después, su estudio Metro-Goldwyn-Mayer la ascendió a la categoría oficial de "estrella" del estudio e hizo una serie de actuaciones muy buenas en todos los géneros, desde comedias hasta películas bélicas.



    El día de Año Nuevo de 1945, Susan y su esposo estaban cazando patos cuando ella agarró un rifle y accidentalmente se disparó en su abdomen. La llevaron al hospital, donde le hicieron una cirugía de emergencia. Ella sobrevivió, pero el disparo la dejó permanentemente paralizada de la cintura para abajo.



    Los años que siguieron fueron difíciles para Susan. Su mamá murió y ella se divorció de su esposo y dejó MGM, triste por los papeles que le ofrecían. Todavía tuvo éxitos profesionales —sobre todo cuando interpretó a Laura en una producción teatral de El zoo de cristal—, pero pronto cayó en una profunda depresión y dejó de comer. Según su médico, esto aceleró su muerte debido a una infección renal (condición provocada por su parálisis) y una neumonía. Ella tenía apenas 31 años.

    7. Cameron Boyce

    Tommaso Boddi / Getty Images

    Cameron Boyce fue una de las estrellas más importantes de Disney Channel en la última década, donde salió durante cinco años en la comedia Jessie, le dio voz de Jake en Jake & los piratas del país de Nunca Jamás. Además, interpretó a Carlos en las tres películas de Descendientes. Sin embargo, sus talentos no se limitaron a Disney. También era un bailarín profesional talentoso y en 2019 se diversificó para actuar un papel en la serie Mrs. Fletcher de HBO. 



    Los admiradores quedaron conmocionados cuando, el 6 de julio de 2019, el actor de 20 años murió después de sufrir un ataque epiléptico mientras dormía. Después de su muerte, se creó la Fundación Cameron Boyce, una organización sin fines de lucro que ayuda a los jóvenes a explorar su creatividad como alternativa a la violencia.

    8. Aaliyah

    Dave Allocca / The LIFE Picture Collection via

    Después de pasar su adolescencia consolidándose como una reconocida cantante, sobre todo con los álbumes Age Ain’t Nothing but a Number y One in a Million, los cuales vendieron más de tres millones de copias cada uno, Aaliyah llegó a los veinte abriéndose paso en su carrera como actriz. Su primera película Romeo debe morir, junto a Jet Li, fue un éxito y recaudó más del doble de su presupuesto en Estados Unidos. Para los críticos Aaliyah fue lo más destacado de la película. En su siguiente película, La reina de los condenados, salió como la estrella principal.



    El 8 de agosto de 2001, después de terminar la grabación de un video musical en las Bahamas, se subió a un avión privado junto con otras ocho personas que iba a Florida. Poco después del despegar, el avión se estrelló y todos los que iban a bordo murieron. Una investigación reveló que el avión había excedido el límite de peso seguro y en el cuerpo del piloto había rastros de cocaína. Aaliyah, que ya se había convertido en una estrella de la música y del cine a su corta edad, tenía apenas 22 años.

    9. Brandon Lee

    Miramax

    Brandon Lee tenía unos zapatos muy grandes que llenar —su papá era Bruce Lee, el legendario actor y artista marcial—, pero estaba en camino a lograr eso cuando su vida se truncó trágicamente. Como su papá, Brandon era un actor y artista marcial y ya había salido en un éxito de acción, Furia de venganza, cuando fue escogido para El cuervo, una adaptación de un cómic que trata de un músico de rock que regresa de la muerte para vengar su asesinato él y su prometida.

    El 31 de marzo de 1993, estaba grabando la escena donde su personaje iba a ser balaceado. 
 Pero sin querer, una serie de errores del equipo de producción provocaron que a la estrella de 28 años le dispararan con una bala real en lugar de una de salva. Las cámaras estaban grabando cuando otro actor disparó el arma e hirió de muerte a Brandon.



    Después de algunas adaptaciones al guion, las escenas restantes de Brandon se completaron usando un doble y los primeros efectos generados por computadora. Después de su estreno, la película se convirtió en un éxito en gran parte gracias al talento de Brandon y eso lo convirtió en una estrella póstuma. Actualmente, como su papá, lo recuerdan como una estrella que se fue demasiado pronto.

    10. Peg Entwistle

    en.wikipedia.org Getty images

    Peg Entwistle fue una actriz exitosa de Broadway que llegó a Hollywood en 1932 para intentar triunfar en la gran pantalla. Tuvo un contrato con RKO Studios e hizo su debut cinematográfico en la película de suspenso Trece mujeres. Desafortunadamente, gran parte de su actuación fue eliminada de la versión final de la película y para echarle limón a la herida, RKO se negó a renovar su contrato. Entonces, la noche del 16 de septiembre de 1932, Peg salió de la casa de su tío, subió a la cima del letrero de Hollywood y saltó para suicidarse.

    La historia de Peg se ha convertido en una leyenda de Hollywood, una encarnación perfecta de la decepción y las dificultades que han experimentado muchos de los que han llegado ahí. De acuerdo con su biografía, Peg Entwistle and the Hollywood Sign Suicide, ella ya había soportado decepciones profesionales antes y es poco probable que se suicidara por los hechos de ese tipo que había sufrido en Hollywood. Las razones de su suicidio fueron más complejas y se dejan ver en su nota de despedida encontrada en el lugar: "Tengo miedo. Soy una cobarde. Perdón por todo. Si hubiera hecho esto desde hace mucho tiempo, me hubiera ahorrado mucho sufrimiento. P.E.".

    11. Anton Yelchin

    Alberto E. Rodriguez / Getty Images

    Anton Yelchin y su familia dejaron Rusia y llegaron a Estados Unidos cuando él solo tenía seis meses de edad. Sus papás —dos patinadores artísticos judíos— se establecieron en Los Ángeles, donde Anton pronto se convirtió en una estrella infantil en películas como Telaraña de 2001. Siguió actuando de manera recurrente hasta convertirse en adulto. Adquirió más fama al interpretar a Chekov en las tres últimas películas de Star Trek.

    El 18 de junio de 2016, Anton dejó su Jeep Cherokee estacionada en una pendiente y fue a revisar su buzón. La Jeep rodó por la pendiente y lo estampó contra un pilar y una reja de seguridad. Murió de asfixia traumática. En el momento de la muerte de Anton, el modelo de la Jeep que él tenía estaba en proceso de ser envíado a revisión debido a un diseño confuso de la palanca de cambios que no permitía distinguir entre "neutral" y "parking". Su familia demandó a Fiat Chrysler y luego llegó a un acuerdo extrajudicial..

    12. Naya Rivera

    Vittorio Zunino Celotto / Getty Images

    Naya Rivera era una actriz nata que con apenas cuatro años ya había participado en una serie de comedia (The Royal Family de la CBS). Sin embargo, es mejor recordada por su personaje de Santana Lopez en Glee. Su representación del viaje de Santana para aceptar su identidad sexual estuvo llena de matices y fue muy poderosa. Hizo una adaptación muy buena de todas las canciones que interpretó a lo largo de ese proceso (lo que la hizo tener un par de nominaciones al Grammy junto con el resto del elenco).

    Inexplicablemente, el 8 de julio de 2020, Rivera se ahogó mientras nadaba en el lago Piru de California. Josey, el hijo de 4 años de Naya, fue encontrado más tarde solo en el lago en un bote que había rentado Naya. Se cree que ella y su hijo quedaron atrapados en una corriente y ella utilizó todas sus fuerzas para poner a su hijo a salvo en el bote.

    13. Haing S. Ngor

    Warner Bros / ©Warner Bros/Courtesy Everett Collection

    Sorprendentemente, Haing nunca antes había actuado cuando formó parte del elenco de Los gritos del silencio de 1984 y su actuación le hizo ganar el Óscar como mejor actor de reparto. La película trataba sobre el régimen brutal de los Jemeres Rojos en Camboya, y en parte, lo que hizo que la actuación de Haing resultara tan fascinante fue que él había vivido eso en carne propia.


    Haing había estado en un campo de concentración, donde tuvo que ocultar el hecho de que era médico porque el régimen de los Jemeres Rojos odiaba a los intelectuales y lo más probable es que lo hubieran ejecutado si se hubieran enterado. Lo terrible fue que, debido a esto, Haing no pudo hacerle a su esposa embarazada una cesárea que necesitaba y ella murió dando a luz en el campo.

 Él se escapó a Estados Unidos con su sobrina después.

    Luego del éxito de Los gritos del silencio, Haing empezó una organización benéfica para ayudar a los huérfanos y actuó en películas importantes como Mi vida y El Cielo y la Tierra de Oliver Stone.

 De manera trágica, en 1996, Haing fue asaltado por pandilleros que le quitaron su reloj Rolex y le dijeron que les entregara un relicario dorado. Como él se negó a darles el relicario (porque tenía una foto de su esposa), le dispararon y lo mataron. Él tenía 55 años.

    14. Dominique Dunne

    Mgm / ©MGM/Courtesy Everett Collection

    Dominique tuvo rápidamente varios papeles en la tele luego de después de la prepa, pero fue su actuación como la hija mayor de la familia Freeling en Poltergeist, su primer largometraje, la que la convirtió en una estrella. La película de terror sobrenatural producida por Steven Spielberg recaudó 122 millones de dólares y dio origen a una serie de secuelas y adaptaciones. Gracias a este éxito, la talentosa Dominique obtuvo un papel codiciado en la muy esperada miniserie de televisión V, pero ella nunca pudo terminar ese proyecto.



    El 30 de octubre de 1982, unas semanas después de terminar la relación con su novio abusivo John Sweeney, Dominique estaba ensayando con David Packer, su coprotagonista en V, cuando John apareció. Dominique accedió a salir para hablar con John y la atacó. Después, David salió y vio a John arrodillado junto a Dominique, que estaba inconsciente. Cuando la policía llegó, John dijo: "Maté a mi novia" y admitió haberla estrangulado.

    Dominique nunca recuperó el conocimiento y le quitaron el soporte vital unos días después. Ella apenas tenía 22 años. John fue condenado por homicidio involuntario y estuvo solo tres años y medio en la cárcel.

    15. Sal Mineo

    Courtesy Everett Collection

    La película icónica de adolescentes de 1955, Rebelde sin causa convirtió a James Dean (otra estrella de Hollywood que también murió demasiado pronto) en toda una celebridad, pero también catapultó la carrera de Sal Mineo (y lo llevó a una nominación al Óscar como mejor actor de reparto). Él protagonizó otra película con James Dean, Gigante, e incluso tuvo una breve pero exitosa carrera como cantante, lanzando la exitosa canción "Start Movin' (In My Direction)".

    A Sal Mineo le costó trabajo alejarse de los papeles de adolescente, pero él siguió trabajando de manera constante en los escenarios y la tele durante los años sesenta y setenta. 

El 12 de febrero de 1976, Sal Mineo regresaba a su casa después de ensayar su última obra de teatro, cuando un delincuente lo apuñaló y lo mató abajo de su departamento en West Hollywood. Él tenía apenas 37 años.

    16. Marilyn Monroe

    20th Century Fox

    No es necesario que te contemos quién fue Marilyn Monroe. Incluso en 2021, Marilyn sigue siendo una de las actrices más icónicas de todos los tiempos. Si bien la actriz y modelo era conocida por su belleza y estilo, también era una actriz versátil, buena para las comedias como Una Eva y dos Adanes y los dramas como Nunca fui Santa. También era una cantante talentosa que interpretó la versión más conocida de la canción clásica "Diamonds Are a Girl's Best Friend".

    Su inesperada muerte el 4 de agosto de 1962 conmocionó a todo Estados Unidos (y al mundo). Marilyn había vivio depresión y dependencia a las drogas durante su vida y su muerte —por una sobredosis de barbitúricos— se consideró un probable suicidio. Ella tenía 36 años.

    17. Adrienne Shelly

    Fox Searchlight / ©Fox Searchlight/Courtesy Everett Collection

    Adrienne Shelly logró reconocimiento a principios de los noventa como actriz de películas independientes como La increíble verdad y Trust. Pasó a actuar en la televisión antes de dedicarse a escribir y dirigir. Waitress (protagonizada por Keri Russell), su tercera película como escritora, directora y actriz, tuvo muy buenas críticas y se convirtió en un éxito de taquilla. Después fue adaptada al exitoso musical de Broadway Waitress, con música de Sara Bareilles.

    

Había mucha expectativa sobre lo que ella después, pero el 1 de noviembre de 2006, la encontraron muerta en su baño debido a un aparente suicidio. Sin embargo, cuando su esposo protestó, diciendo que ella era feliz y que no abandonaría a su hija, una nueva investigación descubrió una huella de zapato en el baño que era de un albañil que había estado trabajando en ese edificio. Resultó que Adrienne le había pedido al trabajador que no hiciera mucho ruido y luego él la siguió hasta su apartamento y la atacó. Como creyó que ella estaba muerta y tenía miedo de que lo atraparan, alteró la escena para que pareciera un suicidio. Ella tenía apenas 40 años.

    Este post fue traducido del inglés.

    TV and Movies

    Get all the best moments in pop culture & entertainment delivered to your inbox.

    Newsletter signup form