back to top

15 cosas que descubres cuando mandas a tu hijo al jardín infantil

Las cosas están a punto de ponerse serias.

publicado

1. Tu bebé, quien alguna vez fue totalmente dependiente de ti, ahora es un niño hecho y derecho...

Warner Bros Pictures / Via gph.is

¿No acabo de dar a luz a esta persona? ¿Es siquiera legal enviar a mi bebé recién nacido al jardín infantil?

2. Eres... libre.

media.giphy.com / Via giphy.com

Es ese punto en el que lo primero que se te ocurre es que "Calliou" ya no es parte de tu banda sonora matutina, y que ahora alguien más es el responsable de entretener a tu hijo y alimentar su cerebro durante todo el día. ¡El cielo se abre! Los ángeles cantan.

3. Puedes ir a la tienda de abarrotes solo...

media.giphy.com / Via gph.is

¡Es fantástico! No tienes que sentirte culpable por tu alegría.

4. Ahora te sientes culpable por tu alegría...

E! / Via giphy.com

Solo bromeo; tú eres padre, es lógico que te sientas culpable, es parte del examen para obtener la licencia. ¿CÓMO PUDISTE LANZAR A TU HIJO A LOS LOBOS DE ESA MANERA, MONSTRUO?

5. Ahora es oficial, tú hijo prefiere tu cartera que tu opinión...

Warner Bros Television / Via cdn2.crushable.com

Ahora tienen sus propias ideas sobre el estilo, y la guardería es su pasarela. Si no pensaste a futuro y pre-ordenaste ese estuche de "Frozen", lo vas a lamentar.

6. La "basura" empezará a ser costosa...

Columbia Pictures / Via giphy.com

Prepárate para emitir algunos cheques "voluntarios" para todo tipo de cosas que nunca te diste cuenta que tus impuestos no cubrían.

7. No tienes idea de lo que estás haciendo...

ABC / Via giphy.com

¿Escogiste la escuela correcta? ¿Debiste prepararlo mejor en casa este verano? ¿Sus maestros serán amables? ¿Será que el sándwich de atún que le preparaste para su desayuno se convertirá en motivo para que le den un lamentable apodo para toda su vida?

8. Solo faltan 12 años para la graduación de la escuela secundaria...

Warner Bros / Via giphy.com

¡No! ¡No no no no no!

9. Se supone que tú NO eres el que debe llorar...

Columbia/Tristar / Via flavorwire.com

Un elemento clave de enviar a tu hijo a la escuela es en realidad llevarlos allí. Si reciben a tu hijo en el carril donde circulan los padres que llevan personalmente a sus hijos a la escuela, es totalmente normal si gritan cuando te vas, pero trata de no hacer tú lo mismo.

10. Los puedes tener contigo más tiempo si decides encargarte de su educación escolar en casa...

NBC / Via giphy.com

Tal vez los tengas contigo en casa por siempre. En realidad no necesitas mucho ese segundo ingreso, ¿cierto?

11. Has sido manipulado... por un niño de cinco años...

Twentieth Century Fox / Via giphy.com

Inevitablemente, tu futuro hijo preescolar te volteará a ver con ojos de un bebé grande y te dirá que no quiere ir a la escuela; únicamente quiere quedarse contigo. Mantente firme, camarada. Manipular a tus padres es un instinto humano básico y la presión es fuerte.

12. Las chicas malas no dejan de ser malas cuando tienen hijos...

Bravo / Via meangirlgifs.tumblr.com

Las asociaciones de padres y maestros son serias. Piérdete una reunión de padres y estás fuera del grupo. Ya estás advertido.

13. Hay un espiral de vergüenza de Pinterest para cada situación...

Después de pasar horas buscando el proyecto "hazlo tú mismo" para hacer la cajita perfecta para guardar los instrumentos para las tareas y pegándote los dedos en el proceso, ya ni siquiera estás seguro de quién eres.
Michael Halpern / Via blog.ucsusa.org

Después de pasar horas buscando el proyecto "hazlo tú mismo" para hacer la cajita perfecta para guardar los instrumentos para las tareas y pegándote los dedos en el proceso, ya ni siquiera estás seguro de quién eres.

14. Esto en realidad va a ser mucho trabajo para ti...

NBC / Via giphy.com

Resulta que el jardín infantil viene acompañado de tareas... la mayoría para ti.

15. Lo has entendido bien...

NBC / Via giphy.com

Tu hijo llega a casa de su primer día de clases lleno de historias y emoción. Tú hiciste a este genio. Oficialmente reclamas todos sus triunfos como tuyos. ¡Felicidades, mamá y papá! (Los pagos de la terapia consiguiente serán el problema que tú tengas en el futuro).