back to top

23 Cosas que todos los padres hacen pero nunca admiten

Sí, tú también.

publicado

1. Cantas canciones en alto como una estrella del rock a puertas cerradas con tus hijos.

"¿Yo? No, yo no canto", es lo que le dices en público. "Sí, claro", es lo que piensa tu hijo.
youtube.com

"¿Yo? No, yo no canto", es lo que le dices en público. "Sí, claro", es lo que piensa tu hijo.

2. También sacas tus mejores pasos en casa.

youtube.com

Bailas como si nadie te estuviera viendo (bueno, a excepción de tu hijo).

3. Le dices a tu hijo que es hora de acostarse 45 minutos antes de ser la hora.

Hay días en que necesitas irte temprano a la cama.
Jeff Randall / Getty Images

Hay días en que necesitas irte temprano a la cama.

4. Investigas a los padres de los amigos de tu hijo en las redes sociales.

BBC

5. Olvidas el nombre de uno de los padres del amigo de tu hijo.

"Hola.... ¡tú!".
Fox

"Hola.... ¡tú!".

6. Modificas la tarea de tu hijo para que te quede más fácil a ti.

Lo que dice la tarea: "Lleva a tu hijo a un estacionamiento lleno ¡y camina hasta encontrar el auto más grande! ¿Qué clase de auto es?".Lo que le dices a tu hijo que dice: "Hay que escribir el nombre de un auto grande".
Flickr: alanwat / Via Creative Commons

Lo que dice la tarea: "Lleva a tu hijo a un estacionamiento lleno ¡y camina hasta encontrar el auto más grande! ¿Qué clase de auto es?".

Lo que le dices a tu hijo que dice: "Hay que escribir el nombre de un auto grande".

7. Botas a la basura los juguetes ruidosos y molestos.

Lo siento, hijo.
Flickr: xiombarg / Via Creative Commons

Lo siento, hijo.

8. Recreas la escena del "Ciclo de la vida" de The Lion King.

9. Usas a tu hijo como excusa para librarte de algo.

10. Le muestras a tu hijo una de tus películas favoritas demasiado pronto.

Tú: "Como te gustan los dinosaurios, ¡sé que te va a encantar Jurassic Park!". Veinte minutos después...Tu hijo: "¡¡¡¡AAARRRGGGHHHHHH!!!!". Tú: "Volveremos a verla en unos años".
Universal / Flickr: huphtur / Via Creative Commons

Tú: "Como te gustan los dinosaurios, ¡sé que te va a encantar Jurassic Park!".

Veinte minutos después...

Tu hijo: "¡¡¡¡AAARRRGGGHHHHHH!!!!".

Tú: "Volveremos a verla en unos años".

11. Tomas dulces de las salas de espera para tu hijo.

"¡Gracias, mamá!". "No me lo agradezcas a mí, cielo. Agradécele al Dr. Heston".
Flickr: jasonyungny / Via Creative Commons

"¡Gracias, mamá!". "No me lo agradezcas a mí, cielo. Agradécele al Dr. Heston".

12. Dejas que tu hijo coma dulces a la hora de la cena.

Casi nunca lo haces —y solo en días realmente agotadores—, pero vives con miedo de que tu hijo resulte diciendo esto delante de alguien: "¿Podemos comer Cheetos y palomitas dulces a la cena otra vez?".
Flickr: donnieray / Via Creative Commons

Casi nunca lo haces —y solo en días realmente agotadores—, pero vives con miedo de que tu hijo resulte diciendo esto delante de alguien: "¿Podemos comer Cheetos y palomitas dulces a la cena otra vez?".

13. Dejas que tu hijo juegue con tu teléfono para tener un momento de paz.

Incluso dejas que tu hijo se divierta de lleno con los filtros de Snapchat.
Spohr/BuzzFeed

Incluso dejas que tu hijo se divierta de lleno con los filtros de Snapchat.

14. A veces, también dejas que tu hijo vea un "programa doble" cuando necesitas desesperadamente un descanso más largo.

15. Pides la comida para tus hijos en un restaurante para que te toque un poco de macarrones con queso.

NBC

16. Te echas un pedo y culpas a tu hijo.

MCA Records

17. Le dices a tu hijo que la juguetería está cerrada cuando no lo está.

Flickr: iandeth / Via Creative Commons

18. Por otro lado, a veces le compras a tu hijo algo caro solo porque sí.

Tú: "Si alguien te pregunta dónde te lo compraron, solo di que tu tío abuelo te lo mandó".Tu hijo: "Pero yo no tengo un tío abuelo".Tú: "Pero ahora sí".
youtube.com

Tú: "Si alguien te pregunta dónde te lo compraron, solo di que tu tío abuelo te lo mandó".

Tu hijo: "Pero yo no tengo un tío abuelo".

Tú: "Pero ahora sí".

19. Dejas que tus hijos se limpien las manos en tus pantalones.

"¡¡¡NO, MAMÁ!!! ¡¡¡EL SECADOR NO!!! ¡¡¡¡NO!!!!". "¡Bien! Límpiate en mis pantalones".
Flickr: slworking

"¡¡¡NO, MAMÁ!!! ¡¡¡EL SECADOR NO!!! ¡¡¡¡NO!!!!". "¡Bien! Límpiate en mis pantalones".

20. Cuentas un cuento para dormir en tu propia versión "resumida".

Tú no volteas la página, tú volteas las páginas.
Via Creative Commons

Tú no volteas la página, tú volteas las páginas.

21. Tomas fotos alocadas de tu hijo, que no deberías mostrar por fuera de tu círculo familiar.

22. Te comes la comida chatarra de tus hijos después de que se van a dormir.

Fox

Tu hijo: "¿Dónde están todas mis galletas de ositos?".

Tú: "Yo, este... tuve que tirarlas. Estaban rancias".

Tu hijo: "¡Pero apenas las compramos!".

Tú: "...".

23. Inventas canciones extrañas cuando tu hijo está aprendiendo a hacer cosas, desde cepillarse los dientes hasta tender la cama.

youtube.com

"¡Cepilla, cepilla, cepilla los de arriba! ¡Ahora los de abajo!".

La semana de los padres está dedicada a homenajear el trabajo más difícil, pero más satisfactorio de todos, criar hijos. Lee más artículos aquí.

Andrew Richard