Ir directo al contenido

    17 Lecciones de vida que aprendí asistiendo a orgías

    "Y cuando pregunten, nos conocimos 'en una reunión'".

    1. Hay que superar las dudas y la desconfianza.

    giphy.com

    "¿Y si no me gusta nadie? ¿y si no le gusto a nadie? ¿Y si no funciono? ¿y si necesito prepararme para “recibir visitas en el patio trasero”? ¿cuánto durará? ¿estará el amor de mi vida? ¿Y si voy desnudo dónde llevo los preservativos? ¿debo estar desnudo?"

    Tranquilo, lo único que tienes que saber es: los preservativos los llevas en las medias. El resto estará todo bien.

    2. Hay un nuevo mundo por descubrir.

    giphy.com

    “Una orgía”, así, como si fuese algo simple… NO. Las puede haber mixtas, por edad, por fetiche, en casas en clubes, en saunas, temáticas, por invitación, etc.

    Esto no es un “nos juntamos y a tener sexo que vuelve el Y2K”, para nada, mucha organización, muchos saberes y placeres esperando por ser habitados.

    3. Quédate con quien sepa organizar una buena orgía.

    giphy.com

    ¿Te cuesta quedar para ir al cine con un amigo?, bueno, imagina intentar reunir más de 5 personas en un mismo horario y lugar (ni hablar de gustos y preferencias).

    Hay personas con habilidades y otras sin. Quien pueda organizar una orgía ya tiene medio mundo conquistado (o al menos un poder de convocatoria envidiable).

    4. Es un excelente ejercicio.

    giphy.com

    ¿Recuerdas cuando no sabías para qué te serviría practicar todas esas poses de yoga?, bueno, aquí serán de gran utilidad. Por otro lado, a veces las orgías se hacen en locales bastante amplios, entonces te la puedes pasar caminando vivistando grupos, mirando, participando y luego siguiendo, en fin, para cuando te diste cuenta ya alcanzaste tu meta semanal de caminata.

    5. Si sobrevives a la incomodidad de encontrarte con "alguien", listo, ya eres inmortal.

    giphy.com

    Alguien:

    Del lat. alĭquem, acus. de alĭquis.

    Dícese de quién podría haber sido tu pareja, o es tu familiar, o es el ex de tu actual, o es tu actual, o es tu compañero de trabajo, etc.

    Ejemplo: "Ese alguien con el que estuvimos en la orgía es quien da la misa todos los domingos en mi ciudad".

    6. Puedes vivir un par de horas sin subir nada a tus redes sociales.

    giphy.com

    Qué decirte, ¿no? Pero quizás a tu tía Mirtha no le fascine ver una Instagram Story dónde estás nadando en una marea de carne humana desnuda. Sobre todo porque las selfies en el sexo pocas veces son de calidad.

    Quienes somos adictos a las redes y al uso del celular (es decir, el 90% de la humanidad), a veces padecemos por el código de convivencia de estos locales que piden no usar esa tecnología durante los encuentros.

    7. Hay que dosificar la energía para que cuando aparezca algo demasiado interesante no estés muerto de cansancio.

    giphy.com

    Imagínate que se te queda sin batería el celular y al instante estás en el metro y un unicornio te pregunta la hora mientras toca un ukulele. Bueno, así es cuando ya tu cuerpo no puede interactuar con nada ni nadie más y aparece un ser de belleza insoportable mirándote con deseo.

    Sí, la vida suele hacer estas bromas pesadas.

    8. Cualquier lugar es bueno para hacer nuevas amistades.

    giphy.com

    ¿Por qué no?, hay muchos espacios de orgías que tienen bares o salas de estar donde poder conocer personas. Ahora claro, cuando les pregunten de dónde se conocen quiero verlos.

    9. Aprendes a valorar toda fuente de luz.

    giphy.com

    Lo abrazas, besas su boca, lames su brazo, su otro brazo, ¿otro brazo más?, y tiene otra boca en tu cintura, y te agarra el muslo, y el pie y con su octava mano te acaricia el cabello… ¿¡PUEDE ALGUIEN PRENDER UNA LUZ QUE YA NO SÉ CON CUANTA GENTE ESTOY!?

    10. Una nueva filosofía: "la vida es un gran Tetris".

    ichtiosfera.ru

    Habrá que estar listos para cuando la pieza roja enorme caiga y se nos encastre.

    11. Nunca hay que tomarse los rechazos como algo personal.

    giphy.com

    En algunos lados entrarás y en otros rebotarás, estar en una orgía es como ser una bola plateada de flipper. Respeta el consenso, hazte respetar y listo.

    Pero nunca lo olvides, que el mercado de carne express no afecte tu ego. No eres tú, es el contexto.

    12. Este mundo está lleno de nuevas (e impensadas) prácticas.

    giphy.com

    En serio, jamás imaginé ver esa parte del cuerpo entrando en esa otra parte del cuerpo. Al haber tanta gente y tantos gustos siempre verás algo nuevo.

    13. Valorar el misterio.

    giphy.com

    Apareció, nos besamos, tuvimos sexo y desapareció. No sabremos nunca por quién vota, qué música escucha, qué comparte en Twitter… a veces es mejor. Gracias por la piel, nos vemos nunca.

    14. Hay que perder varios prejuicios.

    giphy.com

    Sólo asegúrate que lo que haces es legal y consensuado, por el resto... disfruta.

    15. Sé discreto y no des nombres al contar lo que pasó.

    giphy.com

    Mundo: "¿Y quiénes participaron?"

    Yo: "Estábamos con uno, el amigo de uno, la amiga, alguien más y resulta que el amigo del otro, estaba con otras dos personas y ellos le dijeron al otro que nos uniéramos".

    16. Nunca más ofreceré mi casa para una orgía.

    giphy.com

    Luego de tanto placer y tanta gente, tu casa, tu baño, tus sábanas y demás pueden ser un desastre. De antemano hay que aclarar: “antes de irse me ayudan a dejar el lugar nuevamente en condiciones”. Y si bien a veces se pide que a la ‘reunión’ lleven bebidas, comida o sus propias sustancias de consumo, lo más recomendable es que empiecen a aportar para el papel higiénico, ¡en serio! Mínimo dos rollos por juntada y ni hablar si lo tiran al inodoro. No hay placer que pague un plomero.

    17. Y por último: relajarte y gozar.

    BuzzFeed Daily

    Keep up with the latest daily buzz with the BuzzFeed Daily newsletter!

    Newsletter signup form