back to top

Así es como la ley antiaborto de Trump afectará a las mujeres de todo el mundo

Los promotores de la salud y los derechos de la mujer anticipan que la decisión del presidente de restablecer la "ley mordaza" aumentará los abortos no seguros en todo el mundo.

publicado

El Presidente Donald Trump ha reinstalado la polémica "ley mordaza", un cambio de política que los defensores de los derechos y la salud de la mujer temen que conlleve a un aumento en el número de abortos no seguros en todo el mundo.

La ley de la época de Reagan básicamente impide que las organizaciones extranjeras reciban fondos de los Estados Unidos para hablar con las mujeres sobre el aborto. La decisión del presidente Trump de restablecer esta ley tomó lugar un día después del cuadragésimo cuarto aniversario de Roe contra Wade, la decisión de la Corte Suprema que legalizó el aborto.

Los conservadores recibieron la nueva norma complacidos, mientras que muchos demócratas y expertos en salud pública denunciaron que el cambio representaba un peligro.

"No es más que una concesión política a expensas de algunas de las mujeres más vulnerables del mundo", dijo Aram Schvey, consejero de políticas sénior y gerente de proyectos especiales en el Centro para los Derechos Reproductivos.

Así es como funciona esta ley: Las organizaciones extranjeras que reciban fondos de los Estados Unidos para el planeamiento familiar, no pueden emplear dinero, de ningún otro benefactor, en servicios relacionados con el aborto. Es una restricción sobre la forma en que las organizaciones disponen de sus otros fondos, que no provienen del gobierno de los Estados Unidos, y se aplica a la realización de abortos o a la entrega de información sobre el aborto, incluyendo las recomendaciones médicas o derivaciones, incluso en países donde el aborto es legal.

La ayuda financiera de los Estados Unidos para países extranjeros jamás se ha utilizado para financiar abortos como método de planificación familiar. Eso es ilegal, según la Enmienda Helms de 1973, que es una ley de los Estados Unidos que tiene incumbencia en todas las presidencias y no una orden ejecutiva que los presidentes pueden derogar y reemplazar a su gusto.

Los dos aliados más importantes de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID, en inglés) en cuanto a la planificación familiar, Marie Stopes International (MSI) y la Federación Internacional de Planificación de la Familia (IPPF), se niegan a respaldar la nueva norma, según informaron a BuzzFeed News las autoridades de las respectivas organizaciones.

Los expertos prevén que la Política de la Ciudad de México, como también se la conoce, produzca un aumento en la cantidad de abortos y la mortalidad materna en todo el mundo.

"MSI estima que habrá unos 2,200,000 abortos adicionales en el mundo por año, de los cuales 2,100,000 no serán seguros", dijo Newman-Williams.

"La tasa de mortalidad materna aumentará notablemente porque habrá más embarazos y más mujeres que busquen abortos no seguros", dijo Marjorie Newman-Williams, vicepresidente y directora de operaciones internacionales de MSI.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que los abortos no seguros causan 13% de la mortalidad materna mundial.

"Será muy fácil para este presidente enviar un tweet y desestimar el impacto de cosas como la ley mordaza mundial...[o] recortes en los fondos que financian la salud de la mujer, tanto a nivel local como internacional", dijo Jonathan Rucks, director de promoción en PAI, una organización de salud reproductiva en Washington, DC. "A mí realmente me da miedo."

Investigaciones anteriores también sugieren que las tasas de abortos aumentarán. Un estudio de 20 países realizado por la Escuela de Medicina de la Universidad de Stanford y publicado por la OMS en 2011 halló que las tasas de abortos aumentaron un 40% la última vez que se aplicó la ley mordaza, durante la presidencia de George W. Bush. En los países más afectados por la ley, el uso de anticonceptivos disminuyó y se duplicaron las posibilidades de que una mujer se realizara un aborto no seguro luego de que la ley entró en vigencia.

Newman-Williams dijo que MSI también prevé un aumento en la cantidad de mujeres que busquen asistencia médica por infecciones, sangrados o lesiones debido a abortos no seguros o clandestinos. Pero incluso las mujeres con embarazos no deseados que no aborten recargarán el sistema de salud con embarazos y partos complicados, o simplemente con una gran cantidad de nacimientos adicionales.

“[Habrá] costos descomunales de asistencia sanitaria", dijo Newman-Williams. "El efecto en la salud pública es realmente grande. Esta política es muy poco previsora y francamente perjudicial para las mujeres".

La Política de la Ciudad de México es una orden ejecutiva que va y viene según el partido que esté en la Casa Blanca: Ronald Reagan fue el autor de la ley en 1984; Bill Clinton la derogó cuando asumió la presidencia; George W. Bush la restableció ocho años después; y Barack Obama la volvió a derogar.

Serra Sippel, presidente del Centro para la Salud y la Igualdad de Género (CHANGE, en inglés), con sede en Washington, DC, dijo que ahora la norma puede ser más perjudicial que nunca.

"Esta es una política de 1984. Está desactualizada, y han sucedido tantas cosas desde que se instauró por primera vez", dijo Sippel, aludiendo a los compromisos globales para aumentar los fondos para la planificación familiar e integrar la prevención del VIH en la salud reproductiva, y también las modificaciones en las leyes sobre el aborto. Desde 1984, 40 países liberalizaron sus normas sobre el aborto", explicó.

"La idea de que esta normativa volverá a estar vigente es inadmisible y bastante ridícula, para ser sincero", dijo Sippel.

Los expertos en salud pública también destacaron que los sistemas mundiales de salud pública cambiaron durante el gobierno de Barack Obama, lo que implica que el efecto dominó de la ley mordaza será más grave ahora que en el pasado.

"Si contamos sólo los últimos ocho años, hemos avanzado mucho para que nuestros programas de salud mundial de los EE. UU. consideren la salud la mujer de manera holística, para integrar la prevención del VIH con la planificación familiar y las distintas opciones de anticonceptivos", dijo Sippel. "La aparición de ley mordaza de Trump en este momento amenaza la salud y las vidas de mujeres y niñas, ya que va a impedir su acceso a estos servicios que salvan vidas".

Estrictamente la ley ataca al aborto, pero los expertos en salud dicen que también dificultará el acceso de las mujeres a anticonceptivos. USAID brinda casi la mitad del total mundial de los fondos para anticonceptivos para las mujeres, según CHANGE, y los anticonceptivos son una herramienta clave para la prevención del VIH.

El acceso a anticonceptivos se basa en una cadena de abastecimiento compleja que, si se la altera, no puede arreglarse fácilmente. "Existe una infraestructura del otro lado: dónde se reciben, dónde se almacenan, cómo se entregan", dijo Judy Kahrl, miembro directivo de Pathfinder International, una organización dedicada a la salud reproductiva con sede en Massachusetts. "No se tarda nada en clausurar todo, pero si toma mucho tiempo armarlo".

También se prevé que la menor provisión de fondos para USAID provoque un reducción del personal y cierres de clínicas. Cuando la ley mordaza se aplicó en la época de Bush, una red de clínicas que asistían a más de 1,300 comunidades de Ghana tuvieron que reducir su personal de enfermería en 44%, según una investigación de PAI.

"Eso, a su vez, puede afectar las tasas de VIH", dijo Sippel.

"Las clínicas de planificación familiar son verdaderamente fundamentales. A veces son el primer punto de acceso al sistema de salud en cuanto a la prevención de VIH y su tratamiento", dijo. "Las personas acceden a información sobre el uso de preservativos para prevenir el VIH. Es un lugar donde se puede hacer un diagnóstico de VIH".

Las organizaciones de planificación familiar dicen que la ley tiene un "efecto paralizante" que silencia con eficacia cualquier debate sobre el aborto e incluso sobre temas de salud importantes que no tengan nada que ver con el aborto.

"Estas organizaciones no podrán participar en debates sobre salud pública en los que se apunte a reducir la mortalidad y la morbilidad materna asociadas con el aborto no seguro. Ese es sin duda un resultado perverso", dijo Schvey.

BuzzFeed News puso al descubierto justamente ese resultado negativo, a partir de una ley federal parecida, en 2015.

"Algo importante que aprendimos sobre nuestra comunidad la última vez que esto (la ley) se aplicó y, en general, trabajando con restricciones en políticas estadounidenses que ya existen [es que] solemos ver un efecto paralizador que va mucho más allá de la norma en sí", dijo Chloe Cooney, directora de la promoción mundial de la Federación de la Planificación Familiar de los Estados Unidos.

"Perder fondos para USAID dejará a MSI con un déficit presupuestario de 30,000,000 USD o casi 20% de su presupuesto anual y un millón y medio de mujeres sin acceso a anticonceptivos a través de sus clínicas", dijo Newman-Williams. IPPD dijo que prevé pérdidas de 100 millones de dólares o alrededor del 25% de su presupuesto, lo que perjudica programas en 30 países.

"Esto es culpa del gobierno estadounidense", Sippel, de CHANGE, dijo. "No es que Marie Stopes o IPPF opten por rechazar fondos de los Estados Unidos. Es el gobierno estadounidense quien les recorta fondos indispensables que les permiten brindar servicios de salud reproductiva capaces de salvar vidas."

"Aplaudo al presidente Trump por tomar esta importante decisión y espero que podamos seguir trabajando juntos para promulgar leyes en favor de la vida y proteger el dinero de los contribuyentes", dijo el presidente de la Subcomisión de Salud de Diputados en un comunicado poco antes de que la orden fuera firmada.

En un comunicado, la senadora de Hampshire Jeanne Shaheen, demócrata, calificó la medida como un ejemplo de la "peligrosa obsesión de Trump por retroceder con los derechos reproductivos" y dijo que volver a esta norma "ignora décadas de investigaciones, privilegiando políticas ideológicas sobre las mujeres y el futuro de las familias".

Sheehan prometió presentar un proyecto de ley que derogue la ley mordaza, el martes, un día después de que Trump la restableciera.

Este post fue traducido del inglés.

Every. Tasty. Video. EVER. The new Tasty app is here!

Dismiss