back to top

23 Historias sobre salir del clóset que derretirán tu corazón

Agarra un pañuelo y prepárate para llorar.

publicado

Recientemente, le pedimos a la Comunidad de BuzzFeed que compartiera con nosotros sus conmovedoras historias sobre salir del clóset. Estas son algunas de las sorprendentes respuestas con las que nos bendijeron:

1.

"La primera persona ante la cual salí del clóset fue mi mejor amiga de la preparatoria. Estaba sumamente nerviosa por lo que pudiera decir cuando se lo comentara. Su respuesta fue 'ah, OK'. Y luego murmuró en voz baja 'Creo que yo también soy gay'. Fue increíble". – Rachel Ellen, Facebook

2.

"Salí del clóset como trans* justo antes de la preparatoria, y también era, digamos, un completo desastre y era ampliamente conocido como un fenómeno. Las personas no sabían qué era yo verdaderamente, y, en lugar de preguntar, simplemente inventaban cosas o pensaban que era raro/repugnante/alguien que debía ser evitado, y, ciertamente, no era alguien con quien tendrías una cita.

"En el penúltimo año de la universidad verdaderamente me harté de todo, y como me gustaba un tipo, lo invité a salir para variar un poco. Salimos durante un par de semanas antes de que saliera a la luz la cuestión del género, y entonces me di cuenta que él no había estado seguro de mi género o de mi sexo durante todo ese tiempo, pero, de cualquier forma, estaba saliendo conmigo, pues le agradaba como persona. Explicarle mi identidad fue el momento más fácil y menos amenazante de salir del clóset, y hoy él y yo hemos estado casados durante más de un año". – Nick Sherman, Facebook

Publicidad

3.

"Tengo una relación muy cercana con mi abuela. Un año, cuando estaba en la universidad, estuve de visita con ella algunas semanas. Unas semanas atrás me había hecho un piercing en la lengua, y me olvidé por completo de que las únicas 'pelotas' que había llevado conmigo tenían los colores del arcoiris. Con un acento alemán muy marcado, mi abuela me preguntó: 'Chad, ¿qué tienes en la boca?'

'Un anillo para la lengua, abuela'.

'Vaya, ¿así que te gusta chupar pito? Lo he sabido desde que tenías cinco años'.

La amo muchísimo". – chadc46b2aa953

4.

"Salí a cenar con mi papá y mientras caminábamos por la calle comencé diciendo 'Hay algo que tengo que decirte'. Dijo: 'Lo entiendo, eres gay. ¿Quieres helado de postre?'" – heidij4df6110ff

5.

"Este chico y yo habíamos sido muy buenos amigos desde primer grado. Le dije que tenía que decirle algo verdaderamente importante, y él me dijo que también tenía algo importante que decirme. Discutimos una y otra vez sobre quién debía hablar primero, cada uno reclamando que lo suyo era algo realmente grande hasta que me dijo '¿Eres gay?' Le dije que sí ¡y él me dijo que también lo era!" – Heather Cirmo, Facebook

Publicidad

6.

"Salí del clóset ante mi clase del colegio publicando un estado en Facebook: Si me preguntan sobre mi sexualidad, no van a recibir una respuesta straight". – camtur

7.

"Por alguna razón me daba terror salir del clóset ante mi hermano mayor, aunque yo sabía que no tendría ningún problema al respecto. Una noche, a las 10:00 p.m., escribí un mensaje innecesariamente largo y se lo envié. Observé la pantalla con pánico silencioso mientras veía cómo el estatus pasaba de "entregado" a "leído a las 10:02 p.m.' y él comenzó a escribir, pero luego se detuvo.

Lo oí subir las escaleras; abrió mi puerta y dijo: 'No sé qué esperabas que dijera, pero no me importa quién te gusta. Eres mi hermana y te amo', y empecé a llorar. Después de que me abrazó, digamos, durante unos cinco minutos, dijo: 'Dime si alguien te fastidia en algún momento por esto. Se las va a ver conmigo'. Amo a mi hermano". – Madeline Melton, Facebook

8.

"En la Navidad, cuando estábamos abriendo los regalos, mi primo dijo que pedir aretes de broche era algo gay, y ahí fue cuando accidentalmente grité: 'ME ENCANTA LA VERGA' desde la cocina y salí del clóset frente a todo mundo. Mi tía por poco se ahoga con su pedazo de pastel y mi abuela dijo: 'Es el quinto'. Pero todos estaban realmente felices". – Miguel Hernandez, Facebook

Publicidad

9.

"Así que se me ocurrió la idea de salir del clóset ante mi familia a través de productos horneados, porque ¿quién puede molestarse cuando hay comida? Así pues, a mitad de la noche, de modo que nadie pudiera saber lo que estaba haciendo, comencé a hornear un lote de cupcakes.

"Al principio, todo iba bien; estaba teniendo en verdad mucho cuidado de no hacer ruido para no despertar a alguien, pero, de repente, me di cuenta que no había huevos. No era un problema, pues un plátano serviría igualmente. Una vez más, las cosas estaban saliendo increíblemente bien, hasta que me di cuenta que no tenía suficiente chocolate. Estaba comenzando a sentir un poco de pánico porque era demasiado tarde para dar marcha atrás. Me tranquilicé y simplemente continué. ¿Qué tendría de malo que los cupcakes tuvieran solo un poco de chocolate y supieran un poco a plátano? Los puse en el horno y pensé después que todo estaría bien. Estaba equivocada. Estaba a punto de comenzar a preparar algo de glaseado cuando descubrí que no tenía absolutamente nada de azúcar glasé. Tenía la certeza de que estaba completamente jodida: ¿Cómo se supone que voy a deletrear 'soy lesbiana' en cupcakes que no tengan glaseado? No obstante, y a pesar de esto, mantuve la determinación.

"Descubrí que puedes hacer glaseado improvisado con un poco de almidón de maíz y azúcar granulada (gracias, Google). El glaseado no parecía realmente glaseado, pero en ese momento realmente no me importaba. No obstante, faltaba otro ingrediente más. Genial. No tenía colorante de alimentos. Después de hurgar concienzudamente en las alacenas encontré un poco de mezcla de Kool-Aid que había estado en la alacena sabrá Dios durante cuánto tiempo. Al final, tuve cupcakes con ligero sabor a chocolate y a plátano con glaseado falso de sandía y fresa. La salida del clóset estuvo fantástica pero los cupcakes sabían asquerosos: nadie se comió más de uno. Por tanto, recuerden, niñas. Verifiquen que tengan todos los ingredientes apropiados antes de preparar cupcakes para salir del clóset". kacejac

10.

"Mi mamá y yo nos encontrábamos en la alberca y ella estaba echándole un ojo a los chicos que estaban junto a la piscina. Volteó a verme y me dijo algunas cosas sobre eso, y yo le dije 'No me interesan los hombres' y me alejé nadando". – Vivienne May, Facebook

11.

"Un amigo me dijo que había ordenado un lote de brazaletes trans para nuestro grupo trans. Llegué a casa llevando puesto uno y mi madre quiso hablar sobre cómo me había ido en el día. Después de un par de minutos lo notó y me preguntó qué era. Le conté. Le dije que rechazaba el binario de géneros y que no me identificaba con él, etcétera, y simplemente continuamos con nuestra vida". – Tom Fedrick, Facebook

Publicidad

12.

"Salí del clóset mediante una publicación en Instagram que decía: "Soy la mejor católica de todos los tiempos; renuncié a la heterosexualidad para la Cuaresma hace algunos años y me he mantenido firme". – Noelle Renée Flugrad, Facebook

13.

"Salí del clóset como transgénero ante mi mamá durante los Juegos Olímpicos de Sochi de 2014. Yo preguntaba por qué los equipos tenían que dividirse basándose en el género. Dije algo así como '¿Qué hay de las personas que no encajan en ninguno de los dos, o que nacieron como un género pero pertenecen al otro?' Mi mamá dijo que no sabía. Así que volví a la carga con 'Bueno, yo no quiero que me dejen fuera de la diversión'. Me miró como diciendo '¿De qué diablos estás hablando?' y lo que hice a continuación fue explicarle que aunque al nacer me fue asignado ser mujer, yo me identificaba como chico, y ella se portó verdaderamente paciente y tolerante. Honestamente, su mayor recelo tenía que ver con que yo no era atlética en lo absoluto, y que si había de quedar fuera de los Olímpicos sería porque era muy mala para los deportes". – Sam Pridgen, Facebook

14.

"Durante las vacaciones de Semana Santa decidí dar las noticias con un toque festivo. Tomé una canasta de Pascua, teñí cinco huevos y pinté una letra en cada uno para que se leyera 'I'M GAY' ('SOY GAY', en inglés). Incluí una nota que decía: "Papá, pensé que era momento de poner todos los huevos en una sola canasta. Con amor, Jake'. Sobra decir que esto provocó montones de carcajadas y abrazos amorosos". – GovernorWagner92

Publicidad

15.

"Salí del clóset ante mis amigos primero, y ellos me miraron y dijeron 'finalmente'. Algunas veces tú eres tu peor enemigo". Daniel Firestone, Facebook

16.

"Le dije a mi mejor amiga que era gay y ella reaccionó tipo 'Bueno, es obvio' y le pregunté si en verdad era tan obvio y me dijo: 'Hablas de lo mucho que amas a Shay Mitchell por lo menos una vez al día'". – chloew402c11a2e

17.

buzzfeed.com

"Salí del clóset de forma literal. Preparé un pastel de arcoiris e hice una pequeña banderita con los colores del arcoiris y me escondí en un clóset. Luego le dije a mi hermana (que ya sabía que yo era gay) que trajera a mi mamá al clóset 'para bajar algo del estante de arriba'. Así, cuando mi mamá abrió la puerta, yo estaba parada ahí con mi pastel que decía '¡Soy gay!'. Me abrazó y básicamente me dijo que ya lo sabía ¡y que me apoyaba al 100%!" – sarahjane4

18.

"La primera vez que presenté una solicitud en línea para un trabajo, mi papá se sentó conmigo para asegurarse de que escribiera los datos correctos y marcara los cuadros correctos, etc. Escribí mi nombre, mi edad y mi domicilio. Y luego vino una pregunta con un menú desplegable: 'sexualidad'. Lentamente hice clic en la flecha para que se desplegara el menú. Las opciones eran: heterosexual, homosexual, bisexual y prefiero no decir. Elegí la última, y mi papá me dijo '¿Cómo es eso?' Inventé una excusa falsa como 'oye, creen que tienen derecho a conocer hasta el más mínimo detalle sobre mí, bla, bla, bla'. Mi papá simplemente me miró, tomó el ratón, hizo clic en el menú, eligió homosexual y siguió adelante". – Immy Done, Facebook

Publicidad

19.

"Teníamos 13 años y estábamos jugando 'Verdad o reto'. Para no hacer el cuento largo, ella salió del clóset y yo también. Hemos estado saliendo desde entonces. Ella es la primera chica con la que he estado y será la última". – emospice

20.

"Cuando salí del closet ante mi muy conservador abuelo, él apenas comenzaba a perder la memoria. Le dije que tenía novia y dijo: "Me parece muy bien, chamaca. Solo, por favor, recuérdamelo cada vez que me veas. No quiero olvidarlo y luego hacerte sentir triste'". – Connor Doberstein, Facebook

21.

"Envié a mis amigos una fotografía donde yo salía besando un sartén (pan, en inglés) con la leyenda "Soy pansexual". Provocó un poco de confusión ya que una amiga no sabía lo que significaba y me preguntó si en verdad me sentía atraída hacia los utensilios de cocina". – sophian4de2011ce

Publicidad

22.

"Cuando tenía 17 años era pasante y escribía blogs para una revista feminista e hice un artículo sobre los mitos que rodean a la bisexualidad y a la pansexualidad. El artículo abría con 'Recientemente, salí del clóset como bisexual (¡sorpresa, mami!)'". – Lex Ellenthal, Facebook

23.

"Me he sentido atraída hacia las chicas desde que tenía como 14 años. Como crecí en un ambiente muy religioso, indirectamente se me había dicho toda mi vida que suprimiera esos sentimientos. Sin embargo, por mucho que traté de que "se me quitara lo gay con la oración", mi atracción hacia las mujeres no desapareció... Apenas el otro día estaba hablando con mi papá por teléfono. Me dijo con delicadeza: 'Sé que estás tratando de encontrar a alguien que te ame y a quien amar. Solo quiero que sepas que si eliges estar con una mujer, estaré más que dispuesto a tener otra hija en mi familia a la cual amar... Todo mundo necesita alguien a quien amar y con quien compartir la vida'". – kristinad4d5857f76