back to top

25 Secretos que los despachadores de ambulancias nunca te dirán

"Necesito una ambulancia." "Por qué?" "Tengo un cartón de papel higiénico atorado en mi trasero."

publicado

1. No nos gusta ser llamados "operadores de teléfono".

Twitter: @Ldn_Ambulance

O empleados de centro de llamadas, en todo caso. Seguro, utilizamos un headset y tomamos llamadas, pero estamos salvando vidas, no es un trabajo estándar de 9 a 5.

2. Nuestras mejores llamadas son aquellas donde ayudamos a alguien dar a luz a un bebé.

Twitter: @AmbulanceNB_en

Llamamos a este tipo de llamadas "BBA", inglés de: nacido antes de llegar, e involucra hablarle a alguien, usualmente un padre, en el proceso de parto. Nunca olvidas a los padres a los que ayudas, o la alegría de escuchar el primer llanto del bebé.

3. Y nuestras peores llamadas son aquellas en las que un bebé o un niño ha dejado de respirar.

instagram.com

Sí, estamos entrenados para parecer tranquilos y ecuánimes, pero nuestro corazón siempre está acelerado mientras explicamos a padres en pánico cómo hacer un RCP a su propio hijo. Por suerte, muchas de estas llamadas tienen buenos resultados, pero algunas no, y eso es muy duro.

4. La gente muere mientras están en el teléfono con nosotros, y nunca deja de ser complicado lidiar con eso.

en.wikipedia.org / Creative Commons

Sólo tienes que mantenerte calmado, intentar no desmoronarte tras los resultados de la situación, o pasar horas dándole vueltas en tu cabeza y preguntándote que otra cosa pudiste haber hecho diferente y tal vez salvar la vida de esa persona. No ayudará.

5. Las llamadas de personas suicidas también son difíciles.

upload.wikimedia.org / Creative Commons

Recibimos muchísimas llamadas de personas que dicen querer acabar con sus vidas y que sienten no tener ninguna otra alternativa. Todo lo que podemos hacer es mantenerlos en el teléfono, consolarlos, investigar donde están y enviar a la policía y la ambulancia.

6. Nos maldicen y nos amenazan verbalmente, muchísimo.

Matt Cardy / Getty Images

Entendemos que la gente está usualmente experimentado cosas traumatizantes, pero por favor recuerden que queremos ayudar. Las llamadas más groseras y ofensivas suelen ser de gente borracha, y estas suelen ser la mayoría en el turno del fin de semana. No está bien.

7. Usualmente recibimos llamadas realmente raras.

imgur.com

Como personas que dicen haber sido atacadas por extraterrestres, personas con manos, cabezas y piernas atrapadas en los rieles. Y, por supuesto, personas que han "caído a los leones".

8. Sin mencionar llamadas molestas y que son pérdidas de tiempo.

commons.wikimedia.org / Creative Commons

Como: "Ayuda, hay un zorro en mi jardín", o "Mi pez dorado se ahoga". Es ridículo que la gente piense que llamar por estas cosas es adecuado. Intentamos acabar estas llamadas lo más pronto posible, ya que están bloqueando emergencias donde la vida peligra.

9. Y, por supuesto, llamadas de gente avergonzada con cosas atascadas en sus traseros.

Imgur.com

Estas personas suelen estar ebrias y muy avergonzadas. Puede ser difícil sacar los detalles sobre lo que sucede, pero una vez que logras que admitan que tienen un sostenedor de papel higiénico o una berenjena en su trasero, puedes hacerles llegar algo de ayuda.

10. Lloramos mucho más de lo que piensas.

Twitter: @RapidSOS

Nunca mientras estamos en el teléfono (a menos que cuentes las lágrimas silenciosas), pero ciertamente no somos robots, y a veces algunas llamadas logran golpearnos. Por ejemplo, si acabas de tener un bebé y alguien llama con un niño realmente enfermo y tienes problemas para ayudarle.

11. No necesitas un título universitario o conocimiento de salud para ser un EMD.

instagram.com

Sólo tenemos unas cuatro o seis semanas de entrenamiento en primeros auxilios y programas de computadora relevantes, y también soporte uno a uno para nuestros 10 primeros turnos.

12. Pasamos un turno con un grupo de paramédicos en una ambulancia como parte de nuestro entrenamiento.

instagram.com

Esto es muy divertido, pero debes esperar que no te asignen una noche los fines de semana, ya que son sólo borrachos agresivos. También es algo complicado si eres delicado, ya que se espera que seas parte del equipo por completo y que ayudes a atender heridas.

13. Y también aprendemos RCP.

Instagram: @qldambulance

Después de todo, pasaremos mucho de nuestro tiempo diciéndole a personas en pánico cómo llevar a cabo RCP a través del teléfono. Siempre se siente muy bien cuando vas indicando a alguien cómo hacer RCP y el paciente sale vivo. Puede hacer de un mal día uno muy bueno.

14. Nuestra computadora hace mucho del trabajo médico complicado por nosotros.

Twitter: @LAS_TacAdvisor

No somos médicos, así que el sistema nos ayuda despachando automáticamente una ambulancia tan pronto como una dirección es ingresada, decidiendo cuáles síntomas son los peores, y asignando a la llamada uno de cuatro niveles de urgencia. Es muy útil.

15. Pero ninguna computadora ni ningún entrenamiento pueden prepararte para el estrés de tomar tu primer llamada.

Twitter: @Dunne4Ludlow

Es realmente estresante. Eventualmente, aprendes a manejar las llamadas más comunes (sofocarse es un problema muy común), pero incluso después de muchos años, algunas llamadas y síntomas inusuales pueden lanzarte a lo desconocido.

16. Uno de los mayores retos que enfrentamos es encontrar dónde está la gente, y qué ha sucedido.

Matt Cardy / Getty Images

Algunas veces, sólo obtener una dirección toma muchos minutos, especialmente si el que llama está borracho o bajo el efecto de las drogas, que suele suceder los fines de semana. La gente usualmente asume que sabemos dónde están, se enojan cuando les preguntamos, nos insultan o cuelgan. Y si tiene que ver con drogas, usualmente no quieren darnos detalles.

17. La gente espera que las ambulancias lleguen instantáneamente, como lo hacen en la televisión.

Instagram: @offroadlifestyleusa

Desafortunadamente, las ambulancias no pueden pasar por encima del tráfico. A la gente no le gusta contestar preguntas, pero necesitamos saber más para decidir quien obtiene una ambulancia primero (o si la necesitan del todo). Un ataque al corazón es prioridad sobre una resaca o una cortada de un dedo, así que sé amable y contesta las preguntas.

18. No nos pagan mucho.

instagram.com

Especialmente cuando consideras los tipos de llamadas y situaciones traumatizantes con las que tenemos que lidiar día a día.

19. Nuestros turnos largos son algo desorientadores.

instagram.com

Usualmente hacemos alrededor de cuatro turnos de 12 horas (usualmente por las noches), seguidos de tres días libres. Volver del trabajo a la casa cuando todos siguen acostados puede resultar confuso, especialmente si tuviste un día difícil y necesitas alguien con quien hablar.

20. Lo que significa que no siempre estamos disponibles, y nuestros amigos tienen problemas con eso.

instagram.com

Muchachos, sabemos que les agradamos, pero no siempre podemos llegar a su fiesta. También, por amor a Dios, por favor dejen de llamarnos antes de las 4 p.m si saben que estamos en el turno de la noche.

21. También nos perdemos muchas ocasiones familiares importantes.

instagram.com

Podemos algunas veces cambiar turnos, pero no es exactamente fácil encontrar a alguien que esté dispuesto a cubrirte el Día de Navidad o Año nuevo, especialmente porque la temporada festiva es nuestra época más ajetreada del año (trago + hielo = muchos accidentes).

22. Apenas y podemos hablarle a nuestros compañeros.

instagram.com

Seguro, puedes intentar hablar, pero apenas has dicho la mitad de una oración cuando escuchas el tono y la próxima llamada ha llegado. Incluso después del turno, tienes dudas por aún puedes escuchar el tono fantasma en tu oído.

23. Muchos de nosotros terminamos convirtiéndonos en técnicos de ambulancia o paramédicos.

Mark Wilson / Getty Images

Dependiendo de cuán fácil te asquees, por supuesto. Si puedes lidiar con la sangre y otros fluidos humanos, es muy gratificante. Pero muchos de nosotros preferimos quedarnos del otro lado del teléfono y lidiar con las cosas de manera remota. Es mucho más limpio, para empezar.

24. Las llamadas pueden ser difíciles, pero también son una oportunidad para hacer una gran diferencia.

Twitter: @AdaCoSheriff

No es tan raro que niños de hasta tres años llamen y nos dejen saber que su padre está enfermo y no responde. De hecho, los niños pueden ser los mejores llamadores ya que siempre hacen exactamente lo que pides sin preguntar. Si todo sale bien, ellos suelen venir a visitarnos, y siempre es bonito cuando lo hacen.

25. Así que por favor, muchachos, dejen de decir cosas como: "Urgh, no podría hacer tu trabajo. Debe ser horrible."

Twitter: @MumsnetJobs

Realmente no lo es. Disfrutamos nuestros trabajos, estamos orgullosos de lo que hacemos, amamos ayudar a la gente cuando lo necesitan, y no lo cambiaríamos por nada del mundo. Después de todo, ¿quién no querría ser parte de un equipo que salva cientos de vidas cada día?

Sin embargo, realmente agradeceríamos si dejas de insultarnos. Saludos.

Esta publicación fue completada con ayuda de un miembro del Servicio de ambulancias de Escocia, e información brindada por el Servicio de ambulancias de Londres.

Every. Tasty. Video. EVER. The new Tasty app is here!

Dismiss