Ir directo al contenido

    16 Deliciosas recetas que son la versión saludable de tu comida favorita

    Los platos que amas, pero con menos grasa y sin tantas calorías.

    1. Pizza, sin gluten, con quinoa, mozzarella y albahaca: de-li-cio-sa.

    Via tictacyummy.com

    Buenas noticias: puedes comer saludable sin tener que renunciar a la pizza, ¿cómo lo ves? Esta es una versión vegetariana que no tiene nada que envidiarle a las pizzas que pides a domicilio. Te dejamos la receta aquí.

    2. Unas jugosas hamburguesas de atún.

    Via pequeocio.com

    Lo mejor de estas patties de pescado es que no necesitas meterlas dentro de un pan para comerlas, sino que puedes acompañarlas con alguna ensaladita o verduras gratinadas y así sentirte realmente fit. Aquí está la receta.

    3. Prepara a la plancha este salmón con salsa de aguacate.

    Via laylita.com

    ¿Amas el aguacate? Pues esta receta es para ti, y lo mejor es que, si no tienes salmón a la mano, la puedes hacer con cualquier tipo de pescado. Otro punto a favor de este sano platillo es que, como es asado, no necesita aceite. Aquí están los pasos.

    4. Apetitosa arepa de masa hecha con zanahoria, brócoli y cilantro.

    Via mamacontemporanea.com

    La arepa, ese plato típico venezolano caído del cielo, es generalmente bastante saludable, pero esta receta la repotencia porque le agrega vegetales y muchísimo sabor. Además, hay que hablar de este relleno: atún, tomate, pepino, lechuga y aguacate, ufff, divino. Ahora ve y corre a prepararla siguiendo estos pasos.

    5. Quinoa salteada con vegetales, la versión fit del arroz chino.

    Via allyoursitesblog.com

    La quinoa nos aporta un alto nivel de fibra y micronutrientes como potasio, magnesio, calcio, fósforo, hierro y zinc... ok, pero aún hay más beneficios: es deliciosa, flexible y no tiene gluten. Así que si se te antoja una variación al arroz chino frito, esta receta por aquí hará feliz tu vida.

    6. Estos sabrocitos y nutritivos nuggets de coliflor.

    Via directoalpaladar.com.mx

    Crujientes por fuera, pero cremositos por dentro (porque llevan queso derretido), esta es la manera ideal de darle con todo a tu antojo de nuggets, sin ningún tipo de culpa. Encuentra por aquí la receta.

    7. Ricos tallarines a la putanesca con solo cuatro ingredientes.

    Este sencillo plato de pasta se convertirá en tu favorito porque no es nada pesado y, al mismo tiempo, los pocos ingredientes que lleva forman una explosión de sabor indescriptible. La receta te la dejamos aquí.

    8. O puedes hacer este cremoso y colorido plato de espaguetis de calabacín.

    Via lalakitchen.com

    En esa búsqueda por conseguir substitutos de pastas y harina, puedes variar y probar cortando los calabacines en tiritas, y así convertirlos en la solución más sana y apetitosa. No llevan sal, ni aceite... pero sí aguacate, albahaca, y hasta mango (si quieres). La receta a esta maravilla está aquí.

    9. Portobellos rellenos de huevo, para un brunch como de película.

    Via gastroglam.co

    Tu primera comida del día no tiene que llevar carbohidratos, pero sí debe alimentarte bien. Acompaña los hongos rellenos con una ensaladita, tal y como hacen en los restaurantes, no te vas a arrepentir. La receta la encuentras aquí.

    10. Un tropicalísimo ceviche de coliflor.

    Via pizcadesabor.com

    ¿Sabes esos días en los que tenemos antojo de algo fresquito, pero que no sea una simple ensalada con lechuga? Pues no busques más y prepara este ceviche que, aunque no trae pescado, sí te ofrece coliflor, mango, cebolla, pepino, tomate, y sabrosura. La receta la encuentras aquí.

    11. Explosivos, pero nutritivos, pimientos asados rellenos de salsa de tomate, queso y quinoa.

    Via directoalpaladar.com

    Generalmente, las recetas de pimiento relleno traen carne, pero si lo que estás buscando es consumir menos carnes rojas, esta receta es perfecta para ti.

    12. Helado de pistacho: sanito y con solo tres ingredientes.

    Via cocinandoelcambio.com

    ¿Quién dijo que comer saludable era renunciar a los postres? Pfff, sin duda alguien equivocado en esta vida. Este heladito se hace rápido, sin azúcar, y no, no es un sueño, es 100% real: compruébalo aquí.

    13. Fresquísima ensalada de pasta con pollo, vegetales y vinagre de vino blanco.

    Alina Vargas Afanasieva / Via sagrariomatos.com

    Esta ensalada es perfecta para llevarla de almuerzo a la oficina porque es ligera y saludable, pero al mismo tiempo te llena y te deja un buen gusto. Tiene carbohidratos, proteína, vegetales, es nutritiva y súper fácil de hacer. La receta está aquí.

    14. Rollitos vietnamitas, frescos y sin fritura.

    Via danzadefogones.com

    Los rollitos asiáticos estilo primavera, en su versión frita, son deliciosos, eso no lo vamos a negar... pero estos también lo son y no necesitan de un sartén (ni de ninguna cocina) porque usan papel de arroz y verduras crudas (aunque las puedes hervir si lo prefieres). En fin, la receta de esta delicia está aquí.

    15. Sencilla y gustosa crema de zanahoria y curry.

    Via comedera.com

    Rica en potasio y fósforo, la zanahoria es un vegetal que debemos incorporar tantas veces como podamos en nuestras comidas semanales. Esta sopa no solo es una forma sabrosa de comerla, sino que tiene un ingrediente especial con el que hace una pareja formidable: curry en polvo. La receta te la dejamos acá.

    16. Papas al horno, pero tan crujientes como si estuviesen fritas.

    Via sabrinaseaofcolors.com

    Las papas fritas son tan deliciosas, como grasientas... pero hay una forma de comerlas sin remordimientos: meterlas 40 minutos al horno y listo. Menos calorías, menos aceites, más sabor. Aquí está la receta.