22 rumores, orgías y relaciones de la época dorada gay de Hollywood

Seleccionado de la infame autobiografía de Scott Bower, Servicio completo: la secreta vida sexual de las estrellas de Hollywood, así como otros libros igualmente brillantes (y jugosos) acerca del celuloide encubierto.

1. Anthony Perkins

Hulton Archives / Getty

Anthony Perkins es mejor conocido por su interpretación como Norman Bates en la película Psicosis de Alfred Hitchcock, y fue nominado para un Premio de la Academia por su papel en la película Persuasión Amistosa.

Según Scotty Bowers en su libro Servicio Completo, Perkins fue intenso, sensible y complejo. Estuvo casado y tuvo dos hijos, también homosexuales. Su relación homosexual más larga fue con el actor Tab Hunter, pero estuvo con muchos hombres.

Bowers escribe que Perkins siempre quería a alguien distinto. Bowers escribe: “Él siempre quería a alguien diferente. ‘¿A quién conseguiste que sea diferente, Scott?’ ¿A quién tienes para que me sorprenda mañana por la noche? ¿Algo realmente nuevo?”

“Por supuesto que su relación con Tab Hunter continuó durante mucho tiempo, según nos contó una fuente confiable”, le dijo el artista Don Bachardy a Charles Winecoff, autor de “Split Image: The Life of Anthony Perkins”. Perkins solo se dejaba ver con Hunter en reuniones mixtas, como en una fiesta en la casa Elaine Aiken, una maestra de actuación.

Salían al cine pero compraban los boletos por separado y se sentaban alejados. El “Vista Theater”, ubicado cerca de Silver Lake, un vecindario predominantemente gay, atrajo a una audiencia principalmente masculina, y era allí donde Perkins se sentía cómodo sentándose con Hunter.

Según recuerda el camarógrafo Leonard Smith: “Tab era un conocido homosexual en esa época”. “No creo que Tony fuera homosexual, se lo guardó para sí mismo. Pero solía invitar a Tab al rodaje dos o tres veces por semana y almorzaban o comían algo juntos. El equipo de rodaje hacía muchas bromas acerca de esto; eran crueles. Por supuesto que Tony se molestaba. Se iba a su camerino y les respondía de manera en que quedara claro que no quería seguir escuchándolos. Si los chicos hacían bromas, el se disgustaba y solamente se alejaba de ellos.”

2. Katharine Hepburn

Via Hulton Archives / Getty

Katherine Hepburn, quien fue muy reconocida por sus actuaciones merecedoras de Premios de la Academia en las películas Adivina quién viene esta noche, El león en invierno y En el estanque dorado, sabía que Scotty Bowers, hombre de mundo y proxeneta, hacía los arreglos necesarios para que los actores tuvieran relaciones sexuales con quien quisieran. En el libro de Bowers, Servicio completo, él recuerda que Hepburn dijo, “conozco tu reputación Scotty. Cuando tengas oportunidad, ¿crees que puedes encontrar una simpática chica joven de pelo oscuro para mí? Alguien que no este demasiado arreglada”.

Durante los siguientes 50 años, Bowers llegó a ser muy buen amigo de Hepburn. Él comentó: “a lo largo de los años, me encargué de hacerle citas con casi 150 mujeres distintas. A la mayoría de ellas las veía una o dos veces y luego se cansaba de ellas”.

Bowers dijo que hubo una excepción. Bowers le arregló una cita a Hepburn con una chica de 17 años llamada Barbara. Poco después de que empezaran a verse, Hepburn le compró como regalo un Ford Fairlane bicolor completamente nuevo. Hepburn vio a Barbara de manera intermitente durante 49 años. Tres meses antes de que Hepburn falleciera en junio de 2003, Barbara, quien se había casado no menos de tres veces durante ese tiempo, recibió una carta de los abogados de Hepburn. Junto con la carta iba un cheque por 100.000 dólares.

3. Spencer Tracy

Via Hulton Archives / Getty

Spencer Tracy fue nominado para nueve Premios de la Academia y ganó dos por Capitanes intrépidos y La Ciudad de los muchachos. Hizo nueve peliculas con Katherine Hepburn y los estudios prepararon un falso romance entre los actores, el cual estuvo tan bien montado que el público lo aceptó sin dudarlo en absoluto. A Tracy y a Hepburn siempre les daban remolques, camerinos y suites en los hoteles que estuvieran uno al lado del otro para mantener vivo el mito.

En Servicio completo, Scotty Bowers recuerda cuando Tracy lo llamó para que arreglara el depósito de agua caliente en su casa. Mientras Bowers reparaba el calentador de agua, Tracy bebió una botella completa de whisky. Bowers le ofreció cocinar para él y Tracy abrió otra botella de whisky. Entonces, Tracy se le insinuó a Bowers.

Bowers escribe, “El comenzó a desvestirse y me suplicó que no lo dejara. No tuve corazón para negarme”. Bowers se desvistió y se metió en la cama con Tracy, que estaba muy ebrio y no se le entendía. Bowers trató de calmarlo, pero según las palabras de Bowers Tracy “colocó su cabeza sobre mi ingle, agarró mi pene y comenzó a mordisquear mi prepucio”.

Unas cuantas horas más tarde, Bowers despertó con el sonido de Tracy tambaleándose alrededor del dormitorio tratando de encontrar el baño para orinar. Bowers dijo: “Él intentó buscar de manera torpe el interruptor de la luz, pero no lo encontró, así que solo empezó a orinar. En un momento estaba orinando contra las cortinas, luego dentro de un closet abierto y después por toda la alfombra. Finalmente cayó en la cama e inmediatamente lo venció un sueño profundo y empezó a roncar como un tren expreso”.

Bowers continuó teniendo relaciones sexuales con Tracy, lo cual siempre incluía a Tracy bebiendo hasta caer en un aletargamiento. Bowers dijo, “El gran Spencer Tracy fue otro hombre bisexual, un hecho que el departamento de publicidad del estudio ocultó por completo. Eso, si es que alguna vez, en lo más mínimo, lo llegaron a saber”.

4. George Cukor

Via Hulton Archives / Getty

George Cukor fue una leyenda en la industria del cine Él dirigió Camille, protagonizada por Greta Garbo, junto con los clásicos como Romeo y Julieta e Historias de Filadelfia.

Cukor tuvo relaciones sexuales con Scotty Bowers, autor de Servicio completo. En su primer encuentro, Bowers escribe Cukor “se acercó a mí, comenzó a acariciar mis testículos, y entonces rápidamente me estimuló hasta llegar a una erección completa. En un santiamén me empezó a chupar mi pene erecto. Era tan bueno en lo que estaba haciendo que antes de que yo lo supiera, estaba mareado en un éxtasis y simplemente me recosté hasta que experimenté un orgasmo absolutamente exquisito. Entonces, Cukor se duchó rapidamente, invitó a Bowers a ducharse, e insistió en pagarle a Bowers. Bowers cayó en la cuenta de que él siempre tenía encuentros sexuales directos como este.

“Nunca hubo ningún juego previo o besuqueo. No había preámbulo alguno, ni hubo nunca ningún tipo de penetración. El sexo anal estaba fuera de discusión. Para decirlo crudamente, al igual que mi amigo, Cole Porter, George sólo quería chupar la polla. Y lo haría con rápida y fría eficiencia”.

5. Cole Porter

Via Hulton Archives / Getty

Cole Porter fue compositor y letrista, y ganó el premio Tony al mejor musical por Bésame Kate.

En su libro Servicio completo, Scotty Bowers dice que Cole Porter le pidió a Bowers que trajera dos o tres infantes de marina a su casa. Cuando Bowers llegó, habían varios jóvenes guapos jóvenes allí - y su esposa, Linda, no estaba.

Bowers escribe, “pronto aprendí que la pasión de Cole era el sexo oral. Fácilmente podía chupársela a veinte chicos, uno tras otro. Y siempre tragaba”.

Otra noche, Bowers llevó a nueve de sus jóvenes mejor parecidos a la casa de Porter y Porter “se la chupó a cada uno de ellos en cuestión de segundos”. Boom, boom, boom y había terminado”.

Bowers también se acostó con Porter. Bowers dijo que a Porter “le encantaba chupármela y que después yo lo acariciara hasta que él alcanzara su propio orgasmo’.’

Porter era inseguro y le dijo a Bowers que hicieran una cena e invitaran a un grupo de 12 o 14 personas que conocían a Porter desde hacía mucho tiempo. Porter dijo que se escondería debajo de la mesa para escuchar a escondidas mientras Bowers les hacía preguntas acerca de Porter. Cubrieron la mesa con tres sábanas grandes y Porter gateó debajo de la mesa. Estuvo allí y escuchó toda la conversación de la cena y nunca salió de debajo de la mesa.

6. Greta Garbo y Mercedes de Acosta

Greta Garbo

Hulton Archives / Getty

Mercedes de Acosta

en.wikipedia.org

 

Greta Garbo fue nominada como mejor actriz por los Premios de la Academia por su actuación en Anna Karenina y Camille. Mercedes Acosta fue poeta, dramaturga y novelista.

En “Behind the Screen: How Gays and Lesbians Shaped Hollywood”, William J. Mann escribe: “Durante un tiempo en la década de los años 20, [Garbo] vivió públicamente con John Gilbert; más tarde, mantuvo su relación con la dramaturga y poeta Mercedes de Acosta con similar franqueza y sin pretensiones.”

Garbo era, según se informa, muy controladora, pero el fotógrafo Cecil Beaton registró en su libro de memorias en 1958, “Mercedes es la mejor amiga de Garbo y desde hace 30 años se ha mantenido a su lado, dispuesta a dedicarle su vida”.

Mann escribe que el público percibió que Garbo no era como la mayoría de las mujeres, con fotos de ella y Dietrich, ambas usando pantalones, corriendo bajo el estandarte: “Miembros del mismo club”.

7. Charles Laughton

Via Hulton Archives / Getty

Charles Laughton era un actor inglés, mejor conocido por El jorobado de Notre Dame y por su papel ganador del Oscar como Enrique VIII en La vida privada de Enrique VIII. En su libro Servicio completo, Scotty Bowers recuerda una historia sobre la coprofilia de Laughton.

Bowers trajo a un joven a la casa de Laughton, y Laughton procedió a lavar cuidadosamente unas hojas de lechuga fresca y tomates y colocarlos en dos rebanadas de pan, mientras al joven se le indicó que se desnudara por completo y posara sobre un mostrador.

Él puso el emparedado en un plato y agarró una olla. Le dijo al joven que lo siguiera, y se fueron durante 15 minutos. Cuando volvieron, Bowers pudo ver que la lechuga y los tomates estaban untados con una sustancia de color marrón claro. Bowers escribe: “Se veía como salsa, mantequilla de maní o algún tipo de pasta para emparedado”.

El joven parecía avergonzado. Miró a Bowers, señaló las rebanadas de pan en el plato y luego suavemente se dio palmadas en la espalda. Laughton le había pedido al joven que defecara en la olla para que pudiera untar el excremento en su emparedado.

Laughton luego se sentó y se comió el emparedado.

8. Rock Hudson

Via Hulton Archives / Getty

Rock Hudson fue famoso por su papel nominado en los Premios de la Academia en la película Gigante con Elizabeth Taylor y en la película Pillow Talk con Doris Day.

Henry Wilson, su representante gay, y el estudio tuvieron mucho cuidado en mantener la homosexualidad de Rock Hudson en secreto. Lograron ocultar su homosexualidad justo hasta el momento en que murió de sida en 1985.

Estaba casado con Phyllis Gates, que era lesbiana. En su libro Servicio completo, Scotty Bowers escribe: “Durante el año arreglé muchas citas para [Gates]. A ella le gustaban sus parejas de sexo femenino delgadas, de cabello oscuro y jóvenes”.

En el libro de William J. Mann “Behind the Screen: How Gays and Lesbians Shaped Hollywood”, un hombre de 80 años platica con Mann acerca de la década de los años 50 cuando parecía que todos en Hollywood eran gay. Él dijo: “No repitas toda esa basura acerca de lo difícil que fue para Rock Hudson. Tú sabes, lo de cómo tuvo que fingir ser heterosexual y vivir una mentira y todo eso. Eso fue solo superficial. Para Rock Hudson las cosas fueron fáciles. Sólo tienes que preguntarle a cualquier ciudadano típico cómo era la vida para él. ¿Quién no tenía que mentir? ¿Quién no tuvo que fingir? La diferencia era que, en Hollywood, nuestros jefes mintieron por nosotros. Ellos nos protegían. Teníamos toda una comunidad, por el amor de Dios. Teníamos - ¿se me permite decirlo? - poder. ¿Dónde más en norteamérica tienen los gays algo así?”

9. Cary Grant y Randolph Scott

Hulton Archives / Getty

 

Cary Grant fue un actor inglés que era considerado definitivamente uno de los actores clásicos destacados de Hollywood. Fue nominado dos veces al Óscar por sus papeles en Serenata nostálgica y Un corazón en peligro. Randolph Scott fue un actor famoso por la película La herencia del desierto, la que lo estableció como un héroe del Oeste.

Cary Grant estaba casado con Barbara Hutton, pero estaba compartiendo su casa con el actor Randolph Scott cuando Scotty Bowers, autor de Servicio completo, lo conoció. Scott también estaba casado.

Bowers escribió lo siguiente cuando estuvo con Grant y Scott: “Los tres entramos en muchas travesuras sexuales juntos. Aparte de las chupadas de costumbre - a ninguno de ellos les atraía follar, por lo menos no eran chicos que follaran, o por lo menos no yo - lo que más recuerdo del primer encuentro fue que a Scott realmente le gustaba acurrucarse y hablar, y era muy tierno”.

La relación de Grant y Scott duró muchos años. Eventualmente, terminaron compartiendo una casa detrás del célebre Hotel Chateau Marmont en Hollywood y también su casa en la playa de Malibú.

10. Tyrone Power

Via Hulton Archives / Getty

Tyrone Powers era un actor más conocido por las películas La marca del zorro y Sangre y arena.

En Servicio completo, Scotty Bowers escribe: “Las mujeres se derretían por él y se acostó con varias de ellas, pero realmente prefería a los hombres”.

Su preferencia era por los hombres jóvenes en particular, y algunos de sus gustos sexuales eran bastante extraños y poco convencionales, pero a ninguno de los chicos parecía importarle Siempre fue especialmente cuidadoso respecto a con quién salía. Protegía ferozmente su reputación en el estudio y su posición como un actor muy visible, por lo que pocos fuera de un círculo muy estrecho podían apuntarle con el dedo y acusarlo de algún comportamiento indiscreto”.

Bowers formó un trío sexual con Power y una chica al azar aunque Powers estaba casado. Bowers escribe: “A medida que jugueteábamos alrededor de la habitación bastante mugrienta del hotel, esa noche era patentemente claro que Ty poseía un apetito sexual saludable y creativo, pero que estaba infinitamente más centrado en mí que en la chica. Me sentí verdaderamente mal por el tipo. Debe haber sido muy duro para él tener que esconder permanentemente quién realmente era”.

11. William Haines y Jimmy Shields

Hulton Archives / Getty

 

William Haines fue el número 1 en taquilla como estrella del cine mudo en el país justo durante un año - 1930 - pero estuvo dentro de los primeros 10 durante otros cinco años, desde 1926 hasta 1931. Fue más conocido por El expreso de medianoche y El Estudiante, pero abandonó la actuación en sus treintas, cuando MGM no aprobó su sexualidad.

Corría el rumor de que Haines salió hecho una furia de la oficina del magnate Louis B. Mayer de MGM, cuando él insistió en que Haines dejara su relación con su amante, Jimmy Shields.

Se supone que Haines le dijo: “Mi felicidad con Jimmy es más importante que mi carrera en sus terribles películas cinematográficas, Sr. Mayer”.

En el libro de William J. Mann, “Wisecracker: The Life and Times of William Haines, Hollywood’s First Openly Gay Star”, Mann escribe que Haines conoció a Shields a principios de 1926. “Creo que Billy lo recogió en la calle”, dijo Arch Case, quien se hizo su amigo en la década de 1950.

Jimmy era marinero, su nombre de pila era James Shields Fickeisen y no tenía dinero, por lo Haines le encontró un trabajo en la MGM como extra y suplente. Haines lo consentía y Mann escribe: “Como el novio formal de la estrella de cine William Haines, Jimmy se tomó a sí mismo muy en serio - adoptando, de manera irónica, el tipo de actitud que Billy odiaba en otros”.

“El verdadero apellido de Jimmy era Fickeisen”, dijo su viejo amigo Michael Pearman. “Yo siempre lo molestaba llamándolo ‘Chicken Fricasee’. Él no lo consideraba gracioso. En realidad, él no tenía sentido del humor en absoluto”.

Jimmy se dio cuenta de lo acomodados que eran, y su sobrino, Charlie Conrad, dijo: “Jimmy fue muy generoso durante toda su vida. Le encantaban las cosas muy buenas y me regaló muchas cosas hermosas”.

Mann describe cómo la relación Haines y Shields fue la primera relación homosexual declarada en Hollywood. El periodista Samuel Richard Mook describe la casa que compartían juntos como muy “insólita” y una mezcla de Nueva Orleans colonial e Inglaterra del siglo 18. Ellos ofrecían espléndidas cenas de lujo, y en una de esas fiestas, Haines les dio a sus invitadas collares hechos de gardenias. Mann escribe: “En 1927, tenía a la ciudad comiendo de su mano”.

12. Vincent Price y Coral Browne

Hulton Archives / Getty

 

Vincent Price era famoso por su carrera en el cine de terror, sobre todo por Terror en el museo de cera y La mosca, pero su única nominación al premio durante su carrera fue por su actuación como el Sr. Maranov en Las ballenas de agosto. Coral Browne fue una actriz de origen australiano más conocida por las películas Tía y mamá y El asesinato de la hermana George.

En Servicio completo, Scotty Bowers escribe que Browne “trabajó sobre todo en Inglaterra y aunque ella era lesbiana - Lo sé porque yo le arreglé muchas citas con jovencitas en los años siguientes - la pareja estaba dedicada el uno al otro”.

Bowers escribe que ellos no tuvieron vida sexual durante años, y que Bowers se acostaba con Price. Él escribe: “El sexo con él era agradable, sin prisas, delicado. Había algo a lo que únicamente puedo referirme como un tipo de refinamiento en ello. Era erótico, tentador, pleno. Un adulterio de clase alta en todo momento”.

13. Peter Bull

Via Hulton Archives / Getty

Peter Bull era un actor británico más conocido por “Oliver Twist”, “Contraband” y el clásico “The African Queen”.

Él también era un fetichista con los osos de peluche.

En su libro Servicio completo, Scotty Bowers dice que tenía una colección enorme de osos de peluche y comenta: “Siempre que teníamos relaciones sexuales, antes teníamos que quitar todos los suaves y adorables osos de peluche de su gran cama matrimonial y ordenarlos en repisas y a lo largo del zócalo del piso”.

En última instancia, escribiría un libro inmejorable sobre el tema, Bear with Me.

14. Marlene Dietrich

Via Hulton Archives / Getty

Marlene Dietrich era una actriz muy conocida y famosa por las películas El ángel azul, El expreso de Shanghai, y Deseo.

En el libro de William J. Mann: “Behind the Screen: How Gays and Lesbians Shaped Hollywood”, Mann escribe que Dietrich había alcanzado la mayoría de edad en la posguerra de Berlín, donde creció con fuerza la cultura LGBT, por lo que ella llegó a los Estados Unidos con un punto de vista más abierto acerca de su sexualidad. En el estreno alemán de “El ángel azul”, salió al escenario con un ramo de violetas clavado en la entrepierna de su vestido. Las violetas eran el símbolo del lesbianismo - segura de que había sido comprendido por sus amigos en Berlín.

Dietrich también formó una relación apasionada con Mercedes de Acosta y otras mujeres mientras estuvo casada con Rudolph Sieber. (Si logras recordar, Acosta también tuvo una aventura con Greta Garbo).

Dietrich le dijo a un reportero: “No tengo un sólido sentido de posesión hacia un hombre”. “Quizá es porque no soy particularmente femenina en cuanto a mis reacciones. Nunca lo he sido”.

15. Ramón Novarro

Via Hulton Archives / Getty

Ramón Novarro era un actor mexicano de películas, teatro y televisión, famoso por su actuación en Ben-Hur y La ruta de Singapur con Joan Crawford.

Novarro era bastante abierto acerca de su sexualidad entre los expertos de la industria. En el libro de William J. Mann, “Behind the Screen: How Gays and Lesbians Shaped Hollywood”, Mann escribe que Novarro era el polo opuesto de Haines: tranquilo, reservado, devoto católico romano… pero, al mismo tiempo, estaba muy involucrado en la subcultura gay así como Billy Haines - a pesar de que por lo general rezaba por su absolución al día siguiente”.

El productor Louis B. Mayer de MGM lo reprendió a él y a Haines por frecuentar un burdel masculino ubicado en Wilshire Boulevard.

En Servicio completo, Scotty Bowers escribe que a Novarro le encantaba de tal manera el sexo oral que se refería al semen como “miel”.

Bowers escribe: “Él solía llamarme y me decía: ‘Necesito un poco de miel. Con urgencia. Esta noche. Ayúdame y busca un par de muchachos para mí. Por favor’”.

Bowers traía entonces a cinco o seis chicos jóvenes a su casa, y Novarro, que tenía un problema con la bebida, convocaría a cada joven, uno a uno, mientras que Bowers se sentaba en la sala con los otros jóvenes. Bowers escribe: “En el espacio de media hora, terminaba con todos y luego salía tropezando y llamando al primero de nuevo”. Pero el primer hombre no podía eyacular de nuevo puesto que ya había eyaculado, por lo que Novarro se enojaba con Bowers, pero por lo general estaba tan tomado, que rápidamente se olvidaba de todo.

Su alcoholismo se salió de control. En la mañana del 30 de octubre 1968, su cuerpo fue descubierto por su criado en su casa de North Hollywood. Había sido golpeado brutalmente hasta la muerte por dos estafadores que pensaban que tenía miles de dólares en efectivo guardados en su casa. No los tenía.

16. Tennessee Williams

Via Hulton Archives / Getty

El dramaturgo Tennessee Williams era más conocido por El zoo de cristal y Un tranvía llamado deseo.

En Servicio completo, Scotty Bowers dice que Williams todavía estaba de duelo por su compañero de toda la vida, Frank Merlo, un marinero que había conocido y que murió de cáncer en 1963, cuando Bowers lo conoció. Bowers empezó a dormir con Williams, de quien Bowers dijo: “demostró ser un demonio caliente una vez que llegamos a conocernos”.

Bowers lo recuerda como un hombre muy inseguro. Todo, la muerte de Merlo, su infancia infeliz, la enfermedad mental de su hermana Rose y su consiguiente institucionalización, su fracturada relación con Dakin, su hermano menor, su depresión, y su adicción a los medicamentos recetados, le cobró un precio muy alto.

17. Marie Dressler y Claire Du Brey

Marie Dressler

Hulton Archives / Getty

Claire Du Brey

Hulton Archives / Getty

 

Marie Dressler fue la figura de la madre corpulenta de las películas que ganó un Premio de la Academia por “Min and Bill”. Su compañera de vida era su secretaria, Claire Du Brey.

Du Brey, quien murió en 1993, a los 100 años, dejó atrás una autobiografía sincera, no publicada, de su relación con Dressler, según escribe William J. Mann en su libro “Behind the Screen: How Gays and Lesbians Shaped Hollywood”. Ella no mencionó sexo, pero tampoco evitó hablar de su intimidad, ya fuera en habitaciones compartidas o en las noches tranquilas en casa.

Cuando Dressler era más joven (tenía 61 en 1930), tuvo relaciones sexuales con muchas mujeres en la subcultura lesbiana de Nueva York, incluyendo Elisabeth Marbury, Elsie de Wolfe y Anne Morgan, pero cuando Dressler murió en 1934, fue Du Brey la que estaba sentada en el primer banco de la iglesia.

18. Lilyan Tashman

Lilyan Tashman tenía voz ronca y era actriz de vodevil, Broadway y cine, mejor conocida por sus papeles secundarios como la otra mujer malintencionada.

En 1925 se casó con el actor Edmund Lowe, quien era abiertamente gay, pero sus romances lésbicos no eran un secreto.

En el libro “Behind the Screen: How Gays and Lesbians Shaped Hollywood”, William J. Mann escribe que ella era la “mayor lesbiana que Tinseltown alguna vez había visto”.

“Cuando Lilyan bebía, era mejor no ir al tocador con ella”, dijo Irene Mayer Selnick, hija de Louis B. y su esposa David O. “Una vez lo hice y nunca me sentí más estremecida en toda mi vida. Conocía a Lil desde hacía tiempo, pero nunca me había sucedido algo así en toda mi vida. Tan evidente. Nunca había visto nada igual - no podía creer lo que estaba sucediendo. No supe si alguna vez había sucedido”.

La actriz Lina Basquette también fue parte de la lista de mujeres que fueron acorraladas por Tashman en un tocador.

El columnista Jimmy Starr dijo que Tashman sedujo a la actriz Estelle Taylor, la seductora estrella que había actuado como Lucrezia Borgia en Don Juan. “Desde que era una niña,” escribió Silver Screen para sus lectores, “Tash ‘ha estado arrastrando la etiqueta que la distingue como diferente’, pero nunca le ha molestado.”

19. Claudette Colbert

Claudette Colbert

biography.com

Helen O’Hagan, Liz Smith, y Claudette Colbert

deviatesinc.tumblr.com

 

Claudette Colbert era una actriz estadounidense de origen francés, que ganó un Óscar por la pellícula Sucedió una noche.

Ella dijo: “Ningún hombre debe casarse con una actriz. Un hombre solo puede ser completamente feliz si está casado con una mujer que esté completamente interesada en él. Una actriz nunca lo está”.

“Solíamos llamarla ‘Tío Claude’”, le dijo Don Bachardy, el amante del escritor Christopher Isherwood, a William J. Mann en su libro “Behind the Screen: How Gays and Lesbians Shaped Hollywood”. “En realidad, creo que ella verdaderamente es un buen ejemplo de una situación muy oculta. Solo dentro de su propio círculo sabían la verdad”.

Cuando Robert Shaw conoció a Claudette a finales de la década de 1950, ella era muy cercana a la pintora Verna Hull. Ellas se separaron y Helen O’Hagan se convirtió en su compañera constante. “No sé si alguna vez ella utilizó la palabra (lesbiana) o no”, dijo Shaw, “y sé que a ella le importaba muchísimo Jack Pressman (su marido). Pero después de que él murió, le dijo a todos sus amigos que debían tratar a Helen de la manera en que había tratado a Jack - como su cónyuge”.

Se rumoreaba que también tuvo un romance con Marlene Dietrich.

20. Janet Gaynor

Janet Gaynor fue la primera persona en ganar el Premio de la Academia a la Mejor Actriz. Ella ganó en 1928 por su interpretación en tres películas: El séptimo cielo, Amanecer y El ángel de la calle. Esta ha sido la única ocasión en la que una actriz ha ganado un Óscar por múltiples papeles.

Se casó tres veces y, según se informa, todos sus maridos eran gay. Según William J. Mann en su libro “Behind the Screen: How Gays and Lesbians Shaped Hollywood”, la vincularon románticamente al menos con dos actrices, Margaret Lindsay y Mary Martin.

El reportero Ben Maddox, quien se identifica como gay, escribe: “Janet no tiene que fingir y participar en el juego de Hollywood. Naturalmente, esto no deja de molestar a aquellos que la envidian por tener éxito sin necesidad de sacrificar sus ideales”.

21. Kay Francis

Kay Francis (L) and Lilyan Tashman (R) in George Cukor’s Girls About Town. / Via 11east14thstreet.com

Kay Francis era la actriz mejor pagada desde 1930 hasta 1936 y la estrella número 1 en el estudio de Warner Brothers.

El diseñador de vestuario Miles White le contó a William J. Mann en su libro “Behind the Screen: How Gays and Lesbians Shaped Hollywood”, acerca de una fiesta “totalmente gay” que había tenido lugar en la piscina de la casa de Francis en la década de 1930, y que el hecho de que Francis fuera lesbiana era algo que él y los otros sencillamente suponían. Ella había estado casada cuatro veces y no había tenido hijos y, con frecuencia, aparecía en las columnas de chismes vinculada con hombres gay, que realmente solo eran sus amigos.

Según informes, Warner Brothers le pagó $10.000 a Anderson Lawler para que la acompañara a Europa en 1934. Lawler le dijo al escritor George Eells que mientras estaban en Londres, “Kay - tremendamente ebria y totalmente desnuda - entró en su habitación del hotel y declaró, “No soy una estrella, soy una mujer, y quiero follar”. Lawler dijo que en ese momento había ganado sus $10.000.

Eells, quien se identifica como gay, intentó ocultar que Francis era gay citando que sus diarios revelaron sentimientos a largo plazo hacia sus maridos. Dijo que pudo haber tenido romances con mujeres, pero dijo: “Ese no era el lugar donde se encontraba su mente. Nunca existió ni la más mínima duda de que la atención de ella estaba dirigida hacia los hombres”.

22. Noel Coward

Noel Coward era dramaturgo, compositor, actor y cantante inglés, conocido por su ingenio y extravagancia.

Según dijo Scotty Bowers en su libro Servicio completo: Coward tuvo muchos amantes en su tiempo, entre ellos se encuentran el Príncipe George, el Duque de Kent, los actores Alan Webb y Louis Hayward, y el dramaturgo Keith Winter. Su relación más larga fue con el actor sudafricano Graham Payn.

Él durmió con Bowers y nunca tuvo relaciones sexuales con penetración. Bowers escribe: “Era estrictamente oral, con una gran cantidad de contacto físico, caricias y masajes intermedios.”

Bowers escribe que en una ocasión, Coward le compró Bowers un pasaje de ida y vuelta en barco de primera clase para que fuera con él a su casa en el Caribe. En otra ocasión, Coward le pidió a Bowers que pasara con él unas vacaciones en Tahití, pero en ambas ocasiones, Bowers declinó.

Coward asistía a las fiestas donde Bowers mostraba su infame truco “Swizzle Stick Trick” en el que movía las bebidas con su pene. Bowers escribe: “A la gente le encantaba pedir cocteles y verme moverlos con mi pene flácido. ¡No hace falta decir que siempre le añadía hielo a la bebida únicamente después de haberla movido!”

Check out more articles on BuzzFeed.com!

Graduate student at Columbia University Graduate School of Journalism. University of Southern California grad. Diet Coke and Abby Wambach lover.
 
  Tu reacción
 

Reacciones

Buzzing ahora