back to top

Probablemente eres culpable de usar tus audífonos de esta forma tan asquerosa

BACTERIAS Y HONGOS EN TUS OREJAS Y POR TODOS LADOS.

publicado

Audífonos. No puedes vivir sin ellos, ¿verdad?

Twitter: @lorenfrey

Los audífonos, auriculares, auriculares intraurales o como quieras llamarlos son una parte necesaria de la vida. Nos permiten escuchar nuestra música o podcasts favoritos en cualquier lugar, literalmente. Y lo más importante es que hacen que el transporte público y el gimnasio sean mucho más aguantables. Además, son la salvación cuando estás más antisocial e introvertido que la mierda. Son básicamente una prolongación del cuerpo.

Pero llevar los auriculares a todas partes y ponértelos vez tras vez en tus oídos encerados es en realidad algo bastante asqueroso.

Instagram: @therealasiastar / Via instagram.com

Dado a que estas criaturas entran constantemente en contacto con un agujero de nuestro cuerpo, podemos asegurar que pueden volverse algo bastante repugnante.

Por eso acudimos a la doctora y experta en gérmenes Kelly Reynolds, profesora adjunta de salud ambiental en la Universidad de Arizona. Queríamos saber cuán llenos de gérmenes podían estar estos adminículos y cuán asqueroso es compartirlos con un amigo.

Dato: tus oídos están llenos de cera, células de piel muerta y bacterias. Todas estas cosas acaban en tus audífonos.

Anand2022 / Wikicommons / Via en.wikipedia.org

Aunque parece súper repugnante, la cera es en realidad bastante inofensiva. "Es un derivado del oído en su intento por limpiarse a sí mismo y protegerse de los gérmenes y el polvo", dice Reynolds. Y cada uno tiene una "flora bacteriana" particular en los oídos, lo que significa que la bacteria es normal y no provoca infecciones en el cuerpo.

"Las investigaciones han revelado que la flora microbiana del oído está compuesta generalmente por pseudomonas, estafilococos y estreptocos", dice Reynolds. Aunque esto suena muy mal, muchas personas llevan estos tipos de bacterias sin ningún problema. Sin embargo, si la cantidad de bacterias llega a valores muy altos y pasa el "umbral" de tu cuerpo o si a tus oídos ingresan otras bacterias, puedes desarrollar una infección de oído.

Publicidad

Pero los audífonos también quedan cubiertos de gérmenes por las superficies que tocan, como el interior de tu cartera o una mesa pública.

Instagram: @fire_snyper / Via instagram.com

El verdadero tema con los auriculares es que van recogiendo toda clase de cosas del ambiente luego de que se vuelven cerosos, pegajosos y húmedos por meterse dentro de tus oídos. "Si la cera recubre los audífonos o se acumula en ellos, puede actuar como capa que atrapa bacterias e impide que se sequen, y así sobreviven y crecen", dice Reynolds.

Así que piensa en todas las cosas que los audífonos tocan a lo largo del día y cuántos gérmenes recogen antes de que te los vuelves a poner en la oreja. "Los estudios han revelado que los auriculares multiplican por 11 la cantidad de bacterias de los oídos", dice Reynolds. Bastante repugnante, ¿verdad?

Y compartir los audífonos con otra persona solo hace que se recubran de más gérmenes.

KristinaJovanovic / Getty Images / Via thinkstockphotos.com|Images%20similar%20to:%20484932584|484932584/f=CPIHV/s=DynamicRank

Aunque olvidarte los auriculares es una pequeña tragedia, es ciertamente asqueroso compartirlos con otra persona o tomarlos prestados. Como mencionamos ya, la gente puede portar bacterias tales como estafilococos y estreptococos sin problema. "Pero cuando compartes auriculares, duplicas la flora microbiana de los oídos y te introduces otras bacterias", dice Reynolds, lo cual puede causarte daño.

Si los estafilococos de los oídos llegan a una herida abierta, un corte o un folículo de cabello expuesto, pueden causar graves infecciones en la piel y otros problemas. Y no importa si se trata de tu pareja o un integrante de la familia, dice Reynolds. Claro, es posible que tengan una exposición cotidiana a las bacterias de su boca, pero las de sus oídos son otra historia muy distinta.

Para empeorar las cosas, los auriculares atrapan el calor y la humedad de los oídos, creando un lugar ideal para que crezcan todas esas bacterias.

Bananastock / Getty Images / Via thinkstockphotos.com|One%20Person|65803|NumberOfPeople/R|Close-up|60719|Composition/f=CTPIHVX/s=DynamicRank

Los audífonos también contribuyen al crecimiento bacteriano porque bloquean una parte de los oídos que normalmente está abierta y permite el paso del aire. "Esto permite que la humedad y el calor queden atrapados, lo cual facilita muchísimo el desarrollo de bacterias, de modo que tus oídos quedan más vulnerables a las infecciones fúngicas y bacterianas como el oído de nadador", dice Reynolds. Usar auriculares cuando tienes calor y sudas en el gimnasio tampoco ayuda.

Una mala higiene con los auriculares aumenta el riesgo de infecciones, hongos, granitos o forúnculos en los oídos, entre otras cosas.

Wellischik / Wikicommons / Via commons.wikimedia.org

Las infecciones del oído medio (otitis media) son supercomunes, dice Reynolds, sobre todo en niños más pequeños. De modo que aun si no has tenido una antes, los audífonos pueden aumentar el riesgo al incrementar el crecimiento bacteriano y la cantidad de gérmenes en los oídos.

Otras infecciones desagradables que pueden surgir por usar auriculares sucios o compartidos son la otomicosis, el oído de nadador, los ácaros del oído, las pústulas, las espinillas y los granitos. "Lo bueno es que los oídos no son realmente un lugar de ingreso para enfermedades con la gripe, el Norovirus o el resfrío común", dice Reynolds. Pero ese cable sigue pasando bastante cerca de la cara y la boca, así que uno debe ser extremadamente cuidadoso durante la temporada de gripe o en un brote de gastroenteritis viral.

La solución: desinfecta tus auriculares periódicamente, guárdalos en un estuche limpio y úsalos tú únicamente.

It is / Via amazon.com

No hace falta que limpies los auriculares todos los días, pero desinfectarlos una vez a la semana ayudará a disminuir el amontonamiento de cera y la cantidad de gérmenes. Y si debes compartirlos, higienízalos de inmediato antes y después del uso.

"Al desinfectarlos, asegúrate de limpiar primero todo residuo ceroso, luego limpia los audífonos con una bolita de algodón humedecida con algún líquido desinfectante o alcohol desinfectante", dice Reynolds. Solo asegúrate de usar cualquier líquido con moderación para no incrementar la humedad o dañar las partes eléctricas.

Y dales un hogar limpio y seco, en vez de echarlos al fondo de tu bolso. Puedes conseguir un estuche como el de la imagen de arriba por $7,99 en Amazon o hacerte uno tú mismo con una cajita de lata de Altoid, las botellas de medicamentos que ya no usas o cualquier otra bolsita o estuche.

Every. Tasty. Video. EVER. The new Tasty app is here!

Dismiss