go to content

14 Comidas que no deberías comer si estás embarazada

Tristemente, no sólo se trata de no comer masa para galletas y sushi.

publicado

Como estás comiendo por dos durante tu embarazo, la comida se convierte en una parte importante de tu vida. Pero algunas comidas están fuera de los límites porque pueden contener bacterias, las cuales pueden dañar a la mamá o al bebé.

E! Network / Via giphy.com

Cuando se trata de enfermedades transmitidas por alimentos, los riesgos son mayores para las mujeres embarazadas. "Las mujeres tienen un sistema inmunológico debilitado durante su embarazo, lo cual significa que son más susceptibles a bacterias y es más difícil combatir infecciones, así que tienden a enfermarse más, también," Dr. Shilpi Mehta-Lee, Profesora Adjunta de obstetricia y ginecología en el Centro Médico NYU Langone, le dice a BuzzFeed Health.

Típicamente no es seguro comer alimentos durante el embarazo si tienen un riesgo alto de contaminación bacteriana o parasitaria. Los peores tipos son la bacteria Listeria y el parásito Toxoplasma, dice Mehta-Lee, porque pueden atravesar fácilmente la placenta e infectar al feto, causando desde problemas en el desarrollo — como ceguera — hasta ocasionar un aborto y parto de feto muerto.

Entre otras bacterias dañinas están la E. coli, Campylobacter, y Salmonella. Es menos probable que éstas atraviesen la placenta y hagan un gran daño al vientre, según Mehta-Lee, pero pueden hacer que la madre se enferme gravemente incluso de manera fatal al causar diarrea prolongada y vómito u otras complicaciones — y eso obviamente tampoco es bueno para el feto en desarrollo.

La mayoría de las futuras madres saben que esto significa que tienen que renunciar a carnes crudas y a los huevos — pero hay otros alimentos menos obvios que son peligrosos y los cuales probablemente deberías evitar durante tu embarazo.

ABC / Via popsugar.com

Los alimentos estándar que los doctores dicen que deben ser evitados incluyen a las carnes crudas o poco cocidas, pescado con niveles altos de mercurio, huevos crudos, y lácteos sin pasteurizar (la pasteurización es un proceso de esterilización que mata las bacterias). Pero algunos alimentos que tienen un alto riesgo de contaminación bacteriana puede que no estén en la lista porque no son tan obvias o populares. Con la ayuda de nuestra experta, hicimos una lista de éstos aquí abajo.

Dicho esto, tampoco es saludable atormentarte a ti misma si cometiste un error. "Si accidentalmente comiste algo que no debías, no creas que cualquier problema en el futuro fue causado 100% por una sola exposición a un alimento — veo a muchas mujeres que se sienten culpables por esta razón," dice "Si te revisa un médico y el embarazo continúa marchando bien después de haber comido algo de la lista prohibida, relájate y trata de no preocuparte de más o volverte paranoica."

1. Jugos no pasteurizados de frutas o verduras.

Davidcallan / Via gettyimages.com

Aunque los jugos de frutas y vegetales fríos están muy de moda ahora, las mujeres embarazadas probablemente no deberían sumarse a la tendencia. "Las mujeres piensan que estos son geniales durante el embarazo porque son saludables y están llenos de vitaminas, pero lo que no se dan cuenta es que algunos jugos, como el de naranja, no están pasteurizados, y también el cortarlos rápidamente y el proceso de exprimirlos permite que haya contaminación cruzada," dice Mehta-Lee.

¿El resultado? Muchas de estas frutas y vegetales aparentemente no dañinos presentan un riesgo mayor de contener bacteria como E. coli, la cual puede enfermar gravemente a la mamá y al feto en proceso de desarrollo.

2. Salmón ahumado

Isabelpimentel / Via gettyimages.com

La mayoría de las mujeres embarazadas saben que no deben comer sushi, pero el pescado ahumado es un poco menos obvio porque técnicamente está cocinado con un proceso de curado. "El pescado ahumado o curado como el salmón ahumado no es calentado lo suficiente como para matar ciertos parásitos y bacterias, los cuales pueden cruzar la placenta y dañar el embarazo," dice Mehta-Lee.

El pescado siempre tiene que ser cocinado por lo menos a 145 grados Fahrenheit antes de comerse si estás embarazada. Así que definitivamente debes comer tu bagel sin salmón ahumado, sin importar qué tan tentador sea.

3. Ceviche.

Fudio / Via gettyimages.com

De forma parecida al salmón ahumado, el ceviche técnicamente es cocinado usando un proceso de curado en frío donde el pescado es remojado en jugo de limón ácido. "El ceviche es sorprendente para muchas personas porque tiene la apariencia de haber sido cocinado y la proteína es desnaturalizada como en el pescado horneado o frito, pero no hay nada de calor en el proceso de preparación, así que no se matan bacterias," dice Mehta-Lee.

4. Queso fresco.

La mayoría de las mujeres embarazadas saben que deben evitar los quesos blandos hechos con leche no pasteurizada o cruda, como el queso brie o el Camembert. Sin embargo, probablemente no sepan que deben evitar el queso fresco o el cotija — es un queso más duro, desmenuzable muy popular en varios platillos mexicanos. Tiene una apariencia y textura similar al queso feta, y comúnmente es esparcido encima de tacos, elotes, o enchiladas.

"El queso fresco comúnmente está hecho con leche sin pasteurizar y no es calentado, así que puede tener gérmenes de origen alimenticio como Listeria, el cual no siempre es dañino para la madre pero podría dañar seriamente al feto, especialmente en el primer o segundo trimestre," dice Mehta-Lee.

5. Germinado de alfalfa.

Luanateutzi / Via gettyimages.com

Los vegetales son una parte importante de cualquier dieta saludable, pero el alfalfa crudo o los brotes de soja son la excepción si estás embarazada. Estos pequeños germinados han sido identificados como causa de brotes de enfermedades de origen alimenticio porque se pueden contaminar fácilmente con Salmonella y E. coli Está bien comer germinados si no estás embarazada, pero el riesgo de contaminación es muy alto como para consumirse de manera segura mientras se está embarazada.

6. Melón.

Margouillatphotos / Via gettyimages.com

El melón es conocido por causar brotes de enfermedades de origen alimenticio porque los melones son frutas que crecen en el suelo y bacterias como la E. coli y Listeria se encuentran de forma natural en el suelo, así que pueden terminar en las cáscaras, dice Mehta-Lee.

"Sí hay Listeria en la superficie del melón y no es lavado bien — lo cual sucede frecuentemente porque la gente no come la cáscara — puedes trasladar la Listeria de la cáscara hacia la pulpa del fruto cuando lo cortas con un cuchillo, lo cual te expone a la bacteria," dice Mehta-Lee. A menos que laves muy bien los melones antes de partirlos, probablemente sea mejor evitarlos por completo.

7. Hot dogs.

tacar / Via gettyimages.com

Los hot dogs precocinados y empacados (ya sea de cerdo o res) no son muy seguros de comer durante el embarazo. "Sabemos que los hot dogs y otras comidas de carnes cocinadas y congeladas comúnmente están contaminadas con Listeria, dice Mehta-Lee. La única excepción a esto es si recalientas los hot dogs a más de 165 grados Fahrenheit después de sacarlos del empaque, pues esto matará cualquier bacteria que todavía se encuentre por ahí.

8. Ensaladas de pollo o jamón compradas.

Budgaugh / Via gettyimages.com

Estamos hablando de las ensaladas de pollo, jamón o mariscos que compras en un supermercado, las cuales verás en un recipiente grande o empaquetado en un recipiente de plástico. Aunque están refrigeradas y se ven inofensivas, estas ensaladas son conocidas por a veces estar contaminadas con gérmenes de origen alimenticio que pueden dañar a la madre y al feto.

"La carne refrigerada y precocinada podría estar contaminada con Listeria," dice Mehta-Lee. Así que no deberías de comer estas ensaladas de barra fría a menos que las cocines en casa, cocinando la carne propiamente a una temperatura lo suficientemente alta para matar bacterias y usar mayonesa comercial, la cual tiene huevos pasteurizados y es segura de comer (¡más sobre los productos con huevos crudos en un momento!).

9. Salami o pepperoni

Creativeye99 / Via gettyimages.com

El salami, pepperoni, y el chorizo son otros ejemplos de carnes curadas en frío o fermentadas (como el salmón ahumado) que podrían contener Listeria porque no hubo suficiente calor para matar bacterias durante el proceso de preparación. Sabemos que estas carnes frías podrían contener parásitos o bacterias así que las mujeres embarazadas definitivamente deberían evitar éstas incluso si se les antojan," dice Mehta-Lee.

10. Aderezo Caesar o de blue cheese.

Ivanmateev / Via gettyimages.com

De acuerdo a la FDA, las mujeres embarazadas deben evitar comer o probar cualquier cosa que pudiera contener huevos crudos o poco cocidos — aunque la mayonesa comercial, aderezos, y salsas hechas con huevos pasteurizados son seguros.

Probablemente no sabías que el aderezo Caesar para ensaladas comúnmente contiene yemas de huevo crudo, especialmente cuando está hecho en casa o es comprado en una tienda. Así que los aderezos Caesar son un alimento a evitar a toda costa por mujeres embarazadas, a menos que la etiqueta claramente indique que no contiene huevo o que contiene huevos comercialmente pasteurizados.

El aderezo blue cheese es otro riesgo porque si el queso no está pasteurizado, lo cual sucede a veces, puede contener Listeria. Así que es mejor evitar aderezos caseros cremosos que pudieran contener huevos crudos o quesos blandos, dice Mehta-Lee, y optar por otros aderezos.

11. Helado casero.

Thecrimsonmonkey / Via gettyimages.com

En lo que se refiere a antojos en el embarazo, el helado probablemente encabeza la lista. En la mayoría de los casos, es completamente seguro comer helado si lo compras en empaques, en una tienda, pero las reglas cambian cuando es hecho en casa.

"El helado casero es conocido por contener yemas de huevo crudas para darle una textura cremosa, así que es mejor abstenerse de comerlo a menos que estés segura que no contiene huevos," dice Mehta-Lee. Y sobra decirlo, pero si el helado casero también tiene masa para galletas, entonces definitivamente abstente de comerlo — es un golpe doble de huevos crudos y posiblemente contaminación por Salmonella. Así que consume sólo comprados en la tienda hasta que el bollo salga del horno.

12. Salsa holandesa.

David Townsend / Via gettyimages.com

La salsa holandesa es esa salsa cremosa, con sabor a limón que se pone encima de los huevos Benedicto o de los espárragos. Es difícil prepararla correctamente porque involucra usar yemas de huevo poco cocidas para conseguir la textura correcta. Así que hay una gran probabilidad de que tu salsa holandesa contenga huevos crudos, lo cual significa que hay un gran riesgo de que contenga Salmonella, según Mehta-Lee.

Sin mencionar que, si la salsa holandesa no es conservada a la temperatura correcta o se deja fuera por mucho tiempo, puede que crezcan otras bacterias que causan enfermedades alimentarias — es conocida por causar brotes. Así que definitivamente evítala durante tu embarazo, pero también es mejor ser cuidadosa cuando ordenes salsa holandesa incluso si no estás embarazada.

13. Merengue.

El merengue es hecho al batir claras de huevo crudas con azúcar. Es completamente seguro comerlo cuando está cocinado — tal como lo está en esas galletitas de merengue duras. Sin embargo, si el merengue no está completamente cocinado, o sólo quemado por arriba (como el merengue en la tarta de limón), deberías evitarlo mientras estés embarazada.

"Si las claras de huevo continúan estando crudas en el merengue, pueden contener Salmonella y enfermar gravemente a la mamá," dice Mehta-Lee. Así que incluso si el merengue suave fue comprado en una tienda o en un restaurante, di no. Aunque el merengue poco cocido hecho con huevos pasteurizados es seguro de comer en cualquier otra etapa de la vida, realmente no es una buena opción para las mujeres embarazadas.

14. Tiramisú.

Terrasign / Via gettyimages.com

Similar al merengue, el relleno cremoso en el tiramisú comúnmente está hecho de yemas de huevo crudas, cocidas sutilmente o en absoluto. A menos que estés segura que los huevos fueron cocinados a una temperatura lo suficientemente alta para matar cualquier bacteria o el postre no tiene huevos, no es seguro comer tiramisú durante el embarazo debido al riesgo de contraer Salmonella. Sin mencionar que, comúnmente el tiramisú contiene algo de alcohol, lo cual lo hace una opción aún menos saludable para las mujeres embarazadas.

Este post fue traducido del inglés.

Every. Tasty. Video. EVER. The new Tasty app is here!

Dismiss