back to top

19 Cosas que olvidaste que solías hacer

Piensa en esto: ¿cuándo fue la última vez que lamiste una estampilla?

publicado

1. Asegurarte de tener siempre a la mano una cámara desechable, para poder tomarte fotos con tus amigos y luego intercambiar los duplicados.

Bueno, a menos que después de imprimirlas descubrieras que te veías mal en la(s) foto(s). En cuyo caso las rompías, las botabas y les decías a tus amigos que habían salido borrosas,
Via alidamakes.com

Bueno, a menos que después de imprimirlas descubrieras que te veías mal en la(s) foto(s). En cuyo caso las rompías, las botabas y les decías a tus amigos que habían salido borrosas,

2. Dejar o recoger a tus seres queridos en sus puertas en el aeropuerto.

Sí, tenías que pasar por seguridad, pero podías pasar un poco más de tiempo con ellos.
Warner Bros. Television / Via screencapped.net

Sí, tenías que pasar por seguridad, pero podías pasar un poco más de tiempo con ellos.

3. Ir a la tienda de música y oír en los kioscos los nuevos lanzamientos antes de decidir si comprarlos o no.

O hacer notas mentales de las canciones que te gustaban y volver a casa a descargarlas de LimeWire.
Spencer Platt / Getty Images

O hacer notas mentales de las canciones que te gustaban y volver a casa a descargarlas de LimeWire.

4. O, si tenías tu cámara DE VERDAD, tenías que estar seguro de que tenías el rollo correcto para la hora del día, y un rollo EXTRA si querías tomar más de 24 fotos.

"No, no puedes usar un Kodak Gold 200 de noche, las fotos van a salir oscuras y borrosas".
Via Twitter: @stillshootfilm

"No, no puedes usar un Kodak Gold 200 de noche, las fotos van a salir oscuras y borrosas".

5. Recordarte de programar la videograbadora si ibas a salir y querías grabar el capítulo más reciente de Dawson's Creek.

O, y si no sabías cómo programarlo, solo ponías la cinta de VHS en el modo de 8 horas (para estar seguro) y dejarlo grabando.
ThinkStock

O, y si no sabías cómo programarlo, solo ponías la cinta de VHS en el modo de 8 horas (para estar seguro) y dejarlo grabando.

6. Escribir con MUCHO cuidado los números y los nombres de los productos dentro del formulario de pedido cuando comprabas ropa de catálogos.

http://www.bustle.com/articles/103795-an-ode-to-delias-catalog-the-7-emotional-stages-of-waiting-for-a-new-one
http://www.bustle.com/articles/103795-an-ode-to-delias-catalog-the-7-emotional-stages-of-waiting-for-a-new-one

Y después rezar para que ninguno de tus artículos quedara como pedido pendiente.

7. Levantarte muy temprano para ir a esperar en la cola de la taquilla de Ticketmaster, para conseguir las entradas para un concierto...

Y rezar para que las entradas que tenían estuvieran en buenos lugares. O que si se agotaban, que abrieran un segundo o tercer concierto mientras estabas en la cola.
Steve Eichner / Getty Images

Y rezar para que las entradas que tenían estuvieran en buenos lugares. O que si se agotaban, que abrieran un segundo o tercer concierto mientras estabas en la cola.

8. ...o esperar en una larga cola para conseguir buenos asientos en el cine.

Mario Tama / AFP/Getty Images
STEPHEN JAFFE / Getty Images

"¡Amigo, tenemos que llegar al teatro al menos cuatro horas antes para conseguir buenos asientos para la función de medianoche de La amenaza fantasma!"

9. Tener que lamer estampillas con un sabor asqueroso cada vez que enviabas una carta por correo.

¡Y tener que tener a la mano estampillas adicionales en caso de que el precio del envío de una carta hubiera aumentado!
Odd Andersen / AFP / Getty Images

¡Y tener que tener a la mano estampillas adicionales en caso de que el precio del envío de una carta hubiera aumentado!

10. No poder conectarte porque alguien necesitaba usar el teléfono o porque la red estaba congestionada.

Via dialupsound.com

Sip chicos, si demasiada gente estaba conectada en tu vecindario (alias horas pico) no podías iniciar sesión en internet.

11. Tener que buscar los horarios del cine en el periódico.

O tenías que llamar al cine para averiguar los horarios.
Via movieglu.wordpress.com

O tenías que llamar al cine para averiguar los horarios.

12. Correr a casa para borrar cualquier mensaje en la contestadora automática que no quisieras que tus padres oyeran.

Ellos no necesitaban saber que hoy no fuiste a la escuela.
ThinkStock

Ellos no necesitaban saber que hoy no fuiste a la escuela.

13. Enojarte muchísimo cuando tu ÚNICO amigo que tenía su propia contestadora o teléfono celular te dejaba en el buzón de voz el mensaje saliente falso "¡aló, aló, no puedo oírte!...solo bromeaba".

NBC

Esto NUNCA era gracioso. Solo quería dejarte un mensaje de voz de pandillero.

14. Tener que buscar el número de teléfono en la guía telefónica...

ThinkStock

15. ...o llamar al 411 para conseguir información e incómodamente tener que hablar con un operador.

Logo

"¿Ciudad y estado, por favor?"

16. Configurar tu LimeWire con una lista de canciones antes de irte a la cama con la esperanza de que todas se hubiesen descargado cuando te despertaras.

Con suerte, ocho horas deberían ser suficientes para descargar estas 15 canciones.
LimeWire

Con suerte, ocho horas deberían ser suficientes para descargar estas 15 canciones.

17. Usar tus habilidades detectivescas para poder diferenciar un mp3 falso de los auténticos.

Y estar súper disgustado cuando te salía una mala copia de radio.
Via Twitter: @OnlyA23

Y estar súper disgustado cuando te salía una mala copia de radio.

18. Llevar siempre monedas para poder hablar con tus padres desde un teléfono público.

Y recordarte de revisar el buzón de devolución de monedas para ver si alguien olvidó tomar las monedas que le sobraron.
Justin Sullivan / Getty Images

Y recordarte de revisar el buzón de devolución de monedas para ver si alguien olvidó tomar las monedas que le sobraron.

19. Y finalmente, vagar sin rumbo fijo en Blockbuster porque no tenían el estreno que querías.

David Friedman / Getty Images
David Friedman / Getty Images

Deberías haber tenido una película de reemplazo en mente solo por si acaso no tenían la que tu querías.