back to top

Tania Llasera está muy harta de que la llamen "mala madre"

"NO SOY NI MENOS, NI PEOR o MEJOR MADRE que tú".

publicado

Quizás no lo sabías, pero la presentadora Tania Llasera acaba de dar a luz a su segunda hija.

instagram.com

Se llama Lucía, nació el día 5 y pesó 3 kilos exactos y será una compañera de aventuras estupenda para el hijo mayor de la presentadora, Pepe Bowie.

El caso es que una semana más tarde de la llegada de Lucía, Tania Llasera publicó una fotografía en Instagram donde recordaba las horas de espera antes del nacimiento de su hija.

instagram.com

La presentadora compartía también estas palabras: "Hace 1 semana exacta que estaba esperando a mi cesárea programada. Hace 1 semana estaba ansiosa y nerviosa por ver su cara. #39semanasy1dia #cumpledeLucia"

A raíz de su texto, algunas personas comenzaron un debate en los comentarios sobre si el parto natural es mejor que la cesárea.

Y a raíz de estos comentarios, muchas otras personan salieron a defender la libertad de elección de Tania Llasera.

Tras leer algunas de las duras críticas, Tania Llasera ha publicado otra fotografía y otro mensaje en Instagram, donde deja claro que su forma de maternidad es tan válida como cualquier otra.

instagram.com

La presentadora ha escrito lo siguiente:

Iba a subir una foto de mi hija ya que es su cumple-semana hoy pero los comentarios de mi foto anterior me han irritado, y no quiero que su cara se asocie a lo siguiente que voy a decir:

NO SOY MENOS/PEOR MADRE por haber dado a luz por cesárea.

NO SOY MENOS/PEOR MADRE por elegir dar biberón.

NO SOY MENOS/PEOR MADRE por contratar los servicios de una enfermera de noche/Salus.

NO SOY NI MENOS, NI PEOR o MEJOR MADRE que tú.

Por razones de salud, NO PUEDO dar a luz vía vaginal.

Por razones de salud, NO DEBO DAR PECHO (y aun así le di el calostro para inmunizarla).

Por razones lógicas, quiero dormir y estar al 100% para mis 2 hijos de día, además de recuperarme lo antes posible de una operación de quirófano tan importante como una cesárea.

Y, por cierto, la única calificación como madre que me importa es la de mis hijos y mi marido.

Me entristece mucho y me parece un retraso que a estas alturas todavía tenga que dar estas explicaciones. Las mujeres nos debemos más crédito y respeto las unas a las otras como madres. Soy la mamá de Pepe y de Lucía y punto. Y ahora me voy a darle otro biberón a lo más bonito que tengo.