back to top

Queridos estadounidenses: vuestros dentistas os están drogando muchísimo

No puede ser bueno.

publicado

¡Hola, Estados Unidos! Aquí España.

IG: soniamonroyhollywood / Via instagram.com

Os escribo porque, en general y sin tener en cuenta a los supremacistas blancos, vuestro país nos alucina... pero también nos causa confusión en muchísimos aspectos a los que la industria de Hollywood todavía no ha sabido responder mediante ninguna sitcom. Por ejemplo, ¿por qué todas las personas de California están obsesionadas con esa especie de cristales de colores que dan "buenas vibras" y que consideran mágicos?, ¿cuántos sabores distintos de Oreo necesitaréis para estar tranquilos? y, sobre todo, ¿por qué pagáis MÁS por un vaso de plástico MÁS GRANDE cuando en realidad tenéis refill y podéis rellenarlo tantas veces como queráis y beber la misma cantidad por MENOS DINERO?

Pero hay algo que me llama más la atención que todo lo anterior y es el cebollón que tenéis siempre a la salida del dentista. Tengo pruebas, adelante prueba A:

Vea este vídeo en Youtube

youtube.com

La prueba A es la primera prueba que llegó a mis manos muchos años atrás. Se trata de un vídeo del conocidísimo sujeto David y de su viaje (tanto espacial como extracorporal) después del dentista. En el vídeo vemos cómo este crío realiza un viaje físico (del dentista a casa) y al mismo tiempo uno filosófico ("¿Es esto la vida real?").

Publicidad

Pasamos a la prueba B.

Vea este vídeo en Youtube

youtube.com

ESTA CHICA ESTÁ SUFRIENDO, ¿VALE? En un momento dado piensa que se está ahogando o que su madre está intentando herirla y desde luego no quiere subir a ese coche con esas personas que para ella (y un poco para mí) son claramente reptilianos. ¿PERO QUÉ?

Prueba C.

Vea este vídeo en Youtube

youtube.com

En la prueba C que piensa que se le había caído la lengua, luego se deprime porque "le han robado las mejillas pero no le han arreglado los ojos" y sigue necesitando gafas y, por último, se raya porque tiene vías puestas y se pregunta si es eléctrica. No había visto nada más triste desde 'La decisión de Sophie'. Es desgarrador.

El caso es que mi pregunta para vosotros es: ¿qué demonios os dan en el dentista? Y, sobre todo, ¿no es ILEGAL o algo?

Porque en España cuando vamos al dentista y necesitamos anestesia, nos ponen anestesia local en la parte de la boca donde el dentista necesite trabajar y por eso luego cuando bebemos café se nos cae por un lado de la boca. Y ya. Eso es todo. Y tampoco duele.

Y así es como me imagino que deben ser en Estados Unidos: auténticos carniceros sociópatas que necesitan dormir entera a una persona como si la fueran a operar del corazón porque no calculan el mal que les pueden causar.

Esa es mi duda por hoy.

Mañana, Estados Unidos, pasaremos al tema de por qué tenéis una cosa que se llama Easy Cheese o por vuestra extraña obsesión por los pepinillos en vinagre.

Patrocinado

Every. Tasty. Video. EVER. The new Tasty app is here!

Dismiss