back to top

8 pequeños consejos sobre cómo hablar del físico de las niñas para que sean unas adultas seguras

No es tan complicado.

publicado

1. Olvídate de lo mona que es y pregúntale cosas.

Milanvirijevic / Getty Images

Frases como "¡qué niña tan bonita!", "¡qué pelo más precioso!" o "¡qué vestido más adorable!" son bastante habituales cuando interactuamos con niñas pequeñas.

Esto no es algo necesariamente negativo, pero cuando es el mensaje más común que una niña pequeña recibe por parte de los adultos, se está perpetuando la imagen de que para las mujeres el aspecto físico es muchísimo más importante que todo lo demás y que, al margen de lo que seamos, de nuestra carrera, nuestras ambiciones, nuestros intereses y nuestros gustos, siempre tendrá muchísima más importancia nuestra belleza externa.

En lugar de caer en lugares comunes, prueba a preguntarle a una niña pequeña qué está haciendo esa semana en el cole, cuál es su asignatura favorita y por qué, qué libro se está leyendo ahora, qué animal le gusta más, cuál es su película favorita o su color favorito. Las niñas molan tanto como los niños y seguro que en cuanto tengan a un adulto delante que no se fija solamente en su vestido empiezan a darle a la sinhueso. Disfruta.

Publicidad

3. Jamás le digas que se comporte como una señorita.

Evgenyatamanenko / Getty Images

Una niña feliz es tan ruidosa y escandalosa como un niño feliz. Los niños arman jaleo, se divierten, se ensucian, se despeinan, se manchan y se rompen ese conjuntito tan mono que les quedaba tan bien. No va a ser así toda la vida, pero es muy injusto que las niñas tengan que medir hasta dónde llegan sus juegos mucho antes que los niños para no tener mal aspecto. Una niña no debería tener que comportarse "como una señorita" ni ir siempre como un pincel. No le des tanta importancia a su apariencia, es una niña.

4. Pregúntale su opinión sobre aspectos que conciernen a su físico.

Monkeybusinessimages / Getty Images

En todo lo referente a su apariencia y conforme se haga adulta, la última decisión debería ser de ella. Pregúntale y quizás te sorprenda: quizás odia los vestidos y prefiere vestir pantalones cómoda o quizás lo que más desea en esta vida sean unas botas de agua para pisar los charcos. Deja que muestre sus preferencias y, si no son tan alocadas como querer ir a clase vestida de dinosaurio, tenlas en cuenta.

5. Revisa cómo hablas de otras mujeres delante de las niñas.

Evgenyatamanenko / Getty Images

Decir que otra mujer "se ha puesto muy gorda" o que "está muy vieja" puede tener un impacto negativo en una niña pequeña. Estás lanzando el mensaje de que lo más deseable en una mujer es permanecer delgada y que envejecer es algo malo.

Revisar la manera en la que hablamos de otras mujeres delante de las niñas puede provocar un gran cambio, no solo estarás demostrando que el físico no es tan importante, sino que normalizarás cosas tan naturales como pueden ser coger unos kilos o envejecer, que a día de hoy siguen siendo un drama para muchísimas mujeres.

6. Y revisa cómo hablas de ti misma y sé consecuente con lo que intentas transmitirle.

Martinan / Getty Images

Las mujeres podemos ser muy críticas con nosotras mismas y sacarnos un millón de defectos. El problema es que si queremos transmitirle a una niña pequeña que la belleza no es la cualidad más importante... deberíamos aplicarnos el cuento y mostrar mayor seguridad en nosotras mismas.

No seas demasiado crítica con tu físico: no te quejes si te sale un grano o una cana, si tienes celulitis o si tienes estrías. Piensa que todo lo mencionado es algo completamente natural, es la sociedad la que nos ha hecho verlo raro.

7. Háblale de mujeres inspiradoras sin mencionar su físico.

Halfpoint / Getty Images

Háblale sobre esas mujeres que la historia ha querido empequeñecer y que, al contrario que los cuentos de princesas, no comienzan con que eran las mujeres más bellas del reino ni que tenían el cabello más brillante que el propio sol.

8. Y muéstrale otros modelos de belleza fuera del canon tradicional.

Choreograph / Getty Images

Hay libros, series y películas cuyas protagonistas se alejan del canon tradicional y son un ejemplo de mujeres fuertes y valientes. Enséñale que no hay un solo tipo de mujer, sino que hay millones y cada una de nosotras somos igual de importantes (aunque no tengamos un físico de 90-60-90).

Patrocinado

Every. Tasty. Video. EVER. The new Tasty app is here!

Dismiss