back to top

12 imágenes que te harán ver que no eres la única persona que odia las bodas

¡La temporada de bodas ha llegado! ¡Adiós a tus vacaciones!

publicado

1. Desde el momento en que una amiga, compañera de trabajo o conocida se compromete hasta el día de su boda tienes asumido que has perdido una amiga, una compañera de trabajo o una conocida... pero has ganado una wedding planner.

BuzzFeed

Porque, querida, hasta el instante que dé el "sí, quiero" tu amiga se convertirá en un ser monotemático que habla con demasiada excitación sobre arreglos florales, centros de mesa y tipografías para la invitación.

2. El tema monopoliza tantísimo la conversación que llega un momento en el que te olvidas por completo que antes hablábais de otras cosas.

BuzzFeed

Porque jamás, repito JAMÁS, debes interrumpir a una novia cuando te está hablando de su vestido con una tontería como tus movidas en el trabajo o la última discusión que tuviste con tu pareja.

3. La futura novia tendrá todo el derecho del mundo a ponerse nerviosa, gritarte, responderte fatal y alterarse porque "es que las bodas producen muchísimo estrés" y, por lo visto, casarse y organizar una boda es algo a lo que la han debido obligar y no algo que haga voluntariamente.

4. De modo que cuando estés en la capilla a punto de escuchar el "sí, quiero" ya estarás hasta los ovarios de esa ceremonia y de la madre que los parió a todos.

BuzzFeed

Y todo esto teniendo en cuenta que le tengas mogollón de cariño a la novia o al novio pero... ¡NO EN TODAS LAS BODAS SUCEDE!

Publicidad

7. ...y que tengas que invertir una cantidad de dinero considerable en cada una de ellas, lo que te deja sin un duro para (¡adivinaste!) las verdaderas vacaciones.

8. Y es que si contamos el dinero de tu vestido/traje, transporte, alojamiento cuando la boda no es en tu ciudad y regalo... joder, una boda es una pasta para los novios pero para los invitados también.

Publicidad

9. A veces el gasto es tan grande que dan ganas de dar una tarjeta de este estilo.

BuzzFeed

Total, en el momento en el que aceptas las altas probabilidades de morir solo qué más da cavar un poquito más hondo en tu propia tumba.

10. Y todo esto si tenemos la gran suerte de que vamos a bodas de colegas... ¡las de familiares son muchísimo peor!

BuzzFeed

No solo tienes que aguantar a familiares entrometidos, espérate que no te sienten en la mesa con el cuñadazo al que le flipan los chistes verdes.