back to top

Esto es lo que tienes que saber sobre DACA y los dreamers en EU

Desde que el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) inició en el 2012, el gobierno federal ha brindado protección temporal contra la deportación para más de 700.000 inmigrantes indocumentados que llegaron a los Estados Unidos de niños.

publicado
Jacquelyn Martin / AP

El gobierno de Trump dijo el martes que finalizaría el programa que brinda protección contra la deportación a inmigrantes jóvenes indocumentados.

El Departamento de Seguridad Nacional dijo que cerrará el programa de Acción Diferida para Llegados en la Infancia en seis meses — lo que oficiales llaman una "desaceleración ordenada" — con la intención de darle tiempo al Congreso para una potencial enmienda legislativa.

"La decisión de este Gobierno de terminar DACA no se hizo a la ligera", dijo la Secretaria en funciones Elaine Duke en una declaración. "El Departamento de Justicia ha evaluado cuidadosamente la Constitucionalidad del programa y determinó que discrepa con nuestras leyes migratorias actuales".

Dijo que el gobierno eligió la "opción menos perjudicial" para finalizar el programa de la era de Obama, con el cual los inmigrantes indocumentados que llegaron a los EE.UU. de niños podían solicitar una protección temporal contra la deportación, así como permiso de trabajo.

Ningún beneficiario actual de DACA se verá afectado antes del 5 de marzo de 2018, dándole al Congreso seis meses para "presentar soluciones legislativas apropiadas", dijo Duke.

"Sin embargo, quiero aclarar que ninguna solicitud inicial nueva o solicitud asociada presentada después del día de hoy será considerada", añadió.

En una carta a Duke el lunes, el Fiscal General Jeff Sessions dijo que la acción ejecutiva de Obama para imponer a DACA fue "un ejercicio inconstitucional de la autoridad del Poder Ejecutivo".

Dijo que DACA "se efectuó durante el gobierno anterior mediante una acción ejecutiva, sin la debida autoridad legal ni fecha final establecida, después de que el Congreso rechazara repetidamente un proyecto de ley que hubiera logrado un resultado similar".

"Una evasión abierta de las leyes migratorias así fue un ejercicio inconstitucional de la autoridad del Poder Ejecutivo", dice Sessions en la carta.

En los comentarios del martes, Sessions dijo, "No podemos recibir a todos los que quieren venir aquí. Esta es una política de fronteras abiertas y el pueblo estadounidense la ha rechazado con todo derecho".

Sessions dijo que limitar el número de inmigrantes recibidos por los EE.UU. "no significa que son malas personas o que nuestra nación los irrespeta ni demerita de ningún modo".

Trump dio indicios del plan por venir en un tuit de la mañana del martes, instando al Congreso a que se preparara para lidiar con su decisión inminente.

Los reportes acerca de la decisión de Trump dejan muchas preguntas sin respuesta acerca de lo que sucedería en realidad con el programa y cómo los detalles para los recipientes existentes de DACA se solucionarían.

Trump ha objetado por meses acerca de lo que haría con el programa DACA — dando esperanza a los grupos por los derechos de los inmigrantes y frustrando a los intransigentes acerca de la inmigración, quienes sentían que el presidente rehuía sus promesas de campaña. La movida de Trump desvía un desafío legal de un grupo de fiscales generales estatales republicanos que amenazaron con llevar al gobierno a juicio si DACA continuaba, después que el gobierno de Trump aconsejara previamente que el programa continuase.{/1}

Si se corroboran los reportes iniciales, la potencial demora aplicará una presión política extraordinaria sobre el Congreso mayoritariamente Republicano, el cual, hasta ahora, no ha tenido éxito legislativo y puede no estar decidido con la causa. Aunque, en días recientes, un alto número de legisladores republicanos de alto perfil, incluyendo al Orador Paul Ryan, declararon querer ver una enmienda legislativa para el programa DACA.

Hubo algunos esfuerzos dentro de la Casa Blanca de Trump para salvar a DACA recientemente, pero hubo apoyo limitado para mantener al programa de Obama entre el personal directivo.

La consultora de la Casa Blanca, Kellyanne Conway, reclutó a defensores hispánicos de Trump para que se acercaran al presidente durante una licitación interna para conseguir que conservara el programa, según una fuente. A medida que se volvía más claro que Trump se inclinaba hacia finalizarlo, una fuente dijo que Conway apoya "los resultados de POTUS por esto. Punto".

El gobierno de Obama anunció a DACA en junio de 2012. Con este programa, los inmigrantes indocumentados que llegan a los Estados Unidos como niños pueden solicitar una protección temporal contra la deportación así como un permiso de trabajo. El programa no brinda estatus legal a sus beneficiarios, ni facilita el camino a la ciudadanía, pero, en su momento, el presidente Obama lo llamó "un recurso temporal que nos permite concentrar nuestros recursos sabiamente mientras damos un poco de alivio y esperanza a jóvenes talentosos, motivados y patrióticos".

Entre el 2012 y el 2016, los Servicios de Ciudadanía y Migración de los Estados Unidos aprobaron más de 700.000 solicitudes iniciales para el estatus DACA, así como más de 500.000 solicitudes de renovación, según estadísticas de la agencia. Los oficiales rechazaron aproximadamente 60.000 solicitudes iniciales y 4700 renovaciones.

En el año 2014, el gobierno de Obama expandió la clase de inmigrantes que calificaban para DACA y lanzó un programa nuevo, la Acción Diferida para Padres de Estadounidenses y Residentes Permanentes Legales (DAPA). Con DAPA, ciertos padres de ciudadanos estadounidenses o residentes permanentes pueden solicitar permanecer en los EE.UU. y obtener un permiso de trabajo.

Acciones legales contra el programa DACA original fracasaron, pero Texas y otros 25 estados ganaron una orden judicial en febrero de 2015 del Juez de Distrito de EE.UU., Andrew Hanen, para bloquear temporalmente que DAPA y la expansión de DACA entraran en vigor. Una corte federal de apelaciones mantuvo la orden de Hanen. En junio de 2016, la Suprema Corte de los Estados Unidos mantuvo el mandato en un orden 4-4.

Luego el caso volvió a Hanen, quien funge en la Corte Distrital de EE.UU. para el Distrito Sureño de Texas en Brownsville, Texas. Poco después de la elección, el Departamento de Justicia solicitó que el juez demorara el caso, citando la transición presidencial por venir. Hanen estuvo de acuerdo.

Desde que llegó al poder, Trump ha señalado que puede que no se pueda librar de DACA, o por lo menos no por completo. En febrero dijo durante una entrevista que su gobierno consideraba a DACA "con mucho corazón".

"Es para mí uno de los temas más difíciles que tengo, ya que tienes a estos chicos increíbles — en muchos casos, no en todos” dijo. “En algunos de los casos, tienen a DACA y a los miembros de su pandilla y son miembros de la droga también. Pero ustedes tienen algunos chicos increíbles — diría que en su mayoría — fueron traídos aquí de esa forma. Es un asunto muy, muy duro”.

La administración en junio rescindió el programa DAPA, pero los esfuerzos de Trump en sus primeros meses para expandir la aplicación de inmigración dejaron a DACA intacto.

En junio, Texas y nueve estados que demandaron contra la expansión de DAPA y de DACA enviaron una carta a Sessions notificándole que si la administración no hacía retroceder a DACA para comienzos de Septiembre, los estados continuarían con el litigio. A fines de la semana pasada, The Tennessean informó que el Fiscal General de Tennessee Herbert Slatery, quien firmara la carta a Sessions, había notificado a los senadores de su estado que ya no planeaba interponer acción judicial alguna sobre DACA.

En Fox and Friends, tras recibir la carta, Sessions dejó claro que él apoyaba las acciones de los estados. “Me gusta que nuestros estados y localidades estén tomando en cuenta al gobierno federal, esperando que nosotros hagamos lo que es nuestra responsabilidad ante al estado y los locales, y eso es para aplicar la ley”, expresó.

A comienzos de este mes, BuzzFeed News informó que la American Civil Liberties Union estaba investigando si los estados estaban coordinados con Sessions — que tildó a DACA de constitucionalmente "cuestionable" durante su audiencia de confirmación — y con el Departamento de Justicia para intentar forzar a Trump de que finalizara el programa.

Un oficial de la Casa Blanca dijo que Sessions tenía a Trump "en una caja" respecto a DACA, porque él dejó claro que no quería, y que no creía poder, defender el programa en tribunales.

Los estados dieron tiempo a la administración hasta el 5 de Sept. para tomar una decisión. Si Trump acordaba eliminar gradualmente a DACA, los estados dijeron que abandonarían el juicio. Pero si no, dijeron que enmendarían el caso para desafiar al programa DACA en su totalidad. Hanen acordó mantener el caso en espera hasta el 5 de Sept.

A comienzos de la presidencia de Trump, BuzzFeed News informósobre una ruptura emergente, con Sessions y su asesor superior Stephen Miller firmemente en contra de mantener a DACA, y con su antiguo jefe de gabinete Reince Priebus y su antiguo jefe de estrategia Steve Bannon, a favor de mantener el programa para sacar ventaja en futuras negociaciones de inmigración con los Demócratas.

Mientras McClatchy informó que las esperanzas de una gran negociación de inmigración aún vacilan entre algunos consejeros de la Casa Blanca, todo regreso de protecciones para los DREAMers podría tener que salir mediante legislación, quizá con las demandas por las concesiones por parte de los Demócratas como fondos para el tan prometido muro divisorio.

Este post fue traducido del inglés.

Zoe Tillman is a legal reporter with BuzzFeed News and is based in Washington, DC.

Contact Zoe Tillman at zoe.tillman@buzzfeed.com.

Adrian Carrasquillo is the White House correspondent for BuzzFeed News and is based in Washington, DC.

Contact Adrian Carrasquillo at adrian.carrasquillo@buzzfeed.com.

Got a confidential tip? Submit it here.