back to top

Una madre se da cuenta de que su bebé tiene síndrome de Down durante el parto en el agua y las imágenes te emocionarán

Amber Rojas estaba emocionada por dar la bienvenida a su nuevo bebé, pero se dio cuenta casi inmediatamente de que su recién nacida tenía síndrome de Down e iba a necesitar cuidados especiales.

publicado

Amber Rojas, su marido Fernando y sus cuatro hijos se sentían preparados (o tan preparados como se puede estar) para el bebé número cinco.

La familia, que vive en Cedar Hill, Texas, incluye a Xavier, de 10 años, los gemelos de 8 años Kaydence y Zayden, y a Evra, que pronto cumplirá 2 años. En lugar de hacer una fiesta para presentar al bebé, optaron por utilizar a un fotógrafo especializado en partos. La atención prenatal de Amber y los ultrasonidos no habían detectado ningún problema. ¿La sorpresa planeada? Habían decidido no conocer el sexo del bebé por adelantado. Con dos niños y dos niñas, estaba bien tener esa incertidumbre, aunque todo el mundo parecía estar seguro de que sería un niño.Así que cuando los primeros signos del parto aparecieron a las 2 a. m., alrededor de una semana antes de la salida de cuentas, la familia Rojas metió a todo el mundo en el coche para poder estar juntos en el centro de maternidad que Amber había usado durante sus partos anteriores.En el centro de maternidad, las contracciones de Amber se pararon durante unas horas. Pero mientras caminaba fuera del centro, aparecieron rápidamente. "Creía que no iba a llegar al centro de maternidad porque mis contracciones eran muy fuertes y rápidas", dijo.
Birth Unscripted / Via birthunscripted.com

La familia, que vive en Cedar Hill, Texas, incluye a Xavier, de 10 años, los gemelos de 8 años Kaydence y Zayden, y a Evra, que pronto cumplirá 2 años.

En lugar de hacer una fiesta para presentar al bebé, optaron por utilizar a un fotógrafo especializado en partos. La atención prenatal de Amber y los ultrasonidos no habían detectado ningún problema. ¿La sorpresa planeada? Habían decidido no conocer el sexo del bebé por adelantado. Con dos niños y dos niñas, estaba bien tener esa incertidumbre, aunque todo el mundo parecía estar seguro de que sería un niño.

Así que cuando los primeros signos del parto aparecieron a las 2 a. m., alrededor de una semana antes de la salida de cuentas, la familia Rojas metió a todo el mundo en el coche para poder estar juntos en el centro de maternidad que Amber había usado durante sus partos anteriores.

En el centro de maternidad, las contracciones de Amber se pararon durante unas horas. Pero mientras caminaba fuera del centro, aparecieron rápidamente. "Creía que no iba a llegar al centro de maternidad porque mis contracciones eran muy fuertes y rápidas", dijo.

El parto tuvo lugar tan deprisa que fue una sorpresa y luego Amber se dio cuenta de que había algo diferente; su recién nacida podría tener síndrome de Down.

"Es como que esto me llegó y no pude evitarlo; mi cuerpo estaba empujando al bebé", dijo Rojas. "Y lo siguiente que supe es que estaba fuera y en mis brazos"."Cuando la saqué del agua pude verlo, literalmente, lo vi en su cara", explicó Rojas. "La miré y dije: 'Oh, nuestra bebé tiene síndrome de Down'".El síndrome de Down está causado por una trisomía 21, o tres juegos de cromosomas cuando normalmente hay solo dos. Esto puede dar lugar a ciertas características físicas, como un perfil facial más plano, los ojos rasgados, un pliegue profundo en la palma de la mano y un tono muscular bajo. Entonces Rojas se dio cuenta de que el bebé (Amadeus Reign Rojas, apodada Ami), era también una niña. Rojas se sintió "superemocionada" porque su último bebé había sido una niña y "estaba muy agradecida de que fuera otra niña para que pudieran crecer juntas".
Birth Unscripted / Via birthunscripted.com

"Es como que esto me llegó y no pude evitarlo; mi cuerpo estaba empujando al bebé", dijo Rojas. "Y lo siguiente que supe es que estaba fuera y en mis brazos".

"Cuando la saqué del agua pude verlo, literalmente, lo vi en su cara", explicó Rojas. "La miré y dije: 'Oh, nuestra bebé tiene síndrome de Down'".

El síndrome de Down está causado por una trisomía 21, o tres juegos de cromosomas cuando normalmente hay solo dos. Esto puede dar lugar a ciertas características físicas, como un perfil facial más plano, los ojos rasgados, un pliegue profundo en la palma de la mano y un tono muscular bajo.

Entonces Rojas se dio cuenta de que el bebé (Amadeus Reign Rojas, apodada Ami), era también una niña. Rojas se sintió "superemocionada" porque su último bebé había sido una niña y "estaba muy agradecida de que fuera otra niña para que pudieran crecer juntas".

Aunque Rojas sospechó al principio que Ami tenía síndrome de Down, nadie dijo nada en la sala de partos.

"Me quedé mirando y pensé: '¿por qué nadie menciona que podría tener síndrome de Down?'", dijo Rojas. "Ahora sé que hay gente que no sabe que su hijo/a tiene síndrome de Down durante semanas".Finalmente, la comadrona le dijo que tenían que llevarse a Ami al hospital para hacerle una evaluación. "Dijo: 'No quiero que te preocupes, pero tu hija tiene algunos signos leves de síndrome de Down', y cuando lo dijo me di cuenta de que ya lo sabía", explicó Rojas. "Otra razón por la que también lo mencionaron es que tenía un ritmo cardiaco lento en reposo".Alrededor de la mitad de los bebés con síndrome de Down nacen con un defecto cardiaco que puede o no necesitar reparación quirúrgica. El bajo ritmo cardiaco en reposo sugirió que Ami podría ser uno de ellos.Tras una serie de pruebas en el hospital, determinaron que Ami tenía, en efecto, un problema cardiaco y necesitaría cirugía en algún momento durante los próximos meses. "Eso me asustó mucho, como asustaría a cualquier madre, incluso a una con un bebé sin síndrome de Down", contó Rojas.
Birth Unscripted / Via birthunscripted.com

"Me quedé mirando y pensé: '¿por qué nadie menciona que podría tener síndrome de Down?'", dijo Rojas. "Ahora sé que hay gente que no sabe que su hijo/a tiene síndrome de Down durante semanas".

Finalmente, la comadrona le dijo que tenían que llevarse a Ami al hospital para hacerle una evaluación.

"Dijo: 'No quiero que te preocupes, pero tu hija tiene algunos signos leves de síndrome de Down', y cuando lo dijo me di cuenta de que ya lo sabía", explicó Rojas. "Otra razón por la que también lo mencionaron es que tenía un ritmo cardiaco lento en reposo".

Alrededor de la mitad de los bebés con síndrome de Down nacen con un defecto cardiaco que puede o no necesitar reparación quirúrgica. El bajo ritmo cardiaco en reposo sugirió que Ami podría ser uno de ellos.

Tras una serie de pruebas en el hospital, determinaron que Ami tenía, en efecto, un problema cardiaco y necesitaría cirugía en algún momento durante los próximos meses. "Eso me asustó mucho, como asustaría a cualquier madre, incluso a una con un bebé sin síndrome de Down", contó Rojas.

Aparte del defecto cardiaco de Ami, el síndrome de Down puede hacer que los bebés sean vulnerables a otros problemas de salud.

Sin embargo, antes de que pudieran operarla, Ami, que nació en septiembre, contrajo el virus sincitial respiratorio (VSR). El VSR suele ser una infección respiratoria leve con una recuperación rápida, pero puede ser peligroso en recién nacidos y otras personas vulnerables. Ami pasó 20 días en el hospital en diciembre."Para mí eso fue lo que más me asustó: ver a tu hija luchar tan duro por respirar debido a un problema respiratorio y que encima tenga un defecto cardiaco", dijo Rojas. "Pasamos la Navidad en el hospital".
Birth Unscripted / Via birthunscripted.com

Sin embargo, antes de que pudieran operarla, Ami, que nació en septiembre, contrajo el virus sincitial respiratorio (VSR). El VSR suele ser una infección respiratoria leve con una recuperación rápida, pero puede ser peligroso en recién nacidos y otras personas vulnerables. Ami pasó 20 días en el hospital en diciembre.

"Para mí eso fue lo que más me asustó: ver a tu hija luchar tan duro por respirar debido a un problema respiratorio y que encima tenga un defecto cardiaco", dijo Rojas. "Pasamos la Navidad en el hospital".

Pero la familia recibió una gran ayuda de familiares y amigos.

instagram.com / Via Instagram: @justwhenyouthinkshesdown

Ami se recuperó del brote de VSR y fue operada a corazón abierto en febrero para reparar el defecto cardiaco. La familia utilizó el hashtag #Ami-tourage (el séquito de Ami) para las personas que deseaban ofrecer ayuda.

"Saber que había tanta gente reuniéndose con ella y con nosotros durante la cirugía me ayudó a sobrellevar ese día", dijo Rojas. "Me aportó paz mental y la seguridad de que iba a salir bien porque, por desgracia, no todos los bebés superan una cirugía como esa".

Ami llegó a casa del hospital a principios de esta semana y le va genial.

instagram.com / Via Instagram: @justwhenyouthinkshesdown

Los médicos dijeron a la familia que notarían una gran mejoría después de la operación y ese parece ser el caso con Ami, explicó Rojas.

"Lo está haciendo muy bien. En realidad, es increíble que sea el bebé que se supone que tiene que ser", dijo Rojas. Puede respirar mejor y no está constantemente dormida, como estaba antes del tratamiento.

La familia está deseando ver la primera risa de Ami. "Los bebés con síndrome de Down no sonríen con tanta rapidez como los bebés típicos debido al bajo tono muscular y, como madre, es una de las primeras cosas que esperas", explicó Rojas.

"Tardan alrededor de dos meses en sonreírte. Todavía no hemos tenido una sonrisa suya", dijo Rojas. "No se ha reído, pero estamos impacientes. Nos esforzamos mucho para conseguir esa sonrisa".

Este artículo ha sido traducido del inglés.