back to top

26 Personas comparten las razones por las que dejaron de hacer dieta

Y cómo encontraron la autoaceptación.

publicado

Les pedimos a los miembros de la Comunidad BuzzFeed que nos contaran por qué decidieron dejar de tratar de bajar de peso. Aquí está lo que dijeron.

¡Solo un breve descargo de responsabilidad! Los cuerpos son diferentes al igual que las relaciones de la gente con ellos. Algunas cosas de lo que la gente compartió podrían ser aceptadas y puede que otras no. Ninguna de ellas debería ser considerada como un consejo o recomendación para todo el mundo en todos los ámbitos. ¡Tú (y sólo tú) sabes qué es lo mejor para tu salud mental y física!

1. Porque alcanzar esa meta de peso no los hizo felices por arte de magia.

"Perdí todo el peso, pensando que la promesa de felicidad y de una vida mejor se haría realidad. Pero encontré que era exactamente la misma persona que era cuando estaba gorda [así que paré]. Soy la primera persona que "fracasa" en mantener el peso perdido y se siente feliz por eso". —Gwen Offutt, Facebook
Alice Mongkongllite / BuzzFeed

"Perdí todo el peso, pensando que la promesa de felicidad y de una vida mejor se haría realidad. Pero encontré que era exactamente la misma persona que era cuando estaba gorda [así que paré]. Soy la primera persona que "fracasa" en mantener el peso perdido y se siente feliz por eso".

—Gwen Offutt, Facebook

2. Porque se dieron cuenta de que la autoaceptación es el primer paso.

"Durante un año antes de mi boda, me sometí a un régimen muy estricto de dieta/ejercicio, y odié cada segundo. Rebajé 16 kilos, pero me di cuenta que de todas maneras no me gustaba mi apariencia. Me di cuenta de que necesitaba concentrarme en que me gustara quien soy y en detener la ansiedad por la comida".

—Jennifer Job, Facebook

3. Porque estar permanentemente a dieta les estaba haciendo perderse la vida.

"Me di cuenta de que hacer dieta me hizo más retraída del mundo que lo que me había causado mi depresión, debido a lo temerosa que me sentía de comer los tipos de comida que eran "malos" o "no aceptables". Socialmente, las dietas que intenté me hicieron sufrir. Hasta llegué a perderme eventos familiares porque no había llegado a mi meta de peso, y aún no estaba lista para ser juzgada. Hacer dieta solo me hizo sentir más deprimida y más desesperada por darme un atracón para consolarme. Puede ser severamente dañino".

—Laura Hill, Facebook

4. Porque simplemente se cansaron de la industria de las dietas.

"La estadística acerca de que solo el 5% de la gente mantiene a largo plazo el peso perdido, me hizo comprender que ponerse a dieta era una industria, un generador de dinero y una farsa. ¡Adiós dietas!!—Toni Galata, Facebook
Alice Mongkongllite / BuzzFeed

"La estadística acerca de que solo el 5% de la gente mantiene a largo plazo el peso perdido, me hizo comprender que ponerse a dieta era una industria, un generador de dinero y una farsa. ¡Adiós dietas!!

—Toni Galata, Facebook

5. Porque se dieron cuenta de que ponerse a dieta se estaba volviendo obsesivo y desordenado.

"Mi forma de hacer "dieta" era no saludable en extremo. Me volví obsesiva en cuanto a mi peso, estaba completamente bien donde estaba antes de volverme anoréxica. Hay una diferencia entre hacer dieta por un estilo de vida saludable, y matarte de hambre para tener un mejor cuerpo".

—Emma Demerath, Facebook

6. Porque si se sentían bien y sanos, era suficiente para ellos.

"Después de preocuparme por el peso y la dieta durante toda la década de mi adolescencia, me di cuenta de que siempre y cuando me sintiera bien y mi médico confirmara que gozaba de buena salud, no había razón para que yo tratara de lograr cierta apariencia o meta de peso. Compro ropa que me entalla y me hace sentir bien y hago mi mejor esfuerzo por ignorar el estigma social detrás de usar prendas talla XL o 14-18".

"El verano pasado boté mi balanza y fue tan catártico!"

—Alicia Joan Little, Facebook

7. Porque les encantaba cómo se veían sus modificaciones.

"Este no va a funcionar para todos, pero me perforé el ombligo y me hice un tatuaje en el muslo. No esperaba que estas elecciones artísticas me afectaran tanto, pero ¡me encanta mirar mis grandes muslos, y me encanta mi lindo estómago enjoyado! ¡No se verían mejor con un lienzo más pequeño!"—Arayah Larson, Facebook
Alice Mongkongllite / BuzzFeed

"Este no va a funcionar para todos, pero me perforé el ombligo y me hice un tatuaje en el muslo. No esperaba que estas elecciones artísticas me afectaran tanto, pero ¡me encanta mirar mis grandes muslos, y me encanta mi lindo estómago enjoyado! ¡No se verían mejor con un lienzo más pequeño!"

—Arayah Larson, Facebook

8. Porque el conteo de calorías estaba tomando el control de sus vidas.

"Estaba en un restaurante con mi familia, y ninguna de las entadas del menú estaba en la lista de mi aplicación para hacer dieta; cuando pedí la información nutricional, el mesonero me dijo que se les habían terminado esos menús, y por primera vez en mi vida le grité a una persona de servicio. Pasé los siguientes 20 minutos googleando frenéticamente el contenido calórico de cada entrada del menú antes de que ordenáramos. Me llevé casi a las lágrimas y luego levanté la vista y me di cuenta de que había estado ignorando a mi familia todo el tiempo, por nada".

—Alex Merry Asal, Facebook

9. Porque sintieron que sin importar cuánto perdieran, nunca sería suficiente.

"Podría haber perdido un millón de kilos y nada sería suficiente nunca. Mi desorden alimentario nunca estuvo satisfecho conmigo. Ahora de nuevo estoy integrando lentamente mis alimentos favoritos a mi plan de comidas, aprendiendo a saborear la comida, aprendiendo a sonreír de verdad y a amar de verdad de nuevo. Cualquier día tomaré el control de mi desorden alimentario".

—Jule Rotella, Facebook

10. Porque querían salir del ciclo de estrés y autocastigo en el que los metió el ponerse a dieta.

"Pensar acerca de cada cosa que como solo me lleva al estrés, lo cual me lleva a comer por estrés, lo cual me lleva a culparme porque comí demasiado, lo cual me lleva a fatigarme, lo cual me hace saltar los ejercicios, lo cual me lleva a subir de peso por estrés, lo cual me lleva a más estrés, y el ciclo se repite. Mientras menos me preocupo por lo que estoy comiendo, más fácil me resulta mantener una rutina de ejercicios y concentrarme en la combinación de lo que mi cuerpo necesita Y lo que mi cerebro quiere. No más privarme o castigarme por comerme la galleta. De esta manera estoy mucho más feliz y estoy más sana de lo que alguna vez haya estado".—Kaitlin Batt, Facebook
Alice Mongkongllite / BuzzFeed

"Pensar acerca de cada cosa que como solo me lleva al estrés, lo cual me lleva a comer por estrés, lo cual me lleva a culparme porque comí demasiado, lo cual me lleva a fatigarme, lo cual me hace saltar los ejercicios, lo cual me lleva a subir de peso por estrés, lo cual me lleva a más estrés, y el ciclo se repite. Mientras menos me preocupo por lo que estoy comiendo, más fácil me resulta mantener una rutina de ejercicios y concentrarme en la combinación de lo que mi cuerpo necesita Y lo que mi cerebro quiere. No más privarme o castigarme por comerme la galleta. De esta manera estoy mucho más feliz y estoy más sana de lo que alguna vez haya estado".

—Kaitlin Batt, Facebook

11. Porque querían darle prioridad a cómo se sienten sus cuerpos.

"Después de tener dos niños, pasé un tiempo tratando de volver a mi peso de antes de tenerlos. Sabía que antes me sentía atractiva, por eso apunté a ese número. Me obsesioné un poco con ese número y olvidé en realidad asimilar cómo se sentía mi cuerpo y cómo mi esposo respondía a él. Estar embarazada me ayudó mucho a apreciar poder atarme los cordones y correr para alcanzar el autobús, por eso ahora me siento increíble. El embarazo y olvidar ese número me han puesto más en sintonía con mi cuerpo y han hecho mejor al sexo".

timm47d19cad7

12. Porque se dieron cuenta de que solo lo hacían para complacer a los demás.

"Mi peso saludable está alrededor de los 68 kilos. El último año de escuela secundaria estaba en 54 kilos. La dramática pérdida de peso se debió a la ansiedad, pero también a una relación abusiva, él ridiculizaba mi cuerpo todo el tiempo. Me tomó un largo tiempo darme cuenta cuán poco saludable era eso. Volver a ver las fotos de ese tiempo me hace sentir avergonzada. Es increíblemente obvio que estaba luchando con mi apariencia".

"Tres años más tarde, estoy en una relación sana con un hombre que todos los días me dice qué bonita soy. Hay cero vergüenza por la comida. Si quiero comer helado después de haber comido pizza, lo hago y no me siento mal por eso. Hago ejercicio y mi dieta es bastante sana, pero no me he subido a una balanza en mucho tiempo. Estoy feliz por la forma en que me veo. Si alguien piensa que soy demasiado grande, ese es su problema. Ellos no viven en este cuerpo".

baileyk4a53c6ab0

13. Porque se estaba volviendo una carga en su relación de pareja.

"El sentimiento de desdicha eterna me hizo renunciar. No podía encontrar felicidad en nada y mi pareja comenzó a resentirse. La cosa es que estaba en una dieta de bajos carbohidratos, de 1200 calorías, y no perdí nada de peso. Básicamente, estaba súper sensible y lloraba mucho. ¡Nunca más voy a ponerme a dieta!"—Ragga
Alice Mongkongllite / BuzzFeed

"El sentimiento de desdicha eterna me hizo renunciar. No podía encontrar felicidad en nada y mi pareja comenzó a resentirse. La cosa es que estaba en una dieta de bajos carbohidratos, de 1200 calorías, y no perdí nada de peso. Básicamente, estaba súper sensible y lloraba mucho. ¡Nunca más voy a ponerme a dieta!"

Ragga

14. Porque tener que perder peso interfirió con su amor por el deporte.

"Comencé a hacer dieta cuando tuve que perder peso para una competencia de levantamiento de pesas y fue entonces cuando me di cuenta del sufrimiento por el que pasan algunas personas todos los días para tratar de "verse mejor" o "sentirse mejor". Voy al gimnasio con regularidad, pero nunca más voy a ponerme a dieta porque me quitó la alegría que siento por el deporte. Al final haz solo lo que te haga feliz. No te pongas a dieta solo porque piensas que lo necesitas. Eres bella".

laurenellab

15. Porque su cuerpo les dijo "Nop"

"Paré de hacer dieta cuando comencé a comer tan poco que me sentí débil. Ya casi había llegado a mi meta de peso cuando comencé a sentirme enferma, comencé a sentir mis huesos más de lo que alguna vez los había sentido".—RSS1986
Alice Mongkongllite / BuzzFeed

"Paré de hacer dieta cuando comencé a comer tan poco que me sentí débil. Ya casi había llegado a mi meta de peso cuando comencé a sentirme enferma, comencé a sentir mis huesos más de lo que alguna vez los había sentido".

RSS1986

16. Porque se estaba volviendo un problema para su salud mental y su bienestar,

"No hago dieta porque es malo para mi salud mental y mi bienestar general. Cuando crecí las mujeres de mi vida siempre estaban limitándose y hablando mal de sí mismas. Mi abuela murió debido a complicaciones de su anorexia. No quiero esa vida. A veces lucho, pero tengo un buen sistema de apoyo y trato de hablar de mí misma en términos positivos. Tampoco asigno un valor moral a los alimentos que como".

amandamw3

17. Porque si es suficientemente bueno para Melissa McCarthy...

"Estar a dieta me hizo sentir mucho peor acerca de mí misma, peor que lo que llegué a sentirme cuando tenía sobrepeso. No fue sino hasta que leí una entrevista con Melissa McCarthy donde ella hablaba acerca de cómo se deshizo de la balanza y las dietas estrictas y se concentró en simplemente hacer elecciones saludables. Gracias Melissa :)"

catherineg467955ee2

18. Porque aceptaron que no hay una manera incorrecta de tener un cuerpo.

"Dejé de tratar de perder peso porque era dañino para mi autoestima. Ahora estoy más a gusto conmigo misma y he aceptado que los cuerpos vienen en todas las formas y tamaños".

kyoung94

19. Porque querían que sus hijos estuvieran expuestos a una madre con una imagen positiva de su cuerpo.

"Dejé de hacer dieta cuando me di cuenta que le estaba dando un mal ejemplo a mi hijo. No quería que sus recuerdos de infancia estuvieran matizados por mis autoprivaciones y mi imagen corporal negativa".  "Cuando estaba a dieta (todos mis veinte) me negué a usar traje de baño porque mi cuerpo siempre era una obra en ejecución. Pero cuando mi hijo tenía 2 años, tomé la decisión consciente de apartar mi mierda, ponerme un tankini, y llevarlo a nadar. No quiero que él se pierda de las buenas experiencias a causa de mis complejos neuróticos".—lauras4a2725107
Alice Mongkongllite / BuzzFeed

"Dejé de hacer dieta cuando me di cuenta que le estaba dando un mal ejemplo a mi hijo. No quería que sus recuerdos de infancia estuvieran matizados por mis autoprivaciones y mi imagen corporal negativa".

"Cuando estaba a dieta (todos mis veinte) me negué a usar traje de baño porque mi cuerpo siempre era una obra en ejecución. Pero cuando mi hijo tenía 2 años, tomé la decisión consciente de apartar mi mierda, ponerme un tankini, y llevarlo a nadar. No quiero que él se pierda de las buenas experiencias a causa de mis complejos neuróticos".

lauras4a2725107

20. Porque hacía más difícil manejar la salud mental.

"Dejé de hacer dieta porque estaba empeorando mi enfermedad mental. He sufrido de ansiedad y depresión por más de cinco años y tratar de cambiar mi apariencia privándome de la comida que me gusta, y no aceptándome, estaba empeorando todo. Ahora soy una chica regordeta, pero nunca he estado más feliz".

aayala284

21. Porque se enamoraron de la forma natural de su cuerpo.

"Dejé de hacer dieta cuando miré a mi mamá y a mi abuela y se veían como yo. Está en mis genes ser una mujer con curvas así que lo acepté y todo aquel que tenga un problema con mi peso puede irse al c...".

elisandrac2

22. Porque encontraron muy convincente el concepto de salud en todas las tallas.

"Paré cuando descubrí el concepto HAES (salud en todas las tallas). Mientras mi cuerpo haga lo que yo quiero que haga, mi talla/peso/IMC son irrelevantes. Hace más o menos seis meses dejé de preocuparme por perder peso, comer de la manera "correcta" y de ejercitarme "lo suficiente". Ahora me ejercito varias veces a la semana y como lo que me de la gana. Pienso que me veo estupenda, estoy en forma y fuerte, y estoy mucho más feliz ahora que no estoy siempre pensando en todas esas sandeces".—JBro
Alice Mongkongllite / BuzzFeed

"Paré cuando descubrí el concepto HAES (salud en todas las tallas). Mientras mi cuerpo haga lo que yo quiero que haga, mi talla/peso/IMC son irrelevantes. Hace más o menos seis meses dejé de preocuparme por perder peso, comer de la manera "correcta" y de ejercitarme "lo suficiente". Ahora me ejercito varias veces a la semana y como lo que me de la gana. Pienso que me veo estupenda, estoy en forma y fuerte, y estoy mucho más feliz ahora que no estoy siempre pensando en todas esas sandeces".

JBro

23. Porque los hizo hiperconscientes y tal vez críticos acerca de cómo comen las otras personas.

"Comencé a criticar lo que otras personas comían, y sus tipos de cuerpo, sin siquiera darme cuenta de la gran idiota hambrienta en la que me había convertido, y en general me obsesioné. No extraño eso, y mi médico tampoco".

laurenenpointe

24. Porque querían verse como "mamis ricas", en vez de obsesionarse con el peso del embarazo.

"Aumenté cerca de 23 kilos en mi embarazo. Y aunque lo perdí casi todo, me sentí abrumada con la idea de rebajar TODO el "peso del embarazo". Casi se convirtió en una obsesión. Consumí mi todo, estaba dañada por la frustración contra mí misma, y siempre estaba batallando con el cuerpo que veía en el espejo. Entonces un día me di cuenta de que nunca volvería a tener 25 años. Después de todo, ¡le había dado la vida a otro ser humano!"

"Así que, en vez de lo anterior, acepté mis nuevas curvas recién descubiertas y las lucí. Decidí disfrutar la vida en lugar de luchar una batalla a diario. Ahora estoy segura de mi imagen y ¡me veo como una mami rica!"

madaram

25. Porque lucharon por hacerlo de una manera psicológicamente sana.

"Porque nunca he sido lo suficientemente segura de mí misma para hacer dieta de una manera saludable. Si tratara de ponerme a dieta, mis hábitos normales incluirían comer la misma comida "saludable" todos los días, por semanas. Nada más que cuencos de lechuga sin aderezo, avena y manzanas. Nada para beber excepto agua y té verde. Sin días para hacer trampa porque me recordarían lo que extraño. Es la misma razón por la cual no confío en mí con la "planificación de comidas". Si pienso por adelantado qué comer, voy a optar por la cosa "más saludable"; incluso si eso significa recortar más y más nutrientes ".—boomcrashbang
Alice Mongkongllite / BuzzFeed

"Porque nunca he sido lo suficientemente segura de mí misma para hacer dieta de una manera saludable. Si tratara de ponerme a dieta, mis hábitos normales incluirían comer la misma comida "saludable" todos los días, por semanas. Nada más que cuencos de lechuga sin aderezo, avena y manzanas. Nada para beber excepto agua y té verde. Sin días para hacer trampa porque me recordarían lo que extraño. Es la misma razón por la cual no confío en mí con la "planificación de comidas". Si pienso por adelantado qué comer, voy a optar por la cosa "más saludable"; incluso si eso significa recortar más y más nutrientes ".

boomcrashbang

26. Y porque se dieron cuenta de que los principales estándares de belleza no definen su potencial o su valor.

"Pensé que tal vez comer es mejor que "ponerse a dieta" y verse delgada. Solo vives una vez, ¿verdad?, prefiero pasarla comiendo y siendo feliz que no comiendo y tratando de estar a la altura de los estándares de la sociedad; los cuales, por cierto, en definitiva no tienen impacto en mi potencial o en mi felicidad o en mi vida. :)"

arnamehsif

Las respuestas fueron editadas para hacerlas más claras y cortas.