go to content

11 Maneras de transformarte en una persona que ejercita regularmente

Esta vez va en serio.

publicado

1. En lugar de resultados a largo plazo, ponte objetivos semanales.

instagram.com / Via Instagram: @buzzfeedhealth

“Bajar 15 kilos” o “correr 1.5 kilómetros en 7 minutos” son objetivos que suenan motivadores, pero la realidad es que se requieren meses de entrenamiento consistente para empezar a ver resultados. Y sentirte decepcionado todo el tiempo porque todavía no alcanzaste tu gran objetivo no es bueno para tu ego.

“En lugar de pensar resultados a largo plazo, apunta a objetivos de ejercicio semanales”, sugirió el entrenador personal Rob Sulaver. De esa manera, si tu objetivo es ejercitarte X veces por semana, cada semana que ejercites esa cantidad de veces será un logro y una motivación para continuar, lo que te conducirá a objetivos mayores.

2. Que tus rutinas de ejercicio no se enfoquen en perder peso.

Carolyn Kylstra / Via buzzfeed.com

Perder peso de una manera sostenida y saludable no es algo que se logre de una sola manera; de hecho, suele implicar cambiar tu dieta, dormir más, repensar cómo te ejercitas, manejar el estrés y ajustar ciertas cosas en tu estilo de vida.

“Pensar en el ejercicio solo como una herramienta para perder peso suele provocar que las personas armen rutinas que probablemente dejarán de cumplir”, dijo John S. Raglin, Ph.D, profesor de kinesiología en la universidad de Indiana. Así que en lugar de pensar en el ejercicio como una manera rápida de perder peso, piensa en él como una parte muy importante de un todo, algo que funciona mejor cuando se convierte en hábito.

3. Deberías pensar en ejercitarte para aliviar el estrés, aumentar tu energía y mejorar tu autoestima.

instagram.com / Via Instagram: @bff

Raglin explicó que si bien los cambios de contextura del cuerpo pueden ser muy lentos, los beneficios emocionales y de bienestar del ejercicio son casi inmediatos. Tan inmediatos que pueden notarse después de 15 a 20 minutos de ejercicio moderado. Aunque puede que para cambiar tu cuerpo necesites ejercitarte más fuerte o durante más tiempo para ser más fuerte o más rápido, puedes sentirte en la cima del mundo cada vez que ejercitas, en cuestión de minutos. Así que piensa en ejercitarte para sentirte mejor en la vida.

4. Toma conciencia de los obstáculos mentales que se interpondrán en tu camino.

Carolyn Kylstra / buzzfeed.com / Via pinterest.com

“¡Este año me enamoraré del ejercicio, lo haré todos los días, y no lo odiaré ni por un minuto!” es una mentira que muchos se repiten, en especial alrededor de año nuevo. En realidad, todos lidian en ocasiones con la falta de motivación para ejercitarse. Incluso quienes se ejercitan con regularidad suelen maldecir cuando suena su alarma en la mañana.

“Tomar conciencia de esos baches motivacionales y prepararte para ellos aliviará la presión de ejercitarte todo el tiempo y amarlo a cada minuto”, dijo el entrenador personal Jessi Kneeland, fundador de ReModel Fitness. “No seas tan severo contigo mismo … Nuestros cuerpos quieren moverse, pero es difícil con tanta presión”, dijo.

5. Permítete semanas de descanso. Así es, semanas.

someecards / Via instagram.com

Cosas que pasan: tienes un viaje, cambios de agenda, mucha locura laboral, la vida en general, todos factores que desestabilizan la motivación hasta la persona más consistente. “Es un ciclo natural: estás con mucha motivación, luego decrece, volvemos a comprometernos y sube de nuevo”, dijo Sulaver

Con eso en mente, planea descansos de entrenar como parte de tu rutina. Por ejemplo, puedes planear una semana o 10 días de descanso cada ciertos meses para que tu cuerpo descanse y tener unas vacaciones mentales de la rutina de ejercicio. Esto hará que sientas menos la necesidad de abandonar en cualquier momento. (Y para el momento en que finalicen tus vacaciones de ejercicio, probablemente estarás muy entusiasmado por comenzar de nuevo).

6. Conoce a tu crítico interno, así puedes aprender a callarlo.

Paramount Pictures / Via i.imgur.com

¿Tu voz interna señala todos tus “defectos” cada vez que te pones la ropa de gimnasia? ¿O suele recordarte el tremendo esfuerzo que es empacar un bolso y viajar hasta el gimnasio?

“Todos tenemos esa voz que nos maltrata o expresa en voz alta nuestras inseguridades”, dijo Sulaver. “Necesitas saber cómo acallar la voz negativa y prestar atención a la voz positiva”. Esa es la clave para mantener la motivación, terminar un ejercicio y conservar una rutina, incluso cuando tu voz interna te diga que te des por vencido.

7. No te preocupes por ser bueno en algo, sino por divertirte.

Fox / Via pricepeterson-yahoo.tumblr.com

Para estar en forma no necesitas ser bueno en la actividad que elijas, sino que te guste hacerla lo suficiente como para no abandonarla. Imagina que durante la escuela corrías, eras muy bueno corriendo y muy rápido. Pero lo odiabas. Realmente aborrecías correr. ¡No lo conviertas en tu primer elección de ejercicio! “Es mucho mejor que hagas algo que realmente te gusta, aunque no seas muy bueno en ello”, dijo Erica Giovinazzo, entrenadora y gerente de BRICK Los Angeles.

8. No veas tus shows favoritos a menos que hayas ejercitado.

instagram.com / Via Instagram: @craigli

Si entrenas en una cinta, un elíptico o una bicicleta fija, o si ejercitas en casa, Raglin sugiere que elijas un programa que ames y solo te permitas verlo mientras ejercitas. Es una manera de tomar conciencia del ejercicio, y hará más soportable la sesión de entrenamiento.

Si no ejercitas frente a una pantalla (antes que nada, te felicitamos), también puedes dejar el show como tu recompensa luego de entrenar (que se mantendrá como algo que harás solo si entrenaste).

9. Que tu “estilo de vida” se ajuste a tus objetivos de entrenamiento.

MGM / Via nitratediva.tumblr.com

Es difícil encontrar la motivación para hacer ejercicio si tienes mucha resaca, no duermes lo suficiente o trabajas demasiado. “El ejercicio sostenido no ocurrirá si limitas tu entrenamiento a las pocas horas a la semana en las que estás en el gimnasio”, dijo Sulaver. Es más probable que lo mantengas si lo integras al resto de tu vida, lo que quiere decir evitar los tragos luego de la oficina, brunches o elegir más horas de sueño por sobre Netflix.

10. Si buscas un verdadero cambio en tu cuerpo, una dieta que complemente tu ejercicio hará todo más fácil.

instagram.com / Via Instagram: @buzzfeedhealth

No hay nada más frustrante que sentir que vives en el gimnasio pero no estás en forma. Pero una manera muy común de echar a perder todo el esfuerzo del entrenamiento es una dieta desbalanceada y poco saludable. (Lee nuestros informes anteriores sobre cómo modificar tu dieta para perder grasa y ganar músculo). La dieta puede ser sabrosa y divertida. Solo asegúrate de “complementar tu ejercicio con una dieta balanceada. De otro modo terminarás preguntándote para qué te esfuerzas tanto si no ves resultados”, dijo Giovinazzo.

11. Toma muchas notas sobre tu progreso.

instagram.com / Via Instagram: @sarahdshotts

Si adoptas el hábito de registrar cada detalle de toda sesión de ejercicio (el peso que levantaste, la distancia cubierta, cantidad de repeticiones, la duración, etc.) notarás que todo el tiempo serás un poco más rápido, más fuerte y estarás más en forma. “El progreso es tan gradual que a veces no notamos qué tan en forma estamos a menos que lo hayamos escrito”, dijo Giovinazzo. “¡Anótalo, y celebra tu éxito!”

Every. Tasty. Video. EVER. The new Tasty app is here!

Dismiss