Un tercio de los estudiantes varones dicen que violarían a una mujer si no hubiesen consecuencias

El estudio subraya la necesidad de un mejor abordaje del tema para combatir el acoso sexual y las violaciones.

publicado

Los abusos sexuales y las violaciones son problemas que afectan a un gran número de estudiantes; pero un estudio reciente ha demostrado que muchos varones no son conscientes de lo que es realmente una violación.

En un estudio conducido por la profesora Sarah Edwards y publicado en Violencia y género, 86 estudiantes universitarios, varones heterosexuales estadounidenses, respondieron varios cuestionarios y se les pidió que autoevaluaran su probabilidad de incurrir en cierto tipo de conducta sexual, incluso obligar a una mujer a realizar un acto sexual que no desea y cometer una violación "si nadie nunca lo supiera y no hubiera consecuencia alguna".

Un tercio de los participantes (31,7%) dijo que obligaría a una mujer a tener relaciones sexuales en una "situación que no trajera consecuencias", y muchos no reconocerían dicha acción como "violación". Además, 13,6% de los participantes dijo que violaría a una mujer.

Como parte del estudio, los investigadores se refirieron al nivel de hostilidad que los participantes mostraron hacia las mujeres e indagaron en si eso tenía relación con los resultados.

Les leyeron a los estudiantes una serie de afirmaciones como "Siento que muchas mujeres coquetean con los hombres solo para provocarlos y herirlos", y "Las mujeres me hacen enojar fácilmente", para juzgar los resultados según la medida en que estuvieron de acuerdo o no.

Los investigadores también hicieron preguntas para evaluar los niveles de "hipermasculinidad" de los participantes, como si veían el peligro como "excitante" y si consideraban "masculina" la violencia. Afirmaron haberlos interrogado para determinar "la influencia de actitudes sexuales crueles en la probabilidad de cometer acoso sexual".

El estudio concluye que no puede existir una aproximación única y generalizada a la prevención del acoso sexual.

Hace notar que los hombres que son hostiles con las mujeres no se beneficiarían con los esfuerzos "primarios" de colegas para prevenir el acoso en instalaciones universitarias. Sin embargo, para los que "respaldan la fuerza pero niegan la violación" podrían ser válidas estas iniciativas, "mientras el programa pueda crear una buena relación y credibilidad entre los participantes".

Los investigadores afirmaron que es importante desvanecer la idea del "violador estereotipado" ya que los que "respaldan la fuerza pero niegan la violación" no se identifican con dicha conducta, lo cual lleva a que los esfuerzos para prevenir abusos resulten menos efectivos.