back to top

29 cosas que puedes hacer ahora mismo para organizar tu cocina

Una cocina prolija y fácil de usar = más para cocinar = más comida para ti y todos los que amas.

publicado

1. Usa cartones divisores de seis unidades para organizar las botellas en la puerta del refrigerador.

reddit.com

NUNCA VUELVAS a sentir la punzada de furia y desesperación cuando esa barrerita se cae y todos tus ketchups salen despedidos.

2. Pasa la comida de tu despensa a frascos o envases transparentes.

instagram.com

Podrás ver todo claramente (y así será más probable que uses las cosas), los ingredientes estarán frescos por más tiempo y todo se verá mucho más lindo.

Publicidad
Publicidad

9. Usa cajas vacías de pañuelos de papel para organizar las bolsas de plástico.

Better Homes & Gardens / bhg.com

Puedes ver opciones de diseños sofisticados en BHG, pero debes saber también que no es vergonzoso aprovechar una simpática caja de Kleenex.

12. Cuelga tazas y cucharas para medir en una pared o en la puerta de un gabinete para encontrarlas siempre.

Mandi Tremayne / manditremayne.blogspot.com

Recibes puntos extra por hacer un adorable cuadro de conversión sobre un pizarròn. Busca los detalles aquí.

Publicidad

15. Pon las especias en contenedores que coincidan para que sean más fáciles de apilar y organizar.

instagram.com

No olvides las etiquetas para que sepas qué es qué.

Publicidad

17. Instala un cajón extraíble debajo de la pileta para alcanzar más fácilmente los artículos de limpieza.

Design Set Match / designsetmatch.com / Via houzz.com

Esto sirve para cualquier gabinete bajo en el cual estás cansado de meter la cabeza. Mira más fotos de esta cocina de San Francisco aquí.

18. Usa el espacio de la pared para colgar utensilios y liberar tus mesadas.

instagram.com

Cualquier colgador de trapos básico y los ganchos en S te servirán para esto.

Publicidad

23. Pon la comida en contenedores etiquetados para usar el espacio del congelador de modo más eficiente.

Better Homes & Gardens / bhg.com

Esto te ayudará a no tener que hurgar como un loco para encontrar esa última porción de pizza cuando llegas a casa mareado y hambriento.

Publicidad