go to content

14 Botas DIY que te enamorarán

Nunca volverás a tirar un par de botas viejas.

publicado

1. Botas con cortes:

Todavía puedes mostrar un poco de piel en el invierno con estas botas con cortes de Aimee de Clones and Clowns.

Materiales: un par de botas al tobillo que estés dispuesta a cortar (no temas, ¡todo saldrá bien!), dos tiras de cuero de 1 m x 3 cm, dos hebillas de 3.5 cm (Aimee sacó las de ella de un par de sandalias viejas), un cuchillo afilado, tijeras afiladas, tiza, aguja e hilo y una perforadora de cuero (si tienes una, si no, hay otra alternativa).

1. Dibuja las secciones que deseas cortar en las botas con la tiza. Las botas que se muestran en este proyecto tienen una forma redondeada a cada lado, dejando una lengüeta en el centro.

2. Corta con cuidado las secciones con las tijeras. Asegúrate de que tu diseño sea simétrico y el mismo en cada zapato. ¡No te apures y hazlo bien!

3. Ahora, dibuja dos líneas verticales de 4 cm en el centro de las lengüetas. Colócalas hacia la mitad de las lengüetas, alrededor de donde empieza el tobillo. Las líneas deben tener más o menos 1 cm de separación entre sí. Luego, corta por las líneas con el cuchillo. ¡Ten cuidado de no cortarte los dedos!

5. Dibuja dos líneas de 4 cm en la parte trasera de los zapatos, esta vez con 1.5 cm de separación. De nuevo, corta por las líneas con el cuchillo.

6. Toma una de las tiras de cuero y hazle un agujero a 1 cm del extremo. Si no tienes una perforadora de cuero, utiliza la punta de un par de tijeras grandes.

7. Mete la pieza de metal de la hebilla por el agujero y dobla el cuero hacia atrás de la barra metálica. Cose la tira para que quede bien fija.

8. Repite lo mismo con la otra para que tengas una para cada zapato.

¡Hora de juntar todo!

9. Toma el zapato derecho. Mete la correa por el agujero de la lengüeta (de izquierda a derecha) con la cara opuesta de la tira contra el zapato. Pásala por debajo del zapato y vuélvela a pasar por el agujero en la misma dirección para que la correa se envuelva alrededor del zapato.

10. Deja que la hebilla cuelgue a la izquierda del zapato y lleva el extremo de la correa a la parte de atrás. Métela por el corte de atrás.

11. Rodea todo el tobillo del zapato de nuevo, pero esta vez no pases la correa por los agujeros.

12. Mete el extremo de la correa por la hebilla y corta el cuero restante. Deja suficiente espacio para tres agujeros. Arregla el extremo de la correa con las tijeras.

13. ¡Haz unos cuantos agujeros en el extremo de la correa y abrocha!

14. Haz lo mismo otra vez en el otro zapato, pero en la dirección opuesta.

¡Lo lograste! A veces menos es más.

Every. Tasty. Video. EVER. The new Tasty app is here!

Dismiss