back to top

12 Personas que nos dicen qué hace que su piel sea única

"Todos son imperfectos; algunos de nosotros solo tenemos marcas más visibles para mostrarlo".

publicado

Amada

"Mis pecas me hicieron sentir verdaderamente diferente cuando estaba creciendo. A veces los niños se burlaban de mí, o las apuntaban, o me interrogaban. Mi mamá tiene pecas similares, y sé que luchó con eso también, en México. Pero los neoyorkinos, creo, han visto muchos más tipos de gente. Así que ahora, la gente tiende a ser mucho más tolerante, y quieren hablar y dar cumplidos por ellas.

"Dicho esto, duele cuando leo personas que dicen cosas como, 'Amo todas mis imperfecciones, incluso mis pecas'. No encuentro que mis pecas sean un defecto; me gusta resaltarlas. ¡Hay bastante maquillaje promocionado para 'unificar tu tono de piel'! ¿Por qué querría yo hacer eso? Ellas son una gran parte de mí.

"En mi caso, creo que la belleza está en gran medida en los ojos de quien mira. Pero finalmente me he dado cuenta que los únicos ojos que importan son los míos".

Myrsha

"Los tatuajes definitivamente afectan la forma en que la gente se siente cuando te conocen por primera vez. Estarás fuera en la calle, o incluso en el trabajo, y simplemente tendrás gente mirando fijamente a tu brazo. Sabes que te están mirando, pero solo están viendo un objeto. Pero eso no es lo peor, porque se siente como algo que te inscribiste.

"Pero desconocidos me han agarrado antes en la calle que solo querían mirarme. Y como una mujer de color, dado que normalmente en los medios nos muestran como criminales o vagabundos o poco inteligentes, las percepciones de las personas están en otro nivel. Me he desempeñado en cargos muy superiores en la industria hotelera, y no obstante la gente no cree que las personas de color —especialmente con tatuajes— pueden desempeñar esos cargos. Esas son las cosas frustrantes para mí.

"Aunque no me arrepiento de ellos. Algunos de mis tatuajes son tributos a mi mamá, que es mi mejor amiga. Tengo una mariposa monarca con la palabra en latín 'misericordia' debajo. Un día cuando era más joven, mi mamá y yo estábamos paseando por la calle y vi una mariposa monarca con un ala rasgada que no podía volar. Hicimos una pausa pero seguimos caminando, y a unas pocas cuadras, le dije lo incómoda que me sentí por haber dejado esa mariposa, pensé que alguien podría pisarla. Ella estaba como, 'Volvamos. Pongámosla sobre un árbol. Porque eso es lo que haces cuando alguien o algo necesita ayuda; te aseguras de ayudarlos'. Eso tuvo mucho eco en mí. Era el ejemplo primordial de quién es mi madre, y el tipo de gente que crió a mi hermana y a mis padres''

Publicidad

Katie

"Tengo un lunar en mi mejilla izquierda. En general no lo he visto como un gran problema, no he sentido presión por quitármelo. Simplemente es quien soy.

"Cuando era niña, no había muñecas con lunares en sus caras. No me molestaba, pero así me di cuenta que había algo diferente entre otras personas y yo. Sin embargo, un año, en mi foto de la escuela, lo editaron. No parecía yo; no me veía igual. Sólo pensé que era interesante.

"De cualquier forma, siempre lo he visto como alguien positivo, así que quise decirle a la gente que quizá necesite oírlo que, ¡está bien tener diferencias en tu cara!"

Brian

"Mi vitiligo me salió por primera vez cuando tenía 18 ó 19 años. Me sentí muy poco atractivo durante mucho tiempo. Me puse maquillaje un tiempo, y después me cambié a Nueva York y el estrés ese tiempo hizo que se expandiera. Llegó el momento en que me di cuenta que ya no podía cubrirlo con maquillaje así que dejé de hacerlo.

"Ahora soy barman, así que estoy a la vista del público todo el tiempo. Hay gente que me pregunta al respecto, y dicen '¡Qué padre!' Puede ser frustrante. Es mi cuerpo simplemente; no puedo hacer nada al respecto. Lo mismo para tener citas, he conocido gente que dice 'Eso es algo atractivo.' No quiero ser el fetiche de alguien. Pero es diferente cuando la otra persona lo tiene. Hace poco, una mujer en mi trabajo se me acercó y me dijo, 'Hey, yo también tengo vitiligo, y me parece increíble que tú uses mangas cortas y toda la cosa.' ¡Eso me hizo sentir bien! El sentimiento era mutuo. Me sentí en comunidad, no como novedad.

"Pero después, otra mujer se me acercó en la fila el supermercado y me dijo 'Ay dios mio, ¿has visto a ese modelo que tiene lo que tú tienes? Ojalá hubiera habido más modelos como tú cuando yo era niña, porque yo tenía una amiga como tú.' O sea, lo que tengo se llama vitiligo. Sentí como que la mujer estaba tratando de expresar que no le importaba, cuando de hecho, ¿porqué alguien habría de no estarlo?

"El vitiligo no me hace ser quien soy; mi mis experiencias de vida si. Pero lo he aceptado, no hay nada que pueda o deba hacer al respecto. No tengo que dar explicaciones o disculparme. Y no quisiera que las cosas fueran de otra forma."

Lauren

"Tengo 23 años. Nunca me asoleé o fui a broncearme. Tenía una pequeña bolita en mi cara y le pregunté a mi dermatólogo pero me dijo que no me preocupara. No quería que existiera la posibilidad de que se convirtiera en otra cosa así que me armé de valor y me lo quité, aunque me pongo muy ansiosa con los procedimientos médicos. Y cuando le hicieron la biopsia resultó que era carcinoma de célula basal.

"Busqué en Google 'gente de veinte años con cáncer de piel' pero no encontré muchos, y eso me hizo sentir mal. Siempre se cree que eso afecta a personas mucho mayores que tú, pero una enfermera se acercó a mi después de la operación y me contó que ella tuvo melanoma ¡cuando tenía mi edad! Conozco mucha gente que están siempre asoleándose y bronceándose o que simplemente no se cuidan. Ahora bien, yo voy y vengo entre sentirme acomplejada y sentir que debería estar hablando con la gente acerca de este tema y creando conciencia, no sólo sobre cáncer de piel, sino también sobre presionar a tu doctor cuando sientas que algo no está bien.

"He recibido cumplidos sobre mi piel toda mi vida. El que eso se cuestione, el que mi vanidad haya sido estremecida, el haber sido forzada a preguntarme '¿Quién soy más allá de mi apariencia?', suena cursi, pero siento que fue una buena lección de vida. Y no fue sólo la parte física; emocionalmente, con mi ansiedad, me costó un gran esfuerzo sobrellevar la operación. Y si puedo usar esta experiencia para hacer que alguien cambie un poco su manera de pensar y se cuide más, entonces no tengo ningún problema."

Xaviera

"Nací prematura, pesaba 2 libras y 13 onzas y cabía en la palma de la mano de mi papá. La cicatriz de mi espalda es de una cirugía meses después para arreglar una válvula abierta en mi corazón. También me dieron medicamento por un tubo, pero un día una enfermera dejó una aguja dentro demasiado tiempo lo que quebró mi pierna izquierda dejando una cicatriz.

"Me sentí acomplejada en la escuela cuando otros niños señalaban la cicatriz en mi pierna. Aún en mi edad adulta, creo que la gente puede ser tan criticona, poco sensible, y simplemente grosera cuando me ven con vestido o shorts. Con frecuencia se me quedan viendo como si fuera de otra especie, y no estoy exagerando. Me ha hecho cuestionarme mi belleza, pero con la ayuda de mis seres queridos me he dado cuenta que la gente siempre hablará de todos modos, y que en un momento dado depende de ti.

"La belleza no tiene límites, en mi opinión. La gente con cicatrices o algún otro problema también es hermosa. Creo que todos somos imperfectos; algunos de nosotros solo tenemos marcas más visibles para demostrarlo, y mis cicatrices no me definen. Quiero compartir mi historia con el mundo y que puedan ver lo hermosa, segura y feliz que soy de ser yo, con todo y mis imperfecciones."

Jordan

"Tengo dos gigantescas cicatrices en las rótulas de mis rodillas. Son de las cinco cirugías que tuve mientras jugaba softball colegial. El softball en realidad no es un deporte de alto riesgo para lesiones de rodilla que terminan en cirugía, pero me las arreglé para desgarrarme el ACL en mi segundo año, después otra vez dos años después, y luego me desgarré otro tendón y me fracturé el hueso. Fue como un efecto de bola de nieve.

"Pasé de sesiones de acondicionamiento y prácticas y juegos a largas sesiones de rehabilitación e intentos de regresar al campo. Y aún después de regresar, hacía dos horas de rehabilitación y cuatro de entrenamiento, y además tenía que encontrar el tiempo para hacer tareas.

"A la gente le llama la atención mi cicatrices. Muchas veces cuando conozco a alguien por primera vez, no me ven a los ojos, ven mis rodillas y preguntan, 'ay dios mio, qué te pasó?' He intentado aceptarlas, o que en teoría es fácil de hacer si se trata de cicatrices atléticas, pero puede ser difícil cuando andas fuera y la gente se te queda viendo."

Publicidad

Stephanie

"Tengo una marca de nacimiento llamada hemangioma plano. Es una mutación genética que produce más vasos sanguíneos de lo normal debajo de la piel. Mucha gente los tiene, pero tienden a ser más pequeños y se pueden cubrir. También hay muchos aspectos médicos que se deben considerar, dependiendo de donde se localice, hay posibles complicaciones como glaucoma, pérdida de audición, convulsiones, o hasta daño cerebral. He esquivado varias balas en ese sentido y hasta siento cierta culpa de superviviente por ello.

"Cuando era niño me sentía seguro con respecto a mi marca, pero para finales de la primaria las cosas habían cambiado. No me recogí el cabello quizá desde los 10 hasta los 13. Desarrollé un desorden alimenticio. Pensé que si no podía ser la bonita, al menos podía ser la delgada. Ahora estoy en recuperación, y puedo hablar de ello. Durante años pensé que tenía que aparentar ser segura; ahora estoy aprendiendo a ser honesta acerca de mi vulnerabilidad.

"A fin de cuentas, es algo positivo. Me graduaré de biotecnología y genética, con una especialidad en psicología. El plan es tener mi propio laboratorio de genética o quizá convertirme en un consejero en genética, donde trabajaría con niños y sus familias que enfrentan mutaciones genéticas o enfermedades hereditarias. Si no tuviera mi marca de nacimiento, no sería la persona que soy hoy."

Adele

"Tengo cicatrices de autolesiones en mis brazos y piernas. Me dejé de cortar hace alrededor de cuatro años, y desde entonces, me hecho tatuajes relacionaos con esa lucha. Mi primer tatuaje fue una mariposa, encontré algo llamado El proyecto mariposa, que reta a las personas a dibujar una mariposa en su brazo en lugar de cortarse y yo decidí hacer la mía de manera permanente. Me ha ayudado en momentos en que he pensado volver a hacerlo. Igual con el tatuaje de 'Fuerza' en mi muslo.

"Mi piel es una recordatorio del dolor, pero también de lo lejos que he llegado. Espero hacerme más tatuajes que cubran o distraigan de mis cicatrices, porque no necesariamente quiero que mis cicatrices sean lo primero que la gente ve en la calle. Pueden pensar que tengo un lindo tatuaje, pero la gente cercana, la gente que de verdad me ve, sabrá por lo que he pasado.

"Trabajo mucho con niños. Una niñita me preguntó, '¿Qué le pasa a tu brazo?' Y le dije, 'No le pasa nada; así es.' Y ella me dijo, '¿Tienes un gato?' No sabía que responderle así que dije que si. Ella me miró seriamente y me dijo: '¿Intentaste darle un baño a tu gato?' Y yo dije, '¡Si! ¡Si! Eso es exactamente lo que hice.' Ese día me fui a casa muriendo de risa."

Zach

"Siempre me he sentido acomplejada por mi piel. Crecí gorda, en una casa donde la comida no se acababa hasta que sufrías físicamente. Mis estrías me recuerdan los cambios que ha sufrido mi cuerpo.

"Al final del día, aún si quiero perder más peso o verme de alguna forma, ¡es sólo piel! Puede que no sea la más hermosa, pero es mía. No me desharé de ella en un futuro cercano."

Kadijah

"Tengo algo llamado pitiriasis, que tiene dos formas: alba y rosada. Hace que partes de mi piel se sequen y me dan comezón. Normalmente afecta a niños, pero mi primera cicatriz por esa causa fue a los 14 y hasta la fecha lucho con eso.

"Recibo muchos cumplidos sobre la piel que la gente puede ver cuando me conocen, lo cual es raro porque yo sé lo que está pasado bajo la superficie. No puedo controlar mi pitiriasis, pero me ha hecho pensar más en cuidarme a mi mismo, humectarme y exfoliarme y conocer mejor mi piel.

"Creo que últimamente he aprendido a hacerlo mejor. Es impredecible cuando aparecerá, pero cuando sucede, se que desaparecerá en unos meses. No es una cosa horrorosa; no es el fin del mundo. Se que no es fácil lograrlo pero si puedo hacer que alguien se sienta mejor con su cuerpo, eso sería maravilloso."

Jennifer

"Tuve una cirugía de corazón abierto cuando era bebé, y desde entonces he tenido una cicatriz en mi pecho. Nunca me había puesto una playera como esta. Ponérmela y verme en el espejo hoy me puso un poco emocional. Siempre supe que la cicatriz estaba ahí, pero no estaba lista para que otras personas la vieran.

"Es chistoso cómo algo tan pequeño puede afectar tanto la forma en que te ves a ti mismo. Ahora, estoy orgullosa de mi cicatriz. Me hace sentir como una guerrera. Si puedo sobrevivir a algo como una operación a corazón abierto, ninguna palabra o miradas extrañas de otra gente podrá detenerme. Estoy acostumbrada a esconderme, pero esto ha sido tan liberador. Me siento tan libre y completamente yo."

Patrocinado