back to top

20 Cosas que sabrás si creciste con una uniceja

Aprendiste de forma dolorosa que rasurarte entre las cejas es una mala idea.

publicado

3. Tal vez tuviste la bendición de tener vello rubio en las cejas, por lo cual todo esto de tener cejas unidas no era tan visible.

Pero aun así, tú lo sabías.

Publicidad

6. Hasta habrás probado afeitarte entre medio para formar dos hermosas cejas.

Los años 00 fueron una época muy dura para las cejas.

Publicidad

10. O tenías tanta ansiedad que apenas te dejabas unos pocos pelos.

Publicidad

13. En determinado momento, aprendiste a cuidarlas y darles forma.

O al menos hallaste un esteticista a quien realmente puedes confiarle un trabajo tan importante.

14. Tal vez hasta has aceptado plenamente el estado natural de tus cejas y has permitido que vuelvan a su gloria unificada.

Twitter: @em_knott

Después de tantos años de ocultación en la década del 2000, tus cejas han regresado en todo su esplendor.

16. Sientes una inmensa afinidad y ternura con todo aquel que también tuvo cejas unificadas en su infancia.

I really miss my unibrow, it kept me grounded and humble

Publicidad

18. Hasta pudo haber sido el principio de algunas amistades.

Columbia Pictures

"¡Vaya, tenemos las mismas cejas! Fundemos un poderoso club de las cejas y seamos amigos". —Tú hablándole a un ser aleatorio igualmente peludo en una noche de borrachera, probablemente.

20. Pero, frente a todas las comparaciones con Frida Kahlo, sabes que haber crecido con cejas unificadas contribuyó a desarrollar tu personalidad.