11 Cosas que no te has dado cuenta podrían ser señales de ansiedad

    Muchas personas que padecen ansiedad no reciben tratamiento, a veces porque ni siquiera saben que algo está mal.

    Piensa en la palabra "ansiedad" y podrías imaginarte a alguien con un ataque de pánico: el corazón acelerado, la respiración bloqueada en la garganta y los ojos que ya no pueden contener las lágrimas.

    Nickelodeon

    Eso pasa con algunas personas, pero la ansiedad puede presentarse de formas mucho más sutiles y llegar a afectar a muchas personas, especialmente en épocas estresantes como la que estamos viviendo.

    De hecho, se estima que la ansiedad —un término general que engloba una serie de síntomas, entre las que se incluyen el trastorno de ansiedad generalizada, las fobias, el trastorno de pánico, la ansiedad social y otras— afecta a un 30 % de los adultos estadounidenses en algún momento de sus vidas, según los datos citados por el Instituto Nacional de Salud Mental de ese país.

    Pero aunque es común y tratable, la gran mayoría de las personas que sufren ansiedad no buscan tratamiento, muchas veces porque no saben que algo anda mal.

    Photo by Annie Spratt on Unsplash

    La ansiedad es así de complicada: puede presentarse en tu vida de formas que podrías pensar que son solo estrés, pero en realidad son síntomas de una afección que podría mejorarse con medicamentos, terapia o incluso ciertos cambios en tu estilo de vida.

    "La ansiedad abarca un conjunto de criterios", dice a BuzzFeed el psicólogo y especialista en traumatología, la Dra. Anjhula Mya Singh Bais.

    "Pero igual que cualquier otra cosa —el amor, la angustia y la depresión— se manifiesta a veces de manera única en las personas".

    Si te sientes abrumado y no puedes sobrellevar las cosas, pero no estás seguro de por qué, a continuación te presentamos algunos síntomas de ansiedad engañosos que deberías tener en cuenta para poder empezar a explorar formas de sentirte mejor.

    (Simplemente recuerda que las publicaciones de BuzzFeed son solo para fines informativos y no sustituyen el diagnóstico médico, el tratamiento o el consejo médico profesional).

    1. Siempre estás ocupado, pero parece que nunca puedes terminar los pendientes.

    Frecuentemente te ves corriendo por tu departamento, empezando un millón de tareas, pero nunca puedes terminar un trabajo real.

    Ugh. La doctora Sue Varma, psiquiatra de Nueva York, le dice a BuzzFeed que es porque la ansiedad puede manifestarse como un montón de "cosas".

    "[Tratas] de hacer las cosas, pero de alguna manera después de un día entero,[puede] que tengas pocos resultados.

    Esto también podría deberse a un TDA (trastorno de déficit de atención), pero una mala administración del tiempo, una baja productividad [y] la dificultad para establecer prioridades pueden ser un síntoma de un empeoramiento de la ansiedad", dice Sue Varma.

    2. Te invaden pensamientos existenciales catastróficos.

    Sí, vivimos en tiempos de pesadilla, pero que te parezcan "catastróficos" —el término técnico para pensar de forma obsesiva que algo es peor de lo que realmente es— puede ser una señal de que en realidad sufres un trastorno de ansiedad (en lugar de solo necesitar descansar de las noticias). La doctora Bais dice que pensamientos como: qué sentido tiene, nunca puedo hacer esto, tengo problemas, algo realmente no está bien y haz lo que sea, nada importa, son algunos a los que hay que prestar atención, sobre todo si se presentan de forma seguida en lugar de ser algo aislado.

    Photo by Ian Keefe on Unsplash

    3. Te asustas con facilidad.

    ¿Te sientes demasiado nervioso? Deberías prestar atención a esas sensaciones.

    De acuerdo con un estudio de 2008 publicado en la revista Depression and Anxiety, las personas que padecen ansiedad pueden tener mayores sobresaltos, sobre todo cuando padecen estrés mental (*ejem* catastrófico), lo que básicamente significa que es probable que te asustes con la más mínima estimulación si te ves envuelto en tus propios pensamientos.

    4. Sientes el estómago revuelto pero tu doctor no puede entender por qué.

    No tienes ninguna infección, síndrome del intestino irritable o gastroenteritis, así que ¿por qué tienes el estómago así?

    Audrey Gruss, fundadora de la Fundación Hope for Depression Research, le dice a BuzzFeed que los trastornos gastrointestinales a veces están relacionados con la ansiedad.

    "La gente frecuentemente dice que el estrés se manifiesta en el estómago, y la ansiedad funciona de la misma manera", dice.

    "Puede empeorar los síntomas de dolor abdominal y hacer que te sientas mal del estómago".

    Además, la ansiedad también puede dificultar la recuperación de enfermedades que no tienen nada que ver con la ansiedad.

    Un estudio de 2007 determinó que en el caso de las personas con ansiedad, la gastroenteritis puede desencadenar el síndrome del intestino irritable, una afección crónica con síntomas que incluyen dolor de estómago, inflamación, diarrea o estreñimiento.

    Los autores del estudio descubrieron que, debido a que las personas con ansiedad tienen dificultades para relajarse y descansar cuando empiezan a sentirse enfermas, lo que se conoce como "comportamiento de todo o nada", una enfermedad como la gastroenteritis, que por lo general desaparece rápidamente en el caso de las personas que no tienen ansiedad y que no se presionan demasiado, puede llegar a desencadenar una enfermedad grave a largo plazo.

    Carlo107 / Getty Images

    5. Eres perfeccionista.

    El perfeccionismo no significa necesariamente que tengas un trastorno de ansiedad, sino que es posible que estés muy atento a los detalles y te guste hacer un buen trabajo.

    Pero si tu perfeccionismo te impide probar cosas nuevas porque tienes miedo de fracasar, o te hace evitar ciertas situaciones o tareas porque no quieres cometer un error, puede que esté relacionado con un trastorno de ansiedad.

    Los sentimientos de vergüenza, inferioridad y autocrítica constante forman parte de ese esquema de perfeccionismo.

    Y, en relación con esto: un informe de 2017 señaló que los perfeccionistas que tienen ansiedad frecuentemente rechazan el tratamiento terapéutico porque lo perciben como un síntoma de fracaso, lo que choca incómodamente contra ese persistente temor a cometer un error.

    ¿Estás de acuerdo con esto? Respira profundo y considera la posibilidad de pedir ayuda.

    6. Todos a tu alrededor te alteran.

    Todos nos ponemos de mal humor cuando nuestros amigos y compañeros de trabajo nos vuelven locos, pero sentir que puedes estallar en cualquier momento es otra cosa.

    La doctora Lauren Appio, psicóloga que vive en Nueva York, dijo a BuzzFeed que la respuesta de luchar/huir/quedarse congelado empeora en las personas que sufren de ansiedad y, según ella, debido a que "'pelear' es la otra cara de nuestra respuesta a 'huir'... puede que también te parezca que te impacientas y te molestas fácilmente con los demás [si tienes ansiedad]". La Dra. Bais dice que los sentimientos de rabia, odio y venganza también son frecuentes.

    Tommaso79 / Getty Images

    7. No puedes tomar ni una maldita decisión.

    Involucrarse emocionalmente demasiado en cada decisión que tomas puede ser una manifestación de ansiedad, según la Dra. Appio.

    "Especialmente cuando todas las opciones que consideras conllevan alguna pérdida o desventaja, o cuando otra persona se siente infeliz independientemente de lo que hagas, te quedas atascado saltando de una opción a otra sin dar un paso adelante", dice la doctora.

    8. Te sigues enfermando y no sabes por qué.

    No trabajas con niños o en un hospital, ¿por qué estás enfermo todo el tiempo?

    Bueno, sentirse mal, tener dolores y malestares inexplicables, y experimentar gripas frecuentes y crónicas forman parte de la montaña rusa de la ansiedad, según la Dra. Varma.

    Natalie_board / Getty Images

    9. No puedes dormir, y no es porque estabas viendo tu teléfono justo antes de irte a dormir.

    Hay muchas razones por las que nos cuesta dormir bien: la luz azul de nuestros teléfonos, tabletas y laptops, mascotas inquietas que acaparan toda la cama, vecinos molestos en el piso de arriba (en serio, ¡¿qué están haciendo ahí arriba?!).

    Pero según la Asociación de Ansiedad y Depresión de América (ADAA, por sus siglas en inglés), la ansiedad puede causar problemas para dormir Y las nuevas investigaciones sugieren que la privación del sueño puede ocasionar un trastorno de ansiedad.

    Es negativo en todos los aspectos.

    Por lo tanto, para poder descansar mejor durante la noche, la ADAA aconseja meditar antes de ir a la cama, encontrar un tipo de ejercicio que te guste y realizarlo regularmente, y alejarse del reloj; mirarlo en medio de la noche solo aumentará tus sentimientos de ansiedad.

    10. Te dan escalofríos o calor de la nada.

    Sabes que no te estás enfermando y que no tienes ningún problema hormonal, pero sigues teniendo escalofríos o mucho calor.

    Junto con algunos de los otros síntomas de esta lista, eso podría indicar que es hora de preguntarle a tu doctor sobre el trastorno de ansiedad generalizada.

    (Además: ¿a poco no el cuerpo humano es una locura?)

    Katarzynabialasiewicz / Getty Images

    11. Sientes que no sirves para nada en la vida.

    ¿No es este el peor sentimiento, pensar que eres un amigo, un familiar, un compañero o un empleado horrible?

    Uff. Para empezar, no lo eres.

    Y segundo, según la Dra. Appio, esa sensación de agotamiento (como si no pudieras hacer nada bien) la puede causar un trastorno de ansiedad (y no refleja quién eres en realidad).

    Y por cierto: esta lista es para fines informativos y definitivamente no sustituye el diagnóstico médico, tratamiento o consejo médico profesional.

    Pero si algunas de las cosas de esta lista te resultan familiares, es posible que quieras buscar formas de cuidarte.

    ASÍ QUE aquí tienes algunos recursos rápidos:

    Es posible que quieras obtener más información sobre cómo empezar la terapia, ya que casi todo el mundo puede beneficiarse de hablar con un profesional.

    Puedes conocer más sobre los trastornos de ansiedad aquí.

    Estas son pequeñas formas de tener menos ansiedad en general y estos son algunos consejos para el cuidado personal.

    Y si necesitas hablar con alguien ahora, la Línea Nacional Para la Prevención del Suicidio de Estados Unidos es la 1-800-273-8255.

    Aquí puedes encontrar una lista de líneas telefónicas internacionales de ayuda para prevenir el suicidio.

    ¡Encuentra más temas de Goodful en Instagram y YouTube!

    Este post fue traducido del inglés.

    ¿Quieres recibir contenidos para sentirte cada vez mejor?

    ¡Suscríbete a nuestro newsletter de Estilo y Bienestar!

    Newsletter signup form