back to top

La prueba definitiva de que el rugby es el mejor deporte para los traseros

Hagamos un viaje a la tierra de los traseros. Este artículo no es apto para el trabajo debido a tantos traseros.

publicado

Déjemne comenzar con decir que no tengo la más mínima idea de qué se supone que debe pasar en un juego de rugby. Lo único que sé es lo siguiente: hay una pelota. Hay hombres robustos. Se tocan los traseros unos a los otros y se bajan los pantalones entre sí. Básicamente, el mejor deporte de todos.

PRUEBA:

El uniforme oficial del rugby aparentemente consiste en pantalones cortos que cubren solo los muslos, además de ropa interior apretada que enseña gran parte del trasero.

Quinn Rooney / Getty Images

A veces, los jugadores lo arriesgan todo y clavan sus cabezas justo ahí.

Muchas otras veces, los jugadores simplemente se sientan en los demás con las nalgas descubiertas.

Ian Hitchcock / Getty Images

A casi todos les bajan los pantalones y ni siquiera les importa. Simplemente lo toleran.

A todos les suben los pantalones hasta el tope, pero no importa porque los traseros de todos son tan fuertes, que aguantan lo que sea.

Bradley Kanaris / Getty Images

Básicamente, hay mucho jaloneo.

Y mucha exhibición de traseros por todas partes.

¿¿¿¿Y MASAJES? ? ? ?

MASAJES DE TRASEROS ACEPTADOS MÉDICAMENTE CON FINES CURATIVOS.

También hay mucha admiración por la ropa interior de los demás cuando están en el campo de juego.

Tony Feder / Getty Images

Y los traseros vienen vestidos PREPARADOS para que los admiren.

Tony Feder / Getty Images

Aparentemente, también abren mucho las piernas.

Todo está prácticamente ahí expuesto.

Básicamente, todos se sacuden por todos lados.

Si nadie más les baja los pantalones, entonces lo hacen ellos mismos, supongo.

Matthew Lewis / Getty Images

A veces pasa esto.

Y, eh, esto también.

Mark Metcalfe / Getty Images

A los jugadores también les gusta agacharse y brincar.

En general, todos los traseros son fuertes.

Tan fuertes que te aplastarían si te acercaras.

Todos los traseros están ansiosos por escapar.

Christopher Lee / Getty Images

Y se escapan básicamente todo el tiempo.

Mark Nolan / Getty Images

A veces, los traseros cautivan a los demás con su espíritu audaz.

Mark Kolbe / Getty Images

A veces, los traseros simplemente corren expuestos por todos lados.

Quinn Rooney / Getty Images

Básicamente, el rugby está repleto de traseros.

Stu Forster / Getty Images

Traseros agresivos y enfurecidos por todos lados.

Bradley Kanaris / Getty Images

Anhelando ser puestos en libertad.

Phil Walter / Getty Images

Simplemente rogando por nuestra atención exclusiva.

Matt King / Getty Images

En conclusión, el rugby es el único deporte dedicado a los traseros y probablemente el más importante de todo el mundo.

WILLIAM WEST/AFP / Getty Images

Bendito sea el rugby.