Ir directo al contenido

    9 ocasiones en que ir al gimnasio se te dio FATAL

    Pero no dejes que las mancuernas te desanimen, aún hay esperanza.

    by ,

    1. Cuando te apuntas al gimnasio tienes las expectativas por las nubes:

    Marcos Chamizo / BuzzFeed

    Ya se encargarán la realidad y las agujetas de ponerte en tu sitio.

    2. Poco a poco descubres partes de tu cuerpo que no conocías.

    Marcos Chamizo / BuzzFeed

    Sobre todo, porque nunca antes te habían dolido.

    3. La regla matemática de oro: un día de ejercicio = cinco días de andar como Chiquito por las agujetas.

    Nathan Pyle / BuzzFeed

    No puedorl.

    4. Pronto te encontrarás con la típica barrera infranqueable.

    Marcos Chamizo / BuzzFeed

    SIEMPRE SON LAS DOMINADAS, LAS PUTAS DOMINADAS.

    5. El deporte te ayuda a mejorar física y mentalmente.

    Marcos Chamizo / BuzzFeed

    O no.

    6. Y aprenderás que cuando te lesionas lo que más duele no son los músculos.

    Nathan Pyle / BuzzFeed

    Es el amor propio :(

    7. No puede faltar la música, aunque al final descubras que se te da mejor preparar listas para hacer ejercicio que hacer ejercicio.

    Marcos Chamizo / BuzzFeed

    8. Al poco tiempo ya habrás buscado tu propio enemigo de gimnasio.

    Marcos Chamizo / BuzzFeed

    Probablemente ya le hayas cogido manía al BRASAS de las selfies.

    9. Pero aguantas porque sabes que algún día, ALGÚN DÍA, todo tendrá recompensa.

    Marcos Chamizo / BuzzFeed

    Por eso y porque cuando llegue el verano, por primera vez, no querrás ir a la playa bajo un poncho.

    BuzzFeed Daily

    Keep up with the latest daily buzz with the BuzzFeed Daily newsletter!

    Newsletter signup form