back to top

15 Madres jóvenes que desafían los estereotipos

Jendella Benson, escritora y fotógrafa, les habla a mujeres que fueron madres a temprana edad.

publicado

La fotógrafa Jendella Benson comenzó su proyecto fotográfico "Young Motherhood" para mostrar cómo son percibidas por el público actualmente las madres jóvenes.

Tomó retratos de las mujeres con sus hijos e indagó sobre las experiencias de maternidad juvenil que ellas han tenido.

"Tengo amigas que tuvieron hijos a una edad que la mayoría consideraría temprana", le dijo Benson a BuzzFeed. "En realidad admiré su perseverancia al criar sus hijos mientras también trabajaban, asistían a la universidad y en general se esforzaban por alcanzar sus metas.

"Estaba muy consciente de que, generalmente, en la sociedad, se habla de las madres jóvenes de una manera muy negativa".

Amy sobre las madres jóvenes de hoy:

"Soy maestra, así que lidio con regularidad con gente joven que se embaraza. Sólo les digo que las cosas toman un poco más de tiempo, puedes lograr todo lo que querías alcanzar, pero a veces eso tomará un poco más de tiempo. Fui a la universidad, pero eso fue unos años después que mis compañeros que fueron a la edad tradicional. No significa que no puedas llegar, pero [también] debes disfrutar a tu bebé y no avergonzarte por ello".

Publicidad

Angella sobre la decisión de seguir adelante con su primer embarazo:

“Tomamos la decisión de ibamos a enfrentar todos los retos por venir y los asumiríamos de frente. No creo que nunca se pueda estar preparado para tener hijos, pienso que es simplemente una cosa del día a día, asumes los retos a medida que llegan, los superas, y luego miras atrás y dices " hombre, eso fue difícil, pero lo logramos".

Chantell sobre crecer juntos:

“Es una enorme responsabilidad, pero es lo que ahora sé, y disfruto mucho el hecho de haber tenido a mi hija. Soy su primera maestra, ella me admira y me encanta porque me desafía a ser una mejor persona. Ella es una chica muy buena. Alguna vez quise haber esperado un poco más, pero ahora, cuando veo a mi hija y la edad que tiene, y yo tengo la edad que tengo, hemos crecido juntas. Así que no deseo haberla tenido después, estoy contenta de haberla tenido cuando lo hice".

Charity acerca de las reacciones y consejos de los amigos:

“[Tuve] amigas que decían 'no, no, a ti te gusta salir, a ti te gusta hacer esto...' y yo decía '¿y esa vida? ¡tengo una vida dentro de mí! Me molestó un poco y estaba muy irritada con unas cuantas personas, y sinceramente, hasta el punto en que si ellos comentan ahora sobre él, '¡ah, que hermoso es!', ¡bueno, tú pensabas que yo no debía tenerlo! Al principio yo estaba muy amargada respecto a ellos, porque me enojaban y porque quería apoyo. Nunca lo consideré [el aborto], tenía mis creencias y no vi el aborto como una salida".

Publicidad

Dee acerca de la percepción pública de los padres jóvenes:

“El estigma de ser un padre joven está en aumento debido a los sentimientos que generan los servicios de asistencia a menores. Creo que a la gente no les gustan los padres jóvenes por muchas razones, pero la mayoría de ellas son económicas. Ya no es aceptable ser homofóbico o racista o sexista, pero con frecuencia oyes discriminación hacia los padres jóvenes. [Oyes] que son la escoria de la tierra y todas las cosas que se dicen sobre su moralidad".

Emily acerca de la transición hacia la maternidad:

“A lo largo de mi embarazo definitivamente me volví más segura. Me sentí más segura como mujer y definitivamente sentí la transición de adolescente a adulta. Tuve que dejar atrás a muchos amigos, porque ya no se trataba de andar con amigos, beber e ir a los bares, o de matar el tiempo. Todo giraba en torno a planear el futuro, sentar cabeza, y hacer lo que debías hacer".

Publicidad

Grace acerca de las reacciones de los extraños:

“Recuerdo estar en una sala de hospital en un turno, tenía mi credencial de identificación y en la cara opuesta había una foto de Daniel. Una de las pacientes vio esta foto de Daniel y dijo: 'Ah, tienes un hijo'. Dije 'Sí, tiene dos años'. 'Ah, ¿y no estás casada?' Y dije, 'No, no estoy casada, somos solo Daniel y yo'. 'Ah, ¿pero de todas maneras lo quieres, no?' Bueno, ¡! es mi hijo, ¡de todas maneras lo quiero!"

Jennifer acerca del trabajo y la maternidad:

“Renuncié a mis estudios, trabajé, tuve a mi hijo, tomé una licencia, y entonces cuando él tenía unos ocho meses, regresé a trabajar a tiempo completo. Recuerdo que me iba a trabajar con lágrimas en los ojos, porque sentía que me obligaban a volver al trabajo, sentía que el gobierno me estaba atando de manos. No quería dejarlo tan pronto. No tenía apoyo económico del padre, y todo dependía de mí. A pesar de lo duro y desafiante que fue, simplemente lo logras. De alguna manera, simplemente encuentras la fuerza para salir adelante. Todo el tiempo me decía, 'no lo estoy haciendo solo por mí, estoy haciendo esto por mi hijo. Soy todo su mundo, así que tengo que hacer lo que tenga que hacer'".

Justina acerca de cómo la maternidad cambió su enfoque de la vida:

“Me hizo estar súper decidida a hacer algo con mi vida. Cuando quedé embarazada, básicamente todos, excepto mi mamá, me dieron por perdida. Me dijeron que no triunfaría en nada, que había arruinado mi vida, que nunca tendría una carrera, que nunca podría tener un buen trabajo. En aquel tiempo, debido a que no estaba con el padre de ella, me decían 'nadie te va a querer nunca, nunca vas a poder casarte, nadie se va a encargar de ti y de tu hija'. Estaba súper decidida a probar que estaban equivocados. Cuando pude, volví a la universidad y estudié y trabajé, y trabajé, y trabajé para no cumplir esa clase de estereotipo".

Lucy acerca de decidir tener al bebé:

“Al mirar atrás ahora, lo hice a propósito. En ese tiempo no entendí que eso es lo que estaba haciendo. Había muchas cosas que me estaban pasando en la vida que me tenían muy confundida. Con la retrospectiva de adulta, como alguien que es mucho más madura y que ha tenido todas las experiencias que he tenido como madre y como alguien que ha establecido su vida, ahora puedo ver lo que estaba haciendo, estaba tratando de controlar el ambiente, estaba tratando de controlar lo que estaba ocurriendo en mi vida".

Modupe acerca de sus propias percepciones de las madres jóvenes:

“Antes de quedar embarazada, si veía a alguien que estaba embarazada y era joven, siempre pensaba, '¿Cómo puede estar embarazada? ¡es tan joven!' Y luego, cuando yo estaba en la misma situación, decía, 'Ah, ¡así que esto le puede pasar a cualquiera!' Por eso, igualmente estaba muy consciente de la gente a mi alrededor y de lo que pensarían sobre mí. Había otra chica que quedó embarazada poco tiempo después de mí, recuerdo que me lo dijo, y es muy malo, pero quería ser yo misma. No quería que me etiquetaran [con ella], como las 'madres adolescentes'. No quería que me ubicaran en ese estereotipo. Pero de todas maneras lo hicieron, porque yo era una madre joven".

Naomi acerca de la ayuda gubernamental:

“Cuando quedé embarazada no sabía nada acera de la ayuda del gobierno. Aún después de que tuve a Ella, no sabía. No tenía el conocimiento de tantas cosas. Unas pocas semanas después de tenerla, mi hermana me dijo, '¿sabes de esto y sabes de esto otro?' y yo le contesté 'No'. Incluso meses después, fui a ver a una consejera de salud y me dijo, '¿ya aplicaste para esto y ya aplicaste para esto otro?' Y yo le contesté. 'ni siquiera sabía que eso existía'. Habría sido mucho más fácil y mucho mejor de haberlo sabido antes del parto".

Natalie acerca de agradecer las oportunidades:

“Ahora tengo una opinión, 'eh, no hice lo de la universidad, no tuve ninguna de esas oportunidades'. Pero en realidad tuve un montón de otras cosas. Sé de gente que ahora está luchando por concebir, ahora tengo una edad en la que la gente está planeando o tratando de tener bebés, y por eso siento que es un verdadero privilegio y una verdadera bendición el que yo haya tenido la oportunidad de hacer eso, aunque no haya sido en las mejores circunstancias o de una manera planeada".

Sophie acerca del apoyo:

“Donde vivía en ese tiempo era conocido por tener la tasa de embarazos adolescentes más alta del país, por eso todo el apoyo estaba, básicamente, donde yo estaba. No solo tuve a mi familia, tuve la ayuda de Connexions, tuve una comadrona específica que estaba entrenada para manejar embarazos de adolescentes y era fantástica, aún ahora soy muy amiga de ella. Supe que no tenía que preocuparme por la escuela y por ser madre y hacer todo al mismo tiempo. Tuve gente que me propuso una manera sencilla de ver esto. Contar con apoyo específico para adolescentes impide que te sientas tan alienada y aislada".

Tanya acerca de ser y verse joven:

“[Yo tenía 17] Parecía de 13, y pienso que me sentía muy consciente de eso porque quería que la gente me viera como una adulta. Hasta cuando estaba en el hospital dando a luz, sentí que las comadronas me maltrataron un poco porque era joven. Yo quería que ellas reconocieran que yo era una mujer dando a luz, pero no lo hicieron. No quería ser el estereotipo de la mamá joven; odiaba el hecho de que me viera tan joven empujando un cochecito por la calle y la gente lo vió. Así que estaba decidida a no ser lo que la gente esperaba que fuera".

Patrocinado