Ir directo al contenido
  • Lola badge
  • LGTB Espana badge

21 libros que deberían leer las mujeres LGTB+ (y todos los demás)

Algunos libros reveladores, radicales e imposibles de dejar de leer sobre el género, los cuerpos y la identidad.

by ,

1. Felt in the Jaw (Lo sientes en la mandíbula), de Kristen Arnett

CreateSpace Independent Publishing Platform, kristenarnett.virb.com

En una ocasión, Arnett describió esta colección como "una mirada a la situación doméstica lesbiana contemporánea" así como lo que ella llama "backyard atrocities" (atrocidades en el patio trasero de casa). Para ella, hay dos formas de ver este tema. Por un lado a Arnett le interesa capturar Florida en toda su majestuosidad y su terror: a una mujer le pica una araña venenosa en el patio detrás de su casa y se ve obligada a llamar a su exmujer; una pareja entierra los cuerpos de pájaros que vuelan directos hacia sus ventanas y se estrellan. Pero también tiene que ver con las pequeñas atrocidades que ocurren en los suburbios: un grupo de madres casadas prácticamente se obsesionan sexualmente con la comida que prepara la ama de llaves "de figura densamente cuadrada"; una mujer espera en su coche a que cambie un semáforo y de pronto le arrojan un puñado de monedas sin motivo aparente. En una de las auténticas joyas de Felt in the Jaw, una pareja lesbiana intenta reservar un espacio para celebrar su boda el mismo día que la iglesia celebra una ceremonia para bendecir a los animales. Es tremendamente gracioso, pero también ofrece la visión relevante y turbadora de la relación de una mujer con una iglesia que bendice a los animales pero no a su matrimonio.

Léelo si: amas a las lesbianas de Florida y de los suburbios o solo querías saber más acerca de esa mujer que tuiteó que había encontrado una lagartija en el 7-Eleven.

2. When Katie Met Cassidy (Cuando Katie conoció a Cassidy), de Camille Perri

G.P. Putnam Sons, Ash Barhamand

Perri, que ya conoció el éxito con su novela The Assistants (Las secretarias), nos trae ahora la novela de romance lésbico que estábamos esperando. Katie es una abogada sureña que acaba de romper un compromiso de matrimonio con un hombre, y empieza a abrirse paso en Nueva York. Cassidy es una mujer muy masculina, consejera en la poderosa empresa Falcon Capital. Siempre viste ropa de hombre. Como ya podéis imaginar, la heterosexualidad de Katie dura más bien poco. Pero lo más convincente de todo es lo obviamente queer que es Perri y la prevalencia de chistes bien conocidos por la comnidad queer: comprar camisas en la sección masculina de The Gap, el espacio sagrado del garito de lesbianas y la intrincada red de ex amantes y otras personas. Aunque lo más importante de todo es que el proceso de "salida del armario" de Kate se trata con mucha ternura, así como su relación con su madre sureña conservadora. Katie dice algo con lo que se sentirá identificado/a cualquier persona queer que ha creado su hogar en su comunidad: "Los amigos son la manera que tiene Dios de pedirnos disculpas por nuestras familias".

Léelo si: estabas buscando un libro para leer en la playa escrito por alguien que seguramente se ha encontrado con alguna ex en Dyke March (el desfile de "tortilleras" que se celebra en San Francisco una vez al año).

3. Spinning (Girando), de Tillie Walden

First Second, Tillie Walden

Todo lo que hace Tillie Walden, desde sus bocetos a sus numerosas novelas gráficas, es precioso (y por lo menos un poquito queer). Spinning es una autobiografía gráfica sobre los 10 años que pasó yendo a competiciones de patinaje artístico de niña, las horas y horas que invirtió en este deporte (los fines de semana, después del colegio y a primera hora de la mañana). Los dibujos que hace Walden de aquellas sesiones de madrugada son especialmente conmovedoras: la novela está impresa mayormente en un tono azul amoratado que refleja esas horas tempranas y la sensación de frío. Ocasionalmente aparece un amarillo cálido (las luces de un coche o ventanas encendidas, que sirven principalmente para situar al personaje de Walden en el exterior). Pero a medida que Walden comienza a enamorarse de su primera novia, empieza a desenamorarse del patinaje. Esta historia describe sobre todo el paso de la niñez a la edad adulta, relatada con estilo meditativo e hipnotizante de Walden.

Léelo si: estabas buscando cómics queer o si tú también fuiste una persona queer comprometida (o tal vez demasiado comprometida) con los deportes.

4. Passage (Pasaje), de Gwen Benaway

Kegedonce Pr, Twitter: @gwenbenaway

Passage es la segunda colección de poemas de Gwen Benaway, la poetisa canadiense trans y "two-spirit" (dos espíritus, el término que usan los indios nativos norteamericanos para describir el tercer género), y también la tercera que ha publicado tras su transición. Sus poemas describen con elocuencia la femineidad, su herencia cultural, la supervivencia y el género, a menudo utilizando como medio los poemas sobre la naturaleza. Los ríos y lagos navegables, en particular los grandes lagos, son la inspiración y metáfora que utiliza Benaway. En "Ceremony" escribe:

may this poem (que este poema)

remind me as often (me recuerde con la misma frecuencia)

as I forget to honor (cuando olvido honrar)

my second girlhood (mi segunda joven femineidad)

how the water in me (cómo el agua en mí)

is still mine. (sigue siendo mía)

Fuera de su poesía, Benaway ha escrito con elocuencia sobre la apropiación y el borrado de las voces indígenas y sobre su transición. "A Body Like a Home" (Un cuerpo como un hogar), publicado recientemente en Hazlitt, merece sin duda una lectura, así como también su respuesta a la abyecta sugerencia del año pasado para dar un "premio a la apropiación".

Léelo si: buscas poesía refrescante sobre la naturaleza para este verano.

5. A Handbook of Disappointed Fate (Un manual de destino decepcionado), de Anne Boyer

Ugly Duckling Press, anneboyer.com

La colección de ensayos de Boyer se niega a ceñirse a un solo tema o idea. Esta colección tiene una voz profunda, juguetona y circular. Gracias a la percepción y el ingenio de Boyer, acabarás pensando de otra manera acerca de Kansas City, la erotología (el estudio del amor y comportamiento sexuales), la poesía y el arte, y muchas otras cosas entre medias.

Léelo si: aprecias el cuidado con el que una editorial independiente compone y distribuye sus libros; porque el libro es precioso, no solo por su aspecto exterior sino también por la experiencia de su lectura.

6. Mean (Cruel), de Myriam Gurba

Coffee House Press, Dave Naz

En esta autobiografía fragmentada Gurba explora las intersecciones de un crimen que sacudió a su ciudad cuando era niña, las agresiones sexuales (sufridas por ella y otras personas) y el paso a la edad adulta como chicana queer en California. A lo largo del libro relata una tragedia tras otra con mucho cuidado y humor agudo, por lo que podemos encontrar redención y ligereza incluso en los momentos oscuros. La estructura fragmentada de este libro hace que su duro contenido sea más fácil de digerir y deja un espacio entre las frases para no olvidar la gravedad de la historia que relata. Aprendemos que ser cruel es un método de resistencia y de poder político, la manera que tienen las mujeres jóvenes de reivindicar sus voces y por último una idea (entre otras cosas) que unifica la narrativa final.

Léelo si: las autobiografías fragmentadas te incitan a pasar página tras página, y/o si te interesa una historia que muestra cómo llevamos dentro las historias que quedan arraigadas en los lugares donde vivimos.

7. The Fifth Woman (La quinta mujer), de Nona Caspers

Sarabande Books, nonacaspers.com

Se presenta en forma de novela por historias, pero se lee más bien como el relato fracturado o de libre asociación de unos cuantos años en la vida de una estudiante de post grado. La mayor parte de las "historias" transcurren después de la muerte de su novia en un accidente de bicicleta y ofrecen una mirada con lupa a un aspecto diferente del dolor que siente la protagonista. Las viñetas son a menudo surrealistas o muy alusivas: en "The Dog" (El perro) se hace amiga de una sombra en forma de perro; en "Frontiers" (Fronteras) acude a una fiesta de cumpleaños donde los demás invitados van vestidos de personajes de Barrio Sésamo; en "Reception" (Recepción) describe cómo era trabajar de recepcionista en una empresa de distribución de galletas saladas cuando su jefe tuvo una crisis psicótica; "The Horse" (El caballo) relata principalmente la reacción de la narradora a una historia de Samantha Hunt, de su colección The Dark Dark (La oscuridad oscura). Vistas por separado, estas historias son simplemente extrañas, pero vistas en unidad Caspers presenta una especie de teoría unificada del dolor por la muerte de alguien: que este dolor nos saca de dentro de nosotros mismos, que tiene el poder de convertir el mundo en un lugar extraño.

Léelo si: te gustan las novelas fragmentadas como A Visit from the Goon Squad de Jennifer Egan, o El amante de Marguerite Duras, o si sencillamente te gustan los buenos libros sobre el dolor por la muerte de otra persona.

8. A Body Undone: Living On After Great Pain (Un cuerpo deshecho, seguir viviendo tras un gran dolor), de Christina Crosby

NYU Press, John Van Vlack - Image Pro Photo

Christina Crosby tenía una carrera envidiable en el mundo académico y una pareja que la quería. Poco después de celebrar su 50 cumpleaños sufrió un accidente de bicicleta que la dejó paralizada. Esta autobiografía es una meditación sobre la pérdida y el dolor a los que se enfrenta, y cómo debe reaprender y reconstruirse tras el accidente. La prosa de Crosby es lírica; encuentra un idioma para sentimientos e ideas que parecen inexplicables, obligando a los lectores a pensar de manera crítica sobre el espacio que ocupamos, los cuerpos queer y los cuerpos femeninos, y también sobre las enfermedades y los daños físicos.

Léelo si: te gustaría encontrar más libros que hablen de la intersección de la enfermedad y lo queer de manera considerada.

9. Large Animals (Animales grandes), de Jess Arndt

Catapult, Johanna Breiding

En esta colección de historias Arndt visualiza el cuerpo queer como si se reflejara en un espejo de feria. Está claro que le interesan el género y cómo las asunciones sobre el género se interpretan la comunidad queer, pero también le interesa situar a sus personajes entre sus miedos y sus deseos. En "Jeff", la actriz Lily Tomlin escucha mal el nombre del protagonista y lo confunde con "Jess", con lo cual crea un doppelgänger masculino que le repugna a la vez que perversamente la incita a habitarlo. En la historia homónima, una serie de animales grandes visitan a la narradora en sueños; su energía cruda y masculina se convierte en una especie de obsesión. En "Contrails" (Estelas de avión), Arndt escribe: "Un día el conocimiento entró a empujones entre todas las otras cosas que sabía de mí misma. ... Estaba empujando a un cuerpo hacia el mar". Sabe hablar del cuerpo queer en constante movimiento.

Léelo si: te gustó el debate de Maggie Nelson sobre los cuerpos en continuo movimiento en The Argonauts (Los argonautas), pero te hubiera gustado que fuera más... LGTB+.

10. Notes of a Crocodile (Notas de un cocodrilo), de Qiu Miaojin

NYRB Classics, thebetter.wiki

Esta novela gira en torno a una narradora lesbiana, Lazi, y sus amigos en su paso a la madurez en Taiwán. Lazi se encuentra enfrentándose al hecho de que está enamorada de una mujer mucho mayor que ella. Solicita el apoyo y los consejos de sus amigos para que le ayuden a darle sentido al mundo en el que vive. En este trabajo innovador, Miaojin entrelaza entradas en el diario, conversaciones y momentos entre los personajes que ayudan a la narradora a encontrar su identidad y comentar acerca de una mayor estructura social y política en la que vive. Este libro fue traducido del chino por Bonnie Huie y publicado por New York Review of Books el año pasado, lo cual incitó un interés renovado en este clásico de culto chino.

Léelo si: quieres leer un clásico de culto del que puede que nunca hayas oído hablar, y/o si sientes nostalgia de cuando intercambiabas notas con tus amigos de clase y de cuando escribías en tu diario después del colegio.

11. Fen , de Daisy Johnson

Graywolf, youtube.com

Johnson es una maestra de la distorsión con gran facilidad para capturar a las mujeres jóvenes en toda su complejidad, con sus ansiedades, sus mezquindades ocasionales y su sexualidad en carne viva. En "A Bruise the Shape and Size of a Door Handle" (Un cardenal con la forma y el tamaño del mango de una puerta) Salma se debate entre su atracción hacia Margot ("nunca antes había querido inclinarse desde la cintura y meterse los dedos de alguien en la boca") y la atracción celosa de su casa hacia ella ("la quería de un modo enorme y oscuro y con un deseo gigante que se tragaba las entrañas y que mataba los paneles de avispas que se estaban formando con dureza en la pared"). Historias que no son explícitamente queer pero aun así tienen un algo queer: una mujer se queda tan delgada que se convierte en una anguila; otra se enamora de un pez; un aquelarre de chicas seducen y devoran a los hombres. Johnson también es autora de una novela que saldrá en julio (se perderá el Mes del Orgullo por poco) en la que aparecen dos personajes trans tremendamente poderosos, una potente relación entre una madre y una hija y todo lo siniestro que hay en Fen; estad pendientes de Everything Under (Todo lo de abajo).

Léelo si: te gustan las historias un poco extrañas y siniestras de mujeres que descubren su sexualidad.

12. Paul Takes the Form of a Mortal Girl (Paul asume la forma de una chica mortal), de Andrea Lawlor

Rescue Press, anderlawlor.com

En apariencia, Paul es una persona LGTB+ de veintitantos a principios de los noventa, que intenta averiguar exactamente qué quiere ser en el mundo. Tiene hobbies como la creación una revista, sus amigos y la libertad específica de no haber echado raíces todavía, lo cual le permite trabajar en un bar hasta muy tarde y por último le lleva a viajar por los EE. UU. Pero Paul es especial: puede transformar su cuerpo. Este poder de transformación le lleva a tener relaciones que retan su noción de sí mismo a la vez que obligan a las personas que le rodean a analizar sus propias identidades. Inspirada en la extensa historia de la política del cuerpo y el género de principio de los noventa, Andrea Lawlor cuestiona, de manera seria y también juguetona, la cuestión de género, su expresión y el viaje que realizamos en busca de un lugar para situar nuestros cuerpos en el espacio.

Léelo si: te gustó Chelsea Girls (Las chicas de Chelsea) de Eileen Myles o Valencia de Michelle Tea, y quieres revivir el mundo gay de los noventa.

13. Dr. Edith Vane and the Hares of Crawley Hall (La Dra. Edith Vane y las liebres de Crawley Hall), de Suzette Mayr

Coach House Books

El corazón de esta novela versa sobre una profesora negra y lesbiana intentando abrirse paso en una universidad canadiense de carácter conservador. La Dra. Edith Vane lleva tiempo estudiando los escritos de la dueña negra de una finca en la pradera, Beulah Crump-Withers; la ambición de Vane es traer a la luz su contribución al género de la autobiografía de los pioneros. A medida que el departamento le presiona más para publicar y su antiguo mentor intenta apropiarse de la autoría de sus investigaciones, las cosas comienzan a ponerse raras: Edith empieza a ver cosas que no están ahí, unas liebres invaden el edificio en el que trabaja y una misteriosa enfermedad arrasa entre sus compañeros de trabajo. Aunque es principalmente una exploración de lo que ocurre cuando las cosas se tuercen, Mayr incluye una inteligente mirada a la cuestión racial en el mundo académico y en la salud mental y retrata a una protagonista obviamente queer sin que eso sea el foco central de la novela.

Léelo si: te gustó el relato corto "The Resident" (El residente) de Carmen María Machado, o por lo general te interesa más la combinación de casas encantadas con el mundo académico.

14. Sorry to Disrupt the Peace (Perdón por alterar la paz), de Patty Yumi Cottrell

McSweeney's, Meiko Takechi Arquillos

En la novela debut de Cottrell, tras el suicidio de su hermano adoptivo Helen viaja de Nueva York, donde tiene su vida, al hogar de su infancia en el Medio Oeste. En la búsqueda de respuestas sobre su hermano y su muerte, esta novela acerca incómodamente al lector a los pensamientos íntimos del personaje cuando se enfrenta a la ausencia física de su hermano y a la ausencia emocional de sus padres. Escrito con una visión tremendamente certera de la sutileza, el mundo a través de los ojos de Helen es desolador. Se siente sola y encerrada dentro de su propia cabeza. A medida que avanza, la novela va aumentando la intensidad de su caos interior. Las observaciones de Helen son agudas y extrañas; tiene un humor muy irónico, y la sorprendente lógica que muestra a veces refleja los avatares de un personaje que lucha con encontrar un lugar en el que encajar. Al final llegamos a ver una visión del mundo que seguramente no es muy diferente a la que tenía el hermano fallecido al que ella intenta comprender.

Léelo si: te gustaría introducirte en la intimidad de la mente de otra persona o si en algún momento has pensado: definitivamente no soy lesbiana pero igual sí lo eres.

15. Some Animal (Algún animal), de Ely Shipley

Nightboat, blog.bryantpark.org

Esta exploración del cuerpo femenino en proceso de transformación busca una forma de encajar el contenido de manera perfecta. En este ingenioso libro compuesto de prosa y poemas, Shipley dirige al lector a través de cuatro secciones, creando momentos de desorientación y llevándole a las complejas meditaciones interiores y exteriores sobre lo que significa tener un cuerpo que cambia y se transforma a la vez que ocupa un espacio. Cada fragmento consigue apoyarse tanto en los anteriores como en los siguientes y también funciona por sí solo, nos mantiene cautivos en este intenso espacio entre el convertirse en y el ser.

Léelo si: tu género literario ideal se encuentra en algún lugar entre la mezcla de poesía y prosa y la autobiografía.

16. Cassandra at the Wedding (Cassandra y la boda), de Dorothy Baker

New York Review of Books, Stanford University Libraries

Esta novela se publicó originalmente en 1962, pero fue publicada de nuevo por New York Review of Books en 2012. A pesar de ello nunca consiguió obtener el aplauso que merece por parte de lectores y críticos LGTB+. Cassandra es una estudiante lesbiana de postgrado en Berkeley, que vuelve a casa para asistir a la boda de Judith, su hermana melliza. Ambas estuvieron muy unidas en el pasado, pero se distanciaron cuando Judith abandonó el apartamento que compartían y se mudó a Nueva York. Pronto queda claro que lo que más le interesa a Cassandra es estropear el día con su petulancia, su mal humor, su ansiedad y sus tendencias suicidas. Hay algo casi atractivo en lo destructiva que está dispuesta a ser: a veces cruel; taimada, manipuladora, como una fuerza de la naturaleza solipsística. Parte de esto viene de lo difícil que resulta ser una mujer queer en los años sesenta, pero principalmente tiene que ver con la disfunción general de Cassandra y su familia. Cassandra at the Wedding está contada en tres secciones en las que se alternan las perspectivas de Cassandra y Judith, y es una especie de combinación entre los relatos de J.D. Salinger sobre los hermanos Glass y La boda de Rachel,la película protagonizada por Anne Hathaway, pero con más humor negro.

Léelo si: buscas un clásico LGTB+ pasado por alto o una meditación dispersa sobre la identidad y la confusión de los principios de la edad adulta.

17. Her Body and Other Parties (Su cuerpo y otras fiestas), de Carmen Maria Machado

Graywolf Press, Tom Storm

Mucho se ha dicho sobre el relato "The Husband Stitch", (El punto del marido) de Carmen María Machado, tanto que Machado la ha descrito como su mayor éxito. Sin embargo no es más que uno de unos cuantos relatos predominantemente heterosexuales de esta colección, que por lo demás es profundamente queer y sincera con el cuerpo femenino, el sexo y el sexo con cuerpos femeninos. "Mothers" (Madres) ofrece una mirada retorcida a una relación lesbiana y a la maternidad queer. "Especially Heinous" (Especialmente abyecto) se reimagina 272 episodios de Ley y orden: Unidad de víctimas especiales, aportando a la serie tramas nuevas y surrealistas y con la Olivia Benson queer que todos nos merecemos. Tal vez su relato más tierno es "Real Women Have Bodies" (Las mujeres de verdad tienen cuerpos), donde la dependienta de un centro comercial se enfrenta a una nueva relación durante una epidemia en la que los cuerpos de las mujeres aparentemente desaparecen de manera aleatoria. Todos los relatos de la colección son inteligentes, ingeniosos y sexy (por eso igual no deberías leer este libro en el tren).

Léelo si: te encantan los cuentos de hadas pero siempre te hubiera gustado que fueran un poco más LGTB+.

18. Sphynx (Esfinge), de Anne F. Garréta

Deep Vellum Publishing, Isabelle Boccon-Gibod

Garréta nos transporta a un mundo que da la impresión de estar envuelto en una neblina mágica. El amor que el narrador o narradora siente por A*** es algo desatado que le consume. Les acompañamos en sus noches en Eden, el club en el que el narrador o narradora trabaja como DJ y A*** baila, y somos testigos de un deseo palpable que va aumentando lenta y tiernamente hasta el punto de no retorno. En esta novela escrita originalmente en francés y construida de manera sorprendentemente cuidadosa, Garréta utilizó restricciones en el texto para que el narrador o narradora y su amante, A***, no tengan género. Garréta es miembro de Oulipo, un grupo literario cuyo trabajo está marcado por las restricciones; este libro utiliza lo que ellos denominan Restricción de Turing (en honor al test de inteligencia artificial de Alan Turing), que según Garréta permite la ausencia de género. Aunque novela ha sido ampliamente aclamada por su hazaña lingüística, su magia está en una tensa narrativa que permite al lector caer en una espiral de segunda mano y perderse en este mundo de intimidad y casi obsesión.

Léelo si: estás listo/a para sentir la intimidad y el corazón roto de otra persona como si fueran tuyos.

19. The Estrangement Principle (El principio del distanciamiento), de Ariel Goldberg

Nightboat, pratt.edu

Este ensayo con longitud de libro cuestiona la etiqueta "queer art" (arte queer) y debate las maneras en que esta clasificación limita el trabajo de artistas queer que también deberían tener la oportunidad de que su trabajo se clasifique de otras formas. Goldberg utiliza una mezcla de crítica de arte y cultura, análisis de extractos de textos y narrativa personal para transportar a los lectores a través de su argumento, que es complicado y expresa una idea mayor sobre la categorización de la literatura y el arte además de sobre el ansia y el deseo de nombrar y a la vez resistirse a nombrar.

Léelo si: buscas un libro que abarca la teoría queer desde otro ángulo de manera accesible, o si te gustaría leer un texto que te deje con una lista de lectura de dos kilómetros de longitud.

20. Autumn and Winter (Otoño e invierno), de Ali Smith

Pantheon, Sarah Wood

Hace años que la escritora escocesa Ali Smith es un icono queer. Comenzó con una colección de relatos en 1995 y desde entonces ha publicado más de una docena de libros, incluyendo el formalmente retador How to Be Both (Cómo ser ambas cosas) publicado en dos ediciones, cada una con el texto en distinto orden. Todos sus libros están dedicados a Sarah, su pareja de hace más de 20 años, a la que hace referencia con varios nombres distintos: Sarah Daniel, Sarah Wood, etcétera. A pesar de que ninguno de los dos libros de su último proyecto (un cuarteto que deriva su nombre de las cuatro estaciones) es explícitamente queer, ambos presentan una maraña de relaciones que parecen observadas con sensibilidad queer. En Autumn (Otoño), que han descrito como el libro Brexit de Smith, una mujer joven vuelve al pueblo donde vive su madre. Ahí recuerda y visita periódicamente a un hombre que conoció de pequeña y que ahora está en coma. En Winter (Invierno), Smith observa a una familia en Navidad, en todos sus métodos de función y disfunción. Aunque las tramas son sencillas, la sensación resulta complicada. Smith es una maestra de la narración; puedes palpar la potente máquina que genera cada giro y cada expresión.

Léelo si: te gustan los relatos tensos sobre la familia (y para evitar tener que elegir el ciclo de Karl Ove Knausgaard con los mismos títulos).

21. A Little Life (Un poco de vida), de Hanya Yanagihara

Doubleday, Jenny Westerhoff

Esta es la única novela de esta lista que muestra principalmente (incluso se podría decir exclusivamente) personajes masculinos, pero fue igual de buena. A Little Life narra las vidas de cuatro amigos queer de la universidad en el caos que es Nueva York, donde se enamoran y desenamoran de hombres, mujeres, sus trabajos, el arte, sus amistades y unos de otros. El tamaño y alcance de la novela permite a Yanagihara seguirles a lo largo de la mayor parte de sus vidas hasta que casi se parecen más a tus propios amigos. Hay partes tremendamente oscuras. Hay muchas autolesiones y abusos sexuales en el pasado de uno de los personajes, y se habla mucho del suicidio; uno de los mayores críticos de la novela dijo que era "porno del trauma". Eso, además del hecho de que tiene más de 700 páginas, no lo convierte precisamente en lectura para la playa, pero los personajes creados por Yanagihara son tremendamente reales y merecen la pena.

Léelo si: eras fan de The Secret History (La historia secreta) de Donna Tartt pero te hubiera gustado que dijera más cosas sobre Francis y hubiera hecho gay a Henry. ●

Kitt Haggard es profesora en la universidad Emerson College. Su trabajo ha aparecido en las revistas Kenyon Review, Electric Literature y Masters Review, entre otras. Es la receptora del Premio St. Botolph a los Artistas Emergentes, el Premio Rex Warner y el Premio de Ficción Nancy Lynn Schwartz. Podéis encontrarla en Twitter, en @kithaggard.

Alanna Duncan es una escritora cuya obra ha aparecido o está por aparecer en Electric Literature, Entropy y Five2One, entre otros. Vive en Brooklyn con su bicicleta y tuitea con el nombre de @acdunc.

Este artículo ha sido traducido del inglés.

Want great book recommendations in your inbox every week? Sign up for the BuzzFeed Books newsletter!

Newsletter signup form