back to top

12 maneras en que las vitaminas te hacen más mal que bien

¿Piensas que esas vitaminas extras no te están causando ningún daño? Piénsalo dos veces.

publicado

Probablemente no. La mayoría de gente puede obtener todas las vitaminas que necesita con una dieta suficientemente variada.

JMLPYT/JMLPYT

Algunas personas no necesitan tomar ciertas vitaminas. Por ejemplo, el Servicio Nacional de Salud del Reino Unido (NHS por sus siglas en inglés) aconseja que las mujeres embarazadas tomen ácido fólico, y que las personas que no se expongan lo suficiente al sol tomen vitamina D. El NHS también recomienda que los vegetarianos tomen vitamina B12 para complementar su dieta basada en vegetales.

Publicidad

2. La vitamina C no te ayudará con un resfriado.

Aitormmfoto

La vitamina C es vital para tener una piel sana y también ayuda a mejorar la absorción de hierro. Pero, ¿todas esa otras cosas que has escuchado te ayudaron a que no te dieran más resfriados? No hay ninguna evidencia de ello.

Tomar vitamina C de manera regular antes de enfermarte puede acortar ligeramente tu resfriado. Sin embargo, si empiezas a tomarla una vez que ya tienes síntomas, no servirá de nada.

3. La idea de que la vitamina C puede curar un resfriado la propagó el dos veces ganador del premio Nobel, Linus Pauling; mucho después los científicos supieron que eso no era cierto.

El auto-proclamado "bioquímico" Irwin Stone (cuyos únicos estudios consistieron en dos años de química en la universidad), le dijo a Pauling, de 65 años, que si tomaba 2000mg de Vitamina C al día, viviría otros 25 años.

Pauling tomó el consejo, he incluso incrementó su dosis hasta llegar a los 18,000mg al día unos años más tarde, y en 1970 escribió un libro instando a otros a hacer lo mismo.

5. De hecho, tomar vitamina E o beta-carotina de manera regular podría incrementar las probabilidades de que mueras de cáncer o de problemas del corazón.

AlexandrGryzlov

En un estudio, a 29,000 fumadores finlandeses se les dio vitaminas E, beta-carotenos, ambos, o ninguno. Aquellos que habían tomado suplementos no tuvieron mejores resultados que los que no tomaron nada - de hecho, sus probabilidades de morir de cáncer de pulmón o de problemas del corazón eran más altas comparadas con las de aquellos que no tomaron nada.

Un estudio de 1996 (PDF) realizado con 18,000 personas con un alto riesgo de cáncer terminal de pulmón, terminó antes de lo esperado cuando los investigadores se dieron cuenta que aquellos que tomaban vitamina E o beta-caroteno fueron muriendo de cáncer o de problemas del corazón con un 28 y un 17% más alto que aquellos que no tomaron nada.

Publicidad

6. Las grandes dosis de vitamina A, cuando eres joven, pueden incrementar el riesgo de fracturas en los huesos a una edad más avanzada.

Kander / Via en.wikipedia.org

Es particularmente malo para las mujeres, quienes ya de por sí tienen un riesgo elevado de osteoporosis, y las personas que no toman suficiente vitamina D.

Publicidad

10. Los suplementos vitamínicos como las multivitaminas, la vitamina B6, el ácido fólico, el hierro, el magnesio, el zinc y el cobre, han sido asociados con el incremento de los riesgos de muertes en mujeres mayores.

Shutterstock/Nenov Brothers Images

Este estudio se realizó con casi 39,000 mujeres, durante un período de 18 años. El aumento en el riesgo de mortalidad fue mayor para los suplementos de cobre con un 18%.

El incremento del riesgo de mortalidad se asoció a los beta-carotenos y posiblemente a las vitaminas E y A, pero no se asoció al uso de la vitamina C o el selenio. Las pruebas actuales no respaldan el uso de suplementos antioxidantes para la población en general o para los pacientes con enfermedades diversas.

12. En 1972, preocupados por la carencia de pruebas por la toma de altas dosis de vitaminas, la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA por sus siglas en inglés) intentó regular las multivitaminas.

Flickr: colindunn / Creative Commons

Ellos querían que los fabricantes demostraran que el consumo de las píldoras que contuviesen más de un 150% de la dosis diaria recomendada para una vitamina, fuese seguro antes de poder venderlas. Pero el proyecto de ley fracasó, así que ahora los fabricantes de vitaminas pueden poner tanto como ellos quieran en cada píldora.

Así que piensa dos veces antes de tomarte la siguiente píldora de vitaminas.