go to content

11 Datos de la naturaleza que brillan en la oscuridad

¿Quién iba a pensar que las moscas del mantillo pudieran ser tan mágicas?

publicado

1. Cuando las luciérnagas parpadean, es probable que estén flirteando.

Via vagene.tumblr.com

¿De qué manera podrían cortejarse dos escarabajos en una noche oscura de verano? Los parpadeos son una parte del ritual de apareamiento, pero también sirven para recordar a los enemigos que ellos no tendrían un buen sabor.

Cada especie que brilla tiene su propio patrón de luz, según National Geographic. ¡Algunas luciérnagas pueden hasta sincronizar sus luces!

2. Estas medusas de cristal llevaron al Premio Nobel (y otros tantos animales de tonos verdes).

Gary Kavanagh / Thinkstock

¿Alguna vez viste un bicho teñido de color verde esmeralda en las noticias? Aunque la luminiscencia se ha afianzado en la investigación biológica, la proteína verde fluorescente (GFP, por sus siglas en inglés) que está detrás de este brillo se identificó por primera vez en la Aequorea victoria.

Con 100 órganos que producen luz y crean una circunferencia, estas medusas emiten una suave luz cuando se estimulan. Tras pesadas extracciones a miles de especímenes para identificar los componentes luminiscentes en los años 60, un científico llamado Osamu Shimomura aisló la GFP y la aequorina, otra proteína que emite luz, lo cual llevó a que en 2008 recibiera el Premio Nobel de Química.

3. El rape abisal atrae a sus presas con una carnosa caña de pescar.

¿Recuerdas aquel aterrador pez con el que Marlin y Dory se encontraron en Buscando a Nemo? Es un rape abisal y también en la vida real tiene aspecto de pesadilla.

Solo las hembras tienen esa especie de caña de pescar colgante, que forma parte de su espina dorsal (y que por ello es conocido como el pez de caña). Por un momento, los científicos no estaban seguros de por qué solo extraían a hembras fuera del océano.

He aquí un divertido dato sensual: Los machos son mucho más pequeños que las hembras y después de pegarse a las hembras usando sus dientes, se funden con ellas de manera permanente como un parásito, dejando un par de gónadas. ¡Oh, qué bonito!

4. Los ostrácodos expulsan luz cuando se ven amenazados

Los ostrácodos no son grandes peces: en realidad son pequeños crustáceos que el pez escupe. Los ostrácodos envían una señal de bioluminiscencia cuando se ven amenazados, lo que hace que sean poco apetecibles a la hora de comer. Los dos químicos (la luciferina y la luciferasa) brillan cuando se mezclan, según la BBC.

5. Estos milpiés de California rebosan cianuro.

Estos pequeños muchachos, llamados Motyxia, son ciegos. Pero no les detiene para cumplir con su trabajo: cuando el cielo oscurece, los bichos de emergen con un color ladrillo para husmear comida y a algún compañero.

Con una fotoproteína parecida a la GFP de las medusas de cristal, la luz de estos milpiés es azul verdosa. Si están agitados, la luz se intensifica, y si esto no es suficiente para enviar un mensaje, sus poros comienzan a soltar cianuro tóxico.

A diferencia de la mayoría de los bichos, los milpiés pueden brillar como un aviso de que se marchan.

Los Motyxia son ciegos y la mayoría de ellos se alimentan de materia orgánica en descomposición. ¿A quiénes enamoran con este encanto?

Un grupo de científicos supuso que el brillo podía ser aposemático o una coloración de advertencia. En un estudio de Current Biology, el investigador Paul Marek y su equipo usaron escayola de bronce (izquierda) para crear cientos de milpiés falsos de arcilla, la mitad de ellos cubiertos con pintura fluorescente. También humedecieron el brillo de los Motyxia con pintura y situaron los bichos falsos junto a los verdaderos.

Al día siguiente: "Fue una carnicería", dijo Marek a UANews ante el resultado (centro y derecha). Los científicos vieron que los milpiés que no tenían luminiscencia, tanto los reales como los de mentira, tenían más probabilidad de ser atacados que aquellos que brillaban.

6. Los gusanos de ferrocarril parecen vagones.

Hablando de gusanos repulsivos, los gusanos de ferrocarril (de manera específica Stenophrixothrix fusca, que se muestra aquí), tiene ocho pares de lámparas que brillan alegremente con un tono amarillo verdoso por todo el cuerpo y que hacen que parezcan ventanas de un tren que circula.

7. Estas setas flipantes brillan todo el tiempo.

Llamadas de manera acertada "la luz eterna", la Mycena luxaeterna se encontró en las profundidades oscuras de los bosques tropicales de Brasil y solo es una especie de entre una docena de radiantes setas detalladas en un studio de Mycologia de 2010.

El suelo estaba muy iluminado. Mirarlo era como observar el cielo, dijo el autor del estudio, Dennis Desjardin, a National Geographic. Desjardin considera que el brillo atrae a las criaturas nocturnas, que pueden ayudar a dispersar las esporas de la seta para propagarlas.

9. Los caracoles Clusterwink activan la luz como método de autodefensa.

Dimitri Deheyn / Via sciencedaily.com

Si eres una jaiba que busca las señales para hacer un trato, probablemente saldrás pitando a cualquier lugar menos desconcertante. Los caracoles Clusterwinks usan sus conchas para difundir el tono verde fluorescente, sin tener que cambiar la barrera protectora o hasta cierto punto, como la alarme de un ladrón.

10. Los gusanos brillantes de Nueva Zelanda son tan mágicos que además valen como atracción.

Stoked for Saturday / Via youtube.com

¿Quién iba a pensar que las moscas del mantillo pudieran ser tan mágicas? la Arachnocampa luminosa es tan brillante que ilumina las Cuevas de Waitomo. Aquí puedes ver el manto centelleante por ti mismo en este gran vídeo de time-lapse de Stoked para el sábado.

11. ¡Todos los humanos generamos luz de manera espontánea!

Adult Swim / Via huffingtonpost.com

El cuerpo humano brilla literalmente, según demuestra un estudio de PLOS One. No podemos ver el brillo con nuestros ojos, pero es cierto: Emitimos fotones débiles, pero de manera espontánea y rítmica. Lo hacemos para metabolizar la energía, sobre todo en nuestros cachetes.

Every. Tasty. Video. EVER. The new Tasty app is here!

Dismiss